Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes al tema filosofìa barata y zapatos de goma.

Facebook es una fábrica y la vida afectiva la mercancía

"Facebook es una fábrica y la vida afectiva la mercancía"

Sostiene el filósofo Vicente Serrano, para quien esta red social es "un 
banco de la intimidad" en el que el usuario trafica con 
sensaciones.

 

Facebook ha borrado la última frontera que ofrecía 
resistencia al capitalismo, la de la afectividad. La red social es una fábrica 
que trabaja con la mercancía de la identidad y la intimidad y en la que 
los conceptos de amistad y biografía son un fraude, según el filósofo 
Vicente Serrano.
"Algo tan íntimo y delicado como tu vida afectiva se convierte en 
mercancía y genera mucho dinero. En realidad eres un productor. Hablo 
metafóricamente de una fábrica, una fábrica de 1.650 millones de 
productores. (...) La afectividad era la última frontera que le quedaba al 
capitalismo por traspasar", explica el filósofo en una entrevista con Efe.
Serrano, doctor en filosofía y profesor de la Universidad Austral de Chile, 
sostiene en el ensayo "Fraudebook. Lo que la red social hace con 
nuestras vidas" (Ed. Plaza y Valdés) que Facebook es "un banco de la 
intimidad" en el que el usuario abre una cuenta para traficar con 
sensaciones, emociones y afectos.
"Abres una cuenta en la que vas incrementando la información, el 
número de amigos o el número de ‘me gusta‘. Eso se ha trasladado a la 
vida afectiva como la estructura que domina nuestra jerarquía de 
afectos: al final, el elemento fundamental es la acumulación de 
aprobaciones", destaca.
La red social se ha convertido en una especie de depósito en constante 
movimiento al que se acude a recoger o plasmar necesidades afectivas. 
Y ese universo emocional convive con la publicidad.
La dimensión acumulativa de Facebook, continúa el pensador, genera un 
simulacro de felicidad entendida "como impulso incesante", como deseo 
permanente que nos mantiene alerta, como una "tendencia infinita que 
no encuentra satisfacción".
Y la actividad de Facebook, mediante la que se estructura una biografía 
simplista, está sometida al "escrutinio moral": los miembros esperan la 
aprobación y las adhesiones de los demás para reafirmarse.
Para el usuario es gratificante la posibilidad de hacer relevante su vida. 
Es lo que Serrano llama la "espectacularización de la intimidad": "De 
repente te conviertes en un protagonista que tiene capacidad de 
comunicación instantánea".
Y con esa actividad -muy narcisista- se elabora una biografía 
"fraudulenta" que se articula sin reflexión y con hechos que no son 
relevantes: "Todos sabemos que la vida tiene dimensiones conflictivas, 
frustrantes, y Facebook parece que eso lo elimina", destaca.
Además de la "banalización" de los conceptos de amistad y biografía, 
Serrano denuncia que en la red social se está dando un "proceso 
uniformador sin precedentes en la historia de la humanidad".
"Pese a su soporte virtual, es demasiado real y está conectado con las 
diferentes realidades, creencias e intereses que tejen la vida de los 
usuarios para volcarlos en una estructura y en un lenguaje que unifica 
todos esos intereses, creencias y realidades", escribe en "Fraudebook".
Serrano ve en Facebook "un santuario donde purgar los afectos 
negativos, donde encontrar el consuelo". Se trata de la "religión del 
capitalismo".
"Ni Dios, ni el nihilismo ni las ideologías. Facebook es hoy nuestro 
horizonte, como una caricatura de ese superhombre del que hablaba 
Nietzsche, como un sucedáneo de la alegría y de la afirmación de uno 
mismo", reflexiona el filósofo en el ensayo.

 


http://www.semana.com/vida-moderna/articulo/facebook-es-una-
fabrica-y-la-vida-afectiva-la-mercancia-segun-filosofo/472222

No hay comentarios. Comentar. Más...

Tobie Mining Inc. demanda a Colombia por 16.5 billones de dólares



22 de Marzo de 2016
Al que no quiere caldo: Tobie Mining Inc. demanda a Colombia por 16.5 billones de dólares
Por: Marco Velásquez-Ruiz
Publicado en: Desmarcado
El 19 de febrero de 2016 el gobierno colombiano fue notificado de una demanda instaurada por la empresa multinacional Tobie Mining Inc., en el marco del tratado de libre comercio celebrado entre Estados Unidos y Colombia en 2006, por 16,5 billones de dólares. Sin embargo, sólo hasta hace muy poco se conoció el texto de la demanda que amenazaría la estabilidad del país tanto a nivel fiscal como socioeconómico. Ya no se trata de amenazas vagas -como se ha querido mostrar por un sector de la opinión pública-, sino que nos encontramos frente a un hecho cierto. Frente al silencio de las autoridades al respecto, considero no sólo relevante sino moralmente necesario visibilizar el caso e ilustrar las exorbitantes pretensiones de esta empresa, que están soportadas en argumentos sorprendentes.


Divide y reinarás: la estrategia fallida de Tobie Mining Inc.
Esta historia empieza en octubre de 2009 con la creación del Parque Nacional Natural Yaigojé-Apaporis. Por primera vez en la historia del país se daba curso a una solitud hecha directamente por autoridades tradicionales indígenas -agrupadas alrededor de la Asociación de Capitanes Indígenas Yaigojé-Apaporis- para proteger el medio ambiente de la Amazonía colombiana y su supervivencia de la comunidad. De forma inexplicable, dos días después de la creación del parque, la empresa Tobie Mining recibió de Ingeominas un título minero (el contrato de concesión IGH-15001X) para extraer oro dentro de dicha área, por 29 años.
Como es sabido, la constitución colombiana prohíbe el otorgamiento de títulos mineros dentro de áreas protegidas, como el Yaigojé-Apaporis. Por lo tanto, frente a esta absurda situación, en 2011 la procuraduría le solicitó a Ingeominas el retiro y desalojo de las actividades mineras en el área. Esta solicitud vendría a ser confirmada en 2013 cuando la Agencia Nacional de Minería declaró la caducidad del título minero y la consecuente suspensión total del contrato de concesión respectivo. Aun cuando es cierto que el título minero fue otorgado por el estado colombiano, también lo es que éste estaba en contra del órden constitucional y era abiertamente perjudicial para los intereses del país. Por lo tanto, las autoridades estaban obligadas a su cancelación en pos de proteger intereses públicos superiores.
La empresa norteamericana no se quedaría quieta frente a esta situación. Según información revelada por varios medios, representantes de Tobie ejercieron influencia indebida dentro de la asociación indígena, lo que propició la creación de un grupo disidente: la asociación Acitava. Esta nueva asociación, movida por las promesas de una participación del 20% de la concesión, instauró una acción de tutela en contra de la creación del parque nacional natural, argumentando que no se había adelantado un proceso de consulta previa con ellos. Esto se hizo con el fin de eliminar cualquier impedimento para poder extraer oro en la zona, aun a costa de las afectaciones al medio ambiente y la supervivencia misma de los grupos indígenas.
Finalmente, en septiembre de 2015 la Corte Constitucional desestimó la acción de tutela y confirmó no sólo la existencia del parque Yaigojé-Apaporis, sino la suspensión inmediata de las actividades de exploración y explotación minera de Tobie Mining, y ordenó la no expedición de títulos mineros a futuro. En un acontecimiento que parece salido del realismo mágico, un líder la disidente Acitava confesó que detrás de la tutela había estado dicha compañía y su asesoría legal, sin perjuicio de que incluso hubiera tenido que ver con las diferencias internas en la comunidad que desencadenaron la acción judicial.
Las que no se ganan tampoco se pierden: Colombia es demandado ante arbitraje de inversión
Frente a su derrota en las cortes colombianas, Tobie Mining Inc. asumiría una actitud aún más beligerante -y en mi opinión, cínica- que la ya mostrada hasta el momento. Amparada en el tratado de libre comercio firmado entre Estados Unidos (su país de origen) y Colombia, la empresa decidió someter el caso ante un tribunal de arbitraje de inversión con el fin de que se condenara a nuestro país a revertir la decisión tomada respecto de sus intereses económicos -la cancelación del título minero-. O En su defecto, que se le indemnizara por la exorbitante cantidad de 16,5 billones de dólares, “valor justo del mercado” de acuerdo a los estimativos de depósitos de oro y hierro en el área de la concesión.
La demanda tiene una serie de particularidades que merecen ser contadas a la opinión pública. En una gravísima acusación, la compañía minera señala que las funcionarias públicas Julia Miranda Londoño -directora de Parques Nacionales Naturales- y Claudia Teresa Cáceres Domínguez -coordinadora del grupo de consulta previa del Ministerio del Interior- concertaron para falsificar registros de la consulta previa que era necesaria para la creación del parque Yaigojé-Apaporis. Igualmente, se dice que con ocasión de la visita de los magistrados de la Corte Constitucional a la zona para verificar las condiciones de la concesión debido a la tutela impuesta por Acitava, funcionarios de Parques Nacionales Naturales entrenaron a varios miembros de la comunidad para tergiversar los intereses y opiniones del grupo disidente. Muy lejos de lo que la Corte Constitucional estableció en su momento.
En consecuencia, y forma sorprendente, señala la empresa demandante que la supuesta expropiación a la que ha sido sometida es el resultado de maniobras fraudulentas por parte de diversos actores públicos y de la sociedad civil colombiana para que finalmente se constituyera el parque Yaigojé-Apaporis. En concreto, dice que “Es claro entonces que [Julia Miranda] Londoño, Parques Nacionales Naturales – PNN, la Agencia Nacional de Minería – ANM, [Claudia Teresa Cáceres] Domínguez, y la Fundación Gaia Amazonas, se vieron inmersos en una conspiración civil para cometer fraude y forzar la existencia del Parque Yaigojé-Apaporis, sin proveer ningún tipo de compensación por dicha expropiación”, y que por ende “el curso que ha tomado la conducta de Colombia, de acuerdo a lo acontecido a través de sus agencias, cortes y representantes, muestra de forma clara que una oportunidad limpia ante una corte en derecho y bajo las reglas del debido proceso no está disponible.” Es decir, Tobie Mining quiere mostrar a Colombia como un nido de corrupción a todo nivel, y que bajo dicho contexto hubo una confabulación general contra su inocente y recto proceder.
Cuando se piensa en la cantidad reclamada por Tobie Mining como indemnización por la suspensión definitiva de su título minero, es imposible mantener la calma. Estamos hablando de 16,5 billones de dólares -alrededor de 49,6 billones de pesos-, lo que representa el 11,8% del presupuesto de Colombia para 2016 y, en particular, sobrepasa la cantidad destinada para gastos de inversión en el mismo período -40,6 billones de pesos. Por lo tanto, de mediar una condena contra el país, las consecuencias a nivel fiscal y social serían incalculables. Con mayor razón si se tiene en cuenta que ésta no es una época boyante para la economía colombiana, y que además el país se apresta a realizar grandes erogaciones como consecuencia de la puesta en marcha del postconflicto. Para entender un poco la dimensión de esta demanda, hay que decir que, hasta el momento, la mayor condena que un tribunal de arbitraje de inversión ha proferido contra un estado fue de 1 billón de dólares, contra Ecuador, luego de una demanda interpuesta por la petrolera Oxy. Cuando menos escalofriante. Parece que una vez más nos vieron la cara de buenas gentes.
¿Es este el tipo de inversionistas extranjeros que quiere -y merece- nuestro país? ¿Será que los tratados de inversión negociados por Colombia, y en particular sus vagos estándares y mecanismos de solución de controversias, se ajustan a las condiciones de reciprocidad y dignidad que cualquier estado soberano merece? ¿Por qué es nuestro país uno de los pocos países de la región que se empecina en apoyar de forma irrestricta este tipo de acuerdos económicos internacionales? ¿Cuántas demandas más tendrán que serle notificadas al gobierno para que las autoridades competentes asuman una actitud transparente y decidida frente a este tipo de situaciones que amenazan la sostenibilidad fiscal y social de Colombia? Estas son preguntas que, por ahora, no tienen respuesta.
Twitter: @desmarcado1982

 

 

 

http://blogs.eltiempo.com/desmarcado/2016/03/22/tobie-mining-demanda-colombia/

No hay comentarios. Comentar. Más...

Slavoj Zizek y el chiste del obrero alemán.

En un viejo chiste de la difunta República Democrática Alemana, un obrero alemán consigue un trabajo en Siberia; sabiendo que todo su correo será leído por los censores, les dice a sus amigos: “Acordemos un código en clave: si os llega una carta mía escrita en tinta azul normal, lo que cuenta es cierto; si está escrita en rojo, es falso”. Al cabo de un mes, a sus amigos les llega la primera carta, escrita con tinta azul: “Aquí todo es maravilloso: las tiendas están llenas, la comida es abundante, los apartamentos son grandes y con buena calefacción, en los cines pasan películas de Occidente y hay muchas chicas guapas dispuestas a tener un romance. Lo único que no se puede conseguir es tinta roja”.

¿Y no es esta nuestra situación hasta ahora? Contamos con todas las libertades que queremos; lo único que nos falta es la “tinta roja”: nos “sentimos libres” porque carecemos del lenguaje para expresar nuestra falta de libertad. Lo que esta carencia de tinta roja significa es que, hoy en día, todas las principales expresiones que utilizamos para designar el presente conflicto —“guerra contra el terror”, “democracia y libertad”, “derechos humanos”— son falsas, enturbian nuestra percepción de las cosas en lugar de permitirnos pensar en ellas. La tarea que se nos plantea hoy en día es darles a los manifestantes tinta roja.

 

http://cultura.elpais.com/cultura/2015/02/27/actualidad/1425057639_993562.html

No hay comentarios. Comentar. Más...

Así nació y creció el fantasma del apagón

20160313213646-1197599-4582932818584969673-n.jpgAsí nació y creció el fantasma del apagón
Por: Juan Esteban Lewin, Sáb, 2016-03-12 22:49


El presidente Juan Manuel Santos, el presidente de EPM Jorge Londoño y dos ministros revisan los daños en el embalse de Guatapé el sábado 5 de marzo.
El fantasma del apagón está asustando a Colombia. A diferencia de lo que pasó en 1996, 2001 o 2009, está tan fuerte que el operador del sistema eléctrico ya pidió que haya un racionamiento y ya rodó la cabeza del ministro de Minas y Energía. Y es que esta vez no solo se ha alimentado de poca lluvia sino de un petróleo barato, un daño grave pero difícil de prever y la falta de otras fuentes de energía.

Funcionando a punta de agua
El sistema eléctrico de Colombia tiene una característica que lo hace figurar muy bien en los rankings internacionales porque es un gran indicador de ser amigable con el medio ambiente (es el 8 mejor sistema eléctrico del mundo según el último ranking del Foro Económico Mundial y el 18 en el del Consejo Mundial de Energía): el 80 por ciento de la energía viene de hidroeléctricas y solo el resto de quemar petróleo, gas o carbón.

El problema es que cuando no hay agua tampoco hay luz. Por eso, el famoso apagón del gobierno Gaviria y las amenazas del 96, el 2001 y el 2009 se dieron por fenómenos del Niño fuertes.

En el primero, hubo apagón porque no había casi termoeléctricas y estaba atrasada la gran hidroeléctrica de El Guavio, por lo que el sistema era muy frágil.

Pero después de ese apagón se reestructuró todo el sistema. Con la idea muy de la época de acabar con la planificación centralizada, se permitió el ingreso de los privados al sector. Además, se crearon entidades como la Comisión de Regulación de Energía y Gas (Creg) para que existiera un regulador que fuera autónomo del Gobierno, y la Unidad de Planeación Minero Energética (Upme), para que no se perdiera de vista la planificación a largo plazo.

Todo eso creó un mercado libre de compra y venta de energía, que en su gran mayoría funciona a través de contratos directos entre los generadores y los distribuidores, a dos o tres años. El resto, más o menos el 15 por ciento de toda la energía, la negocian en una bolsa, un precio que también sirve de referencia para los contratos directos.

Todo eso cambió pero la apuesta se mantuvo en la energía que viene de los embalses de agua. Por eso las grandes inversiones han sido represas como El Quimbo en el Huila, Urrá en Antioquia o Hidrosogamoso en Santander, mientras que el incentivo a las centrales más pequeñas o a energías alternativas como la eólica o la solar aún es marginal. Y por eso el sistema sigue siendo frágil ante el Niño y el cambio climático.

Todas las grandes hidroeléctricas funcionan con embalses que guardan el agua para irla soltando a voluntad, de tal forma que esa corriente mueva una turbina y genere energía. El problema no es que desde diciembre esté bajando el nivel de los embalses, porque en esos meses de sequía siempre se reducen, sino que en septiembre y octubre, cuando debía llover, el nivel del agua no aumentó lo suficiente por el Niño.

Y por eso ya desde septiembre, cuando se agravó la sequía, la revista Dinero sacó un número con la portada “¿Riesgo de apagón?”.

Como los embalses no estaban subiendo lo suficiente y las empresas que les compran energía para venderla a los hogares vieron que había menos oferta, el precio en la bolsa se disparó. La señal del mercado sobre la gravedad del problema fue clara: mientras en épocas normales el precio ronda los 200 pesos por kilovatio en ese momento llegó a más de 2 mil pesos.

Por eso el 20 de septiembre se activó el plan B.

El otro golpe del petróleo barato

Tomá González duró año y medio como ministro, y ha sido el Ministro de Minas y Energía que más ha durado en los dos gobiernos de Santos.
El sistema está hecho para reaccionar al Niño poniendo a trabajar más a las termoeléctricas, que normalmente operan a media marcha. Y eso fue lo que empezó a ocurrir en septiembre, cuando las termoeléctricas pasaron de producir entre el 20 y el 25 por ciento de la energía a casi el 50.

Para estos momentos difíciles, desde hace muchos años la Creg creó el famoso cargo por confiabilidad: las termoeléctricas o hidroeléctricas que puedan y quieran se comprometen a vender energía a precios bajos cuando las cosas se ponen difíciles, a cambio de recibir la plata de ese cargo (que pagan todos los consumidores). Es el equivalente a pagarle a una ambulancia por estar disponible o a un taxi para que esté esperando y preste su servicio tan pronto haya una emergencia.

Las generadoras deben usar esa plata del 'cargo por confiabilidad' para estar listas cuando se necesiten: deben hacer los mantenimientos a tiempo, actualizar los equipos, tener en su nómina los ingenieros que se requieran para operarlos.

La plata que se recoge por ese cargo ha sumado unos mil millones de dólares al año, en promedio, en los últimos 5 años. Es decir, cada año todos los consumidores de energía pagan por tener esas plantas listas el equivalente al doble del presupuesto del Valle para este año o a unas 20 veces lo que vale el programa Ser Pilo Paga.

Esas 'ambulancias' empiezan a operar cuando en la bolsa el precio supera un índice llamado “precio de escasez”, que sirve como alarma para mostrar que el precio está muy alto. Es decir, que no se está generando lo suficiente.

Cuando la Creg lo créo hace una década decidió amarrarlo al del precio del fuel oil #6 en el puerto de Nueva York: cuando en Colombia se está vendiendo la energía a precios más altos que ese combustible en Nueva York, las termoeléctricas deben empezar a funcionar a todo vapor. Y la energía que producen la deben vender a un precio de bolsa que es menor a ese precio de escasez.

El problema es que la venta de ese combustible en Nueva York refleja otro mercado (se vende para refinerías y en otro país), por lo que no necesariamente es un buen espejo al cual mirarse: el costo de generar de las termoeléctricas acá no depende de la venta de ese fuel oil en Estados Unidos.

De hecho, inicialmente las termoeléctricas estaban preparadas para consumir gas. Pero como desde 2006 quedó claro que a mediano plazo habría poco gas en el país, la Creg empezó a facilitar que operaran también con diésel - en esa época, por ejemplo, amarró el precio de escasez al fuel oil #6 porque encontró que todas las térmicas podrían usarlo para generar energía a precios rentables.

Aunque muchas térmicas se prepararon para poder usar combustibles como fuel oil o diésel, el gas seguía siendo más barato y lo sigueron usando. Pero, ante la carencia cada vez mayor de gas natural (los grandes campos frente a La Guajira se están agotando, Venezuela no ha cumplido su promesa de exportar y la planta regasificadora de Cartagena se demora hasta diciembre para poder proveer a las térmicas de la región), ahora están funcionando con diésel.

El problema es que el diésel subió de precio por el cierre de la frontera por Venezuela en agosto del año pasado, justo cuando estaba arrancando el Niño, lo que hizo que de golpe aumentara la demanda por diésel (porque el contrabandeado desde Venezuela salió del mercado).

Además, como el rìo Magdalena estaba seco, las barcazas con diesel tenían que salir más livianas de la refinería de Barrancabermeja, lo que obligó a más viajes, y a que todos fueran más caros. Aunque el Ministerio decidió importar diésel por Buenaventura para Termoemcali y Termovalle, y ahora está llegando en carrotanques desde la Refinería de Cartagena, eso hizo subir en mil pesos el galón.

En contraste, el fuel oil estaba bajando en todo el mundo por cuenta de la caída en los precios del petróleo. Por eso, el precio de escasez bajó de alrededor de 450 pesos por kilovatio a unos 300 pesos, mientras que la de generar está entre 500 y 700.

Eso ha llevado a las termoeléctricas a perder más de 300 mill millones de pesos mensuales desde septiembre, cuando tuvieron que ponerse a operar a toda. Y fue el último empujón para la quiebra de Termocandelaria, que había sido tan mal manejada que mientras las demás térmicas siguen trabajando aunque a pérdida, ésta tuvo que ser intevenida por la Superintendencia de Servicios Públicos en noviembre y solo en febrero logró volver a producir a toda su capacidad.

Para aliviar el problema financiero de las térmicas y evitar que empezaran a fundirse cuando más se necesitan, a inicios de noviembre el entonces ministro Tomás González decidió subir el precio de escasez de las plantas diésel de 300 a 470 pesos, lo que les permitió a estas aumentar el cobro en 6 o 7 pesos por kilovatio en estrato uno y 2.900 en estrato seis. Es decir, los consumidores empezaron a ayudar a que las térmicas sobreaguaran - pero, aunque se redujeron las pérdidas de las termoeléctricas, la mayoría sigue trabajando sin lograr el a punto de equilibrio.

Ese aumento en el precio de escasez solo va hasta el 28 de abril, y hay que ver si la actual ministra encargada, María Lorena Gutiérrez, lo mantiene. De lo contrario, las termoeléctricas pueden terminar quebradas.

En todo caso, las termoeléctricas solo tienen la capacidad para producir más o menos la mitad de toda la energía que demanda el país, por lo que más allá de todo este debate, las hidroeléctricas siguen siendo fundamentales. Y están en muy mala situación.

Todo mal

La super ministra María Lorena Gutiérrez quedó encargada del sector mientras Santos encuentra un ministro
Con las hidroeléctricas con poca agua, la entrada en funcionamiento de El Quimbo (de propiedad de Emgesa) se volvió una decisión fundamental para alejar el fantasma del apagón.

En junio la compañía empezó a llenar el embalse, pero un mes y medio después el Tribunal Administrativo del Huila ordenó suspenderlo por un riesgo de contaminación de las aguas. En las semanas siguientes empezó el fenómeno del Niño y por eso la presión para tener esa nueva hidroeléctrica empezó a crecer, y en octubre , por la emergencia económica decretada tras el cierre de la frontera en Venezuela, el Gobierno sacó un decreto reabriendo la represa con el argumento de que tenía que hacerlo para que el río Magdalena tuviera más agua y se pudieran sacar las exportaciones de carbón de Santander por esa vía.

Pero la pelea creció: el 10 de diciembre, menos de una semana antes de salir a vacaciones judiciales, la Corte Constitucional tumbó el decreto, y el 16 de diciembre Emgesa paró las turbinas.

Aunque el Ministerio pidió al Tribunal levantar la suspensión, las vacaciones impidieron que se pronunciara, por lo que el Ministerio presentó una tutela el 24 de diciembre. El 7 de enero un juez le dio la razón y el 11 de enero la hidroeléctrica volvió a generar, una noticia que produjo alivio en el sector:

Con El Quimbo andando y las termoeléctricas produciendo, el fantasma del racionamiento parecía lejano. Y como el problema en últimas es de dependencia del agua y de falta de ella, en ese momento no era mucho más lo que se podía hacer.

Pero el daño en Guatapé, una hidroeléctrica de EPM, el 15 de febrero dejó al país con 10 por ciento menos de energía y al borde del racionamiento.

En esa central antioqueña, que produce energía directamente y además libera las aguas para alimentar otros dos embalses (La Playa y San Carlos), se quemaron dos cables que dejaron inservibles las turbinas. Y eso no solo deja esa central sin funcionar sino que también hace muy difícil sacarle el agua al embalse.

Dos semanas después Termoflores (una central de Celisa ubicada en Barranquilla) se dañó y se redujo la energía que se puede generar en otro 4 por ciento.

Por eso, el plan A de hacer energía con agua está muy maltrecho, el plan B anda pero en muletas y el plan C, importar energía de Ecuador y permitirle a las industrias generar su propia energía y vender lo que les sobre, no alcanza a matar el fantasma porque no completa todo lo que hace falta.

Aunque existe un Plan D, el llamado plan de desabastecimiento que creó la Creg en 2014, como no hay cómo producir más energía, tampoco sirve.

Por eso el fantasma solo desaparecerá si se gasta menos mientras los embalses se recuperan y Guatapé puede volver a funcionar, lo que ocurrirá a un cuarto de su capacidad hacia mayo.

Hacia el futuro, lo que está claro es que el sistema es frágil frente al Niño, porque depende mucho del agua y no tiene un colchón tan grande entre la energía que puede ofrecer en caso de necesidad, y la que se consume ordinariamente.

Si bien los lados flacos de la producción de energía en el país no los podía solucionar un solo ministro en dos años (salvo quizás haber arrancado la campaña de ahorro mucho antes), debido a que ejecutar proyectos en ese sector es una tarea de largo aliento, lo cierto es que en los ocho años de Uribe y los seis que lleva Santos el país hubiera podido avanzar mucho para atajar una crisis de estas avanzando en diversificar las fuentes, en asegurar más gas y en tener más capacidad de generación con agua y eso no sucedió.

Mientras tanto, el fantasma del apagón seguirá recorriendo el país.


http://lasillavacia.com/historia/asi-nacio-y-crecio-el-fantasma-del-apagon-53339
No hay comentarios. Comentar. Más...

Paul Krugman: ¿Es necesaria tanta desigualdad?

Paul Krugman: ¿Es necesaria tanta desigualdad?

AméricaPor PAUL KRUGMAN JAN. 18, 2016
¿Qué tan ricos queremos que sean los ricos?
Se puede decir que es la cuestión alrededor de la que gira la política de los Estados Unidos. Los liberales quieren aumentar los impuestos sobre los altos ingresos y usar esos recursos para fortalecer las polticas más solidarias. Los conservadores quieren hacer lo contrario. Argumentan que políticas que primen el cobro de impuestos a los más ricos perjudicarán a la sociedad en su conjunto al reducir los incentivos para crear riqueza.


Las últimas experiencias no favorecen la defensa de la postura conservadora. El Presidente Obama impulsó una subida de impuestos importante para los que más ganan y su reforma del sistema de salud ha supuesto la expansión más grande del Estado de bienestar desde el mandato de Lyndon B. Johnson. Los conservadores, por su parte, no dudaron en pronosticar el desastre económico del mismo modo que ya lo habían hecho cuando Bill Clinton aumentó los impuestos al 1 por ciento más rico del país. Y lo que ha sucedido, en cambio, es que Obama ha encabezado el período con mayor crecimiento del empleo desde la década de 1990.
¿Existe, entonces, un debate a largo plazo que defienda la existencia de niveles altos de desigualdad?
No les sorprendería escuchar que muchos miembros de la élite económica creen que sí. Tampoco les sorprendería saber que estoy en desacuerdo y que creo que la economía puede crecer si se da una concentración mucho menor de la riqueza en las clases altas. ¿Pero por qué lo creo?
Me parece útil pensar en los tres modelos que explican de dónde podría provenir la desigualdad extrema teniendo en cuenta que la economía real incluye elementos de los tres.
En el primero, las variaciones en los niveles de productividad de diferentes individuos podrían ser responsables de altos niveles de desigualdad: algunas personas son capaces de hacer contribuciones cientos o miles de veces mayores que la media. Esa es la postura expresada en un ensayo reciente, y muy citado, del inversionista Paul Graham, que ha resultado popular en Silicon Valley entre personas que ganan cientos o miles de veces más que sus empleados.
En el segundo, la desigualdad podría deberse, en gran medida, a la suerte. En un clásico del cine, “El tesoro de Sierra Madre”, un viejo buscador de oro explica que este mineral vale tanto (y por eso los que lo encuentran se vuelven ricos) gracias a la labor de toda la gente que fue a buscarlo y no lo encontró. Del mismo modo, podríamos encontrarnos ante un sistema económico en el cual quienes tienen éxito no son necesariamente más inteligentes ni más trabajadores que aquellos que no lo tienen, son solo quienes están en el lugar adecuado en el momento adecuado.
Y en el tercero, el poder sería la fuerza que se encuentra tras niveles de desigualdad tan grandes: como los ejecutivos de las grandes corporaciones que se marcan sus propios salarios y los operadores financieros que se hacen ricos con el uso de información privilegiada o por cobrar honorarios inmerecidos de inversionistas ingenuos.
Como dije, la economía real contiene elementos de los tres modelos. Sería tonto negar que algunas personas son, de hecho, mucho más productivas que la media. Igual de tonto sería negar que tener éxito en los negocios (o, de hecho, en cualquier otra cosa) tiene mucho que ver con la suerte, no solo la suerte de ser el primero en toparse con una idea o estrategia muy rentable, sino también con la suerte de ser hijo de los padres correctos.
Y, sin duda, el poder también es un factor importante. Al leer a personas como Graham, uno podría imaginarse que los ricos de Estados Unidos son, sobre todo, emprendedores. De hecho, el 0,1 por ciento de los ricos son, sobre todo, altos ejecutivos y, aunque el origen de las fortunas de algunos de estos ejecutivos puede estar vinculado al entorno start-up, es muy probable que la mayoría haya llegado ahí ascendiendo por el escalafón empresarial tradicional. El aumento en los ingresos de los que están en la cima refleja en gran medida el exorbitante sueldo de los directivos, no las recompensas a la innovación.
Pero, sea cual sea el caso, la verdadera pregunta es si podemos redistribuir una parte del ingreso que actualmente se queda en manos de la élite sin paralizar el crecimiento.
No diremos que la redistribución está mal por naturaleza. Incluso si los ingresos elevados fueran un reflejo perfecto de la productividad, los resultados del mercado no sirven como justificación moral. Y dado que en realidad la riqueza es, a menudo, un reflejo de la suerte o el poder, existen argumentos sólidos para recuperar una parte de esa riqueza a través de los impuestos y usarla para contribuir a la fortaleza de la sociedad en general, siempre y cuando esto no termine con los incentivos para continuar creando riqueza.
Y no hay razón para creer que así sería.
En la historia, el período de mayor crecimiento y avance tecnológico más rápido en los Estados Unidos se dio durante los cincuenta y los sesenta, a pesar de que los impuestos eran mucho más elevados para quienes disponían de mayores ingresos y la desigualdad era mucho menor en comparación con la época actual.
En el mundo de hoy, países como Suecia, con impuestos elevados y baja desigualdad, resultan altamente innovadores y son sede de muchas empresas tecnológicas. En parte, esto puede deberse a que hay fuertes mecanismos de protección social que alientan la toma de riesgos: la gente podría estar dispuesta a buscar oro, aunque su incursión no los haga más ricos que antes, si saben que no acabarán muertos de hambre en caso de quedarse con las manos vacías.
Así que, regresando a mi pregunta original: no, los ricos no tienen que ser tan ricos como lo son ahora. La desigualdad es inevitable; tanta desigualdad como la que se registra en Estados Unidos hoy en día no lo es.

 


http://www.nytimes.com/2016/01/15/universal/es/opinion-paul-krugman-es-necesaria-tanta-desigualdad.html?utm_source=fb&utm_medium=cpc&utm_campaign=kimbot&_r=0

No hay comentarios. Comentar. Más...

Markus Gabriel: "el mundo no existe"

Markus Gabriel, el filósofo de moda en Alemania, dice que "el mundo no existe"

Carlos Salas

Viernes, 06 de junio del 2014 - 11:25

 

 

Tiene 34 años, nació en Renania-Palatinado, habla un montón de idiomas y afirma que el mundo no existe. Markus Gabriel es el profesor de Filosofía más joven de Alemania. Lo llaman para intervenir en radio, en televisión o para dar charlas en público porque habla de forma muy clara, usando ejemplos sacados de películas y series de TV, y sobre todo porque tiene un enfoque original de nuestra forma de 'ver' las cosas.
Para empezar, dice que el mundo no existe. Ese es el titulo de un libro que se ha convertido en un superventas en Alemania: Warum es die Welt nichts gibt (Por qué el mundo no existe).
Gabriel es profesor de Filosofía en la Universidad de Bonn. Esta entrevista se realizó por teléfono.
Dicen que usted habla inglés, francés, italiano, portugués, español, chino, latín y griego. Aparte del alemán. ¿Es verdad?
Si quiere podemos hablar en español [La entrevista sigue en español].
 ¿Tiene un método secreto para aprender idiomas?
El único método secreto es que me encantan los idiomas. Quiero entender cómo piensan los demás. Y para entender a los demás, tengo que aprender sus idiomas. Bueno, el griego y el latín me ayudaron mucho a entender español, italiano y francés. Para mí fueron más fáciles que el chino.
¿Se imaginó que iba a tener tanto éxito su libro de filosofía en Alemania?
No, tanto. Ha sido una sorpresa tanto para mí como para la editorial (Ullstein). 
Algunos críticos dicen que es un libro simple y filosofía para tontos. ¿Es un piropo?
Sí, lo es. Porque muchas cosas que se publican en filosofía son intentos para no mostrar que los autores no tienen nada que decir. Y este es el problema de la filosofía académica global. Voy contra esta tendencia.
¿Cómo explicaría a un niño que el mundo no existe? 
Le diría: mira, a veces sueñas con que estás en un sitio. Entonces te despiertas y estás en otro sitio. Por la mañana vas a la escuela y estás en un sitio. Luego vas a casa de tus abuelos que están en un sitio. Tú siempre estás en un sitio, pero nunca en ‘todos los sitios’. Hace poco, una chica de once años me preguntó eso en una charla. Me dijo: ‘¿Quiere decir que no hay nada más grande que ‘todas las cosas’?’. Eso es, le dije.
Parece que gran parte del éxito de su libro se debe a que describe su filosofía usando ejemplos, metáforas y películas. ¿Es así?
Para mí la filosofía no es una región que está fuera de la vida cotidiana. En nuestro tiempo, se expresa a través de pelis y metáforas. En cambio, la filosofía clásica quería ser una actividad meramente abstracta y conceptual, lo cual es una especie de ilusión. La filosofía es una expresión más clara de lo que ya sabemos todos.
Ahora, ¿me podría explicar con alguna metáfora por qué sostiene que “el mundo no existe”?
 ¿Dónde está el universo? ¿El universo está dentro del universo o no? Si está dentro del universo, es más pequeño que el universo lo cual es absurdo. Pero si está dentro de una cosa más grande que el universo, entonces el universo ya no es el todo. Y esa es la paradoja: el ‘todo’ no puede ser ‘parte’ de sí mismo.
¿Su libro sirve para encontrar sentido a la vida?
Si, por lo menos en el siguiente contexto. Muchas personas no ven el sentido en sus vidas porque creen que para que la vida tenga sentido, se necesita un sentido más profundo, digamos, un sentido último. Y ese sentido no puede existir. La ausencia de este sentido demasiado grande es para mí es la forma de la esperanza. Por eso podremos entender el sentido de nuestra vida una vez que comprendamos que no hay un sentido más profundo que el sentido que damos a nuestra vida.
Entonces ¿cada uno debe de buscar su sentido en la vida porque no hay un sentido total que abarque a todo?
Exacto. El único sentido más universal que este sentido individual es el sentido de la comunidad, de la universalidad, o, como digo normalmente, de la libertad. Libertad para mí es el hecho de que todos estamos unidos como seres libres, en el sentido que le daba Jean Paul Sartre. Decía que “estamos condenados a ser libres”. Y esta es la forma de la vida humana. Es algo que tenemos en común. 
¿Qué aporta la filosofía a los jóvenes?
Sirve para justificar mejor sus ideas y para conocerse a sí mismos. Para mí, la filosofía es la crítica de la ideología, de la mentira, de la mentira política. En la política hay muchísima mentira. Con la filosofía, los jóvenes pueden justificar sus derechos a través de la razón.
De joven usted hacía 'stakeboarding', sufrió un accidente, se quedó en cama y sufrió una revelación, ¿no?
Vino un amigo mío que era teólogo y me regaló un libro de Kierkegaard que no entendí (Temor y Temblor). Luego leí a Schopenhauer, que fue el primero al que entendí. Y algo de la Biblia. Mi amigo me decía, “a través de Kierkegaard puedes entender la Biblia”. Cuando Jesús dice que su reino no es de este mundo, a lo mejor es el origen de mi idea: que el mundo no existe. La revelación fue esta: muchas de mis creencias cotidianas eran falsas o no estaban bien justificadas. Y la filosofía es una justificación de nuestras creencias más fundamentales.
Usted tiene como modelo a un filósofo alemán que escribe muy claro, Arthur Schopenhauer.
Absolutamente, sí. Es mi modelo. Como el de Ludwig Wittgenstein que escribía que lo que se puede decir, se puede también decir claramente. (Y Gabriel dice en alemán: Was sich überhaupt sagen lässt, lässt sich klar sagen). Y para mí quien, como filósofo, no escribe de una manera absolutamente clara, no sabe qué quiere decir.
¿Cómo concibe usted a Dios?
En todas las religiones, Dios es la idea de nuestra capacidad de entender cómo son las cosas y los hechos; y esta capacidad no es ajena al universo. Sin embargo, el fisicalismo de nuestro tiempo dice que sólo las ciencias naturales pueden comprender cómo son las cosas. De modo que las ciencias naturales niegan la existencia del hombre dentro del universo. Eso lo llamo yo en mi libro ‘la visión del mundo sin espectador’. La religión quiere, a través del concepto de Dios, reconocer la realidad humana. Para mí, Dios es un nombre del ser humano. Los críticos de la religión dicen siempre que Dios es una creación de la imaginación humana. Es decir, que Dios es un ser humano. Pero eso ya es Dios. La idea de Dios desde el inicio de la religión, históricamente hablando, es la idea de que el ser humano tiene valor, que es una realidad que se tiene que reconocer.
A su filosofía la califican de optimista, frente al pesimismo alemán tradicional. ¿Por qué?
Porque digo que podemos conocer los hechos tal como son. La vida cognitiva, nuestra vida como seres humanos, no es una ilusión. Schopenhauer dice que el mundo es una representación, que todo es una gran ilusión, una especie de sueño. A él le gustaba muchísimo Calderón y La vida es sueño. Yo digo: ‘¡No, no!, la vida es la vida; el sueño es sueño.’ Soy optimista porque creo que podemos conocer los hechos tal como son, la cosa en sí, como decía Kant. Esto es una suerte de optimismo. Y creo que hay verdades éticas evidentes. Por ejemplo, que nadie debe comer niños. O por ejemplo, el cosmopolitismo es un hecho evidente. Cada forma de nacionalismo es algo fundamentalmente falso. Estas cosas son verdades evidentes y muy claras. Y en este sentido soy optimista.
¿Se puede considerar que usted ha creado un nuevo sistema de conocimiento  después del sistema de Kant?
Sí, se puede decir eso. Lo llamo el Nuevo Realismo. Y mi sistema es una combinación de una nueva ontología que llamo ‘ontología de los campos de sentido’. Y una nueva epistemología que justifica nuestra capacidad de conocer las cosas en sí, contra el idealismo, el constructivismo, el escepticismo…
 ¿Y el materialismo?
 Sobre todo, el materialismo. El enemigo central de mis actividades es el materialismo.


Hay afirmaciones suyas que parecen sacadas de la física moderna como cuando dice que todo existe porque aparece a los seres humanos en un campo de sentido.
Hay muchas relaciones. Pero la física cuántica no dice nada de los gobiernos, ni de las  obras de arte porque considera que no son hechos físicos, no son números. Lo que dice la física teórica queda siempre limitado a una descripción del universo o de la naturaleza. Sin embargo, la ontología de los campos de sentido habla de cosas que no son físicas, por ejemplo: gobiernos, sueños, amor… y todo eso. Esa es la gran diferencia.
¿Google manipula nuestra idea del mundo? 
Sí. Estoy escribiendo un libro más académico con detalles para mis colegas y digo que no puede existir una algoritmo que comprenda a todo, o que sea omnicomprensivo, porque si lo hubiese ya sería el mundo. Pero ya sabemos que el mundo no puede existir ni en la forma de un algoritmo. Por eso es una filosofía anti Google. ¿Conoce el libro The Circle? 
No.
Pues este libro, describe una compañía tipo Google que quiere desarrollar una teoría del todo, un algoritmo. Y eso es imposible.
¿Y la televisión? ¿No nos da una imagen engañosa del mundo?
Sí, a veces sí, pero también hay formas como las series contemporáneas norteamericanas, a las cuales cito mucho en mi libro, pues son pruebas de mi teoría. Hay formas arte, de series de tv, que nos muestran la verdad de que el mundo no existe.
¿Los periodistas damos sentido al mundo moderno?
Sí. Es muy importante porque la prensa es una defensa de la libertad contra sus enemigos. Porque la prensa tiene la función de luchar contra el totalitarismo. Por eso la libertad de la prensa es un problema en China y en Rusia. Y para mí la libertad de la prensa es esencial en la democracia, y la democracia es la expresión más justa de la no existencia del mundo, porque la democracia es la forma política que dice que no hay algo como la totalidad.
Me puede explicar un poco el término Nuevo Realismo y cómo lo concibió en una cafetería de Nápoles. 
Estaba como Maurizio Ferrari que había escrito un libro que está también en español y que se llama Nuevo Realismo. La idea era: ¿cuál es el espíritu de nuestro tiempo?¿Donde estamos? ¿Cuál es la atmósfera de la contemporaneidad? Y la impresión es que había un Nuevo Realismo, porque ahora sabemos bien que ser realista en filosofía no significa necesariamente fundar todos nuestros pensamientos en la naturaleza. Podemos finalmente reconocer a la realidad de los productos humanos, la realidad de los gobiernos, de los pensamientos, del arte, del amor… Y esto nos sembraba una buena expresión para lo que está aconteciendo en todos los sectores de la sociedad. Ahora parece que tenemos razón. Porque hay muchísimos debates sobre el Nuevo Realismo en toda Europa.
Profesor, ¿sigue haciendo skateboarding?
Sí, pero peor que antes porque con 34 años ya no soy tan joven para hacer  skateboarding.

 

 

 

http://noticias.lainformacion.com/religion-y-credos/filosofia/markus-gabriel-el-filosofo-de-moda-en-alemania-dice-que-el-mundo-no-existe_sBFirZ0hk04zVlKnoSq105/

No hay comentarios. Comentar. Más...

Monsanto podría ir a juicio por crímenes de lesa humanidad.

INTERNACIONALES  

08/12/2015

La multinacional Monsanto será llevada a juicio en el 2016 por crímenes de lesa humanidad en el Tribunal Internacional de La Haya

 

 

La noticia salió ayer a la noche en el portal internacional de noticias agrarias Sustainable Pulse luego de una conferencia de prensa organizada durante la Cumbre Mundial sobre Cambio Climático COP21 en París. Se trata de la corporación agroindustrial Monsanto, agente tecnoeconómico clave de la cadena agroexportadora en Argentina y en otros países latinoamericanos. Actualmente con ejecutivos que integrarán la estructura institucional más alta y visible del futuro gobierno argentino. Unos días antes, Rusia declaró, a través de su presidente Vladimir Putin, que ambiciona ser el primer país productor de alimentos orgánicos a nivel global.

 La multinacional Monsanto será llevada a juicio en el 2016 por crímenes de lesa humanidad en el Tribunal Internacional de La HayaLa Asociación de Consumidores Orgánica (OCA), la Federación internacional IFOAM, Navdanya, Regeneration International (RI), y Millones contra Monsanto, junto a docenas de organizaciones de alimentación global, de productores y grupos socioambientales, anunciaron hoy que llevarán a Monsanto, una sociedad transnacional establecida en Estados Unidos, a juicio por crímenes contra la Naturaleza (ecocidio) y la Humanidad, en el tribunal de La Haya, Países Bajos, el próximo año para el Día Global de la Alimentación, el 16 de octubre 2016.
Desde el principio del siglo XX, Monsanto ha desarrollado una corriente constante de productos altamente tóxicos que han dañado permanentemente el ambiente y generado enfermedades o muertes para millares de personas. Estos productos incluyen:
• PCBs (bifenil-polyclorinato), uno de los doce agentes contaminadores orgánicos persistentes (POP) que afectan a los animales y la fertilidad humana;
• 2,4,5 T (2,4,5-ácido triclorophenoxyacetico), un componente con dioxina contiene el defoliante "agente Orange", que fue utilizado por el Ejército de los EE. UU. durante la guerra de Vietnam y continúa causando defectos y el cáncer de nacimiento;
• Lasso, un herbicida que ahora está prohibido en Europa;
• Round-up, el herbicida más ampliamente utilizado en el mundo, fuente del escándalo ambiental y de salud más grande en la historia moderna. Este herbicida tóxico, señalado como probable agente carcinógeno humano por la Organización Mundial de la Salud, se utiliza conjuntamente con las semillas genéticamente modificadas del Roundup (GM) en grandes monocultivos, para producir sobre todo las sojas, el maíz y la rabina para el pienso y los biocombustibles.
En base a los “principios rectores de negocio y derechos humanos” adoptados por la ONU en 2011, una corte internacional de abogados y de jueces evaluará la responsabilidad criminal potencial de Monsanto por los daños infligidos en la salud humana y el ambiente. La Corte también recurrirá al estatuto de Roma que creó al Tribunal Penal internacional en La Haya en 2002, y considerará si es necesario reformar el derecho penal internacional para incluir crímenes contra el ambiente, o ecocidio, como delito prosecutable. El Tribunal Penal Internacional, establecido en 2002 en La Haya, ha determinado que la definición del ecocidio como un delito es la única forma de garantizar los derechos de los seres humanos a un ambiente sano y el derecho de la naturaleza a ser protegida. [...]
Leer la nota completa en inglés en: http://sustainablepulse.com/2015/12/03/monsanto-put-on-trial-for-crimes-against-humanity-in-the-hague#.VmHHI3Yvcok
Ecoportal.net
Renace
http://www.renace.net/

http://www.ecoportal.net/Eco-Noticias/La-multinacional-Monsanto-sera-llevada-a-juicio-en-el-2016-por-crimenes-de-lesa-humanidad-en-el-Tribunal-Internacional-de-La-Haya

No hay comentarios. Comentar. Más...

El mal total lleva las riendas en Occidente

"A menos que el mundo entienda que el mal total reina en Occidente, la humanidad no tiene futuro"Publicado: 22 ago 2015 08:19 GMT

"Durante 14 años, Europa ha apoyado el militarismo agresivo de Washington, que ha asesinado y dislocado a millones de personas que nunca levantaron un dedo en contra de Washington", explica el economista.


El problema de los inmigrantes es un castigo para Europa por su indiferencia y por ser cómplice del militarismo agresivo de Washington, asegura el exasesor económico del gobierno de Ronald Reagan, Paul Craig Roberts.
Europa está siendo invadida por refugiados que huyen de las políticas hegemónicas de Washington e Israel en Oriente Medio y el norte de África, que dan lugar a la masacre de civiles, escribe el analista en su nuevo artículo.
No obstante, aunque en todos los medios occidentales hay informes lamentando el flujo de inmigrantes, "en ninguna parte hay referencia alguna a la causa del problema", agrega el autor.
Mientras tanto, prosigue Paul Craig Roberts, los mismos Gobiernos europeos y "sus poblaciones indiferentes" son los responsables de sus problemas con el flujo de inmigrantes.
A su juicio, "la destrucción de países enteros como Irak, Libia y Afganistán, y ahora Siria y Yemen, y la continua masacre estadounidense de civiles pakistaníes con la complicidad total del Gobierno pakistaní corrupto y traidor, produjo el problema de los refugiados que los europeos imbéciles trajeron sobre sí mismos".
"Europa merece el problema, pero no es suficiente castigo por sus crímenes contra la humanidad al apoyar la hegemonía mundial de Washington", afirma el columnista.
El problema, según él, es que en el mundo occidental, "la indiferencia reina tanto sobre los Gobiernos, como sobre la gente".
"Del mismo modo que los idiotas europeos crean sus propios problemas con los refugiados, los idiotas estadounidenses crean sus propios problemas terroristas", lamenta el autor, añadiendo que "es un sinsentido" que parece no tener fin.

 


Cuando los grupos de interés controlan a los políticos 

En su artículo, el economista crítica también la agresión y las falsas acusaciones de Washington y de la Unión Europea contra Rusia.
"EE.UU. opera sobre la base de teorías que a priori justifican los prejuicios y los deseos estadounidenses", opina el autor, aseverando que "esta es una receta para la guerra, los desastres, y la desaparición de la humanidad".
Sin embargo, aunque en EE.UU. hay "comentaristas que realmente creen que un presidente puede cambiar las cosas", la verdad es que "en la política estadounidense, los grupos de interés son más poderosos que los políticos electos", sostiene Roberts.
En este sentido, revela que "los intereses privados fueron apoyados por la decisión del Tribunal Supremo republicano de que comprar al Gobierno de Estados Unidos por el dinero de las corporaciones es el ejercicio constitucionalmente protegido de la libertad de expresión".
"Para ser completamente claro, la Corte Suprema de EE.UU. dictaminó que los grupos de interés organizados tienen el derecho de controlar al Gobierno de Estados Unidos", detalla el experto.
"En virtud de esta decisión de la Corte Suprema, ¿cómo puede EE.UU. pretender ser una democracia? ¿Cómo puede Washington justificar sus asesinatos genocidas con 'llevar la democracia' a los diezmados?", se pregunta el analista y concluye: "A menos que el mundo despierte y se dé cuenta de que el mal total lleva las riendas en Occidente, la humanidad no tiene futuro".

 


http://actualidad.rt.com/actualidad/183784-roberts-mundo-entender-mal-total-reina-occidente

No hay comentarios. Comentar. Más...

Contra la filosofía de salón

 CONTRA LA FILOSOFÍA DE SALÓN



 Filosofía en la universidad ¿De qué se trata la Filosofía en la academia hoy?


2014/10/23


POR ROBERTO PALACIO*

BOGOTÁ

Fui filósofo académico por más de 20 años, publiqué en revistas sin lectores pero indexadas, les recomendé a los estudiantes ser rigurosos antes que creativos, insistí rabioso que el pensamiento filosófico se agotaba en unos pocos problemas técnicos que no debían injerir sobre la felicidad del pensador. Para parafrasear los síntomas que Fernando Savater identifica con la estupidez, lo hice poseído por un espíritu de seriedad, portador de una alta misión, temeroso de los otros, impaciente ante la realidad (cuyas deficiencias son vistas como ofensas personales), con mayor respeto a los títulos que a la sensatez. En su autobiografía intelectual Búsqueda sin término, el filósofo de la ciencia Karl Popper afirma que sentía vergüenza de decir que era filósofo.
Cuando miro para atrás, me pregunto cómo pude haber creído con tanta convicción que ese mobiliario mental era el único que llevaba a pensar significativamente. No me entiendan mal; para mí la filosofía aún es poseedora de esa belleza austera, a la vez profunda y sobrecogedora que Bertrand Russell veía en la lógica. Quien ha pasado por la filosofía sabe que le debe toda su capacidad de penetrar en los problemas por medio de argumentos, de hacerlos girar sobre sí mismos como una tortilla sobre una sartén en donde los demás solo se saben atragantar. Alejarse de ella ha sido un proceso doloroso y gradual, no una conversión cínica marcada por imposturas intelectuales. En realidad, no me he alejado de la filosofía: sino de una cierta forma de hacer filosofía: la académica. He dejado de ver en ella una ocupación capaz de transmitir la fuerza de la disciplina de la que se cree poseedora. Y, sobre todo, la he dejado de ver como un ejercicio intelectual.
Comencemos por lo que me parece más obvio, los problemas inherentes al tipo de filosofía que hacemos. En su autobiografía intelectual, Rudolf Carnap anotaba una tendencia que consideraba la más perjudicial, el “neutralismo histórico”. Recordaba una tesis doctoral que un estudiante había escrito sobre la prueba ontológica de la existencia de Dios de Anselmo: si Dios es el ser que tiene todos los atributos positivos, ha de tener también el de la existencia, de donde se llega a la conclusión de que Dios existe. El problema que señala Carnap estriba en que “en su opinión [la del estudiante], como en la de algunos de mis colegas, la prueba ontológica no solo tenía importancia histórica –lo cual está fuera de duda– sino que también representaba un problema que aún debía considerarse seriamente”. Había ignorado que Kant mostró que la existencia no es un predicado. Es como si nos sentáramos a considerar sesudamente si la Tierra puede ser plana.
El ambiente intelectual de las facultades de Filosofía en Colombia hoy parece coincidir con el que Carnap describe sobre la Universidad de Chicago. Hace cien años se formaba en el estudio de las fuentes, con un respeto reverencial por el papel que un pensador había jugado en la historia. Los currículos de filosofía aún están armados de esta manera: Platón, Aristóteles, etcétera. Cada pensador se enfoca como parte de una historia que estuvo encaminada desde el comienzo para terminar en el filósofo sobre el cual uno diserta. Se trata de una visión que me gustaría caracterizar con una expresión del comandante de las favelas de São Paulo, Marcos Camacho: “Infectada con el vicio” del historicismo.
 En Colombia, este vicio contrajo matrimonio con lo que la primera generación de filósofos profesionales llamaron ‘filosofía concreta, inspirada en ideas de Hegel y de Martin Heidegger. Me inicié en la filosofía con un texto de Heidegger en el que se leían frases tan concretas como esta: “Solo debe ser investigado Lo-que–está-Siendo y por lo de-más –nada; Lo-que –está-Siendo solamente y –nada más. ¿Cuál es la situación en torno a esta Nada? […] La nada misma nadea”.
No alcanzo a describir la enorme influencia que este tipo de prosa ha tenido en muchos filósofos colombianos y la indignación que causa exponerlo de esta manera. Pero cómo negar que se requiere de una buena dosis de deformación profesional para ver en una afirmación así algo coherente y que uno está dispuesto a defender.
Los tres pilares sobre los que se apoya ese “historicismo concreto”, si se me permite el eufemismo, son perniciosos para hacer de la filosofía una herramienta para pensar algo que no sea la filosofía. En primer lugar, el pensar no se hace para cosa alguna; en segundo lugar, la filosofía es obligatoria porque es salvífica y, en tercer lugar, la filosofía permite desarrollar una visión de mundo que es más que la del científico. Esta visión y otras como ella han moldeado el perfil que ha tomado la filosofía en nuestro medio, cerrando las posibilidades de relación con otros saberes. El historicismo concreto le imponía a la filosofía una visión específica; el filósofo debía desarrollar lo que los románticos alemanes llamaron una weltanschawng. Una mirada pura, exclusiva y sobre todo, así de dientes para afuera se diga otra cosa, que no se debe contaminar con minucias de la vida, como el sufrimiento humano, la felicidad o el sexo. En un departamento de filosofía uno estudia lo que Platón dijo sobre el amor, no el amor a través de Platón. Paradójicamente, en contra de toda la traición socrática en la cual la filosofía formaba parte del enorme poder sugestivo y educador de la ciudad, la filosofía actual no se puede mencionar al mismo tiempo con términos como “oferta cultural”. No me extraña que de los seis filósofos que invité a participar en este debate, solo una se interesó en hablar conmigo. Someter a debate el papel de la filosofía en Colombia simplemente es algo que no impacta en sus currículos.
Las universidades han jugado un papel preponderante en esta historia: no vale en su escalafón que un pensador publique en una revista para el público general. Las formas de volver a trascendentalismos seudorrománticos son complejas, pero están vivas. Si hemos de entender cómo la filosofía académica ha deformado su disciplina, hay que mirar la historia de estas instituciones educativas. Cuando Darwin regresó de su excursión por las islas Galápagos, se reportó no ante una universidad sino ante la Sociedad Geológica Real; en el siglo XIX eran los institutos los que adelantaban la investigación. La universidad, que Von Humboldt definió como un grupo de personas que se unían en torno a la peculiar vida espiritual del saber, apenas si era notoria. Según el filósofo A.C. Grayling, fue en Alemania en donde las dos figuras, la del instituto y la universidad, se unirían. El nuevo modelo tuvo ventajas: ¿cómo concebir la educación sin investigación y está sin la anterior? Se exportó a las universidades inglesas, de estas a las americanas, de allí al resto del mundo. El problema es que con el matrimonio docencia-investigación, la idea de Von Humboldt de la universidad estructurada en torno a la vida espiritual de sus participantes no sobrevivió. Cualquiera con las credenciales para investigar lo podía hacer, independientemente de su pertinencia o habilidad. La afirmación del filósofo G.E. Moore cuando revisó la tesis doctoral de Wittgenstein, el filósofo austriaco que se dedicó a la jardinería luego de haber sido académico, pone en evidencia la partición que ya se daba entre el pensamiento y la vida académica: “Esta es la obra de un genio, pero por lo demás, cumple con los requisitos para obtener el título”.
En la universidad colombiana, que hasta hace poco asumió el modelo del siglo xix, la situación fue desastrosa. Las universidades evalúan a sus filósofos con base en cuántos papers ha publicado, cuantas veces se ha citado. Para ser citado, lo menos efectivo es producir textos escritos para los que se inician en la disciplina. En un medio que no cuenta con tradición investigativa, las entidades de acreditación han favorecido la investigación de punta. Así, las universidades invierten en proyectos alejados de la vida académica en los cuales los números de sus investigadores de punta salgan a relucir. ¿De dónde se exprime el “jugo” para financiar esta investigación? De las clases, de tal manera que la enseñanza se ve doblemente afectada en tanto que se le priva de recursos, destinando fondos a una actividad que no la retroalimenta. Fui profesor de la Universidad de los Andes por más de 17 años; en la universidad más costosa del país fueron muchas las veces que conté con cursos de más de 125 alumnos. Las ventajas de combinar investigación y docencia se anulan; la academia con gran ingenio colombiano se ha ideado la forma de batir el jugo sin revolverlo, desarrollando habilidad para aprobar procesos de acreditación sin hacer lo que demandan. Bryan Magee, el divulgador filosófico de la BBC en un artículo titulado Sentido y sinsentido lo explica así: “Esperar que los profesores universitarios de filosofía sean también buenos filósofos sería cometer el error de pretender que todos los profesores universitarios de literatura también sean buenos novelistas”.
 Pensar que se forma en filosofía creando personas capaces de publicar en revistas indexadas es tanto como creer que haciendo cantar a los grillos cae la noche. A lo que apunta Magee es a un problema mundial, la hiperespecialización. Conocí filósofos de inspiración religiosa que se aprendían a Foucault de memoria; otros que eran expertos en unos pocos teoremas de un capítulo de la lógica. Las opciones para un académico que se inicia son claras: o la oscuridad o la especificidad. Nada de contribuir a formar en filosofía o cualquier otra disciplina. Es por ello que no tenemos en filosofía divulgadores. A las universidades no les interesa esta figura: esa cosa difusa llamada conocimiento es de su incumbencia tanto como lo es la nutrición a los restaurantes.
 Claro que el historicismo concreto no es la única forma de filosofía; existen dos grandes tradiciones. Solía explicarles este punto a los estudiantes con la Escuela de Atenas, de Rafael. En la mitad del cuadro, Aristóteles y Platón aparecen de cara al espectador; el último señala el cielo, Aristóteles señala el planisferio del mundo, un recordatorio de que la filosofía es de este reino. En Colombia hay una corta pero persistente tradición de esa segunda filosofía. Los americanos han desarrollado una visión semejante desde hace años gracias a su influencia pragmática enriquecida por pensadores que tuvieron que abandonar Europa durante la persecución de los nazis. Richard Rorty es uno de los herederos más notorios de esa corriente: “Dentro de una cultura literaria, la religión y la filosofía se presentan como géneros literarios. Como tal son opcionales”, afirma. No hay nada específico de la formación filosófica que no haya en cualquier otra forma de aprendizaje literario. ¿Por qué iba a ser de otra manera? Al humanista concreto le duele verse tan mundano…¡tú te leíste unos libros y yo otros! ¿Y acaso qué más hay? ¿La lectura de Kant forma una visión de mundo más escrupulosa que la que pueda haber en un Dostoievski?¿Realmente los filósofos somos tan imprescindibles como nos creemos? La filosofía quizá no haya que pensarla como una materia, sino como una comunidad cuyos límites son tan fluidos como los intereses de sus miembros.
Este, sin embargo, es un ca-mino que lo conduce a uno a través de la filosofía y de salida. Wittgenstein sostenía en esa tesis que Moore revisó que quien la hubiera comprendido debía arrojarla. El filósofo de la ciencia Moritz Schlick afirmaba hace casi 100 años que la filosofía era una actividad, no un conjunto de teorías. Tal vez esos enunciados no estaban hechos para que nadie se los tomara tan en serio como para abandonar la filosofía académica; todos sus enunciantes fueron académicos. Lo que sí es cierto es que con estas ideas se abre un panorama que no teníamos desde los tiempos de Bertrand Russell: volver a permitir que la filosofía se permee de la labor intelectual. La filosofía tiene la enorme facultad intelectual de la honestidad radical, una que raya en la circularidad propia de la autoinmolación, porque para sostener todo esto, para decir lo que hemos dicho, todo el tiempo hemos estado haciendo filosofía. Claro, no de la que le resulta redituable a la academia.


http://www.revistaarcadia.com/impresa/filosofia/articulo/contra-la-filosofia-de-salon/39575

No hay comentarios. Comentar. Más...

Una nueva geopolítica del conocimiento para la batalla de ideas

Una nueva geopolítica del conocimiento para la batalla de ideas
José Carlos Bonino Jasaui

Rebelión

“Valen más trincheras de ideas que trincheras de piedras”. José Martí.

Asistimos en la actualidad a una turbulencia en el modelo comunicacional vigente. En las tres últimas décadas se ha venido gestando un nuevo modelo comunicacional y tecnológico en el que casi la totalidad de la información ya está digitalizada, hablamos de un lenguaje universal que puede migrar de un lugar a otro en segundos. Esta información es poder para quien la gestione, y quien tiene ese poder, construye las reglas del juego en nuestra realidad.
El flujo de información moderna ha sido diseñado para tener una velocidad que arrolle al espectador, para que este no tenga el tiempo de reaccionar, discernir o interpretar, para que consuma sin reflexionar, para que sueñe con el rico que un día será, para que se proyecte socialmente como tal y no para que luche hoy con los trabajadores como el y defienda las conquistas sociales que le pertenecen.   
La esfera ciclópica y la única mercancía gratuita
El flujo de información actual ha sido calificado por Ignacio Ramonet como una esfera ciclópica, una unión indiferenciada y acrítica de la comunicación, la información y la propaganda. Hoy por hoy, según Ramonet, existe una sola mercancía gratuita en nuestro tiempo y esa es la información.. pero el sistema que está tan preocupado por los beneficios, ¿por que ofrece una mercancía gratuita?
A simple vista nos parece que el negocio de los grandes media está en el comercio de la información, es decir, que está en vender la información a la gente, a nosotros. En realidad consiste en vender grupos de potenciales consumidores de esa información a los anunciantes, a las grandes transnacionales, cuando consumimos información, estamos siendo ofrecidos a esas transnacionales que luego nos venden objetos y servicios. Pero para que esta lógica funcione, los grupos de potenciales consumidores tenemos que ser lo mas numerosos posibles y así la ganancia será igualmente cuantiosa.
Para esto el nivel de la información debe ser muy superficial, un registro lingüístico muy reducido, el castellano tiene 40,000 vocablos, esta información básica utiliza solamente entre 600 y 800, digamos un castellano a la mínima expresión, para que sea de amplia circulación. Además es necesario que sea una información con una lógica bilateral: o bueno o malo, o blanco o negro, una información deshidratada de su normal complejidad y de sus matices, es como desarrollar una idea en blanco y negro, sin proyección. Para esto es necesario también que esta información posea un fuerte carácter emocional y con emocional entendemos una información fugaz, inmediata y extraordinaria.
Está claro que nadie invierte en una información que regala y una información sin inversión es una información de baja calidad. Y así nos acostumbramos a solo leer los titulares de las noticias, preferimos los textos de tres líneas, sin profundidad. O peor, nos mostramos interesados por las imágenes fugaces, los videos que duran menos de un minuto y lo programas de televisión enlatada que importamos y que no reflejan nuestra realidad, ni nuestras necesidades, estamos alejándonos progresivamente de la radio donde hay que escuchar con atención, para volcarnos en la inmediatez y la superficialidad de la imagen y el video. 
El poder mediático y el Gobierno Mundial
Esta situación está a la raíz de la crisis de la prensa escrita mundial y de las editoriales en general, que no logran vender sus periódicos o libros y no tiene más remedio que alinearse a la crisis y dejar de invertir en información de alto contenido y calidad y “Lo que no existe en los medios, no existe en la mente de los pueblos” (Manuel Castells); y en este escenario perdemos todos, porque la opinión publica se empobrece y la opinión publica es el sistema nervioso de cada sociedad.
Si por un lado a nivel global se privatiza la educación superior, es decir, el saber se convierte en un privilegio para los pocos que pueden pagarlo, paralelamente la información se vacía de su contenido racional y conceptual, se vuelve más superficial. El resultado es una privatización de la intelectualidad pública y, por consiguiente, de la conciencia social; y esto hace parte de una estrategia global ya que “la manipulación de las mentes es mucho mas eficaz que la tortura de los cuerpos” (M. Castells).
En la actualidad la industria mediática es un aparato ideológico creado con el objetivo pedagógico de darle legitimidad al Gobierno Mundial. Este gobierno mundial que comúnmente decimos que es el 1%, esta conformado por el complejo militar industrial, el sistema financiero, su brazo armado que hace la guerra pregonando la paz y el poder mediático a sus servicios que le da legitimidad política y cultural. 
Relación entre letra y poder
En este punto nos preguntamos, ¿cual es la relación entre letra y poder? Un padre y pedagogo llamado Lorenzo Milani, decía que el que sabe mil palabras hará hacer lo que quiera al que sabe quinientas.
Un concepto útil para analizar esta estrecha relación entre letra y poder lo propone el uruguayo Ángel Rama. Habla de una Ciudad Letrada, de un círculo de intelectuales ligados al poder que funcionan como un anillo protector y ejecutor de las órdenes de una elite en el poder, desde la colonia hasta nuestros días. Afirma que el poder del signo y de la palabra es tal, que no representa lo real sino que lo crea.
Durante los últimos 500 años este circulo de letrados han administrado la tecnología de la letra y su funcionamiento, que está a la base de su poder y su prestigio, a través de afirmaciones como “lo que no está escrito no existe”; no basta que esté dicho o solamente imaginado, y de este modo subalternizan todos los saberes originarios porque son orales y los tildan de inferiores por ser organizados bajo otra lógica.
El resultado es que en nuestro tiempo histórico conviven dos cosmovisiones en tensión dialéctica: una cosmovisión hegemónica a la que corresponde una historia y una memoria oficial; y una cosmovisión subalterna, a la que corresponde una tradición oral y una historia no oficial. Una continua negociación sin igualdad de condiciones entre un conocimiento formal y una sabiduría popular.
Durante los últimos cinco siglos la sabiduría autóctona nuestramericana ha resistido a un epistemicidio, hemos sido victimas de un homicidio epistemológico de nuestros saberes autóctonos, pero si intentamos construir nuestra emancipación por reacción a esta injusticia histórica no llegaremos muy lejos. Como decía un religioso colombiano, “una víctima que odia, es victima dos veces y estoy convencido que merecemos un futuro mejor”. 
La batalla de ideas y una nueva geopolítica del conocimiento
Tal vez esa segunda independencia hacia la que caminamos en materia de diálogo de saberes y de construcción de un saber emancipatorio, pasa a través de la construcción de epistemologías múltiples que nacen de un sinnúmero de experiencias humanas, saberes locales, comunitarios contextualizados que nacen de la vida diaria de los pueblos y se legitiman como parte de una red semántica de significados cultural y geopolíticamente situados, que nos permita reorientar la producción, circulación y el consumo del conocimiento y así pensar nuestra realidad a partir de nuestras circunstancias históricas.
“La justicia global pasa a través de la justicia cognitiva” (Boaventura De Sousa Santos). Y la justicia cognitiva a través de la construcción de un conocimiento emancipador que es poder político, porque es capaz de mover a las masas ante su realidad. Nos encontramos en la actualidad en la batalla de las ideas (Cmte. Fidel Castro) y esa batalla se juega alrededor del poder de la información y la batalla por ese poder está en nuestras mentes y solo el conocimiento nos dará conciencia, y la conciencia libertad de acción y de decisión. Basta una idea para cambiar al mundo ya que “una idea se transforma en una poderosa fuerza material, cuando conquista la consciencia de las masas populares”(Marx). 


Rebelión ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.


http://www.rebelion.org/noticia.php?id=202102

No hay comentarios. Comentar. Más...

Los partidos políticos se agrietan

Esto no es democracia, es venderse al mejor postor.

 

 

 

NACIÓN | 2015/07/18 22:00

Los partidos políticos se agrietan



La feria de los avales y el poder de las maquinarias locales están acabando con el prestigio de los partidos.


Si algo ha caracterizado la actual campaña electoral es la feria de los avales. Esta es la credencial que los partidos le dan a un candidato para que los represente en las urnas. La idea original era que se trataba de un mecanismo que fortalecería los partidos y evitaría la atomización de la política. Sin embargo, ha sucedido todo lo contrario. Los avales están acabando con el prestigio de los partidos. Como la decisión de a quién se le dan es arbitraria, los rechazados con frecuencia simplemente buscan el aval en otra parte. Eso ha hecho que en Colombia no solo los partidos escogen candidatos, sino también que los candidatos con votos escogen partidos.

Esta semana arranca en serio la campaña para las elecciones de octubre. El sábado 25 es el último plazo para inscribir candidatos a gobernaciones, alcaldías, concejos, asambleas y JAL. Por eso es ahora cuando se están tomando las grandes decisiones. Aunque hace rato está que arde el debate sobre la manera como los partidos otorgarán los avales, las definiciones se dilatan hasta el último minuto. A solo días del cierre, todavía hay aspirantes que se pasean por los directorios de los partidos para ver cuál de ellos les dará el famoso respaldo.

Lamentablemente, la competencia electoral se ha centrado en las pujas por los avales. Este es un procedimiento tan poco transparente que dos directores de partidos han preferido renunciar a ser asociados con los resultados de esa práctica. Carlos Fernando Galán renunció a la jefatura de Cambio Radical y Viviane Morales salió de la codirección del Partido Liberal.

A todas las colectividades les ha tocado su dosis. No hay jefe partidista que haya dormido tranquilo en las últimas semanas. Las pesadillas de Roy Barreras tienen que ver con Dilian Francisca Toro, aspirante a la Gobernación del Valle y una reconocida política que tiene una investigación pendiente en la Corte Suprema. Las de Rodrigo Lara, de Cambio Radical, con la candidatura de Oneida Pinto a la Gobernación de La Guajira, por su cercanía con el destituido exmandatario Kiko Gómez. También con la de Jorge Rey en Cundinamarca por supuestos nexos con el Cartel de la Contratación. A Horacio Serpa, del Partido Liberal, se le ha visto contra las cuerdas por defender a Luis Pérez en Antioquia y a Didier Tavera en Santander, que en anteriores citas electorales habían sido rechazados por los rojos. Al expresidente Álvaro Uribe se le han detectado gestos ambiguos frente a la aspiración de Liliana Rendón. A última hora el pasado viernes le quitó el aval. Por el lado conservador, David Barguil ha tenido que responder por la nominación de Arnulfo Gasca a la Gobernación de Caquetá, quien aparece en un video con armas, y de Víctor Ernesto Polanía a la Alcaldía de Neiva, un hombre que fue condenado a seis años de prisión en 2012 por enriquecimiento ilícito. Y así.

Estos son los nombres más mencionados, pero no son los únicos. Según un informe de la Fundación Paz y Reconciliación, en todos los partidos hay candidatos en problemas: 22 liberales, 19 de La U, 18 conservadores, 12 de Cambio Radical, diez de Opción Ciudadana, diez del Centro Democrático y cuatro de la Alianza Verde. Eso sin contar a otros que no tienen partido o se presentarán con el respaldo de firmas, que alcanzan a 44. El impacto es enorme: en 19 departamentos hay riesgo electoral y 140 candidatos están criminalizados, un 78 por ciento de ellos con alta probabilidad de ser elegidos. Hace cuatro años, en un estudio semejante, la cifra del total era de 121: el problema ha crecido.

La figura de los avales se ha convertido, definitivamente, en el gran coco de la política. Lo que en otras democracias se define por consultas internas o convenciones entre militantes, en Colombia lo decide el dedo de las directivas. Y eso ha generado un imperio del pragmatismo. Quien quiere ser elegido acepta cualquier programa o color político con tal de conseguir el aval. Y en los partidos, como la prioridad es ganar, el aval se le da a quien más posibilidades tiene, independientemente de su historial.

El mayor símbolo de cómo se ha desfigurado la concepción de los avales lo encarnó el exvicepresidente Angelino Garzón: al principio ni siquiera sabía si se presentaría a la Alcaldía de Bogotá o a la de Cali. Como había sido elegido vicepresidente por La U trató de salirse de ese partido, donde no lo querían, para entrar en el uribismo. Como esto no fue posible ya que incurriría en doble militancia, decidió entonces lanzarse por firmas. Sin embargo, como las encuestas demostraban que era el mejor opcionado para ganar la Alcaldía de Cali, La U, que lo había rechazado por su independencia frente al gobierno de Santos, decidió volver a abrazarlo.

Por su figuración y trayectoria, Garzón ha dado mucho que hablar, pero el fenómeno se multiplica en todos los departamentos. Los candidatos necesitan aval y los partidos necesitan votos. Más aún en un momento de polarización tan profundo como el actual. La elección de octubre será una especie de tercera vuelta entre el santismo y el uribismo y, en la obsesión por ganar, la prioridad está en sumar a quienes tienen votos y no a quienes están comprometidos con una ideología.

Esa versión desvalorizada de la realpolitik no es el único fenómeno corrosivo en la actual campaña. Muchos de los candidatos están empapelados en el sistema judicial, otros son familiares que representan en cuerpo ajeno a dueños de poderosas maquinarias que están inhabilitados por decisiones judiciales, y otros más son simples herederos y miembros de roscas de las organizaciones locales. Para no hablar de la famosa trashumancia o traslado de votos: ciudadanos obligados a inscribirse en circunscripciones determinadas para que depositen su voto por un candidato que los amarra. Hay municipios en los que, desde la última votación, se duplicó el número de inscritos.

Estos problemas no son nuevos y hasta se podría decir que hay diagnósticos exagerados. Que un candidato sea objeto de una denuncia no implica una inhabilidad legal. Puede haber aspirantes empapelados que son inocentes pero no han podido lograr que así lo reconozca un sistema de justicia paquidérmico e ineficaz.

Y se ha llegado tan lejos en la politización de la justicia y en la judicialización de la política, que también se cometen excesos. Es más fácil poner una denuncia contra un competidor que vencerlo en un debate ideológico. Desde ya se puede pronosticar que, a partir de la próxima semana, brotará la cosecha de demandas y denuncias por todo concepto contra los candidatos inscritos. Lamentablemente, la justicia no tendrá cómo responder con agilidad y credibilidad, y la mayoría de los pleitos quedarán pospuestos para después de las elecciones. Habrá gobernadores y alcaldes que probablemente no terminarán sus mandatos. De los mandatarios elegidos hace cuatro años seis dejaron el cargo.

No es que no se haya hecho nada frente al oscuro panorama. El ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, dice que la ventanilla única que funciona en su despacho ha servido para que los partidos cuenten con mejor información a la hora de entregar avales. La dependencia les reporta, a las directivas que lo soliciten, si existen investigaciones judiciales o condenas en la Fiscalía, Procuraduría y demás organismos de control o justicia, contra quienes aspiran a ser postulados. Ya se han tramitado cerca de 260.000 solicitudes, según Cristo.

Tampoco se puede negar que el panorama de orden público en esta campaña es mejor que el que reinaba en anteriores elecciones regionales. La parapolítica se desactivó después de la desmovilización de las AUC y de la extradición de los jefes paramilitares a Estados Unidos. Y todo indica que con la guerrilla de las Farc habrá cese del fuego durante los meses del debate. Falta ver qué capacidad y motivación tendrán las bacrim para constreñir a los votantes en sus áreas de influencia, pero en ningún caso será un fenómeno comparable al desafío que en el pasado impusieron los paras y las guerrillas.

Lo que hay en el fondo es una crisis de los partidos cuyos efectos se sienten más en unas elecciones locales. Hay un divorcio entre la provincia y los centros de opinión. Las polémicas por los avales, por ejemplo, se quedan en estos últimos y no bajan al terreno nacional. En la gran mayoría de los centros de votación del país domina, a la hora de votar, la acción de las maquinarias locales.

Son muy poderosas. A pesar del desmonte de las AUC, los caciques locales no se han debilitado y la situación no es tan distinta a la de 2007, en pleno auge de la parapolítica. En ese entonces las maquinarias electorales se aliaron con la ilegalidad armada. Esta última no existe en la forma y dimensión de entonces pero las organizaciones locales se han fortalecido en regiones como la costa Atlántica o han tenido procesos de recambio.

El poder electoral en Colombia no lo tienen los directores de los partidos sino los jefes locales. “Una vez elegidos, los alcaldes y gobernadores no le pasan al teléfono a nadie”, dice un conocedor de la mecánica política. Las grandes decisiones son fruto de negociaciones entre los senadores y los líderes regionales. Por eso se eligen personas cuyos nombres ni siquiera se conocen en las capitales ni en los grandes medios de comunicación. Y por eso, también, los escándalos mediáticos no afectan las elecciones de las regiones.

Los partidos se han convertido en federaciones de maquinarias locales. No es una coincidencia que, en el actual proceso electoral, la mayor parte de las consultas internas que organizó la Registraduría –a petición de los partidos-, para que los votantes eligieran candidatos, no tuvieron visibilidad nacional. El mayor número de las consultas se hizo para definir aspirantes a Juntas Administradoras Locales, JAL. La pérdida del control por parte de los partidos es tal, que están proliferando candidaturas por fuera de sus estructuras: hay 810 comités de ciudadanos que recogieron firmas para inscribir aspirantes ‘sin partido’.

Con una estructura de poder tan erosionada difícilmente podría haber coherencia partidista. Aliados en un departamento pueden estar enfrentados en otro. Si a los candidatos se les aplicara un examen de su afinidad con las colectividades que los avalan, la mayoría se rajarían. ¿Cuánto tiempo de militancia llevan en su partido? ¿Han formado parte de los directorios y órganos de gobierno interno? ¿Han pasado por procesos de formación política partidista? En un sistema de partidos serios la respuesta a estas preguntas sería afirmativa. En la Colombia de hoy son una excentricidad.

¿Hay tiempo, todavía, para que los partidos encuentren un rumbo? La dinámica de la campaña no parece ir en esa dirección. Los partidos saben que el poder local es tan determinante, que desde ahora empiezan a jugar sus cartas con miras a las presidenciales de 2018. Quienes logren mejores posiciones estarán en condiciones más sólidas para la próxima batalla por la Casa de Nariño. Por eso, la solicitud que les hizo el presidente Juan Manuel Santos a los miembros de la Unidad Nacional para que buscaran candidatos únicos no se está obedeciendo. Entre ellos –La U, Partido Liberal, Cambio Radical– hay pugnas más duras que las que, en muchos casos, hay con los partidos de oposición. Las peleas internas pesan más que las externas: el controvertido aval de Horacio Serpa a Didier Tavera se explica en que la batalla de fondo en Santander es entre la casa serpista y la del gobernador Aguilar.

De hecho, ya se empieza a ver que el Centro Democrático se podría subir en el vagón de candidatos victoriosos de la Unidad Nacional, o de alguno de los partidos que la conforman. En Cesar, Uribe apoyará a Arturo Calderón, liberal; en Cali, a Angelino Garzón, de La U; en Barranquilla, a Alex Char, de Cambio Radical. Y habrá más: las elecciones locales son un terreno adverso para el uribismo, porque no tiene estructura regional.

El régimen legal de los partidos en Colombia se ha modificado varias veces en los últimos años. El legislador ha castigado la doble militancia y el transfuguismo. Ha prohibido los partidos de garaje. Y ha incentivado la consolidación de partidos fuertes. Las elecciones de octubre servirán para saber si el cambio de normas era el antídoto efectivo para las enfermedades acumuladas durante muchos años. En el punto de arranque de la campaña, todo parece indicar que no lo fue.



http://www.semana.com/nacion/articulo/los-partidos-politicos-se-agrietan-por-avales/435242-3

No hay comentarios. Comentar. Más...

Mundo porno

Mundo porno
Hablar de pornografía es también dialogar con nuestra más íntima imaginación erótica, con los modos en que tenemos sexo y hasta con las formas en que habitamos los espacios públicos. Erotismo colonizado, misoginia y negocios. Consecuencias socio-culturales de una industria al servicio del placer masculino.
Por Federico Polleri 


Mundo porno 


“A veces me vienen a la mente ideas que no comparto”
Woody Allen
 
Somos una sociedad porno. Lo porno nos llena todos los agujeros sociales, culturales, políticos y económicos. Los rebalsa.
Hay porno en la televisión, en los kioscos, en las calles, en los clubes, en las escuelas, en los trabajos, en las playas, en los boliches, en nuestras casas, en nuestras camas, en nuestras computadoras, en nuestras mentes. Lo porno nos puede estimular y dar placer. También nos puede incomodar, someter y violentar. Pero hay algo de lo porno que lo hace inmensamente poderoso: su condición de tabú, su omisión decorosa.
De lo porno no se habla.
Y sin embargo…


Mamita acercate, dale

Hace pocos días, una joven de 16 años de Mar del Plata denunció en su cuenta personal de facebook que, mientras caminaba por la calle, un hombre la siguió repitiendo “sabés las cosas que te haría ahí. Mamita acercate, dale”. Que lo hizo durante el tiempo que lleva caminar dos cuadras. Que no era la primera vez que le pasaba. Que era algo común y cotidiano. Que miembros de su familia y amigos, al relatarles lo ocurrido, le recomendaron no usar más calzas cuando camina por la calle.
A esto se lo conoce como “acoso callejero”, algo que no es nuevo, pero que se denuncia cada vez más. La especialista estadounidense Holly Kearl lo define como: “Las palabras y acciones no deseadas llevadas adelante por desconocidos en lugares públicos, que están motivadas por el género e invaden el espacio físico y emocional de una persona de una manera irrespetuosa, rara, sorprendente, atemorizante o insultante”.
Ahora pensemos un segundo en el seguidor. Supongamos que el hombre no es un desequilibrado, ni un enfermo, ni un monstruo, sino que es, tomando una expresión de Malena Pichot, un “hijo sano del patriarcado”. Un tipo común. El hombre la ve y la joven le gusta. ¿Lo calienta? No. Todavía no. Si la joven lo excitase, sólo la miraría pasar para estimular su fantasía y luego, si así lo deseara, se masturbaría en su intimidad. Pero no. El hombre no la persigue porque la joven lo excite, lo hace en realidad para lograr excitarse. Su excitación, pues, necesita algo más que simplemente ver a una mujer que le guste. Este hombre necesita ver a una mujer que le guste en situación de sometimiento. Su vida erótica necesita ese componente de sutil violencia para poder realizarse. Y ahora sí, el hombre está caliente.


Hipótesis sobre la calentura de un tipo

La pregunta ahora es: ¿por qué? Por qué este hombre necesita esa violencia para estimularse sexualmente. Y por si alguno no se da por aludido, la primera aclaración debería ser la siguiente: la violencia hacia la mujer en lugares públicos no es un problema de patologías psicológicas individuales, es un problema social. Una práctica cultural extendida que padecen el 90% de las mujeres, según estudios de la Stop Street Harassment, una ONG internacional que se dedica a luchar contra las agresiones sexuales a las mujeres en las calles de todo el planeta. Detengámonos en este dato: 9 de cada 10 mujeres que caminan por la calle reciben o han recibido algún tipo de acoso.
Pero volvamos al perseguidor. ¿Por qué lo hizo? ¿Por qué siguió a la jovencita dos cuadras para poder excitarse? Veamos si logramos entender a nuestro hombre erotizado.


Dime cómo coges y te diré quién eres

Existe una relación ineludible entre pornografía, vida sexual y vida social. Pero mientras lo porno siga escondido, poco se podrá problematizar este aspecto paradójicamente tan presente en nuestra cultura.
“Dime cómo coges, y te diré quién eres” podría ser un refrán perfectamente válido. Pero antes deberíamos decir: “Dime dónde educaste tu vida erótica, y te diré cómo coges”.
A riesgo de caer en prejuicios, podemos arriesgar que es muy posible que nuestro hombre erotizado (el que persigue a la joven por las calles marplatenses) coja mal. Porque es más que probable que su vínculo con la sexualidad esté organizado a partir del modelo de supremacía masculina y la dupla dominación/sumisión, tan dominante en nuestra sociedad. Muy probablemente desconozca que es posible un erotismo igualitario, en donde esos roles pueden ser intercambiados como juego erótico y no siempre impuestos unilateralmente como práctica aplastante. Pero, ¿dónde aprendió a coger así nuestro hombre?
Cindy Gallop, una mujer de 53 años que revolucionó las redes con su conferencia TED de cuatro minutos, problematiza la pornografía dura o “hardcore” (el género masificado en los años 90 que reemplazó el porno “softcore”, cuando éste empezó a verse diariamente en la televisión). Su enfoque propone una mirada crítica de la pornografía heterosexual desde una óptica no-conservadora y en función de lo que considera una necesidad social de primer orden: que los seres humanos cojamos más y mejor. Por eso creó una web dedicada a desterrar los “mitos del hardcore”.
Gallop sostiene que vivimos en una sociedad que manifiesta su puritanismo en tres dimensiones: en la todavía influyente moral cristiana, en padres y madres a quienes aún nos avergüenza tener charlas abiertas de sexo con nuestros hijos y en un sistema educativo que insiste en un enfoque biologicista de la educación sexual, centrado en enseñar anticoncepción y cuidados frente a enfermedades venéreas, pero muy poco sobre el deseo y los modos de enfrentar los comienzos de una vida sexual plena (hay que decir que la nueva Ley de Educación Sexual Integral ha avanzado en este aspecto, pero todos coinciden en que aún no se verifican cambios significativos en las aulas).
Para Gallop el resultado es claro: la pornografía hardcore se ha convertido, en los hechos, en la más potente educación sexual de las personas.


Clases de sexo duro

Para quienes les resulte exagerada la idea de que la pornografía es nuestra gran escuela sexual, hay números que pueden ayudar.
En internet hay 4 millones 200 mil sitios dedicados a la pornografía, dentro de los cuales se despliegan 420 millones de páginas webs porno. Estos representan el 12% del total de sitios que existen en internet. Cada segundo, 28.258 usuarios en todo el mundo están mirando páginas porno. Los sitios pagos recaudan 3.075 dólares por cada uno de esos segundos.
El 70% de quienes lo consumen son hombres, el 30% restante corresponde a mujeres. Se estima que actualmente los primeros vínculos con la pornografía en la web se tienen a los 11 años, siendo el segmento más activo el que va de los 12 a los 44. Además, un 34% de internautas se han visto expuestos a pornografía sin pedirlo, ya sea a través de “pop-ups”, “enlaces engañosos” o correos electrónicos. También, las estadísticas informan que el 25% de todas las búsquedas que se realizan en la web, son consultas de contenido porno.
Los datos pertenecen a Top Ten Reviews y dan cuenta de que el consumo de pornografía es mucho más masivo de lo que creemos/reconocemos y que, sobre todo, su poderosa influencia cultural está siendo subestimada.
¿Tendrá buena conexión a internet nuestro hombre erotizado?



Los números de la industria del sexo

En un estudio realizado en 2007, Top Ten Reviews estimó que las ganancias de la industria pornográfica en todo el mundo habían alcanzado los 97.060 millones de dólares, más que la suma de las diez compañías informáticas más grandes de aquel momento, entre ellas Microsoft, Google y Amazon.
La escritora y licenciada en ciencias políticas británica, Sheila Jeffreys, sostiene que la pornografía se ha convertido en una plataforma de lanzamiento en occidente para la industria global del sexo (que incluye, además, a la prostitución, las cadenas de clubes de strip-tease y la trata de mujeres que se desarrolla para proveer a esta creciente industria).
En su libro “La industria de la Vagina”, Jeffreys estudia la globalización de la explotación sexual (a la que entiende como “la comercialización de la subordinación femenina”) y analiza las formas en que la industria del sexo ha sido integrada a la economía política mundial. Los números que ofrece su investigación son impactantes.
En un país como China se estima que ejercen la prostitución unas 20 millones de mujeres y que el dinero que mueve el pago por sexo y las actividades vinculadas alcanzan el 8% de la economía de ese país (y hablamos del Producto Bruto Interno -PBI- más grande del planeta), unos 700 mil millones de dólares. Un informe de la Organización Internacional del Trabajo estimó que la industria del sexo constituye entre el 2% y el 14% del PBI en Filipinas, Malasia, Tailandia e Indonesia. En Corea, donde se prostituye a más de un millón de mujeres, se estima que representa un 4,4% del PBI, más que la forestación, la pesca y la agricultura combinadas (4,1%). En Holanda, que legalizó la prostitución en 2001, representaba en ese año el 5% de su PBI. En todos los Países Bajos donde está legalizada, las ganancias superaran el billón de dólares.
¿Hará su aporte al PBI nacional nuestro hombre erotizado?


Yankees go home

Es sabido que Estados Unidos gusta mucho de exportar sus costumbres hacia todo el planeta. Así, nos ha regalado el placer de morder una Big Mac, la felicidad de destapar una Coca Cola y la emoción de nuestros hijos cada año cuando llega Halloween. Delicias del imperialismo.
Del mismo modo, ha sido Estados Unidos la principal productora de contenidos para la industria pornográfica global. Un sólo dato lo deja claro: en el país del Norte se produce un nuevo video porno cada 39 minutos. Pero hay más: el mayor número de páginas webs del género provienen de ese país, unas 244.661.900 (le sigue, muy lejos, Alemania, con algo más de 10 millones). Con esos videos vienen hacia nosotros los modos de hacer, sentir y pensar el sexo según la idiosincrasia norteamericana.
Para la activista y filósofa Beatriz Preciado, la pornografía opera normalizando y modelando la utilización de los órganos y la relación entre los cuerpos. De este modo, asegura, una película porno lo que nos propone son “pedagogías de la sexualidad”. “No representa la realidad del sexo, sino que opera como una máquina performativa que lo que hace es producir modelos de sexualidad”. ¿Qué quiere decir? Que, sin darnos cuenta, todos terminamos cogiendo, o creyendo que deberíamos coger, como lo hacen los norteamericanos.
¿Será bilingüe nuestro hombre erotizado?


Del cristianismo a lo porno

Podemos considerar que la pornografía tiene un efecto tan espectacular en nuestra vida sexual como el que supo tener, en su momento de gloria, la Iglesia cristiana. El cristianismo socavó las prácticas sexuales tradicionales en el momento que declaró como anticristiana toda actividad sexual no reproductiva y que no tuviera lugar dentro del matrimonio. El impacto de la pornografía ha sido sin duda igualmente poderoso en la promoción de un nuevo sistema de valores sexuales, pero de una forma muy diferente. La nueva forma de colonización cultural consiste, en este caso, en la difusión desmesurada del sistema de valores de la pornografía estadounidense.
Una historia pornográficaEn su famosa crónica sobre la Coca Cola, Osvaldo Soriano cuenta la importancia que tuvo la guerra en su expansión. La decisión de los creadores de la gaseosa de abastecer a los soldados norteamericanos en los frentes de batalla, catapultó las rentabilidad de la empresa. Pero no fue sólo Coca Cola lo que entraba en las trincheras, también lo hacían revistas porno.
El período 1953-1973 es considerado la “edad de oro de la pornografía”. El impulso significativo para el negocio tuvo lugar unos años antes, durante la Segunda Guerra Mundial, cuando los soldados norteamericanos rogaban por “revistas con mujeres”. Cuando la guerra terminó, se lanzaron al mercado “civil”. Playboy se fundó en 1953 y empezó a cotizar en bolsa en 1971. La revista Hustler nació en 1974 y en poco tiempo pasó a vender tres millones de ejemplares por número.
Según Jeffrey, en la “edad de oro” la industria estaba controlada por la mafia, quien se vinculó con los activistas por la libre expresión para pelear los juicios y proteger la industria contra los intentos de limitarla. La película hollywoodense “Larry Flynt: el nombre del escándalo” (1996) es paradigmática en este aspecto. Muestra al fundador de la cadena de clubes de strip-tease y de la revista Hustler, como el abanderado de la Primera Enmienda de la Constitución de EEUU que garantiza la libertad de expresión. Precisamente, fue en los años 70 que la industria tuvo un nuevo impulso. No fueron pocas las contradicciones al interior del propio movimiento feminista de aquellos años, entre quienes se oponían a la explotación sexual de la mujer y quienes combatían la censura de la pornografía, defendiéndola como una expresión de la liberación sexual. “La fisura entre estas diferentes perspectivas sobre la sexualidad era tan profunda, y el campo de la libertad sexual tenía un apoyo tan poderoso de los liberales y pornógrafos en los medios y la cultura, que la campaña feminista contra la pornografía perdió su momentum”, considera Jeffrey.


Garganta profunda

Una noche de 1972, el entonces vicepresidente de los Estados Unidos, Spiro Agnew, tocaba el timbre de la casa de Frank Sinatra, en Palm Spring. La razón de la visita no era un problema de Estado, tampoco un asunto musical. Los muchachos se juntaban a ver una película porno. Sinatra había convocado a un número selecto para ver una función privada de la recientemente estrenada “Garganta profunda”.
En la película, Linda Lovelace da cátedra de sexo oral, ya que representa a una joven que descubre que tiene el clítoris en su garganta. Fue tal el éxito de la película, que fue la primera en pasar de las salas X a las salas comerciales, a las que llenaba sin pausa. Este hito popularizó las “películas para adultos”, que dejaron de ser un secreto y se convirtieron en una parte más del entretenimiento. Lovelace contó luego que no recibió un sólo peso por su papel en el film, solo cobró su pareja y representante, quien recibió 1.250 dólares por realizar tareas de producción. No obstante, la película -cuya realización costó 47 mil dólares- se estima que recaudó 50 millones.
No sólo la política y el arte se entregó al éxito de taquilla. También lo hizo el periodismo: Woodward y Bernstein, artífices del Watergate, pusieron como seudónimo “garganta profunda” a su informante.
Porno neoliberalEl neoliberalismo de los 80 y 90, fue para el mercado en general un “déjalo ser”. Esto ayudó al desarrollo de la industria porno, favorecida por las nuevas tecnologías como el video e internet. A su vez, se volvió más accesible, tan pronto como se extendió al cable y a los sistemas satelitales, permitiendo comprar videos desde el sillón de una casa. Fue en ese momento que la industria dejó de ser un negocio marginal o mafioso y se volvió atractivo incluso para corporaciones como la General Motors, AT&T o el Banco de Irlanda, que invirtieron en canales codificados.
¿Tendría desbloqueado su tocom nuestro hombre erotizado?


Hardcore porn

A mediados de los noventa, la pornografía más dura, en inglés “hardcore porn”, se hizo popular entre los más jóvenes. Atrás quedaron las películas suaves o softcore de I-Sat, en donde se simulaba las escenas de sexo con frotaciones y gestos inverosímiles. La cooptación de este tipo de escenas por la televisión abierta, en sus series y telenovelas, dejó todo el espacio del porno al hardcore, que comenzó con simple sexo explícito, pero que paulatinamente fue incorporando niveles cada vez más elevados de violencia sexual hacia las mujeres. Jeffreys detalla en qué devino actualmente el porno más visto: “Hoy el hardcore incluye prácticas como la de ‘escupir y abrir’, en la que el hombre estira el ano de su compañera tanto como sea posible, coloca un espéculo y lo humecta, ya sea escupiendo u orinando allí. La penetración anal doble se volvió requisito y también lo que se conoce en la industria como el truco del ‘sellamiento’, que consiste en la introducción del pene en cada orificio, la violación en grupo, lo que se llama ‘asfixiar y coger’ y bukkake, una práctica en la que entre cincuenta y ochenta hombres eyaculan a la vez sobre el cuerpo desnudo de una mujer que está acostada en el piso”.


La producción porno, su marca en los cuerpos

Muchos estudios sobre pornografía la consideran prostitución filmada. Con el agravante de que a las actrices porno les pagan (muy poco) por el acceso sexual a su cuerpo una sola vez (al igual que a las prostitutas), pero el contenido lo pueden utilizar en variedad de películas y es reproducido por millones de personas que lo visualizan infinidad de veces en la web.
Como sea, los efectos nocivos sobre la salud de las mujeres que son parte de esta industria son similares. “Vaginas y anos desgastados y un dolor considerable. Esto incluye daños físicos provocados por las enfermedades de transmisión sexual, embarazos no deseados, abortos, infertilidad, enfermedades en el tracto reproductivo, adicciones a las drogas, casos recurrentes de suicidios y severos daños psicológicos”.
Raffaela Anderson, una ex estrella porno europea, da una descripción de lo que implica la producción de pornografía para las chicas explotadas en el proceso, muchas de ellas víctimas de la Trata: “Tome a una joven sin experiencia, que no hable el idioma, que esté lejos de su casa, durmiendo en un hotel o en el set. Sométala a una doble penetración, un puño en la vagina, más un puño en el ano, a veces al mismo tiempo. Luego, usted recibe una niña llorando, que orina sangre a causa de las lesiones y además se caga encima porque nadie le explicó que necesitaba un enema (…). Después de una escena, que las jóvenes no pueden interrumpir, ellas tienen dos horas para descansar”.


La estetización de la violencia sexual

El sociólogo Richard Poulin, quien investigó los daños graves provocados a las mujeres vinculadas a la industria, asegura que la pornografía ha contribuido a “la estetización de la violencia sexual”. Según él, estamos frente a una sociedad que ha erotizado la violación, la humillación y el sometimiento de la mujer.
La paradoja es que criticar la pornografía actualmente dominante puede ser tildado de conservador o moralista. Cuando en realidad, la jerarquía de género es la que limita la posibilidad de abrir nuestras camas a una sexualidad verdaderamente liberada. La apertura erótica a múltiples posibilidades como las experiencias sexuales extra-pareja, compartir la cama con terceros o terceras, o realizar cualquiera de las variadas fantasías que pueden brotar de un vínculo libre de quienes integran una relación afectiva y/o sexual, son posibilidades que sólo pueden disfrutarse en relaciones que se deciden a romper el modelo de supremacía masculina. La razón es simple: la influencia del machismo, tanto en hombres como en mujeres, vuelve intolerable que se realicen las fantasías reales de una pareja, mucho más si se trata de las fantasías de la mujer.


Jerarquías de genero

Ran Gavrieli es profesor de Educación Sexual de la Universidad de Tel Aviv. En su conferencia TED “Por qué dejé de ver porno” sostiene que “la pornografía no es una comunicación sexual erótica”. Y agrega que lo que ofrece “no solo es una práctica sexual, sino una forma de ser. Una jerarquía de género en este mundo”. Gavrieli cuenta que su hábito estaba condicionando fuertemente su imaginación erótica y que, en un momento dado, necesitó recuperar para su sexualidad el control de sus fantasías íntimas y sus pensamientos erotizantes.
Plantea que si preguntásemos qué cosas considera “sexuales” la industria de la pornografía, nos respondería que todo lo que excita al hombre: ¿Excita al hombre asfixiar a una mujer? Es sexual. ¿Excita la violación? Es sexual. ¿Excita ver llorar a una niña sometida sexualmente? Es sexual. Por eso, explica, en muchas galerías porno de la web se puede encontrar la categoría “violación”, al lado de la de “humillación” y al lado de la de “abuso”.
¿Qué lugar en la jerarquía de género de este mundo creerá que ocupa nuestro hombre erotizado? ¿Qué opinión tendrá, por ejemplo, del femicidio de Melina?


Hablar de lo porno

Está claro que no es la pornografía la culpable de todo, y hasta es posible encontrar pornografía no-misógina, como lo intenta la convocatoria de Gallop en su sitio web (#realworldsex). Ciertamente, la cultura machista (que normaliza el odio y desprecio hacia las mujeres, su cosificación) necesita de muchos más actores para consumarse. “Lo porno” está también en la publicidad, en la televisión basura, en la cultura prostituyente. Cada una de ellas merecería su informe también.
Pero empezar a hablar de lo porno es un buen comienzo. Quizás nos ayude a destapar el velo que cubre una práctica mucho más cotidiana e influyente de lo que se reconoce y, de paso, nos ayude a problematizar nuestras vidas eróticas, las maneras de vivir nuestras sexualidades y algunas de nuestra conductas sociales más naturalizadas.

 


http://www.revistaajo.com.ar/notas/1883-mundo-porno.html

No hay comentarios. Comentar. Más...

Ignacio Ramonet: Comprender cómo nos manipulan

Comprender cómo nos manipulan

Nº: 237   Julio  2015 

Ignacio Ramonet


 Se cumplen ochenta años de la primera edición (1935) 
en lengua española de la gran novela rupturista Un 
mundo feliz (1) (se había publicado tres años antes en 
inglés) del visionario filósofo y escritor Aldous 
Huxley. 
Y, ante tanta “felicidad artificial” en nuestros días, 
tantas manipulaciones y tantos condicionamientos 
contemporáneos cabe preguntarse: ¿será útil releer hoy 
Un mundo feliz? ¿Es acaso necesario retomar un libro 
publicado hace más de 80 años, en una época tan lejana 
a nosotros que Internet no existía e incluso la 
televisión aún no había sido inventada? ¿Es esta 
novela algo más que una curiosidad sociológica, un 
best seller ordinario y efímero del que se vendieron, 
en inglés, más de un millón de ejemplares en el año de 
su publicación? 
Estas cuestiones parecen tanto más pertinentes cuanto 
que el género al que pertenece la obra –la distopía, 
la fábula de anticipación, la utopía científico-
técnica, la ciencia ficción social– posee un grado muy 
elevado de obsolescencia. Pues nada envejece con mayor 
rapidez que el futuro. Sobre todo en literatura. 
Sin embargo, si alguien, superando estas reticencias, 
se vuelve a sumergir en las páginas de esa novela se 
quedará estupefacto por su sorprendente actualidad. 
Constatando que, por una vez, el pasado ha atrapado al 
presente. Recordemos que el autor, Aldous Huxley 
(1894-1963), narra una historia que transcurre en un 
futuro muy lejano, hacia el año 2500, o, con mayor 
precisión, “hacia el año 600 de la era fordiana”, en 
alusión satírica a Henry Ford (1863-1947), el pionero 
estadounidense de la industria automovilística (de la 
que una célebre marca de coches sigue llevando su 
nombre) e inventor de un método de organización del 
trabajo para la fabricación en serie y de 
estandarización de las piezas. Método –el fordismo–  
que transformó a los trabajadores en poco menos que 
autómatas o en robots que repiten a lo largo de la 
jornada un único y mismo gesto. Lo cual suscitó, ya en 
la época, violentas críticas; pensemos, a este 
respecto, por ejemplo, en las películas Metrópolis 
(1926) de Fritz Lang o Tiempos modernos (1935) de 
Charles Chaplin. 
Aldous Huxley escribió Un mundo feliz, visión 
pesimista del porvenir y crítica feroz del culto 
positivista a la ciencia, en un momento en el que las 
consecuencias sociales de la gran crisis de 1929 
afectaban de lleno a las sociedades occidentales y en 
el que la credibilidad en el progreso y en los 
regímenes democráticos capitalistas parecía vacilar. 
Publicado en inglés antes de la llegada de Adolf 
Hitler al poder en Alemania (1933), Un mundo feliz 
denuncia la perspectiva “pesadillesca” de una sociedad 
totalitaria fascinada por el progreso científico y 
convencida de poder brindar a sus ciudadanos una 
felicidad obligatoria. Presenta una visión alucinada 
de una humanidad deshumanizada por el condicionamiento 
a lo Pavlov (2) y por el placer al alcance de una 
píldora (“el soma”). En un mundo horriblemente 
perfecto, la sociedad decide totalmente, con fines 
eugenésicos y productivistas, la sexualidad de la 
procreación. 
Una situación no tan alejada de la que conocen hoy en 
día algunos países donde los efectos de la crisis de 
2008 están provocando (en Europa sobre todo) el 
ascenso de partidos de extrema derecha, xenófobos y 
racistas. Donde las píldoras anticonceptivas permiten 
ya un amplio control de la natalidad. Y donde nuevas 
píldoras (Viagra, Lybrido) dopan el deseo sexual y lo 
prolongan hasta más allá de la tercera edad. Por otra 
parte, las manipulaciones genéticas permiten cada vez 
más a los padres la selección de embriones para 
engendrar hijos en función de criterios 
predeterminados, estéticos, entre otros. 
Otra sorprendente relación con la actualidad es que la 
novela de Huxley presenta un mundo donde el control 
social no da cabida al azar, donde, formadas con el 
mismo molde, las personas son “clónicas”, pues se 
producen en serie, la mayoría tiene garantizado el 
confort y la satisfacción de los únicos deseos que 
está condicionada a experimentar, pero donde se ha 
perdido, como diría Mercedes Sosa, la razón de vivir 
(3). 
En Un mundo feliz, la americanización del planeta ha 
culminado, la historia ha terminado (como lo afirmará 
más tarde Francis Fukuyama) (4), todo ha sido 
estandarizado y “fordizado”, tanto la producción de 
los seres humanos, resultado de puras manipulaciones 
genético-químicas, como la identidad de las personas, 
producida durante el sueño por hipnosis auditiva: la 
“hipnopedia”, calificada por un personaje del libro 
como “la mayor fuerza socializante y moralizante de 
todos los tiempos”. 
Se “producen” seres humanos, en el sentido industrial 
del término, en fábricas especializadas –los “centros 
de incubación y condicionamiento”– según modelos 
variados que dependen de las tareas muy especializadas 
que serán asignadas a cada uno y que son 
indispensables para una sociedad obsesionada con la 
estabilidad. 
Desde su nacimiento, cada ser humano es, además, 
educado en unos “centros de condicionamiento del 
Estado” en función de los valores específicos de su 
grupo mediante el recurso masivo a la hipnopedia para 
manipular el espíritu, crear en él “reflejos 
condicionados definitivos” y hacerle aceptar su 
destino. 
Aldous Huxley ilustraba así en esa obra los riesgos 
implícitos en la tesis que venía formulando desde 1924 
John B. Watson (5), el padre del “conductismo”, esa 
supuesta “ciencia de la observación y del control del 
comportamiento”. Watson afirmaba con frialdad que 
podía elegir en la calle a un niño saludable al azar y 
convertirlo, a su gusto, en  doctor,  abogado, 
artista, mendigo o ladrón, independientemente de su 
talento, sus inclinaciones, sus capacidades, sus 
gustos y el origen de sus ancestros. 
En Un mundo feliz, que es fundamentalmente un 
manifiesto humanista, algunos vieron también, con 
razón, una crítica ácida a la sociedad estalinista, a 
la utopía soviética construida con mano de hierro. 
Pero también hay, claramente, una sátira a la nueva 
sociedad mecanizada, estandarizada, automatizada que 
se creaba en esa época en Estados Unidos en nombre de 
la modernidad técnica. 
Sumamente inteligente y admirador de la ciencia, 
Huxley expresa en esta novela, sin embargo, un 
profundo escepticismo con respecto a la idea de 
progreso y desconfianza hacia la razón. Frente a la 
invasión del materialismo, el autor entabla una 
interpelación feroz a las amenazas del cientificismo, 
del maquinismo y del desprecio a la dignidad 
individual. Claro que la técnica asegurará a los seres 
humanos un confort exterior total, de notable 
perfección, estima Huxley con desesperada lucidez. 
Todo deseo, en la medida en que pueda ser expresado y 
sentido, será satisfecho. Los seres humanos habrán 
perdido su razón de ser. Se habrán transformado a sí 
mismos en máquinas. Ya no se podrá hablar en sentido 
estricto de “condición humana”. 
Pero sí de “condicionamiento”, que no ha cesado de 
intensificarse desde la época en que Huxley publicó 
este libro y anunció que, en el futuro, seríamos 
manipulados sin que nos diésemos cuenta de ello. En 
particular, por la publicidad. Mediante el recurso a 
mecanismos psicológicos y gracias a técnicas muy 
experimentadas, los Mad Men de la publicidad consiguen 
que compremos, ya sea un producto, un servicio o una 
idea. De ese modo nos convertimos en personas 
previsibles, casi teledirigidas. Y felices. 
Confirmando esas tesis de Huxley, Vance Packard 
publicó The Hidden Persuaders (La persuasión 
clandestina) a mediados de la década de 1950 y Ernest 
Dichter y Louis Cheskin denunciaron que las agencias 
de publicidad intentaban manipular el inconsciente de 
los consumidores. Sobre todo mediante el uso de 
“publicidad subliminal” en los medios de comunicación 
de masas. El 30 de octubre de 1962 se llevó a cabo una 
auténtica prueba que demostraba la eficacia de la 
publicidad subliminal: durante una película, se 
lanzaban mensajes “invisibles” sobre unos productos 
cada cierto tiempo. Las ventas de dichos productos 
aumentaron. 
Actualmente, la “publicidad subliminal” ha avanzado y 
existen técnicas más sofisticadas y hasta más 
perversas para manipular la mente del ser humano (6). 
Por ejemplo, mediante los colores que modifican 
nuestras percepciones e influyen en nuestras 
decisiones. Los especialistas en marketing lo saben y 
utilizan sus efectos para orientar nuestras compras. 
En un conocido experimento de finales de los años 
1960, Louis Cheskin, director del Color Research 
Institute, pidió a un grupo de amas de casa que 
probaran tres cajas de detergentes y que decidieran 
cuál de ellas daba mejor resultado con las prendas 
delicadas. Una era amarilla, la otra azul y la 
tercera, azul con puntos amarillos. A pesar de que las 
tres contenían el mismo producto, las reacciones 
fueron distintas. El detergente de la caja amarilla se 
juzgó “demasiado fuerte”, el de la azul se consideró 
que “no tenía fuerza para limpiar”. Ganó la caja 
bicolor. 
En otra prueba se dieron dos muestras de cremas de 
belleza a un grupo de mujeres, una en un recipiente 
rosa y otra, en uno de color azul. Casi el 80% de las 
mujeres declararon que la crema del bote rosa era más 
fina y efectiva que la del bote azul. Nadie sabía que 
la composición de las cremas era idéntica. “No es una 
exageración decir que la gente no sólo compra el 
producto per se, sino también por los colores que lo 
acompañan. El color penetra en la psique del 
consumidor y puede convertirse en un estímulo directo 
para la venta”, escribe el publicista Luc Dupont en su 
libro 1001 trucos publicitarios (7). 
Cuando la empresa productora del jabón Lux empezó a 
vender su producto en color rosa, verde, turquesa, 
sustituyendo la pastilla de jabón habitual de color 
amarillo, se convirtió en número uno de jabones de 
belleza en el mercado. Los nuevos colores sugerían 
delicadeza y cuidado, intimidad y cariño, y los 
consumidores se mostraron entusiasmados. 
Recientemente, McDonald’s dejó su mítico color rojo 
(una tonalidad apreciada por los más pequeños y que 
suele estimular el hambre) a favor del verde en un 
intento de reconducir su marca hacia la comida 
saludable y hacia un estilo de vida sostenible (8). 
La lectura de Un mundo feliz nos alerta contra todas 
estas agresiones (9). Sin olvidarse de las 
manipulaciones mediáticas (10). Esta novela también 
puede verse como una sátira muy pertinente de la nueva 
sociedad delirante que se está contruyendo hoy día en 
nombre de la “modernidad” ultraliberal. Pesimista y 
sombrío, el futuro visto por Aldous Huxley nos sirve 
de advertencia y nos alienta, en la época de las 
manipulaciones genéticas, de la clonación y la 
revolución de lo viviente, a vigilar de cerca los 
progresos científicos actuales y sus potenciales 
efectos destructivos. 
Un mundo feliz nos ayuda a comprender mejor el alcance 
de los riesgos y los peligros que se presentan ante 
nosotros cuando, de nuevo y por todas partes, 
“progresos científicos y técnicos” nos enfrentan a 
desafíos ecológicos que hacen peligrar el futuro del 
planeta (11). Y de la especie humana.(1) “Corría el año 1935 cuando el editor catalán Luis 
Miracle publica la obra Un mundo feliz, primera 
traducción al español de la obra más visionaria de 
Aldous Huxley. Si tenemos en cuenta que Huxley publicó 
su novela en 1932 (año en el que fue publicada por 
Chatto & Windus para Europa, y por Doubleday para 
Norteamérica), podemos afirmar hallarnos ante una 
rápida, acertada y valiente propuesta editorial. La 
persona en quien recae el honor y la enorme 
responsabilidad de traducir la obra al español es el 
poeta, periodista y político falangista cántabro Luys 
Santa Marina (Luis Narciso Gregorio Gutiérrez Santa 
Marina, 1898-1980). Si bien en esta primera edición, 
Luys Santa Marina, pese a sus convicciones morales y 
religiosas, interpreta el texto de Huxley con soltura 
y honestidad profesional, en las siguientes ediciones, 
desde la década de 1940 en adelante, se advierte la 
mano negra de la censura franquista en todos y cada 
uno de los capítulos de la novela. ¿Qué debemos a esta 
primera edición española? Honestamente, pienso que tan 
importante como el traductor, o tal vez más (según se 
mire), fue el editor, Luis Miracle, que demostró con 
esta temprana edición y traducción de la novela 
original tener una extraordinaria visión de su época, 
del mundo que le rodeaba y de los acontecimientos y 
avatares futuros que estaban por perfilar uno de los 
momentos geopolíticos y sociales más claves del siglo 
XX”. Véase Jesuías Castelnuovo: 
http://aldoushuxleyenunmundofeliz.blogspot.com/search?
updated-max=2014-11-04T09:28:00-08:00&max-results=7  (2) Ivan Pavlov (1849-1936), médico ruso, Premio Nobel 
de medicina en 1904 por sus trabajos experimentales 
sobre los “reflejos condicionados”,  siendo el más 
célebre el del perro de Pavlov. (3) https://www.youtube.com/watch?v=-qdIO-0aZk8(4) En su libro de título tan huxleyano El fin de la 
historia y el último hombre (1992).(5) Véase: 
http://www.ilustrados.com/tema/1298/Psicologia-
evolutiva-conductismo-John-Broadus-Watson.html(6) Véase Ignacio Ramonet, Propagandas silenciosas, La 
Habana, 2002; y Noam Chomsky e Ignacio Ramonet, Cómo 
nos venden la moto, Icaria, Barcelona, 1995.(7) Luc Dupont, 1001 trucos publicitarios, Lectorum, 
México, 2004.(8) Véase La Vanguardia, Barcelona, 13 de enero de 
2012.(9) Véase también, por ejemplo: Mertxe Pasamontes, Una 
docena de modos en que nos manipulan para que estemos 
insatisfechos. http://unadocenade.com/una-docena-de-
modos-en-que-nos-manipulan-para-que-estemos-
insatisfechos/(10) Véase también: Noam Chomsky, Diez estrategias de 
manipulación a través de los medios. 
http://www.revistacomunicar.com/pdf/noam-chomsky-la-
manipulacion.pdf(11) Léase Laudato sí, la Encíclica “verde” del Papa 
Francisco, Vaticano, 16 de junio de 2015. 
http://www.lanacion.com.ar/1802790-el-texto-completo-
de-laudato-si-la-enciclica-verde-del-papa-francisco

http://www.monde-diplomatique.es/?url=editorial
%2F0000856412872168186811102294251000%2Feditorial%2F
%3Farticulo%3D943f2892-7723-4448-925f-5e4d1b257386

No hay comentarios. Comentar. Más...

Habermas acusa a la UE de esconderse bajo la tecnocracia

Habermas acusa a Merkel y la UE de esconderse bajo el manto de la tecnocracia

 


Berlín, 23 jun(EFE).- El filósofo y sociólogo alemán Jürgen Habermas acusa a la canciller, Angela Merkel, y a la Unión Europea, en un artículo publicado hoy por el diario “Süddeutsche Zeitung”, de esconderse bajo el manto de la tecnocracia en el manejo de la crisis griega y eludir así su responsabilidad política.


El comienzo del problema, según Habermas, fue cuando Merkel involucró al FMI en lo que él llama “sus dudosas acciones de rescate”.
El FMI, según Habermas, es un organismo que se ocupa de las disfunciones de los sistemas financieros y las afronta buscando su estabilidad y teniendo en cuenta el interés general de los inversores.
“Como parte de la troika, las instituciones europeas se confunden con ese actor, de manera que los políticos se refugian en el papel de agentes vinculados a reglas estrictas, a los que no se les puede hacer responsables de nada”, sostiene el filósofo, Premio Príncipe de Asturias de Ciencias Sociales en 2003.
“Esa disolución de la política en la conformidad con el mercado explica porque los miembros del gobierno alemán -todas personas con integridad moral- niegan fríamente toda responsabilidad en las graves consecuencias sociales de una política que impusieron en el Consejo Europeo”, agrega.
Todo eso lleva también a que la UE, liderada por Merkel, se niegue a confrontarse con el gobierno griego en un plano político y apueste por las conversaciones entre acreedores y deudores como si se tratará de algo que pudiera resolverse ante un tribunal civil.
“La pobre actuación del gobierno griego no cambia para nada el escándalo de que los políticos en Berlín y Bruselas sigan negándose a confrontarse con sus colegas griegos como políticos”, dice Habermas.
“Se presentan como políticos, pero hablan sólo en su papel económico como acreedores”, reitera.
A su juicio, detrás de toda la crisis hay una serie de fallos de construcción de la UE que sólo pueden resolverse si a la unión monetaria sigue una unión bancaria, fiscal y económica en una constelación que, para ser verdaderamente democrática, debe ir acompañada de una unión política.
“La unión monetaria seguirá siendo inestable mientras no se complete con una unión bancaria, una unión fiscal y una unión económica. Eso significa, si no queremos reducir la democracia a un decorado, convertir la unión monetaria en una unión política”, afirma.


http://filosofiacr.tumblr.com/post/122755136325/habermasversusmerkel

No hay comentarios. Comentar. Más...

TPP: Negociando a espaldas

“Negociando a espaldas”
Congreso de EE.UU., a punto de aprobar polémico 
tratado

La Alianza Transpacífico es un acuerdo que aglutinará 
el 40% de la economía mundial y afectará temas como 
libertad de expresión, genéricos e internet, entre 
otros.
Por: Álvaro Corzo V.EL MUNDO 23 JUN 2015 - 9:35 PM




“El TPP es sin duda el tratado de libre comercio más 
sucio y nocivo que se haya firmado en la historia. Si 
se aprueba no habrá forma de regresar”, dice Ben 
Beachy, analista de Public Citizen, organización 
protectora del consumidor, con sede en Washington, al 
hablar del acuerdo comercial que reescribirá los 
estándares del comercio mundial en temas tan cruciales 
como propiedad intelectual, manejo y control de 
patentes, acceso a internet, medicinas genéricas, 
regulaciones ambientales y normas laborales, entre 
otros.
“Este es un acuerdo que fortalece a bancos, 
farmacéuticas, empresas de software, la industria del 
tabaco, empresas de biotecnología y petroleras. Todo a 
costa del medio ambiente, la libertad de expresión y 
la soberanía de los países”, añade Beachy.
La Alianza Transpacífico, o TPP por sus siglas en 
inglés, es un acuerdo que aglutinará el 40% de la 
economía mundial en una vasta zona de libre comercio 
que comprenderá 790 millones de consumidores en 
Estados Unidos, Japón, México, Canadá, Australia, 
Malasia, Chile, Singapur, Perú, Vietnam, Nueva Zelanda 
y Brunéi, inicialmente.
Lo más problemático es que este acuerdo ha sido 
negociado desde 2008 en absoluto secreto. Tanto que ni 
los congresistas pueden obtener una copia del mismo. 
Para conocer el articulado sólo pueden hacerlo en un 
cuarto privado en el capitolio y no pueden tomar notas 
ni llevar a ninguno de sus asesores para que lo 
revisen.
¿Quiénes están detrás de las negociaciones? Cerca de 
566 miembros de las industrias en cuestión, es decir, 
representantes de las farmacéuticas, industrias de la 
grabación, telecomunicaciones, entretenimiento y 
software, entre otras. Son 29 comités negociadores, 
con representantes de gigantes como AT&T, General 
Electric, Apple, Dow Chemical, Nike, Wal-Mart, Boeing, 
General Motors, Cisco, Yahoo, Intel y Fed Ex, entre 
otros. La Alianza Transpacífico es un tratado que ha 
sido redactado por y para las corporaciones 
transnacionales. El exrepresentante de comercio de 
Estados Unidos Ron Kirk, quien fue parte del equipo 
negociador en su etapa inicial, dijo que, de ser 
conocida la extensión total del tratado por parte de 
la opinión publica, sería imposible que fuera aprobado 
por el Congreso.
Aunque sigue siendo delito federal revelar cualquier 
parte del contenido del TPP a los medios de 
comunicación, cuatro capítulos del borrador final 
sobre propiedad intelectual, medicamentos genéricos, 
medio ambiente y patentes se filtraron a través de 
Wikileaks, prendiendo las alarmas sobre las 
intenciones del tratado. “El TPP les permitirá a 
compañías como Disney criminalizar y perseguir a 
usuarios y servidores de internet por descargar o 
compartir sus películas en la red. Elevará el costo de 
la salud al cerrarles el paso a los medicamentos 
genéricos”, explica Jim Shultz, director del Centro 
para la Democracia, en San Francisco.
En materia de propiedad intelectual, el TPP no sólo 
pretende aumentar el alcance y la duración de patentes 
para medicamentos y tecnología, sino que también 
pretende crear derechos de propiedad intelectual sobre 
la información que circula en internet. De aprobarse, 
las empresas prestadoras de internet tendrían la 
responsabilidad de vigilar la actividad de sus 
usuarios en línea. Por si fuera poco, el tratado, que 
los más críticos llaman “Nafta con esteroides”, les 
permitirá a la corporaciones demandar a los países 
miembros en tribunales de arbitramento por 
legislaciones locales de medio ambiente o de cualquier 
tipo que afecte sus ganancias.
Las “disputas entre el inversionista y los estados 
miembros” serán resueltas por tribunales compuestos 
por tres abogados de comercio internacional, los 
cuales pueden obligar a los países a pagar 
indemnizaciones multimillonarias a las compañías. En 
otras palabras, un simple y llano golpe de Estado 
corporativo a la soberanía de los países.
A su vez, el TPP hará más fácil que las corporaciones 
muevan su mano de obra a países miembros del tratado, 
como Vietnam y Malasia, donde se pagan escasos US,60 
por hora. Según el material filtrado por Wikileaks, se 
otorgarán privilegios y protecciones a las 
corporaciones que trasladen sus inversiones a países 
miembros de la nueva zona económica del Asia Pacífico. 
Según Richard Trumka, presidente de AFL-CIO, la mayor 
central obrera de Estados Unidos, esto hace del 
tratado el paraíso prometido para conseguir mano de 
obra barata, lo cual terminará con la pérdida de miles 
de empleos en los demás países miembros.
El TPP también le otorga un escenario favorable a la 
banca, al prohibirles a sus miembros emitir cualquier 
tipo de regulación que limite o impida actividades 
especulativas, así como productos financieros de alto 
riesgo, justo como los que llevaron a la crisis 
económica de 2008. Igualmente prohíbe la creación de 
cualquier impuesto sobre transacciones de la industria 
bancaria. Eso obligaría a que las autoridades 
monetarias de Estados Unidos y los demás países 
miembros rescaten a los bancos como lo hicieron en la 
pasada crisis financiera mundial.
“Es increíble que el tratado más grande de la historia 
se siga negociando a espaldas del mundo entero”, dijo 
Julian Assange, el fundador de Wikileaks, al lanzar 
una campaña que ofrecerá una recompensa de US0.000 
a quien revele los capítulos restantes del 
controversial tratado.
Entre tanto la administración Obama sigue a la espera 
de un voto positivo en el Senado que le otorgue la 
capacidad de presentar el proyecto a votación de forma 
cerrada en el Congreso, para evitar que se vote en 
bloque y no se debata punto por punto.
Colombia no hace parte del grupo inicial de países, 
pero ya ha expresado su interés de unirse al tratado 
una vez sea firmado.

http://www.elespectador.com/noticias/elmundo/negociand
o-espaldas-articulo-568100

No hay comentarios. Comentar. Más...

El clan que se robó la costa

El clan que se robó la costa (I)


por JOAQUÍN ROBLES ZABALA


Es el grupo político más poderoso que ha tenido la costa norte colombiana en los últimos 40 años. Y a pesar de su debacle, en 2014 sacaron congresistas y hoy sueñan con la alcaldía de Cartagena.

 


La tercera es la vencida, reza el adagio, pero para Jairo Alberto Verbel Villadiego, más conocido como Mono loco, un exparamilitar que según las autoridades de Sucre fue durante muchos años el hombre de confianza del desaparecido líder de las Autodefensas Unidas de Colombia Rodrigo Mercado Pelufo, alias Cadena, la suerte se le acabo en la séptima oportunidad que los sicarios dispararon contra el auto en el que viajaba en compañía de su esposa y su pequeña hija. Hacía apenas unos meses, mientras transitaba por el barrio El Cabrero de Sincelejo fue sorprendido por una ráfaga de disparos. El exparamilitar resultó ileso en esa oportunidad pero en el hecho murió un indigente que pasaba por el lugar cuando se desató la balacera.
El Mono loco era señalado por las autoridades de ser el autor material de una veintena de homicidios y de una docena de intentos de asesinatos. Había sido recluido en varias cárceles de la costa norte colombiana donde trataron de asesinarlo en tres oportunidades. El 13 de noviembre de 2014 tenía poco tiempo de haber abandonado su sitio de reclusión en Las Mercedes, Montería, cuando una ráfaga de disparos impactó su cuerpo, matándolo al instante, e hiriendo a la pequeña de dos años que lo acompañaba. Milagrosamente su esposa, que viajaba a su lado, resultó ilesa.
Nada de lo anterior debería sorprender si se piensa que el paramilitarismo ha sido, al igual que las guerrillas y las bandas criminales, uno de los factores generadores de violencia más significativos de la historia colombiana. Sin embargo, la muerte del paramilitar Jairo Alberto Verbel Villadiego debería ser para las autoridades -por lo menos- el punto de arranque de las pesquisas que den con la captura de los sicarios y los autores intelectuales del crimen, pues era el último de los testigos clave de la Fiscalía General de Nación contra una de las investigaciones que el ente acusador lleva contra Álvaro “El Godo”  García, un excongresista sucreño -cuñado de la también exsenadora Piedad Zuccardi- condenado en 2010 por la Corte Suprema de Justicia a pagar cuarenta años de presión por ser considerado el cerebro de la masacre de Macayepo en septiembre de 2000, donde perdieron la vida quince campesinos.
El Clan García, como se le conoce abiertamente en la costa norte colombiana, especialmente en Sucre y  Bolívar, es, sin duda, uno de los grupos políticos tradicionales más poderosos de la región. Durante las últimas décadas ha manejado gran parte de los municipios de estos dos departamentos como si se tratase de un negocio familiar, ha colocado en sus respectivas administraciones a los alcaldes y gobernadores que ha querido y ha desangrado las arcas municipales y departamentales de manera sistemática, prolongando de esta forma la pobreza que ha caracterizado a una de las regiones, contradictoriamente,  más activas del país en cuento a ganadería se refiere.
La historia de este cacicazgo político es larga y parece sacada de la célebre novela El padrino, de Mario Puzo. Su ascenso meteórico al panorama nacional se dio en la década del ochenta, pero fue en los noventa, durante el cuestionado mandato presidencial de Ernesto Samper Pizano, cuando el país supo de su existencia, a través de las denuncias hechas por el entonces excandidato a la presidencia de la República Andrés Pastrana, quien destapó el escándalo de los narcocasetes que dio origen al recordado Proceso 8000.
Sin embargo, en 1988, Álvaro García Romero, una de las figuras más representativas del clan, un hombre de casi doscientos kilos y de rostro colorado, fue el centro de un escándalo al incluir, en el debate definitorio  de la Cámara de Representas, el ‘orangután’ que echó al traste el proyecto de Reforma Agraria propuesta por el entonces presidente Virgilio Barco y que, por el contrario, benefició a los terratenientes del país y dejó mal parado a los campesinos más pobres de la nación.
En la década del noventa, la fortuna del clan creció como la espuma de una cerveza recién destapada, pero así mismo sus escándalos. En una conversación que las autoridades interceptaron al capo del cartel de Cali Gilberto Rodríguez Orejuela con el periodista y  relacionista público Alberto Giraldo López salieron a relucir los nombres de Juan José y Álvaro García, a quienes se les había hecho entrega de unos cheques cuyos montos no fueron esclarecidos pero que les permitió a los entes de seguridad del Estado poner su lupa sobre el Clan García. Poco después, Juan José, senador de República y esposo de Piedad Zuccardi, se encontró nuevamente en el ojo del huracán cuando la Corte Suprema de Justicia lo investigó por la apropiación de 110 millones de pesos de auxilios parlamentarios. En 2007, la misma Corte determinó su culpabilidad y lo condenó a tres años y medio de presión por el delito de peculado  por apropiación. Pero los acontecimientos que llevarían a los miembros de este clan a protagonizar los escándalos políticos de corrupción más recordados de la región Caribe, aún estaban por darse.
Todo parece indicar que para este grupo de caciques electoreros los escándalos se han constituido en una forma eficaz de hacer política. No olvidemos, entre otros, a Héctor García Romero, un reconocido constructor de ‘La Heroica’, quien en 1992 le propuso al alcalde de entonces, a través del Instituto Nacional de Vivienda de Interés Social y Reforma Urbana [Inurbe], la adquisición de los terrenos de Chambacú para llevar a cabo un proyecto urbanístico. Como era de esperarse, el proyecto se adjudicó, pero poco después, como cosa curiosa, el mismo proponente se convirtió en el gerente del cuestionado Inurbe. La razón: el alcalde de entonces era su hermano Gabriel García Romero y el ministro de Desarrollo, Luis Alberto Moreno, un conocido de la familia.
Ocho años después de este escándalo, el país conoció el entuerto del miti miti por la liquidación de la empresa telefónica de Cartagena, Telecartagena. La publicación del audio de unos casetes por el entonces gerente de la empresa, Francisco Martelo, dejó al descubierto una lista larga de contratos ilegales que involucraban al exsenador Juan José García y a su grupo familiar. Entre los delitos que se le atribuían se encontraban contratos millonarios adjudicados a dedo por más de 880 millones de pesos, sobrevaloración en los contratos de translación de líneas, nóminas paralelas, pagos a contratistas inexistentes y anticipos económicos sin la firma legal de los contratos. No hay que olvidar que los García Romero apoyaron económica y políticamente tanto a Ernesto Samper Pizano como a Andrés Pastrana en la intención de estos de llegar a la  Casa de Nariño.
No obstante, cuando los contradictores del cuestionado emporio veían claro el debilitamiento y su posterior caída,  los García Romero se alzaron de su casi muerte política como el mítico Ave Fénix de sus cenizas. Teresita García Romero, hermana de Juan José y Álvaro, fue nombrada cónsul en Fráncfort, Alemania, y ‘El Gordo’ obtuvo una curul en el senado de la República.
Por eso, a nadie le extrañó en  Cartagena de Indias lo que vino después: la muerte política de los hermanos García Romero, pero el surgimiento de una nueva camada dispuesta a restaurar y sacar adelante el negocio familiar. Fue así en 1998, Piedad Zuccardi, respaldada por la Nueva Fuerza Liberal, cuyo líder en los departamentos de Bolívar  y Sucre era su esposo, el exsenador Juan José García, alcanzó una silla parlamentaria con una de las votaciones más altas de los candidatos al Congreso de ese año: más de 80 mil sufragios. Sin embargo, ese triunfo que parecía ser el triunfo del juego democrático se convirtió nuevamente para el clan en una especie de Espada de Damocles. Las sospechas de que detrás de aquella masiva votación se movían como nubarrones las fuerzas oscuras del paramilitarismo de la región fue el primer campanazo de alerta para las autoridades. El nombre de Alfonso “El Turco” Hilsaca, un cuestionado personaje cuyas empresas han estado siempre asociado en los últimos veinte años a la política local y a las múltiples contrataciones que el distrito y el departamento llevan a cabo con estas, salió a relucir poco después.
Hilsaca, que saltó de ser un trabajador raso del desaparecido Terminal Marítimo de Cartagena a un hombre con una enorme fortuna, ha tenido sobre sus espaldas varias investigaciones de la Fiscalía. A pesar de los señalamientos que lo sindican de ser el autor intelectual de  una veintena de homicidios cometido en La Heroica y su alrededores, entre estos el de cuatro prostitutas que fueron baleadas en febrero de 2003 frente a las bancas que se alzan a un costado del emblemático Reloj Público, la suerte parece sonreírle no obstante de que alias Juancho Dique, el sanguinario exparamilitar del frente Héroes del Canal del Dique, haya declarado en versión libre para la Fiscalía sobre las reuniones que sostuvo con  Hilsaca y un grupo de alcaldes del departamento para hablar, entre otros temas, de la participación de las empresas del “Turco” en los contratos de los municipios.
Para Piedad Zuccardi, actual matrona del clan García, los señalamientos anteriores solo hacen parte del repertorio de cuentos chinos y las acusaciones falsas con las que se ha intentado vincular a su núcleo familiar con el paramilitarismo. A pesar de la negativa de la exsenadora, de acusar a sus enemigos políticos de fabricar testigos  que la señalan de ser partícipe de las reuniones con Iván Roberto Duque o alias Ernesto Báez, uno de los cabecilla del Bloque Central Bolívar de las AUC, las investigaciones realizada por la Corte Suprema de Justicia y la Fiscalía General de la Nación contradicen sus afirmaciones.
No hay que olvidar que Zuccardi fue la mano derecha del expresidente Álvaro Uribe en Bolívar y Sucre  y una de las responsables de esa masiva votación que lo llevó a la Casa de Nariño. Desde entonces su relación con el presidente y su entorno político fue estrecha. Unidos por ese vínculo que parecía irrompible, los beneficios económicos para el clan fueron inmensos, pues muchos de los familiares y cercanos a la senadora se beneficiaron de millonarios contratos con el Estado.

http://www.semana.com/opinion/articulo/joaquin-robles-zabala-el-clan-que-se-robo-la-costa-i/432173-3

 

 

2015/06/30 19:13


El clan que se robó la costa (II)

por JOAQUÍN ROBLES ZABALA

 


Para el clan García Romero-Zuccardi, el color político 
es lo de menos, lo importante es el poder. De ahí que 
hayan apoyado por igual las candidaturas a la 
presidencia de Samper, Pastrana, Uribe, Zuluaga y 
Santos.

 


El escándalo de  la Corporación Autónoma Regional del 
Río Grande de la Magdalena, Cormagdalena, una entidad 
representada en los noventa por Eduardo Hernández 
Peña, primo de Juan José García, y cuya finalidad era 
la prevención y mitigación de inundaciones en varias 
regiones del país, fue apenas la punta de un 
gigantesco iceberg. En 2010, un año después de haber 
recibido los anticipos correspondientes para la 
realización de las obras de mejoramiento y adecuación 
de las riberas del Canal del Dique, se produjo la 
catástrofe que dejó gran parte de esa zona del 
departamento de Bolívar bajo el agua. Las lluvias 
intensas cayeron durante más de quince días seguidos y 
muchas familias perdieron sus casas. Las aguas del  
río abandonaron su cauce y, desde arriba, las cámaras 
de los noticieros que sobrevolaban la zona inundada 
dejaban ver un panorama desolar: animales muertos 
flotando en las aguas estancadas, cosechas perdidas y 
un enorme boquete de varios metros abierto por la 
fuerza de las aguas que dividió la carretera en dos y 
represó la circulación de los automotores que entraban 
o salían en dirección a Cartagena y los corregimientos 
y municipios vecinos.
“Sobre eso no tengo ninguna responsabilidad y no he 
tenido ninguna injerencia”, declaró la entonces 
senadora Zuccardi para la cadena radial Caracol. Así 
mismo explicó que quienes buscaban vincularla con la 
situación, crearon una relación inexistente, pues ella 
no tuvo nada que ver con los contratos que se le 
adjudicaron a Cormagdalena y que la persona a cargo de 
los trabajos de reparación de la ribera era solo un 
primo segundo de su marido, por lo que Hernández Peña 
y quienes adjudicaron las obras debían responder por 
esa lamentable situación. Y concluyó diciendo que 
detrás de esos señalamientos que buscaban crearle 
lazos con Cormagdalena solo se pretendía dañar su 
imagen y su trabajo como senadora de la República.
En Cartagena de Indias, donde Piedad Zuccardi y su 
esposo Juan José García tienen desde hace varias 
décadas su residencia, muy pocos creyeron su versión. 
Los rumores que corrieron por las calles, esquinas y 
plazas de La Heroica no eran solo la innegable 
responsabilidad del clan en el desastre que afectó un 
número amplio de familias que cada año sufría los 
desbordamientos, sino que los dineros de los anticipos 
para darle solución al problema habían sido desviados 
a otros negocios que no tenían nada que ver con la 
contención del cauce del río. Lo anterior pareció 
cobrar fuerza después de que los medios de 
comunicación mostraran las imágenes devastadoras de la 
naturaleza implacable y los directivos de Cormagdalena 
corrieran a taponar con bolsas de arena y estacas de 
madera las orillas del canal para evitar así que las 
furiosas corrientes del río siguieran fluyendo hacia 
los cultivos de arroz y maíz que habían quedado 
sumergidos.
La influencia de los García Romero-Zuccardi llegó a 
ser tan amplia en Bolívar y Sucre que sus decisiones 
eran órdenes. No solo parecían tener el poder político 
y económico de la región sino que mantenían 
prácticamente un control de vigilancia policial sobre 
ese caudal de votantes que habían conquistado con 
tramoyas, regalos, empleos y amenazas. Lo anterior se 
hizo más evidente cuando, al ganar su curul en el 
Senado, el “Gordo” García insultó al comandante de la 
Policía de Sucre porque este, al cierre de la jornada 
electoral, no le permitió entrar a las oficinas de la 
registraduría donde los jurados hacían un recuento de 
los votos. Recuerdan los testigos del hecho que García 
 agarró por la solapa del uniforme y lo amenazó: “Voy 
hacer que te echen de esta mierda”.
Al parecer, no era la primera vez que ese hombre de 
aspecto intimidante, alto y de cuerpo voluminoso 
utilizaba la fuerza física para lograr un propósito. 
Muchos políticos y alcaldes de la región le temían. Su 
fama belicosa y su rostro siempre serio producían 
escozor entre sus contradictores.  Resulta imposible 
olvidar las palabras de Eudaldo León Díaz Salgado, 
Tito para su amigos, el asesinado exalcalde del 
municipio del Roble, Sucre, aquella tarde en que, en 
medio de uno de los consejos comunitarios del entonces 
presidente Álvaro Uribe, tomó el micrófono para 
informarle al mandatario que su cabeza tenía precio y 
que le prestara seguridad porque lo iban a matar. El 
resultado de aquella denuncia la conoce muy bien el 
país: ni el Álvaro Uribe le prestó seguridad, ni las 
autoridades locales hicieron lo suficiente para 
preservarle la vida.
Los únicos que sí tomaron atenta nota de aquella 
intervención fueron los esbirros de Salvador Arana --
gobernador de Sucre y amigo personal de Álvaro García 
Romero--, quienes, desde ese instante, pusieron en 
funcionamiento la máquina de la muerte que terminaría  
con la vida del militante del Polo Democrático.
Era tanto el temor que infundía  el “Gordo” entre sus 
subalternos políticos que los ganaderos del 
departamento debían aportar sus cuotas económicas 
mensuales para la seguridad de la región y, asimismo, 
asistir sin contratiempo a las reuniones que se 
programaban en alguna de las fincas  ganaderas de 
Sucre. Esto le ganó el apodo del mecenas del 
paramilitarismo, pues según la Corte Suprema de 
Justicia, en la sentencia que lo condenó a cuarenta 
años de cárcel, fue él --con la ayuda de los Castaño y 
el apoyo de Salvador Arana y Rodrigo Mercado Pelufo, 
alias Cadena, entre otros— quien le dio vida a ese 
proyecto sanguinario en esa zona del país que no solo 
buscaba defender sus propiedades de los posibles 
ataques de la guerrilla, sino también mantener una   
hegemonía política que fuera tan eficaz como una 
tenaza. Esto implicaba sellar un pacto en el que las 
administraciones de Sucre y Bolívar giraran en torno a 
ese proyecto. 
Fue así como en el 2004 Jorge Anaya, quien fuera 
investigado por la Corte Suprema de Justicia y 
condenado posteriormente por concierto para delinquir, 
organizar, promover y financiar grupos armados al 
margen de la ley, llegó a la Gobernación de Sucre. 
Según declaraciones de Marco Tulio Pérez, alias El 
Oso, para un fiscal de Justicia y Paz, ese año él y 
sus hombres le aportaron al futuro gobernador un poco 
más de 130 mil votos y Rodrigo Mercado Pelufo le hizo 
entrega de 1500 millones de pesos para la compra de 
sufragios en la capital sucreña, souvenirs y gastos 
adicionales para la campaña. Pero Anaya le aportó, ya 
como gobernador, un poco más de 200 millones de pesos 
para la compra de armamentos y  una cifra similar para 
la adquisición de automóviles. Claro que detrás de 
este entramado criminal estaba la mente perversa de 
Álvaro García Romero, a quien la Corte Suprema de 
Justicia lo encontró culpable, en 2010, de los delitos 
de conformación y apoyo a grupo armados al margen de 
la ley, concierto para delinquir, asesinato y 
desplazamiento forzado con relación a la masacre de 
Macayepo.
Por eso, para las autoridades que investigaron las 
denuncias hechas contra la exsenadora Piedad Zuccardi, 
les resultaba difícil creer que esta hubiera 
permanecido al margen de los hechos que se sucedían en 
torno a su grupo político y familiar. Mientras que en 
Sucre el “Gordo” García imponía su ley, llevando a la 
Gobernación del departamento a Jorge Anaya, en el 
departamento de Bolívar Juan José García luchaba por 
sacar adelante la candidatura a la Gobernación de su 
amigo Alfonso López Cossio. Según declaraciones hechas 
por los jefes exparamilitares Diego Vecino y Ernesto 
Báez ante la Fiscalía, las reuniones en las que 
participó Piedad Zuccardi se dieron en torno a este 
tema, la Gobernación de Bolívar, ya que el otro 
candidato, el arjonero Libardo Simanca,  era la ficha 
de Enilce López, la Gata, y el empresario Alfonso 
Ilsaca para alcanzar la administración del 
departamento.
Para Zuccardi, todo lo anterior no ha sido otra cosa 
que un burdo montaje que busca enlodarla a ella y a su 
esposo con la parapolítica. Por otro lado, tanto Báez 
como Vecino han afirmado en reiteradas ocasiones para 
la Fiscalía que en reuniones posteriores, realizadas 
en una finca del municipio de Arjona, departamento de 
Bolívar, estuvo presente Carlos Castaño, quien se 
mostró complacido por la presencia de la entonces 
senadora. A esas mismas reuniones se hicieron 
presentes los mensajeros del entonces presidente del 
Congreso, Javier Cáceres Leal, de quien Zuccardi 
aseguró no haberlo conocido sino mucho tiempo después 
en circunstancias relacionadas con su actividad como 
congresista. Así mismo, ha expresado que ella es una 
ciudadana de bien que nunca ha atentado contra el 
Estado Social de Derecho, que el caudal de sus votos 
proviene de un proceso democrático limpio, sin 
contaminación.
A pesar de las declaraciones dadas por la exsenadora a 
los medios de comunicación, donde ha expresado su 
desacuerdo con el proceso judicial que se lleva en su 
contra, reafirmando no conocer aquellos testigos que 
dicen conocerla y que han sido la punta de lanza para 
la apertura de las investigaciones que hoy la tienen 
ad portas de una posible condena, tanto la Corte 
Suprema como la Fiscalía  han continuado compilando 
las pruebas con las que se busca llegar a la verdad de 
los hechos.
En Cartagena de India, ciudad adoptiva de la 
excongresista, las opiniones al respecto están 
divididas. Para algunos de los comentaristas políticos 
de esquina que abundan en La Heroica, no hay duda de 
esa relación oscura entre Zuccardi y su esposo con el 
paramilitarismo en Bolívar y Sucre. Para otros, el 
asunto no está del todo claro. En lo único en que se 
advierte un acuerdo equilibrado es que el clan García 
Romero-Zuccardi está debilitado, que la fuerza que 
manejó hábilmente la política de la región durante 
casi cuatro décadas empieza a sufrir fracturas.
Por otro lado, no hay que olvidar que este clan parece 
tener más vida que un gato, y que su supervivencia en 
lo últimos cuarenta años se ha debido a esa capacidad 
de mimetizarse. A lo largo de este tiempo ha sido fiel 
a la sentencia maquiavélica “el fin  justifica los 
medios”, lo que lo ha llevado a apoyar a los 
candidatos a la Presidencia de la República sin 
importar el color político. Lo hicieron con Ernesto 
Samper Pizano en 1994 a pesar del escandaloso Proceso 
8000, y con Andrés Pastrana cuatro años después. En el 
2002 se constituyó en la tenaza política de Álvaro 
Uribe Vélez en la costa norte colombiana, sumándole al 
triunfo un poco más de trescientos mil sufragios. Lo 
mismo hizo en el 2010 con Juan Manuel Santo y en el 
2014 dividió el caudal de votos entre el  candidato 
del Centro Democrático, Óscar Iván Zuluaga, en la 
primera vuelta, y el actual residente de la Casa de 
Nariño en la segunda.
Que la exsenadora Piedad Zuccardi sea culpable o no de 
los hechos de los que se le acusa, eso lo decidirá la 
justicia. Pero no hay que olvidar que casi cuarenta 
años de poder hegemónico del clan en una de las 
regiones políticamente más controversiales de país no 
se borran de un plumazo como quien borra un tablero. 
En 2013, ante la grave enfermedad que llevó al alcalde 
Campo Elías Terán Dix a abandonar el Palacio de la 
Aduana, fue nombrado como burgomaestre interino Carlos 
Otero Gerdts, un ingeniero civil de sesenta años, 
egresado de la Universidad Javeriana de Bogotá, amigo 
personal de Piedad y Juan José, quien una vez 
posesionado desmontó el gabinete de Terán Dix y armó 
en su remplazo uno conformado por personas  cercana a 
los García-Zuccardi. Aunque la prensa hizo un poco de 
ruido al respecto, pues no había duda de que detrás de 
esta jugada se movían intereses oscuros que iban en 
contra del presupuesto de la ciudad, en la Casa de 
Nariño no hubo pronunciamientos al respecto. La razón 
era sencilla: el clan, dirigido ahora por la baronesa, 
le había aportado a la primera campaña del presidente 
Santos un poco más de doscientos ochenta mil votos, lo 
que se había constituido para el mandatario en un 
especie de deuda política cuyos intereses debían 
pagarse. Lo anterior empezó a tener sentido en 
diciembre de ese mismo año cuando Zuccardi y su marido 
llevaron a cabo en su residencia de Cartagena de 
Indias una despedida de año a la cual asistieron el 
Primer Mandatario y la Primera Dama y el procurador 
Alejandro Ordóñez y su señora esposa.
A nadie, por su puesto, le extrañó en Cartagena la 
presencia de tan importantes personalidades de la 
política nacional en la residencia de la controversial 
pareja, cuestionada por su cercanía con el 
paramilitarismo y cuyo clan ha estado en el ojo del 
huracán de la violencia en la región desde que el 
“Gordo” García fue condena por la Corte Suprema de 
Justicia por la masacre de Macayepo.
La reunión, más que un evento que tenía como propósito 
despedir el año viejo y recibir al nuevo, se 
constituyó, según lo expresado por algunos 
comunicadores cercanos al grupo, en una actividad para 
engrasar la maquinaria política con miras a las 
elecciones legislativas y presidenciales que se 
avecinaban. De esta reunión hicieron parte, entre 
otros, el gobernador de Bolívar, Juan Carlos Gossaín, 
ficha clave de los García Zuccardi y amigo personal de 
la exsenadora, y un grupo muy cercano al parapolítico 
y expresidente del Congreso de la República Javier 
Cáceres Leal, también condenado por la Corte Suprema 
de Justicia y quien tiene pendiente otros cargos por 
un supuesto desfalco a la Dirección Nacional de 
Estupefacientes cuando era senador.

 


http://www.semana.com/opinion/articulo/joaquin-
robles-zabala-el-clan-que-se-robo-la-costa-ii/433201-3

No hay comentarios. Comentar. Más...

Zygmunt Bauman La más decisiva de las batallas

ESPECIAL EDUCACIÓN SENTIMENTAL: EL AMOR EN LOS TIEMPOS DE INTERNET


La más decisiva de las batallas


El sociólogo Zygmunt Bauman es tal vez quien ha analizado con mayor lucidez las relaciones sentimentales online, a las que no duda en considerar como incapaces de acudir en nuestra ayuda en caso de necesidad. En esta entrevista, el autor de Amor líquido: acerca de la fragilidad de los vínculos humanos confirma por qué su análisis de las redes sociales sigue vigente.


2013/09/12
POR FRANCISCO BARRIOS. BOGOTÁ.


Han pasado ya diez años desde que usted escribió Amor líquido. Teniendo en cuenta la rapidez de los avances tecnológicos y el surgimiento de redes sociales como Twitter e Instagram, ¿qué cambios, si los hay, ha notado en la década pasada?


Hoy en día nuestras vidas están repartidas entre dos mundos, el online y el offline. Cada uno tiene su propia lógica, su propio código de comportamiento, y cada uno exige una estrategia diferente. Según las investigaciones actuales, tendemos a pasar al menos la mitad del tiempo en que estamos despiertos inmersos y absortos en el universo online, y quienes han dominado el arte de realizar tareas simultáneas se las arreglan para ganar tiempo y embeber hasta nueve horas de interacción virtual dentro de un lapso de siete horas. Durante esas siete o nueve horas lo que tenemos en frente es una u otra pantalla, pero no otro ser humano.
Su análisis sobre la falta de compromiso y la tendencia a establecer relaciones cortas y desechables es radical: las nuevas generaciones no parecen compartir la concepción romántica de lazos “eternos”. Sin embargo, las relaciones románticas también fueron consideradas situaciones ineludibles e incómodas. ¿Usted cree que, a pesar de su variabilidad, los nuevos modelos de relaciones son una evolución en la libertad?
Ciertamente, en el mundo online es más fácil “estar cerca” de nuestros amigos, de la gente que amamos, de aquellos seres humanos cuya compañía necesitamos; y también es más fácil evitar la horrorosa sensación de estar solos, abandonados, inermes, desamparados, de ser innecesarios y olvidados. Pero hay dos formas diferentes de “estar cerca”, y la forma online es supremamente diferente de la offline. Cada una tiene sus ventajas, pero también tiene un costo. Al pasar de un tipo de cercanía a la otra se gana y se pierde algo. Es razonable contar las ganancias y las pérdidas, pero es terriblemente difícil decidir si las primeras compensan las segundas –decidir en definitiva si las ganancias ameritan las pérdidas está fuera de discusión–. Además, las decisiones al respecto serán tan frágiles y susceptibles a cualquier imprevisto así como la “cercanía” alcanzada.
Pertenecer a una comunidad es una situación mucho más estable, segura y confiable que tener una red, aunque ciertamente es más restrictiva y coercitiva. Una comunidad lo observa a uno de cerca y le impone un margen de maniobra estrecho (puede excluirlo y exiliarlo, pero nunca le permitiría irse voluntariamente). En cambio, a las redes les importa poco o nada si uno obedece sus normas (si es que las tienen). Las redes dan más libertad y, sobre todo, no lo penalizan a uno por renunciar a ellas. Sin embargo, en una comunidad uno puede contar con otros miembros que prueben que “en la necesidad se demuestra la amistad”, mientras que los miembros de las redes existen, en principio, para compartir alegrías, pasatiempos y otros intereses. Casi nunca se pone a prueba su disposición para rescatarnos de nuestros problemas, y extraño sería que pasaran dicha prueba.


En Amor líquido también señala que la gente expresa el deseo de establecer vínculos pero a la vez impide que estos se den. Parece que esta paradoja retrata la conducta propia de los obsesivos compulsivos, ¿no es así?
Se trata de una elección entre seguridad y libertad: uno necesita ambas, pero no puede tener una sin sacrificar al menos una parte de la otra. Y cuanto más se tiene de una, menos se tiene de la otra. En cuanto a la seguridad, sin ninguna duda las comunidades tradicionales se llevan por delante a las redes. Estamos hablando de la seguridad frente a la amenaza de ser arrojados al barro, con las manos atadas, encerrados en la prisión de nuestros compromisos propios y sin salida alguna, bajo la necesidad de inventar excusas elaboradas que expliquen cualquier cambio de opinión. En cuanto a la libertad, sin embargo, ocurre lo contrario. En el mundo online oprimir una tecla es suficiente para romper una “relación” que ya no nos satisface o para mantener cierta distancia con los antiguos “amigos” que han abusado de la hospitalidad. En otras palabras, es un sentimiento placentero de “estar cerca”, impoluto, sin la amenaza real de que la cercanía se acerque tanto que incomode. Una especie de “apuesta segura”.
El uso de los términos “nativos” e “inmigrantes” con relación a la tecnología es espinoso, pues hace referencia a categorías etnográficas, que usted también abordó en Amor líquido. ¿Cuál es su opinión sobre la adopción de estos términos? ¿Cree que los “inmigrantes” gozan de vínculos que son desconocidos para los “nativos” o simplemente los primeros hablan desde la nostalgia por un mundo que ya no existe?
Aquella variedad o “apuesta segura” de la “cercanía” –la cual hemos llegado a conocer, a practicar y disfrutar en nuestras visitas al mundo online– difícilmente sería creíble (o siquiera concebible) sin la llegada y difusión de la tecnología digital. Confundir su velocidad espectacular con el efecto de esa tecnología sería, sin embargo, semejante a empezar la casa por el tejado. Las raíces del triunfo actual de las redes por encima de las comunidades están arraigadas profundamente en los avances logrados por el “estilo de vida moderno” o el “espíritu moderno” en los siglos que precedieron su invención.
En efecto, toda la historia de la era moderna puede ser relatada como la historia de una guerra declarada en contra de todos los malestares, los inconvenientes o los disgustos –o al menos como la historia de una promesa para desatar dicha guerra y verla alcanzar la victoria final–. Aunque hasta ahora ha sido parcial, la emigración masiva de hoy que viene desde el mundo offline hasta el recién descubierto territorio online, podría ser registrada dentro de dicha guerra como la más decisiva de las batallas. Después de todo, la batalla que se está desatando ahora ha sido lanzada, y continúa siendo luchada, en el campo de las relaciones interhumanas: un territorio bastante desafiante y resistente a todos los intentos previos de allanar y suavizar sus caminos escabrosos y desiguales y de enderezar sus sendas oblicuas; y que desafía categóricamente todos los esfuerzos por librarlo de trampas y emboscadas que lo manchan.
En caso de ganarse, esta batalla promete cumplir de forma muy simple la engorrosa y difícil tarea de atar y quebrar los vínculos humanos junto con los compromisos y obligaciones que entrañan: volverlos casi espontáneos, sin complicaciones y despreocupados. Si se gana con las fuerzas que ahora están a la ofensiva, la batalla actual estará acompañada de la conquista y la anexión de esa otra mitad offline del mundo viviente y, por consiguiente, su “aculturación”: la parte offline de la vida adoptará los marcos cognitivos, las predisposiciones, la jerarquía de valores y los patrones conductuales desarrollados y atrincherados en la otra mitad online.
En su discurso durante la ceremonia de graduación del 21 de mayo de 2012 en Kenyon College, EE.UU., Jonathan Franzen sugirió que “el objetivo último de la tecnología, el télos de la téchne, es sustituir un mundo natural indiferente a nuestros deseos –un mundo de huracanes y adversidades y corazones rompibles; un mundo de resistencia– por otro tan receptivo a nuestros deseos que llega a ser, de hecho, una simple prolongación del yo”. Se trata de una conveniencia estúpida, de una comodidad espontánea y una espontaneidad cómoda, de volver al mundo obediente y maleable, de extirpar del mundo todo lo que se interpondría entre el deseo y su realización. De vivir en un mundo hecho solo con los deseos propios.
Un deseo que todos nosotros compartimos y sentimos de una manera particularmente fuerte y apasionada es el deseo de amar y ser amados.

¿Cree usted que las redes sociales están redefiniendo las identidades personales y los vínculos o tan solo son nuevas maneras de perpetuar relaciones tradicionales de poder?
La versión original offline del amor de un ser humano por otro significa, como algunos de ustedes ya saben a raíz de su propia experiencia, compromiso, aceptación de los riesgos, disposición para la abnegación. Significa escoger un recorrido incierto, ignoto e inestable, con la esperanza –y la determinación– de compartir una vida con otro ser humano. El amor quizá puede traer aparejada la felicidad, pero rara vez trae aparejadas la comodidad y la conveniencia, nunca con su expectativa confiada y mucho menos su certeza. Ocurre justo lo contrario: el amor requiere desplegar al máximo la capacidad y la voluntad que se tiene, augurando, en todo caso, la posibilidad de una derrota, de una ineptitud propia que quede al descubierto, de una herida a la autoestima. El producto electrónico esterilizado, suavizado, libre de espinas y de riesgo alguno es, por lo tanto, todo excepto amor. Como Franzen observa con acierto, lo que ofrece es una protección contra “la suciedad con que, inevitablemente, el amor mancha la imagen que el espejo nos devuelve de nosotros mismos”.
Para resumir: la versión electrónicamente urdida del amor, en últimas, no es amor en absoluto. Los productos tecnológicos para el consumidor atrapan a sus clientes con el señuelo de satisfacer su narcisismo. Prometen ser dignos de nosotros, sin importar lo que ocurra o hagamos o dejemos de hacer. Como Franzen señala, “somos protagonistas de nuestras propias películas, nos fotografiamos incesantemente, basta un clic del ratón y una máquina nos confirma nuestra sensación de dominio. Hacerse amigo de una persona se reduce a incluir a esa persona en nuestro salón privado de espejos favorecedores”. Pero añade que “el empeño de gustar plenamente es incompatible con las relaciones amorosas”.
Permítame discutir brevemente otra desviación fatídica en la historia del amor. Ya en 1973 Thomas Szansz (en El segundo pecado) había observado que el sexo, íntimamente entrelazado al amor, es una herramienta bastante efectiva para crear vínculos humanos. Hasta hace poco, las búsquedas sexuales sirvieron como un paradigma genuino de secretos íntimos, destinados a ser confiados con la máxima discreción y compartidos solo con un puñado de personas rala y cuidadosamente seleccionado. Sin embargo, están perdiendo esa cualidad, con consecuencias graves para el estatus del amor.
Jean-Claude Kaufmann dio en el blanco cuando escribió: “Según el ideal romántico, todo comenzó con el sentimiento, que luego se transformó en deseo. El amor condujo (por la vía del matrimonio) al sexo. Ahora parecemos contar con dos opciones muy diferentes: podemos dejarnos llevar alegremente por el sexo como una actividad recreativa, o podemos optar por un compromiso a largo plazo. La primera opción significa que el autocontrol es en esencia una forma de evitar el compromiso: procuramos no enamorarnos (demasiado)”. En tal caso “la línea divisoria entre el sexo y los sentimientos se está haciendo cada vez más imprecisa”, aunque en el segundo caso el sexo y los sentimientos son forzados a mantenerse indivisibles.
Kaufmann señala que las dos opciones corresponden a dos modelos incompatibles de “individualidad”. En consecuencia, los individuos contemporáneos empeñados en seguir ambas son susceptibles de ser jalonados en direcciones contrarias. 
La primera opción se infiere con base en el patrón promovido por la omnipotente “ilusión consumista” (término acuñado por Kaufmann) de hoy: “Pretende hacernos creer que podemos escoger a un hombre (o una mujer) de la misma forma como escogeríamos un yogur en el supermercado. Pero así no funciona el amor. La diferencia entre un hombre y un yogur es que una mujer no puede incluir a un hombre en su vida y esperar que todo permanezca igual”. Todo se ve pulcro, seguro y agradable a menos que. Sí, he aquí el tropiezo: a menos que los sentimientos surjan y el amor se asiente, aturdiendo el juicio.
En la segunda opción, el amor es la felicidad máxima, pero tiene un precio enorme bajo los estándares de la sociedad consumista. El amor se trata de la alegría de dar y no de tomar. El amor no es una receta para un pasatiempo sereno y libre de preocupaciones, sino para una vida de trabajo devoto y de disposición para la abnegación. El amor necesita renacer cada día y cada hora del día, no a raíz de regalos comprados en tiendas, por más caros que sean, sino al más valioso de todos los regalos: el del yo propio. Así, el amor difiere profundamente del modelo acogedor y cómodo, fácil y espontáneo, que ha sido garantizado de manera fraudulenta por las compañías publicitarias. La profusión actual (y creciente) de separaciones y divorcios se deriva de los choques que los hombres y las mujeres sufren por cuenta de esa diferencia que, gracias a la propaganda y la formación de la publicidad, los espera desprevenida.
http://www.revistaarcadia.com/impresa/especial/articulo/la-mas-decisiva-batallas-el-amor-tiempos-internet-zygmunt-bauman/33198

No hay comentarios. Comentar. Más...

Corruptocracia

Corruptocracia


La ausencia de democracia electoral deslegitima el resto de las instituciones democráticas.

7:56 pm | 18 de Junio del 2015


La prensa de Bogotá y de las capitales del país ha difundido con amplitud la escandalosa noticia de que para las elecciones de octubre próximo la mayoría de los candidatos a concejos, alcaldías, asambleas y gobernaciones esconden hojas de vida sospechosas, están claramente vinculados con actividades ilícitas o tienen cuentas pendientes con la justicia. Y ha expresado editorialmente su asombro, su indignación y su protesta contra semejante eventualidad “que ensombrece el ejercicio democrático”.
Esa posición editorial de nuestros periódicos, aparte de ser una importante reafirmación de defensa de los principios democráticos y un oportuno llamado de atención a las altas autoridades, no aporta ninguna solución concreta para un problema concreto: cómo atajar la corrupción en el sistema electoral.
El campanazo de alarma lo dio el domingo pasado el magistrado presidente del Consejo Nacional Electoral (CNE), Emiliano Rivera, en una entrevista (El Espectador, 14-6-2015). Advirtió que “la democracia está en peligro” y sostuvo que en el CNE “no tenemos recursos ni técnicos ni humanos para asumir los retos que tiene que enfrentar una autoridad seria. Eso quiere decir que no tenemos cómo enfrentar unas mafias políticas que se han enquistado en la democracia y que se han adueñado del poder local para desangrar el presupuesto, para manejar la minería ilegal y las rutas del narcotráfico. Eso es lo que se ha visto. Pero si el gobierno no se despierta y no nos da las herramientas para hacerle frente a esas estructuras, la democracia va a estar en peligro”.
El Poder Ejecutivo y el Poder Legislativo, a los que corresponde dar al CNE esas herramientas mencionadas por el magistrado presidente en su gravísima y no menos valiente denuncia, no se despertarán. Están durmiendo el sueño de la borrachera que se metieron, y que le metieron al país, con la dolosa reforma del equilibrio de poderes. Un sueño tan profundo y estólido que el señor Ministro del Interior ha salido, en un momento de sonambulismo, a declarar (¡en nombre de Cristo!) que “con la reforma del equilibrio de poderes no habrá más hombres poderosos en Colombia”. Hasta dormido hace malos chistes el señor Ministro del Interior.
La corrupción electoral, que ha convertido a los mil y pico de municipios colombianos en otras tantas satrapías al servicio de la narcopolítica, no es de ahora, ni se va a estrenar para las venideras elecciones de octubre. La he denunciado en esta columna varias decenas de veces. La ha denunciado en la suya Antonio Caballero, en Semana. Por denunciarla han sido amenazados, asesinados y exiliados cientos de periodistas de las provincias. Los alcaldes sátrapas y las mafias que los eligen, los respaldan y ordeñan son muy sensibles a la crítica, sobre todo cuando se les canta la verdad.
El señor magistrado presidente del CNE tiene razón. “La democracia está en peligro”. Mas se queda corto. La democracia electoral en Colombia ha sido eclipsada por la corruptocracia. Y la ausencia de democracia electoral deslegitima el resto de las instituciones democráticas.
Preguntemos ¿por qué el gobierno y el Congreso (el Ejecutivo y el Legislativo) se embarcaron en una reforma innecesaria e irracional como la denominada Equilibrio de Poderes? Y ¿por qué se destruyó una entidad como el Consejo Superior de la Judicatura que ha funcionado con eficiencia y eficacia ejemplares, cuando bastaba con aplicar las sanciones de ley a los magistrados acusados de manejos impropios de su investidura? Es algo tan descabellado como proponer que se extinga el Ejército Nacional porque unos oficiales y unos soldados cometieron esa atrocidad de los falsos positivos. Hay que castigar (como se ha hecho en el caso de los falsos positivos) a los que cometen la falta, no a la institución. ¿Por qué el Gobierno y el Congreso se han hecho los ciegos, los sordos y los mudos ante la verdadera reforma que el país necesita, la Reforma Electoral?
Una reforma como la esboza el magistrado presidente del CNE que, sin escatimar un ápice, dote a esa institución con los instrumentos y los recursos necesarios para arrancar de las manos de la mafia el ejercicio del sufragio y devuelva a las elecciones la pureza democrática sin la cual los colombianos estaremos sujetos, como ya lo estamos, al dominio del Estado por las mafias, que se han tomado, por el camino de la fraudulencia en las urnas, el poder municipal y regional, ni más ni menos.

 


Enrique Santos Molano

http://app.eltiempo.com/opinion/columnistas/corruptocracia-enrique-santos-molano-columna-el-tiempo/15937535

No hay comentarios. Comentar. Más...

Los súper poderosos de Bolívar

Los súper poderosos de Bolívar

 

Por: Laura Ardila Arrieta, Lun, 2015-06-08 23:46

La Silla comienza a armar hoy el rompecabezas del poder en el Caribe con esta nueva versión de la serie súper poderosos que hicimos entre 2013 y 2014 en todo el país: Los súper poderosos del Caribe.
Arrancamos con los súper poderosos de Bolívar. Es decir, aquellos que tienen la capacidad de mover los hilos para que pasen o dejen de pasar cosas que afecten las decisiones públicas más importantes de la región. Antes de escogerlos consultamos a un alto funcionario de la Gobernación, a una persona influyente en la Alcaldía, a un exalcalde, a un representante a la Cámara, a un senador, a un exconcejal y a dos periodistas.
Curiosamente, en la lista apenas aparece una congresista, hay cuatro personas que han sido condenadas por la justicia y no está el presidente Juan Manuel Santos, sino su vicepresidente Germán Vargas Lleras. A pesar de los rumores, no clasificaron los Char, pues ejercen menos poder del que se dice en este departamento.
 


Juan José García
Entre siete de ocho conocedores consultados hubo consenso: es el súper poderoso de Bolívar. Que el clan que encabeza haya ganado la semana pasada en la elección de la nueva presidenta de la Cámara de Comercio de Cartagena, es apenas la muestra más reciente del poder que viene ejerciendo hace cuatro décadas. Poder que permanece a pesar de los líos judiciales del exsenador (condenado por corrupción) y su esposa (la exsenadora Piedad Zuccardi, en juicio por parapolítica).
Dueños de una empresa familiar experta en combinar negocios y política, los García Zuccardi mantienen una curul desde hace 37 años en el Congreso a pesar de todo (como si fuera parte de la herencia familiar, hoy la ocupa su hijo Andrés García Zuccardi). Y durante todo ese tiempo solo hay registros del florecimiento de sus inversiones privadas y de su influencia en lo político:
En los 90 llegaron a ser accionistas de la Sociedad Portuaria de Cartagena, luego de una llamativa decisión del alcalde de la época Gabriel García Romero, primo hermano de Juan José García Romero, cuando recién se había creado esa concesión.
El mandatario dijo que la ciudad no tenía plata para comprar las acciones de la Sociedad y recomendó venderlas a una lista de firmas privadas. Entre ellas, a una empresa en la que luego apareció como socia una empleada del servicio de los García. Las acciones de la mujer terminaron en manos de los esposos García Zuccardi, a través de una de sus sociedades.
También han incursionado con éxito en negocios del sector salud y obras públicas.
Con esta gran máquina política y económica han ayudado a llegar a alcaldes y gobernadores y, por esa vía, su grupo ha sumado innumerables cuotas burocráticas. Entre ellas hoy tienen la de Transcaribe y cercanía con la Contraloría distrital. También cuentan con más poder que hace cuatro años en el Congreso porque eligieron representante de su cuerda: Alonso del Río, allegado de toda la vida de los García.
Pero acaso uno de los mayores soportes de su poder hoy sea la gran amistad de los esposos García Zuccardi con el presidente Juan Manuel Santos. “Son los mejores amigos de Santos en Bolívar”, nos dijo un exalcalde de Cartagena. “El Presidente lo adora (a Juancho García)”, agregó por aparte un senador de la coalición santista cercano al Primer Mandatario.
Evidencia de esa cercanía es que, cuando murió el exalcalde de Cartagena Campo Elías Terán, el Presidente designó a un encargado de la cuerda de los García que ni siquiera estaba en el partido de Campo: Carlos Otero, a quien Piedad Zuccardi estaba impulsando para que fuera el gerente de Transcaribe.
Y a pesar de los líos judiciales de los García, el Presidente los recibió en su reciente campaña por la reelección.
Aunque han perdido espacio en el departamento con la casa de los Rangel Villadiego, que sacaron más votos que los García y lograron avalar, por encima de los deseos de Andrés García, a su candidata Yolanda Wong a la Gobernación por La U, Juancho García sigue siendo el más poderoso de Bolívar.
 

Alberto Araújo Merlano
“De lejos uno de los poderes más grandes del departamento”, le dijo sobre Alberto Araújo Merlano un alto funcionario de Bolívar a La Silla.
Patriarca de la tradicional familia Araújo, conocida en política nacional porque de su seno han salido el excanciller Fernando Araújo Perdomo y el hoy senador uribista (hijo del anterior) Fernando Nicolás Araújo Rumié, lidera un clan con poder en lo político, en lo empresarial y en los medios.
Los Araújo son socios del periódico El Universal, una de cuyas cabezas es el gerente Gerardo Araújo Perdomo (hijo de Alberto y hermano del excanciller), el periódico más grande e influyente del departamento.
Araújo Merlano es además socio fundador de la inmobiliaria Araújo & Segovia, que en 2013 recibió un reconocimiento como la más importante del país; de los hoteles Capilla del Mar y Las Américas, del Centro de Convenciones del hotel Las Américas, de la lavandería Lavamejor, de Credinver S.A. y de la fundación Proboquilla.
Con sus credenciales de hombre rico y poderoso, sus posiciones tienen tribuna y son escuchadas. “Con facilidad, moviliza a cualquier ministro o a otro alto funcionario nacional para darle una opinión o impulsar alguna causa”, nos contó un exmandatario.
El hombre, de 91 años, impulsó públicamente y micrófono en mano la candidatura a la Alcaldía del fallecido Campo Elías Terán, quien a instancias de Araújo firmó un pacto por la transparencia. Cuando Campo fue electo, Araújo Merlano sacó una columna en El Universal reiterándole su confianza.
 

Germán Vargas Lleras
Debido a las funciones que ganó con Santos II, Germán Vargas Lleras es visto en Bolívar como el ejecutor del Gobierno Nacional. Tiene el poder de concretar obras por todos los municipios y de exigirles a funcionarios de los distintos niveles que las cumplan. Dos altas fuentes, una de la Gobernación y otra de la Alcaldía, nos dijeron por separado que su influencia se siente hoy más que la del mismo Presidente Santos.
 

Juan Carlos Gossaín
Aunque el poder del Gobernador de Bolívar es temporal, le reconocen una especial influencia en todo el departamento por su capacidad de gestión en Bogotá. Por ejemplo, fue en parte por sus reiteradas peticiones que se concretó la segunda calzada del puente de Gambote, en un episodio que le valió al mandatario un cruce de dardos con el presidente Juan Manuel Santos. También tiene el poder del teflón porque, a pesar de críticas a su gestión (como las de la periodista Salud Hernández, quien en marzo lo llamó “corrupto”) es considerado uno de los cuatro mejores gobernadores del país. Este último dato lo arrojó hace unos días la encuesta de alcaldes y gobernadores que hace el Centro Nacional de Consultoría para CM&. El grupo de Gossaín armó además una candidatura con opción para reemplazarlo: la del exdirector de Deportes Dumek Turbay, avalado por el liberalismo.
 

Capitán Alfonso Salas
Desde que se creó en 1993, es el gerente de la Sociedad Portuaria Regional de Cartagena, la empresa con la que arrancó ese año la privatización de los puertos del país y que hoy es uno de los centros de poder económico y político de la ciudad.
Con el respaldo del bloque de accionistas cartageneros de la Sociedad (que es una concesión que se entregó por 40 años y se rige por el derecho privado): Gerardo Rumié, Jairo Espitia y Manuel Enrique Cavelier, entre otros, el capitán retirado de la Armada se ha mantenido en su cargo y tiene vuelo propio pues es también accionista.
Como buena parte de los recursos de la ciudad se invierten en proyectos relacionados con los puertos, Salas se ha vuelto en estos 22 años un interlocutor natural de alcaldes, gobernadores y presidentes. “Lo escuchan y ejerce un poder de influencia. Lo que piensa es tenido en cuenta”, nos dijo una de las fuentes consultadas para esta historia.
Está en otros espacios en donde se toman decisiones. Por ejemplo, fue el representante del Presidente en la junta de Transcaribe y tiene incidencia en la Cámara de Comercio de Cartagena.
Constantemente se acerca a los mandatarios locales con pequeños gestos. Por ejemplo, si hay en la ciudad alguna visita oficial extranjera no duda en prestar los jardines de la Sociedad y brindar la atención que encabeza el gobierno local o nacional. También presta sin reparos para ese tipo de eventos el catamarán de la concesión. Eso potencia sus excelentes relaciones con los poderosos.
Su peso se sintió especialmente en 2010, cuando los Parody (que son familia de la ministra de Educación Gina Parody) quisieron sacarlo de su cargo, pero el bloque accionista cartagenero lo impidió y se impuso su permanencia.
 

Hermanos Dusán y Dionisio Vélez
La recién nacida casa política de los Vélez tiene el poder obvio de la Alcaldía en cabeza de Dionisio Vélez. Pero además, el hermano del alcalde (Dusán) es los oídos del vicepresidente Germán Vargas Lleras en el departamento. Así, a la influencia desde el Palacio de la Aduana se suma que tienen en la práctica el timón de Cambio Radical en Bolívar.
Dusán es tan cercano a Vargas que su grupo recibió el viceministerio de infraestructura en la cartera de Transporte, uno de los ministerios que maneja el Vicepresidente, en contra del representante Hernando Padauí, quien presentó otra hoja de vida. La cuota está en cabeza del cartagenero Iván Martínez Ibarra, quien venía de ser secretario de despacho de Dionisio.
Los Vélez se eligieron con el aval del liberalismo y de los verdes, pero se convirtieron al vargasllerismo que los apoyó vía el exalcalde Álex Char. Hoy, en manos de Dusán está en parte el aval de Cambio Radical para la Alcaldía. El aspirante de esta casa es el concejal Pastor Jaramillo, cuyo nombre se está imponiendo sobre los deseos de los tres congresistas de Cambio en el departamento, quienes se fueron a apoyar candidatos de otros partidos.
Su poder no les alcanza, sin embargo, para estar más arriba en este top, debido a que perdieron su segundo intento en las urnas (Dusán Vélez se ahogó al Senado con poco más de 25 mil votos) y la influencia no les llega a todo Bolívar.
 

Miguel Ángel Rangel y Sandra Villadiego
Los esposos Miguel Ángel Rangel (excongresista, condenado por parapolítica) y Sandra Villadiego (la senadora más votada de La U en Bolívar) integran un clan con un poder ascendente, que le ha robado espacio a los poderosos García Zuccardi.
Rangel llegó a la Cámara en 2006 siendo aliado de los García como el segundo renglón del también parapolítico Alfonso López Cossio. En 2010, desde la cárcel y ya separado de ese clan, fue capaz de lanzar a su esposa -quien nunca había hecho política- y sacarla con la votación más alta de La U en Bolívar. Más alta incluso que la de la Cámara de los García, Alberto Bernal.
La historia se repitió el año pasado, pero para Senado: Villadiego fue la votación más alta de La U en el departamento, por encima del hijo de los García Zuccardi, Andrés García Zuccardi.
Hoy el clan Rangel volvió a ganarle un pulso a la casa García, al lograr que le dieran el aval de La U a su candidata a la Gobernación: Yolanda Wong. Ella fue secretaria de Minas del departamento, en representación del grupo de los Rangel. Los García no apoyaron su aval.
Gracias en parte a las gestiones de la Senadora Villadiego, Wong ha logrado sumar apoyos poderosos para su campaña como los de los congresistas Daira Galvis, Martha Curi (esposa del parapolítico William Montes) y Karen Cure (la representante del combo de Enilce López ‘La Gata’).
Los Rangel Villadiego, a quienes en la Cartagena política ven como los amigos del parapolítico Juan Carlos Martínez a nivel local (una amistad que Rangel no le negó a La Silla hace dos años cuando lo contamos), tienen además un concejal, una diputada y al alcalde de Pinillos, en el sur de Bolívar: Elkin Rangel, hermano de Miguel Ángel Rangel.
 

Vicente Blel Saad
No es el único condenado por parapolítica que sigue activo en Bolívar, pero sí el que más se está reencauchando. A pesar de sus líos judiciales, su grupo logró sacar a su hija Nadia senadora por el Partido Conservador y a su hijo Vicente concejal por Cambio Radical. El mes pasado, fue nombrado procurador regional de Bolívar Raúl Guerrero, quien le hizo campaña pública a Nadia Blel y es considerado cuota de los Blel. También tiene cercanía con el personero de Cartagena William Matson, quien fue postulado a ese cargo por Vicente Blel hijo en el Concejo. Sus nuevas apuestas son la posible aspiración de su pariente Manuel Berrío Scaff a la Asamblea y las candidaturas de Quinto Guerra a la Alcaldía de Cartagena y Dumek Turbay a la Gobernación.
 

Enilce López 'La Gata'
Aunque ya no tiene el negocio del chance aquí y su grupo está cada vez más desprestigiado, el nombre de la empresaria (condenada por homicidio) sigue a la cabeza de un movimiento que pone votos y tiene cuotas y cargos públicos. Y que sigue siendo buscado o recibido por algunos candidatos, así sea por la puerta de atrás.
‘Los gatos’ son los amos y señores del viejo PIN en Bolívar, que en este departamento sacó casi 50 mil votos en las pasadas legislativas. En su estructura se cuenta al senador Antonio Correa, a la representante Karen Cure (que se eligió por Cambio Radical), a dos diputadas (entre ellas, una hermana de ‘La Gata’ llamada Emilia López) y a dos concejales de Cartagena y seis de Magangué.
Además, según una fuente que conoce por dentro ese clan, tienen influencia en la Secretaría de Educación de Bolívar (el PIN apoyó al Gobernador) y en las alcaldías de Santa Rosa norte, Barranco de Loba, San Estanislao, San Cristóbal y Turbaco.
Aunque ya pasaron las épocas en las que los gobernantes le consultaban hasta la movida de una hoja y se daba el lujo de darles cachetadas (como se asegura que pasó con el gobernador Libardo Simancas), La Gata sigue teniendo el poder de ser necesitada en las elecciones. Hoy, su combo tiene fichas en las campañas a la Gobernación de Yolanda Wong y de Dumek Turbay.
 

Alfonso 'el Turco' Hilsaca
Un alto funcionario de Bolívar, un exalcalde de Cartagena, un concejal y dos periodistas, coinciden en lo que es un secreto a voces en la región: el polémico empresario Alfonso ‘el Turco’ Hilsaca tiene poder porque maneja a la sombra a la corporación autónoma ambiental Cardique.
Se trata de la máxima autoridad ambiental en 21 municipios de Bolívar, incluyendo las zonas rural e insular de Cartagena. Con un presupuesto anual de unos 20 mil millones de pesos, Cardique tiene una fortaleza económica grande porque maneja recursos propios que le llegan vía sobretasa ambiental.
Pero además, es clave porque sus decisiones se le pueden atravesar a todos los proyectos de desarrollo que se realicen en su jurisdicción. Desde la construcción de un puente, el tendido de una línea eléctrica o la canalización de un arroyo, hasta la explotación de una cantera.
Otorgado un permiso, las CAR a nivel regional pueden hacer seguimiento y control a iniciativas públicas y particulares, lo que mantiene su poder más allá del trámite inicial de un proyecto. Como son autónomas, no hay claridad de cómo gastan sus recursos.
Que Hilsaca mueve los hilos en esta entidad lo han contado La Silla, El Espectador y El Tiempo. Según Semana, el anterior director Agustín Chávez había sido gerente de una de las empresas del primero antes de llegar a ese cargo.

 


http://lasillavacia.com/historia/los-super-poderosos-de-bolivar-50510

No hay comentarios. Comentar. Más...

El precariado: la nueva clase social

El precariado: la nueva clase social
 
 Creado: Domingo, 31 Mayo 2015 21:08

 Escrito por Tatiana Castañeda

Tatiana Castañeda


Este libro trata sobre aquellos que sobreviven en todo 
el mundo de un rebusque cotidiano e inseguro. Ellos 
son el producto de varias décadas de políticas 
neoliberales que han precarizado el empleo y han 
acabado los beneficios de la estabilidad laboral.  


Tatiana Castañeda López*


El precariado, una nueva clase social

Guy Standing
Pasado y Presente.2013. 300 pág.

 


Vivir al borde


¿Qué haría usted si hoy perdiera su trabajo? Y si en 
el año siguiente no consiguiera uno nuevo, ¿qué 
propiedades perdería? ¿Cómo pagaría el arriendo o los 
créditos pendientes? ¿Cómo ayudaría a quienes dependen 
económicamente de usted? Este es el tipo de escenarios 
que analiza este libro, que describe la situación del 
“precariado”, una clase social que vive a diario tales 
realidades.  
El precariado, una nueva clase social analiza la 
transformación global que ha resultado de aplicar las 
políticas neoliberales desde los años 1980. Este 
modelo pretende acelerar el crecimiento económico 
sobre la base de aumentar la competitividad, para lo 
cual sería preciso “flexibilizar” el mercado laboral y 
“transferir los riesgos y las inseguridades a los 
trabajadores y a sus familias”.  

 


Las nuevas clases


Las políticas neoliberales, según Standing, han 
incidido seriamente sobre la vida diaria de millones 
de personas y sobre la estratificación social en todos 
los países. Su impacto ha sido tal que podemos hablar 
de una nueva estructura de clases sociales en el siglo 
XXI.  Ya no cabe hablar sencillamente de ricos y 
pobres. Las nuevas clases son:
La plutocracia. Son billonarios, excesivamente ricos, 
que ocupan la pirámide de la riqueza mundial; ganan 
gran parte de lo que hoy por hoy producen los mercados 
financieros, aparecen en revistas como Forbes y tienen 
injerencia en los gobiernos.Luego se encuentran los altos ejecutivos, con sueldos 
estables y contratos de tiempo completo. Tienen 
conexiones en las élites y aspiran a ser   
plutócratas, influyen sobre los gobiernos y sobre 
quienes toman decisiones públicas.Después vienen los profitécnicos (profesionales y 
técnicos) que pueden ganar mucho dinero mediante 
contratos de consultoría y no permanecen en una 
empresa de tiempo completo.Llegamos así a los trabajadores asalariados que tienen 
oficios más o menos estables, pagan seguridad social, 
intentan tener pensiones y mueven la economía. Esta 
clase es el residuo  del viejo “proletariado”, que a 
juicio del autor se está reduciendoPor debajo de los grupos anteriores encontramos el 
precariado -neologismo que une “el adjetivo precario y 
el sustantivo proletariado”-: el gran grupo de 
desempleados, que sigue en aumento. Aunque Standing 
aclara que esta sería una “clase en formación”, es 
evidente que las clases tradicionales que por ejemplo 
describieron Marx y Engels se han desdibujado y que 
están surgiendo nuevas formas de estratificación 
social.

¿Quiénes son?
El precariado está compuesto por personas de todo 
tipo: jóvenes, adultos y madres cabeza de familia. Es 
un grupo bastante heterogéneo pero al mismo tiempo sus 
miembros tienen elementos en común:
Son personas constantemente expuestas a la 
inestabilidad laboral y a todas las consecuencias de 
no tener tranquilidad económica: entrar y salir 
fugazmente de trabajos, adquirir deudas para pagar más 
deudas, y obtener ingresos únicamente durante cuatro u 
ocho meses al año.Pero su rasgo decisivo es carecer de identidad 
ocupacional: trabajan en lo que aparezca o en lo que 
puedan. Deben realizar trabajos mal remunerados y sin 
perspectiva de una carrera ocupacional. El precariado 
ha tenido acceso a la educación pero sus labores están 
muy por debajo de su formación.

Su sostenimiento depende exclusivamente de ese tipo de 
trabajos y no tienen seguridad social. Sus deudas 
siempre están en el límite. Si perdieran el trabajo o 
los contratos efímeros perderían todo, como ha 
sucedido en algunos países en Europa: pierden la casa, 
pierden sus enseres y deben dejarlo todo. “Un pequeño 
error, un pequeño problema y estarán sin techo” afirma 
el autor.Han perdido sus derechos por no estar dentro del 
sistema laboral. Tienen que pelear con los burócratas 
para lograr conseguir condiciones básicas de 
sobrevivencia. Esto produce desesperanza y alienación 
- entendida como el sentimiento de no controlar el 
producto de su trabajo y de estar fabricando algo 
extraño que no le pertenece-.  El precariado no trabaja para su realización personal 
ni para satisfacer sus propiosm objetivos. Trabaja 
para otro, para los objetivos de otro. Trabaja en 
labores que no desea hacer, solo para poder 
sobrevivir. Esto resulta en sentimientos de 
descontento, ansiedad y rabia contra el sistema.

 


Efecto de la globalización


Del precariado forman parte inmigrantes, refugiados, 
limpiadores o cuidadores. Se le denomina clase 
peligrosa porque no está de acuerdo con las ideologías 
políticas que venían del siglo pasado (el siglo XX).  
Se dice que el precariado es la base de movimientos 
sociales como “los indignados”, y que estas personas 
están dispuestos a protestar en la plaza pública. Pero 
 no todos pertenecen a una tendencia o grupo político: 
están hartos de todo y pueden afiliarse a la extrema 
derecha o a la izquierda, al anarquismo o a lo que 
aparezca, pues van sencillamente a la deriva y con 
demasiados problemas a cuestas.

El precariado ha logrado reunirse y ejercer presión 
sobre la opinión pública. Es una clase  peligrosa para 
los partidos políticos tradicionales, puesto que estos 
no pueden lograr adeptos en ausencia de un Estado que 
proteja sus intereses. Por el contrario, el precariado 
se está interesando en nuevas fuerzas políticas. En 
España, por ejemplo, se han expresado en movimiento 
como Podemos (o como Ciudadanos), que son voces 
importantes en la actual crisis económica.
Estas manifestaciones de protesta del precariado 
representarán, a juicio del autor, un costo para la 
plutocracia o las élites. El precariado se ha unido no 
solo para protestar, sino para transformar, así se 
demore muchos años en hacerlo.
La protesta tendrá un costo y algún impacto negativo 
sobre los mercados. Las desigualdades sociales de las 
que habla el libro son insostenibles: riquezas 
incontables y una pobreza que deja a muchos sin techo 
y sin comida. Y no es que el precariado haya vivido 
siempre así: el sistema los puso en ese lugar.

El libro nos invita a pensar que también en Colombia  
los contratos a plazo indefinido están desapareciendo, 
que las posibilidades de movilidad laboral están 
disminuyendo, y que la reducción de las desigualdades 
por vía de la nivelación salarial será historia de 
nuestros antepasados.
El precariado destruye el mito de la movilidad social 
a través de la educación y nos desilusiona acerca del 
futuro.
El precariado seguirá existiendo mientras exista un 
estudiante que necesite pagar sus estudios, un 
inmigrante que no tenga legalizada su situación, un 
padre que no pueda asegurar la comida de sus hijos 
para el día siguiente, una madre cabeza de familia que 
deba vender cigarrillos en cualquier calle.
 
* Profesora de la Facultad de Filosofía de la 
Universidad de San Buenaventura, estudiante del 
Doctorado en Educación, UNED, España.

No hay comentarios. Comentar. Más...

Los 10 pensadores más influyentes de la actualidad

Estos son los 10 pensadores más influyentes de la actualidad


FILÓSOFOS, ECONOMISTAS, ACTIVISTAS Y PSICÓLOGOS ENTRE LAS MENTES MÁS INFLUYENTES DE LA ACTUALIDAD SEGÚN LA REVISTA BRITÁNICA PROSPECT


POR: PIJAMASURF - 31/03/2015 A LAS 10:03:54






El ejercicio fue simple. Como cada año, la prestigiada revista británica de política y negocios Prospect propuso una lista con los 50 pensadores más influyentes del orbe. A partir de esta preselección, más de 3 mil lectores votaron para definir el orden de influencia de cada uno de los incluidos. 
En el grupo figuran desde filósofos y activistas hasta un Ministro y un comediante –aunque llama la atención que dentro de los primeros cinco aparecen dos economistas. Por cierto, dos de los elegidos dentro del top 10 ya fueron reconocidos con un premio Nobel.


A continuación presentamos el listado final:


10. Atul Gawande
Cirujano practicante en el Brigham and Women’s Hospital de Boston, articulista en el New Yorker y autor de un par de libros, Gawande ha puesto sobre la mesa de debate importantes tópicos en torno a la ética de la medicina. 


9. John Gray
Filósofo británico especializado en política, que hace hincapié en la historia de las ideas y la filosofía analítica. Es autor de una veintena de libros y escribe regularmente en The Times y el diario The Guardian.


8. Daniel Kahneman
Considerado por muchos como el más influyente psicólogo del planeta, Kahneman obtuvo en 2002 el premio Nobel de economía por “integrar aspectos de la investigación psicológica en la ciencia económica”. 


7. Jürgen Habermas
Indudablemente uno de los más influyentes filósofos de las últimas décadas. Su más reciente trabajo es una serie de ensayos: The Lure of Technocracy, en donde promueve la necesidad de una democratización profunda de las instituciones europeas.


6. Arundhati Roy
Escritora y activista india, es una de las voces con más peso en temas como la discriminación contra las mujeres en la India y la corrupción corporativa en este mismo país, así como el conflicto en Cachemira.


5. Paul Krugman
En 2008 obtuvo el Nobel de economía y hasta la fecha sigue teniendo notable injerencia en el debate económico a nivel mundial, en buena medida a través de su columna para el New York Times. 


4. Russell Brand
Este actor y comediante se ha convertido en una figura estelar dentro de la izquierda británica y en un icono de la revolución pop que promueve la conciencia evolutiva. 


3. Naomi Klein
Esta aguerrida escritora lleva más de 1 década construyendo tenaces críticas contra el consumismo y la globalización.


2. Yanis Varoufakis
Economista y actual Ministro de Finanzas de su natal Grecia, buena parte del futuro de su país, al menos en lo que respecta a la Unión Europea, está en sus manos. 


1. Thomas Piketty 
Considerado por algunos como una figura tan influyente en el plano económico como lo es Marx, su libro El capital en el siglo XXI (2014) no sólo se convirtió rápidamente en un best seller sino que ha marcado el actual debate económico, convirtiéndose en la obra más relevante de las últimas décadas. 

 

 

http://pijamasurf.com/2015/03/estos-son-los-10-pensadores-mas-influyentes-de-la-actualidad/

 

 

John Gray-Liberalismo:

Pese a sus antecedentes en la Antigüedad, el Liberalismo es, históricamente, la teoría política de la modernidad: el proyecto de dotar de marco teórico a las instituciones políticas para el gobierno de una sociedad individualista. Tal es el enfoque de John Gray en este examen de la naturaleza, orígenes y perspectivas del liberalismo en el mundo moderno. Tras describir la teoría clásica, tal y como la expusieron de John Locke a John Stuart Mill, el autor muestra las dos formas -la clásica y la revisionista- que ha tomado el liberalismo en el pensamiento contemporáneo y su respectiva influencia en la obra de Hayek, Nozick y Rawls. En la segunda parte del libro aborda las principales cuestiones filosóficas que conciernen al liberalismo de hoy: la relación de la libertad individual con la propiedad privada y la economía de mercado, la concepción liberal del Estado y la solidez de las críticas conservadora y socialista al liberalismo.

http://www24.zippyshare.com/v/14023848/file.html


Daniel Kahneman-Pensar rápido, pensar despacio

Daniel Kahneman, uno de los pensadores más importantes del mundo, recibió el premio Nobel de Economía por su trabajo pionero en psicología sobre el modelo racional de la toma de decisiones. Sus ideas han tenido un profundo impacto en campos tan diversos como la economía, la medicina o la política, pero hasta ahora no había reunido la obra de su vida en un libro. 

En `Pensar rápido, pensar despacio`, un éxito internacional, Kahneman nos ofrece una revolucionaria perspectiva del cerebro y explica los dos sistemas que modelan cómo pensamos. El sistema 1 es rápido, intuitivo y emocional, mientras que el sistema 2 es más lento, deliberativo y lógico. Kahneman expone la extraordinaria capacidad (y también los errores y los sesgos) del pensamiento rápido, y revela la duradera influencia de las impresiones intuitivas sobre nuestro pensamiento y nuestra conducta. El impacto de la aversión a la pérdida y el exceso de confianza en las estrategias empresariales, la dificultad de predecir lo que nos hará felices en el futuro, el reto de enmarcar adecuadamente los riesgos en el trabajo y en el hogar, el profundo efecto de los sesgos cognitivos sobre todo lo que hacemos, desde jugar en la Bolsa hasta planificar las vacaciones, todo esto solo puede ser comprendido si entendemos el funcionamiento conjunto de los dos sistemas a la hora de formular nuestros juicios y decisiones. 

Al implicar al lector en una animada reflexión sobre cómo pensamos, Kahneman consigue revelar cuándo podemos confiar en nuestras intuiciones y cuándo no, y de qué modo podemos aprovechar los beneficios del pensamiento lento. Además, ofrece enseñanzas prácticas e iluminadoras sobre cómo se adoptan decisiones en la vida profesional o personal, y sobre cómo podemos usar distintas técnicas para protegernos de los fallos mentales que nos crean problemas. Pensar rápido, pensar despacio cambiará para siempre nuestra manera de pensar sobre cómo pensamos. 

http://www.solidfiles.com/d/7114ebb2d1/91166.zip

 

Paul Krugman-Acabad ya con esta crisis!

Paul Krugman, Premio Nobel de Economía, ha escrito un libro realmente extraordinario en que las causas de la actual crisis económica, los motivos que conducen a que sigamos sufriendo hoy sus consecuencias y la forma de salir de ella, recuperando los puestos de trabajo y los derechos sociales amenazados por los recortes, se explican con una claridad y sencillez que cualquiera puede, y debería, entender. 
“Naciones ricas en recursos, talento y conocimientos –los ingredientes necesarios para alcanzar la prosperidad y un nivel de vida decente para todos- se encuentran en un estado de intenso sufrimiento”. ¿Cómo llegamos a esta situación? Y, sobre todo ¿cómo podemos salir de ella? Krugman plantea estas cuestiones con su habitual lucidez y nos ofrece la evidencia de que una pronta recuperación es posible, si nuestros dirigentes tienen “la claridad intelectual y la voluntad política” de acabar ya con esta crisis.

http://www.solidfiles.com/d/b8dc30d45a/98247.zip

 

Thomas Piketty-Capital en el siglo 21

El nuevo libro de Thomas Piketty, Capital en el siglo 21 hace un trabajo notable para centrar la atención sobre el crecimiento de la desigualdad en las últimas tres décadas y advertir sobre el potencial riesgo de que aumentará aún más en los próximos años sino se hace algo para frenar esta situación que amenaza con hacer retroceder al mundo al siglo 19. Piketty aborda un punto básico muy simple y es que cuando la tasa de retorno sobre el patrimonio (r) es mayor que la tasa de crecimiento (g), se acelera la concentración de la riqueza. Esto es lo que ha ocurrido en los últimos 30 años con la implantación a gran escala de los postulados del libre mercado y la desregulación financiera. Las fallas intrínsecas en los modelos de competencia perfecta que ocultan asimetrías y mercados imperfectos, ha creado un primer mundo en la periferia del tercer mundo y un tercer mundo en el corazón del primer mundo. 

La investigación realizada a lo largo de 15 años por Piketty y su equipo, da cuenta que la desigualdad se está disparando en todos los países desarrollados, y que el 1 por ciento de la población es cada día más rico, y que el 0,1 por ciento es aún más rico, y que el 0,01 por ciento es aún más rico todavía. Esto demuestra que los beneficios reales del capitalismo quedan en muy pocas manos, y que si no se realizan intervenciones extraordinarias, la tendencia continuará en ascenso haciendo que el siglo 21 se parezca al siglo 19, donde las élites económicas vivían de la riqueza heredada en lugar de trabajar por ello. Para Piketty, la mejor solución sería un esfuerzo coordinado a nivel mundial para aplicar impuestos a la riqueza y dar un giro a esta tendencia socialmente destructiva.

http://www.solidfiles.com/d/86fa0681b7/41051.zip

 

Todos los enlaces y las reseñas tomados de la eBiblioteca.

Los demás no los coloco, no porque no sean importantes, sino porque son autores más conocidos y sus libros más fáciles de conseguir.

No hay comentarios. Comentar. Más...

Crisis institucional en Colombia

OPINIÓN | 2015/03/20 16:00


Fango

por JORGE COTE

 


A pesar de los esfuerzos de algunos colombianos por resolver la crisis institucional que sufre desde los años ochenta, el país no ha podido salir de esta.

 

En 1989 la legendaria banda de punk colombiana La Pestilencia lanzó su primer disco La Muerte...Un compromiso de todos, considerado un clásico del rock nacional. En su repertorio aparecía una corta canción llamada Fango que, en tan solo dos estrofas de cuatro versos cada una, resumía la crisis por la que atravesaba el país a finales de la década de los ochenta del siglo pasado. Un poco más de minuto y medio le bastó al grupo para hablar de corrupción, desplazamiento forzado, masacres y asesinato de líderes políticos. De esta manera Fango se convertía en una fotografía pesimista de la realidad nacional.
Este pesimismo no era infundado, en efecto los años ochenta fueron muy trágicos para los colombianos. El país vivía una crisis institucional de grandes proporciones causada por la violencia narcoparamilitar, guerrillera y estatal, y por el aumento desbordado de la corrupción y el clientelismo. Eran épocas en donde los narcotraficantes habían comprado a jueces, políticos, periodistas, policías y militares para garantizar que sus crímenes quedaran en la impunidad, y las pocas personas que se atrevían a enfrentarlos eran asesinadas por sicarios o por medio de bombas.
También fue el momento en que la persecución a la oposición política aumentó. Paramilitares y narcotraficantes, con el auspicio de algunos sectores del Estado, eliminaron a la mayoría de  miembros de la UP y asesinaron a importantes líderes como Jaime Pardo Leal y Bernardo Jaramillo. La violencia en contra de todo lo que pareciera de izquierda, estuvo acompañada del aumento de las masacres y del desplazamiento. Todavía se recuerdan con escozor las masacres en las haciendas Honduras y La Negra, y de las veredas Mejor Esquina y San Jorge, ocurridas entre marzo y abril de 1988 y que causaron la muerte de 79 trabajadores agrarios.
Era tal el desbarajuste institucional que en 1989 el presidente Virgilio Barco intentó promover una reforma constitucional sin mayor éxito. Un año después, un grupo de jóvenes formó el movimiento Séptima Papeleta (que el 11 de marzo cumplió 25 años) para exigir la convocatoria a una Asamblea Nacional Constituyente. Luego de varios vericuetos electorales y legales, por fin el sueño de estos jóvenes se cumplió: el 9 de diciembre de 1990 se hicieron las elecciones para escoger a los constituyentes y siete meses después la Constitución del 91 fue promulgada.
Estos jóvenes congregados en el movimiento de la Séptima Papeleta tenían la esperanza de que la nueva carta magna solucionara la crisis institucional. Sin embargo, en los siguientes 25 años el país ha vivido bochornosos hechos de corrupción que hacen pensar que la esta crisis continúa vivita y coleando. Tan solo tres años después de promulgada la Constitución, estalló el escándalo por la financiación de la campaña presidencial de Ernesto Samper, uno de los más graves que ha sufrido el país y que casi causa un golpe de Estado.
Años después el presidente Álvaro Uribe, con la excusa de erradicar a la guerrilla, reformó de una manera no muy recta la Constitución para poderse reelegir, causando otra vez otra vez un desbarajuste institucional, pues el equilibrio de poderes entre las ramas del Estado diseñado en la carta magna se fueron al traste. A las maromas constitucionales del ahora senador Uribe, se sumaron los escándalos de Agro Ingreso Seguro, la parapolítica, las chuzadas del DAS y los falsos positivos que han dejado muy mal herida la institucionalidad colombiano.
De esta crisis tampoco se han salvado las altas cortes, instituciones que desde antes de la Constitución gozaban de una buena reputación, en los últimos ocho años han pasado a protagonizar graves casos de corrupción como el carrusel de pensiones, la negociación de fallos y el clientelismo judicial. Solo la Corte Constitucional había logrado mantenerse al margen de esta oleada de episodios bochornosos. Sin embargo, en marzo de este año –el mismo mes en que se celebran los 25 años de la Séptima Papeleta– se conoció de las presuntas actuaciones indebidas de del magistrado Jorge Pretelt en la Corte Constitucional, escándalo que amenaza con tocar al fiscal Luis Eduardo Montealegre y al ministro de Justicia Juan Fernando Cristo.
Aunque muchos analistas y políticos han celebrado los logros de la Constitución del 91, esta no fue el remedio que los jóvenes de la Séptima Papeleta creían iba a curar la crisis institucional. Durante estos 25 años el Estado se ha mantenido al borde del precipicio y pareciera que en los próximos años el panorama no fuera a mejorar. Por eso resulta desesperanzador que, a pesar de los esfuerzos que algunos colombianos han hecho para mejorar al Estado como el del movimiento de Séptima Papeleta, una canción escrita hace 26 años retrate lo que está sucediendo en la actualidad en el país.
Y no es que la Constitución del 91 haya sido inútil, de hecho desde la década de los sesenta del siglo XX –época en la que Carlos Lleras llevó a cabo una reforma constitucional– el país pedía a gritos una nueva carta magna. Pero a pesar de sus logros, la Constitución no pudo solucionar la crisis del Estado, principal problema por el que atravesábamos hace 25 años, y el país continúa sin salir del fango institucional en el que se encuentra.

http://www.semana.com/opinion/articulo/jorge-cote-fango/421659-3

No hay comentarios. Comentar. Más...

Liberación de la Madre Tierra en el Cauca.

MÁS DE 100 INDÍGENAS HERIDOS DEJAN DOS SEMANAS DE LIBERACIÓN DE LA MADRE TIERRA EN EL CAUCA


Más de 100 indígenas heridos dejan dos semanas de Liberación de la Madre Tierra en el Cauca

Durante las últimas dos semanas la represión por parte de las FFMM y de policía se han recrudecido contra las comunidades indígenas del norte del Cauca, tanto en el municipio de Corinto como en Santander de Quilichao, dónde se concentran cerca de 12000 indígenas nasa. Según Hector Dicué, vocero de la ACIN, ya son más de 100 comuneros heridos, dos de ellos de gravedad.

A pesar de que el pasado viernes 27 de Febrero y tras un saldo de 40 heridos, se llegó a un acuerdo de no agresión, el mismo fin de semana se presentaron varias agresiones por parte del ESMAD y la represión no ha terminado. Ante esta difícil situación el gobierno nacional no se ha pronunciado y tampoco ha respondido satisfactoriamente a la exigencia de las comunidades que piden presencia en el sitio de la protesta.
Este 5 de Marzo, las comunidades indígenas del Valle del Cauca afirmaron que se suman a la protesta tras el recrudecimiento de la represión. La ORIVAC afirma que el proceso de liberación de la madre tierra que se adelanta en el Cauca es una justa lucha, no solamente porque es la reparación prometida tras la masacre del Nilo, sino porque es un derecho ancestral.
Desde el pasado 23 de Febrero, comunidades indígenas del Norte del Cauca realizan lo que han llamado "proceso de liberación de la madre tierra" para hacer valer las promesas incumplidas del gobierno en cuanto a la entrega de tierras como parte de la reparación colectiva por la masacre del Nilo que contempla 30000 hectáreas.

Las tierras reclamadas por los indígenas en los municipios de Corinto, Miranda y Santander de Quilichao, asciende a 6500 hc que el gobierno tiene alquiladas a los ingenios del Cauca, sobre los cuales pesan los intereses del propio ministro de agricultura que no se ha pronunciado sobre la reclamación de los indígenas.

http://www.contagioradio.com/actualidad/mas-de-100-indigenas-heridos-dejan-dos-semanas-de-liberacion-de-la-madre-tierra-en-el-cauca/

No hay comentarios. Comentar. Más...

Uribe y el juicio de la historia


El juicio de la historia 
Por: Héctor Riveros, Sáb, 2015-02-28 10:19

Dentro de 30 o 40 años cuando algún investigador en una universidad colombiana o extranjera quiera hacer un trabajo sobre los ocho años de gobierno de Álvaro Uribe acudirá a los archivos oficiales y sentenciará –solo basado en documentos judiciales- que se privilegió el fin sobre los medios, que en el propósito de derrotar militarmente a la guerrilla se usaron métodos no solo ilegales sino antidemocráticos y que el conjunto del gobierno se impregnó de una especie de cultura de la ilegalidad que causó escándalos de corrupción y graves violaciones a los derechos humanos.
Ese investigador encontrará sentencias de la Corte Suprema de Justicia que condenan al Secretario General (hoy Ministro) de la Presidencia de la República, a dos directores del Departamento Administrativo de Seguridad, al menos a un Ministro, si es que para entonces no ha terminado el juicio contra Sabas Pretelt, por diversos delitos. Encontrará que el jefe de seguridad de la Casa de Nariño fue extraditado y condenado por relaciones con el narcotráfico en los Estados Unidos. 
Tendrá los llamamientos a juicio, si es que para entonces no se ha terminado el proceso, de personas que promovían con medios ilegales un referendo para buscar la permanencia de Uribe en el poder. Podrá documentar con la sentencia de la Corte Suprema de Justicia sobre los medios usados por el Gobierno para conseguir la mayoría en el Congreso para modificar la Constitución con el fin de autorizar la reelección del Presidente.
La historia contará que en ese período -2002 a 2010- desde la Presidencia de la República, según dice la Corte Suprema- se ordenaba perseguir a los opositores políticos y usar medios ilegales para conseguir información sobre sus actividades y vida familiar.
El investigador encontrará un cúmulo de decisiones judiciales que condenan a centenares de militares que, durante ese período- 2002 a 2010- incurrieron en múltiples violaciones a los derechos humanos. endrá que contar que ¡¡más de 3.000!! jóvenes fueron víctimas de asesinato por parte de agentes estatales que los hacían pasar como guerrilleros sin serlo. Dirá que el gobierno se estrenó, en agosto del 2002, con una operación militar en una comuna de Medellín en la que fueron muertos o desaparecidos jóvenes sindicados de ser miembros de milicias urbanas por lo que la justicia e incluso la Procuraduría sancionó a los comandantes de la operación.Encontrará decenas de condenas judiciales a políticos cercanos al gobierno condenados por relaciones ilegales con paramilitares para beneficiarse electoralmente del poder armado ilegal de esos grupos.
Los historiadores se preguntarán por la actitud del jefe del Estado durante ese período. No habrá, o al menos hasta ahora no las ha habido, evidencias, ni condenas  judiciales en su contra. El investigador riguroso se quedará con lo que esté judicialmente probado y no podrá acusar a Uribe de cometer delitos o de ser jefe de una banda si la justicia no lo ha determinado así. Pero podrá –eso sí- evaluar políticamente la conducta del Presidente.
Buscará declaraciones, entrevistas, discursos para tratar de encontrar alguna manifestación de rechazo, alguna investigación promovida por él, algún correctivo, alguna expresión de perdón por las múltiples conductas ilegales que ocurrieron durante su gobierno. No encontrará.
Al contrario, habrá todo tipo de justificaciones a las mismas. Registrará que ha dicho, por ejemplo, que el fin de la seguridad nacional justificaba los medios puestos en práctica por la oficina de inteligencia en contra de opositores de su gobierno. Encontrará que a las denuncias de masivas ejecuciones extrajudiciales por parte de miembros de la fuerza no respondió con una condena a la conducta sino con la afirmación de que no había “falsos positivos” sino “falsas denuncias”.
El investigador podrá ilustrar su trabajo con las palabras en el homenaje que Uribe y su  grupo le brindó a un General condenado por graves violaciones a los derechos humanos. Podrá mencionar –como anécdota- la petición a los miembros de la coalición de gobierno de votar en favor de los proyectos oficiales antes de que los cogieran presos.
El trabajo podrá registrar las múltiples declaraciones del ex Presidente en las que justifica la existencia de grupos de paramilitares en la violencia guerrillera y el abandono estatal de amplias zonas del territorio nacional. “La gente tenía que defenderse” o algo similar es la respuesta.
Quizás podrá dedicarle un capítulo a la estrategia de deslegitimación de la justicia, a la acusación de persecución política por parte de todo el poder judicial en contra de los funcionarios de su gobierno.
Ese investigador de Oxford, de Harvard, de la Nacional o de los Andes no podrá decir nada distinto de lo que han dicho las sentencias judiciales: que durante ocho años el Gobierno aplicó a rajatabla la máxima de que “el fin justifica los medios”. Que había una especie de incentivos perversos que llevaban a que los funcionarios violaran la ley para quedar bien con el jefe, o para –como los militares de los “falsos positivos”- obtener beneficios personales.
Ese es el capítulo de la historia de Colombia del que será protagonista el uribismo, podrán matizarlo con el resultado de haber derrotado militarmente a la guerrilla o de haber coincidido con una época de crecimiento económico, aunque también de la desigualdad, pero no podrán evitar que eso sea lo que se enseñe a finales de este siglo en las facultades de historia, o incluso en los cursos que se dicten en los colegios.

 

 

http://lasillavacia.com/historia/el-juicio-de-la-historia-49667

No hay comentarios. Comentar. Más...

Soberanía alimentaria

20150227002924-a1-sushi.jpg

La alimentación es un derecho

El derecho a producir estará garantizado en la medida en que las poblaciones, ya sea que vivan en el campo o en parcelas cercanas a la ciudad, puedan ejercitar el derecho de definir sus propias políticas de agricultura y alimentación. Deben contar con los mecanismos que permitan el acceso a los recursos e insumos para la aplicación de técnicas agroecológicas en el manejo del suelo y del ecosistema agrícola, además de recibir apoyo para la gestión de riesgos climáticos y biológicos, el autoconsumo y la comercialización de sus productos.
Comer es un acto agrícola (frase atribuida al poeta y agricultor Wendell Berry y reivindicada por el movimiento Slow Food . El alimento saludable y de calidad proviene de la tierra sana, aquella que es cultivada con técnicas respetuosas del ambiente, tal como lo han hecho desde siempre los pueblos originarios y las poblaciones campesinas a través de sus saberes tradicionales. Una alimentación sana y de calidad es aquella que respeta y promueve la biodiversidad agroalimentaria y cultural.
En Paraguay, la vida de las poblaciones campesinas e indígenas se encuentra ancestralmente ligada a la tierra y al cultivo de sus alimentos. Cultivar y producir la tierra es un derecho de las personas y de los pueblos, y es responsabilidad del Estado generar las condiciones para ello. Contar con la tierra es la primera condición.
La sabiduría campesina e indígena ha tutelado continuamente la protección de la diversidad natural de alimentos a través del cuidado de las semillas nativas y de las variedades localmente bien adaptadas. Las semillas nativas y las variedades locales, cultivadas, cosechadas y guardadas para volver a ser sembradas, son los bienes naturales que hacen posible la permanencia del flujo de los alimentos que van de la tierra a la mesa.


Soberanía alimentaria


Es el derecho de las personas, las comunidades y los pueblos a acceder, consumir y producir alimentos nutritivos y culturalmente adecuados, accesible, producidos de forma sostenible y ecológica, y su derecho a decidir su propio sistema alimentario y productivo (Niemeyer y Scholz, 2008).
La soberanía alimentaria es el derecho de cada sociedad y sus comunidades a definir sus políticas agropecuarias en materia de alimentación. Esto quiere decir proteger y reglamentar la producción agropecuaria nacional y el mercado local de modo a alcanzar metas de desarrollo sustentable. Esto supone también decidir en qué medida se puede ser autosuficientes, o impedir que los mercados sean inundados por productos excedentes de otros países.
La soberanía alimentaria como requisito para la seguridad alimentaria, es construida a partir de la soberanía que logra la gente al producir sus propios alimentos y no tener que importar o traer de otros países. Es decir, conseguir producir los alimentos que necesitamos todos y todas quienes habitamos este territorio.
La soberanía alimentaria no niega el comercio internacional, sino defiende la opción de formular aquellas políticas y prácticas comerciales que mejor sirvan a los derechos de la población, a disponer de métodos y productos alimentarios inocuos, nutritivos y ecológicamente sustentables (Declaración sobre la Soberanía Alimentaria de los Pueblos, Vía Campesina y otros).


Seguridad alimentaria
La Seguridad Alimentaria se define, según la FAO, como el acceso físico y económico de todas las personas de una sociedad, a alimento suficiente, seguro y nutritivo, para satisfacer sus necesidades y sus preferencias, con el objeto de llevar una vida activa y sana.
Para que exista seguridad alimentaria se requiere disponibilidad de los alimentos, acceso, utililzación biológica y estabilidad.
Disponibilidad de los alimentos
Contar con alimentos variados y de calidad en cantidad suficiente, obtenidos a partir de la producción predial, adquiridos o proveídos, de acuerdo a preferencias y costumbres culturales. Son determinantes para la disponibilidad de los alimentos:
La estructura productiva (agropecuaria, agroindustrial).El volumen y la estabilidad de la producción alimentaria (producción de subsistencia y producción para el mercado).Los sistemas de comercialización y distribución internas y externas.Las importaciones de alimentos (importaciones comerciales y en condiciones favorables).Los factores productivos (tierra, agua, créditos, tecnología, recursos humanos).Las políticas de producción y comercio.La situación sociopolítica.La disponibilidad de existencias alimentarias (existencias en las fincas, comerciales y estatales).

Acceso
Significa que todas las personas puedan acceder permanentemente a alimentos, libres de contaminación, nutritivos, íntegros y culturalmente aceptados y valorados. Son factores que determinan el acceso:
El poder adquisitivo o el nivel de ingreso real de las personas que dependen completa o parcialmente del mercado para conseguir los alimentos, que a su vez dependen de los niveles de salarios, el empleo, los precios.A nivel nacional, el acceso a los alimentos depende de la disponibilidad de divisas para financiar las importaciones de alimentos en caso de que, debido a un déficit de producción existente, fuesen necesarias para completar los suministros nacionales.Utilización biológica
Las personas deben estar en condiciones adecuadas de salud a través de la alimentación, agua potable, sanidad y atención médica, para lograr un estado de bienestar nutricional en el que se satisfagan todas las necesidades fisiológicas. También implica el acceso a información, infraestructura, equipos y elementos que permitan la manipulación correcta de los alimentos para mantener o mejorar sus condiciones nutritivas asegurando la inocuidad de los mismos.
Elementos que determinan el buen aprovechamiento de los alimentos por parte del cuerpo:
La higiene y el saneamiento

La calidad del agua, las prácticas de cuidado de la salud

La calidad e inocuidad de los alimentos

 

Estabilidad
Implica tener acceso a alimentos adecuados en todo momento, sin riesgos en su obtención debido a crisis repentinas (por ejemplo, una crisis económica o climática) ni de acontecimientos cíclicos (tales como la inseguridad alimentaria estacional).
Conforme a los principios de la Soberanía Alimentaria, cada nación tiene el derecho a mantener y desarrollar su propia capacidad para producir sus alimentos básicos, a definir su propia política agraria, alimentaria y de tierras, respetando la diversidad cultural y productiva. Por eso la soberanía alimentaria es una condición previa para obtener seguridad alimentaria genuina.

 

http://www.soberaniaalimentaria.org.py/web/saberes/la-alimentacion-es-un-derecho/

No hay comentarios. Comentar. Más...

El esclavo de hoy es el que ha optado por el sometimiento

Entrevista al filósofo coreano-alemán Byung-Chul Han


Entrevista realizada por Francesc Arroyo para el El País, 22/03/2014.


Byung-Chul Han, pensador coreano afincado en Berlín, es la nueva estrella de la filosofía alemana.La asfixiante competencia laboral, el exhibicionismo digital y la falaz demanda de transparencia política son los males contemporáneos que analiza en su obra.“El esclavo de hoy es el que ha optado por el sometimiento. Uno se ve libre y se explota a sí mismo hasta el colapso”.“Mientras Grecia y España están en ‘shock’ por la crisis, se endurecen la competencia descarnada y los despidos”.No es extraño que Alemania, el país que ha producido mentes como las de Kant, Hegel, Nietzsche o Marx, tenga devoción por la filosofía, lo inusual es que la nueva revelación del pensamiento alemán —tronco inevitable del pensamiento occidental moderno— sea un autor oriental que cuando era un treintañero cambió Corea del Sur por Europa. Hoy los libros de ese autor, Byung-Chul Han, son prestigiosos superventas en un país que todavía discute apasionadamente a sus filósofos vivos, sean Jürgen Habermas, Peter Sloterdijk o Richard David Precht. Han ya es uno de ellos.
Byung-Chul Han nació en 1959 en Seúl y allí estudió metalurgia, pero pronto llegó a la conclusión de que con aquello no iba a ninguna parte. La carrera ni siquiera le interesaba. Decidió instalarse en Alemania y estudiar literatura, aunque acabó interesado en la filosofía. En 1994 se doctoró por la Universidad de Múnich con una tesis sobre Martin Heidegger y poco después se estrenó como profesor universitario tras haber obtenido la habilitación en Basilea. Actualmente enseña Filosofía en la Universidad de las Artes de Berlín después de ejercer en la Escuela Superior de Diseño de Karlsruhe al lado de Sloterdijk, que no ha evitado polemizar con el que muchos consideran su sucesor en el trono simbólico de la filosofía germana.
En los últimos meses se han publicado en España dos libros de Han —La sociedad del cansancio y La sociedad de la transparencia—, en abril aparecerá un tercero —La agonía de Eros (en la editorial Herder, como los anteriores)— y varios más serán traducidos pronto. En ellos analiza los males del presente: el hombre contemporáneo, sostiene el filósofo, ya no sufre de ataques virales procedentes del exterior; se corroe a sí mismo entregado a la búsqueda del éxito. Un recorrido narcisista hacia la nada que lo agota y lo aboca a la depresión. Es la consecuencia insana de rechazar la existencia del otro, de no asumir que el otro es la raíz de todas nuestras esperanzas. Más aún, solo el otro da pie al eros y es precisamente el eros el que genera el conocimiento.
La entrevista se celebra en el Café Liebling, situado en la berlinesa Raumerstrasse, en Prenzlauer Berg, un barrio que ha pasado en poco tiempo de bohemio a aposentado. Suena una música ambiental suave que los camareros no tienen problema en suavizar aún más para evitar interferencias en la grabación de la charla. Han es puntual a la cita. Se sienta y pide café. La primera pregunta es sobre la relación directa que él establece entre el eros y el pensamiento. Mira al entrevistador, se mira las manos, se mesa el cabello, calla. Al cabo de unos segundos empieza a hablar: “Creo que para responder a eso necesitaría antes pensar durante un par de semanas”. En apariencia deja el asunto de lado, aunque lo abordará al final de la entrevista. No tiene prisa. Se toma su tiempo. Para todo. “Cuando llegué a Alemania, ni siquiera conocía el nombre de Martin Heidegger”, cuenta. “Yo quería estudiar literatura alemana. De filosofía no sabía nada. Supe quiénes eran Husserl y Heidegger cuando llegué a Heidelberg. Yo, que soy un romántico, pretendía estudiar literatura, pero leía demasiado despacio, de modo que no pude hacerlo. Me pasé a la filosofía. Para estudiar a Hegel la velocidad no es importante. Basta con poder leer una página por día”.
Cualquier cosa menos volver a la metalurgia que había dejado en Corea. “Al final de mis estudios me sentí como un idiota. Yo, en realidad, quería estudiar algo literario, pero en Corea ni podía cambiar de estudios ni mi familia me lo hubiera permitido. No me quedaba más remedio que irme. Mentí a mis padres y me instalé en Alemania pese a que apenas podía expresarme en alemán”.
Inició un proceso de aprendizaje del idioma y de nuevas materias que le permitieran comprender los problemas que aquejan al hombre de hoy. Explicarlo es el objetivo de sus libros. A diferencia de lo que ocurría en tiempos pasados, cuando el mal procedía del exterior, ahora el mal está dentro del propio hombre, subraya Han: “La depresión es una enfermedad narcisista. El narcisismo te hace perder la distancia hacia el otro y ese narcisismo lleva a la depresión, comporta la pérdida del sentido del eros. Dejamos de percibir la mirada del otro. En uno de los últimos textos que he escrito insisto en que el mundo digital es también un camino hacia la depresión: en el mundo virtual el otro desaparece”. ¿Hay posibilidades de vencer ese estado depresivo? “La forma de curar esa depresión es dejar atrás el narcisismo. Mirar al otro, darse cuenta de su dimensión, de su presencia”, sostiene. “Porque frente al enemigo exterior se pueden buscar anticuerpos, pero no cabe el uso de anticuerpos contra nosotros mismos”.
Para precisar lo que sugiere recurre a Jean Baudrillard: el enemigo exterior adoptó primero la forma de lobo, luego fue una rata, se convirtió más tarde en un escarabajo y acabó siendo un virus. Hoy, sin embargo, “la violencia, que es inmanente al sistema neoliberal, ya no destruye desde fuera del propio individuo. Lo hace desde dentro y provoca depresión o cáncer”. La interiorización del mal es consecuencia del sistema neoliberal que ha logrado algo muy importante: ya no necesita ejercer la represión porque esta ha sido interiorizada. El hombre moderno es él mismo su propio explotador, lanzado solo a la búsqueda del éxito. Siendo así, ¿cómo hacer frente a los nuevos males? No es fácil, dice. “La decisión de superar el sistema que nos induce a la depresión no es cosa que solo afecte al individuo. El individuo no es libre para decidir si quiere o no dejar de estar deprimido. El sistema neoliberal obliga al hombre a actuar como si fuera un empresario, un competidor del otro, al que solo le une la relación de competencia”.
Retomando la idea hegeliana de la dialéctica del amo y del esclavo, Byung-Chul Han denuncia que “el esclavo de hoy es el que ha optado por el sometimiento”. Y lo ha hecho a cambio de un modo de vida escasamente interesante, “la mera vida, frente a la vida buena”, dice, casi pura supervivencia. A cambio de eso, el hombre cede su soberanía y su libertad. Pero lo más llamativo es que el propio amo ha renunciado también a la libertad al convertirse en explotador de sí mismo. Ha interiorizado la represión y se ve abocado al cansancio y la depresión. Pero el cansancio y la depresión no se pueden interpretar como alienación, en el sentido tradicional marxista. “Solo la coerción o la explotación llevan a la alienación en una relación laboral. En el neoliberalismo desaparece la coerción externa, la explotación ajena. En el neoliberalismo, trabajo significa realización personal u optimización personal. Uno se ve en libertad. Por lo tanto, no llega la alienación, sino el agotamiento. Uno se explota a sí mismo, hasta el colapso. En lugar de la alienación aparece una autoexplotación voluntaria. Por eso, la sociedad del cansancio como sociedad del rendimiento no se puede explicar con Marx. La sociedad que Marx critica, es la sociedad disciplinaria de la explotación ajena. Nosotros, en cambio, vivimos en una sociedad del rendimiento de autoexplotación”. El hombre se ha convertido en un animal laborans, “verdugo y víctima de sí mismo”, lanzado a un horizonte terrible: el fracaso.
Como todo buen romántico, Han encuentra la solución en el amor. Hay que negar el presente represivo y aceptar la existencia del otro y, de su mano, la posibilidad del amor. Un buen ejemplo es la película Melancolía, de Lars von Trier. En ella aparece Justine, un personaje deprimido “porque es incapaz de amar. La depresión aparece como una imposibilidad de amor. Pero Justine alcanza a salir de la depresión gracias a la aparición de un planeta que va a destruir la Tierra. Es la amenaza de esa catástrofe la que le permite curarse de la depresión porque la hace capaz de percibir la existencia del otro. Primero, el otro es el planeta y luego los demás. Y al salir de la depresión se siente capaz de amar, de recuperar el sentimiento del eros”. Y es que “el eros es la condición previa del pensamiento. Sin el deseo hacia un ser amado que es el otro, no hay posibilidad de filosofía”.
Hay una relación directa entre eros y logos que pasa por descubrir al otro. Sin eso no hay posibilidad de verdad. El eros tiene una relación vital con el pensar. El logos sin eros sería pensamiento puro. Así termina La agonía de Eros, recuerda: “El pensamiento en sentido enfático comienza bajo el impulso de eros. Es necesario haber sido amigo, amante para poder pensar. Sin eros, el pensamiento pierde la vitalidad y se hace represivo”. Ahí está el ejemplo de Alcibíades, que accede al conocimiento gracias a la seducción que Sócrates ejerce sobre él. “Siempre se había pensado que el eros estaba excluido, pero es condición para el pensamiento”, insiste. “Es el amigo el que introduce una relación vital que hace posible el pensar”. Por el contrario, “la falta de relación con el otro es la principal causa de la depresión. Esto se ve agudizado hoy en día por los medios digitales, las redes sociales”. La soledad, la incapacidad para percibir al otro, su desaparición.
No hay, sin embargo, que confundir la seducción con la compra. “Creo que no solo Grecia, también España, se encuentran en un estado de shock tras la crisis financiera. En Corea ocurrió lo mismo, tras la crisis de Asia. El régimen neoliberal instrumentaliza radicalmente este estado de shock. Y ahí viene el diablo, que se llama liberalismo o Fondo Monetario Internacional, y da dinero o crédito a cambio de almas humanas. Mientras uno se encuentra aún en estado de shock, se produce una neoliberalización más dura de la sociedad caracterizada por la flexibilización laboral, la competencia descarnada, la desregularización, los despidos”. Todo queda sometido al criterio de una supuesta eficiencia, al rendimiento. Y, al final, explica, “estamos todos agotados y deprimidos. Ahora la sociedad del cansancio de Corea del Sur se encuentra en un estadio final mortal”.
En realidad, el conjunto de la vida social se convierte en mercancía, en espectáculo. La existencia de cualquier cosa depende de que sea previamente “expuesta”, de “su valor de exposición” en el mercado. Y con ello “la sociedad expuesta se convierte también en pornográfica. La exposición hasta el exceso lo convierte todo en mercancía. Lo invisible no existe, de modo que todo es entregado desnudo, sin secreto, para ser devorado de inmediato, como decía Baudrillard”. Y lo más grave: “La pornografía aniquila al eros y al propio sexo”. La transparencia exigida a todo es enemiga directa del placer que exige un cierto ocultamiento, al menos un tenue velo. La mercantilización es un proceso inherente al capitalismo que solo conoce un uso de la sexualidad: su valor de exposición como mercancía.
Lo propio ocurre en la exigencia de transparencia en la política: “La transparencia que se exige hoy en día de los políticos es cualquier cosa menos una demanda política. No se pide la transparencia para los procesos de decisión que no interesan al consumidor. El imperativo de transparencia sirve para descubrir a los políticos, para desenmascararlos o para escandalizar. La demanda de transparencia presupone la posición de un espectador escandalizado. No es la demanda de un ciudadano comprometido, sino de un espectador pasivo. La participación se realiza en forma de reclamaciones y quejas. La sociedad de la transparencia, poblada de espectadores y consumidores, es la base de una democracia del espectador”.
La exigencia de transparencia, acompañada del hecho de que el mundo es un mercado, hace que los políticos no acaben siendo valorados por lo que hacen, sino por el lugar que ocupan en la escena. “La pérdida de la esfera pública genera un vacío que acaba siendo ocupado por la intimidad y los aspectos de la vida privada”, afirma. “Hoy se oye a menudo que es la transparencia la que pone las bases de la confianza. En esta afirmación se esconde una contradicción. La confianza solo es posible en un estado entre conocimiento y no conocimiento. Confianza significa, aun sin saber, construir una relación positiva con el otro. La confianza hace que la acción sea posible a pesar de no saber. Si lo sé todo, sobra la confianza. La transparencia es un estado en el que el no saber ha sido eliminado. Donde rige la transparencia, no hay lugar para la confianza. En lugar de decir que la transparencia funda la confianza, habría que decir que la transparencia suprime la confianza. Solo se pide transparencia insistentemente en una sociedad en la que la confianza ya no existe como valor”. Un ejemplo de esta contradicción es el Partido Pirata que se presenta a sí mismo como el de la transparencia, lo que en realidad equivale a una propuesta de despolitización. “Se trata, en realidad, de un antipartido”, afirma Han.
Y se ha diluido también la “verdad”, porque en la sociedad de la transparencia lo que importa es la apariencia. Parte de su discurso recuerda el de los situacionistas franceses de los sesenta, que sostenía que la historia podía explicarse por el predominio de los verbos que explican las cosas. En la antigüedad, lo importante era el ser, pero el capitalismo impuso el tener. En la actual sociedad del espectáculo, sin embargo, domina la importancia del parecer, de la apariencia. Así lo resume Han: “Hoy el ser ya no tiene importancia alguna. Lo único que da valor al ser es el aparecer, el exhibirse. Ser ya no es importante si no eres capaz de exhibir lo que eres o lo que tienes. Ahí está el ejemplo de Facebook, para capturar la atención, para que se te reconozca un valor tienes que exhibirte, colocarte en un escaparate”. Y el mundo de la apariencia se nutre de las aportaciones de los medios de comunicación. Pero hay una gran diferencia entre el saber, que exige reflexión y hondura, y el conocer, que no aporta verdadero saber. “La acumulación de la información no es capaz de generar la verdad. Cuanta más información nos llega, más intrincado nos parece el mundo”.


http://redfilosofia.es/blog/2014/03/23/entrevista-al-filosofo-coreano-aleman-byung-chul-han/

No hay comentarios. Comentar. Más...

¿Cuándo empezó esta guerra?

NACIÓN | 2015/02/14 22:00


¿Cuándo empezó esta guerra?


El Gobierno pidió a intelectuales escribir sus tesis sobre la génesis de la guerra. SEMANA hace un análisis crítico para entender este informe.


¿Empezó esta guerra con La Violencia bipartidista?

Algunos como Alfredo Molano creen que sí. Otros, que esa fue una guerra civil muy diferente al conflicto actual.  ¿Empezó esta guerra con La Violencia bipartidista? Algunos como Alfredo Molano creen que sí. Otros, que esa fue una guerra civil muy diferente al conflicto actual.Tarde o temprano las guerras se acaban. Pero el debate sobre sus causas y consecuencias puede durar décadas. Setenta años después de terminada la II Guerra Mundial todavía hay controversia sobre si eran necesarios el bombardeo a Dresde, o la bomba de Hiroshima; o sobre el silencio de las mujeres violadas por los Aliados en un Berlín desolado y derrotado.
En Colombia se ha escrito mucho sobre La Violencia, y sobre el conflicto contemporáneo hay ya cientos de relatos escalofriantes y estudios serísimos. Hace dos años, por ejemplo, el Grupo de Memoria Histórica publicó el ¡Basta ya!, posiblemente el más exhaustivo informe sobre la degradación de la guerra en Colombia. Esta semana se conoció un nuevo documento elaborado por 12 reconocidos intelectuales del país que conforman la Comisión de Historia del Conflicto y sus Víctimas, cuyas reflexiones incidirán directamente en la Mesa de Conversaciones de La Habana.
Esta comisión nació luego de un intenso forcejeo entre las Farc y los delegados del gobierno en Cuba. Desde comienzos de 2013, la guerrilla había solicitado que se creara un mecanismo de esclarecimiento sobre las raíces del conflicto, pues consideraba que las versiones de la historia que circulan en libros y periódicos es injusta con ellos.
Luego de muchas rondas se acordó que esta comisión sería un grupo de apoyo para la discusión de los temas de víctimas y justicia, y que de ninguna manera tendría el alcance de una comisión de la verdad, dado que este tipo de mecanismo está pensado para el futuro, y debe incluir, obligatoriamente, la voz de las víctimas.
También se definió que la comisión recogería muchas visiones, sin pretender convertirlas en una historia oficial del conflicto. Se nombraron dos relatores de gran renombre para que hicieran la síntesis: Eduardo Pizarro, actual embajador en los Países Bajos; y el profesor Víctor Manuel Moncayo, exrector de la Universidad Nacional. Las visiones sobre el conflicto resultaron tan diferentes, que los relatores entregaron cada uno su propio resumen. No obstante hay puntos de coincidencia. 


La tierra sí es problema


Todos coinciden en que los conflictos agrarios que no se han resuelto están en el alma del conflicto. Las posiciones van desde la del reconocido investigador Darío Fajardo, quien dice que la estructura de gran propiedad agraria ha sido el telón de fondo de más de medio siglo de guerra, hasta la del escritor francés Daniel Pécaut que cree que los conflictos agrarios se han transformado en estos años, y que difieren según la región. A diferencia de lo que ha dicho el profesor británico James Robinson en recientes artículos en El Espectador, que han levantado polvareda entre la academia, la tierra resulta ser para los colombianos un tema crucial para la paz.
El segundo punto de coincidencia es el carácter político del conflicto y la guerrilla, aunque también hay matices. Mientras el sacerdote jesuita Javier Giraldo ve en la insurgencia la respuesta natural a un Estado opresor; el investigador Gustavo Duncan, autor de libros como Los Señores de la Guerra, encuentra que la guerrilla, si bien tiene un origen político, ha tenido mutaciones y se ha vinculado a empresas criminales como el narcotráfico y el secuestro.
El tercer punto común es que el narcotráfico tuvo una gran incidencia en la prolongación y degradación de la guerra. Algunos como el decano de Ciencia Política de la Universidad Eafit, Jorge Giraldo, pone mayor énfasis en la vinculación de las Farc con la economía cocalera mientras otros, como Jairo Estrada, ponen el acento en la macabra alianza de Estado y narcoparamilitares.
Un cuarto punto de coincidencia es que el posconflicto es clave, y que justamente el trabajo de estos intelectuales debe servir para iluminar la implementación de los acuerdos. Es decir, identificar las reformas que el país necesita.
¿Cómo diablos empezó todo?
Hay guerras en las que el principio es nítido. Un florero roto desató la guerra de Independencia, un tiro en Sarajevo marcó el inicio de la Gran Guerra, y el asesinato de Jorge Eliécer Gaitán desencadenó La Violencia. Pero en el conflicto actual no hay florero ni primer disparo. Por eso es tan difícil decir cuándo y dónde empezó. Las interpretaciones van desde quienes creen que la guerra surgió como consecuencia del sistema capitalista hasta quienes aseguran que no tiene una sola causa, sino muchas.
Según Moncayo, el orden capitalista engendra conflictos sociales que en el caso colombiano adquirieron la forma de la insurgencia. Dadas las injusticias causadas por el sistema, el surgimiento de las guerrillas era inevitable. Esta visión, según Eduardo Pizarro, puede llevar a un callejón sin salida. Si el capitalismo lleva por dentro la semilla de la guerra, entonces la paz requiere acabar con el sistema, y eso no está en discusión en La Habana.
Otro grupo de intelectuales plantea que hay “fallas geológicas” en el Estado colombiano: la debilidad institucional, la precaria y a veces traumática presencia del Estado en el territorio; la desigualdad social; el problema agrario; la cultura sectaria que se ha expresado en la adhesión partidista antes que a un proyecto de Nación; la combinación de armas y urnas; y la privatización de la seguridad y la justicia; pero que a ninguna de ellas se le puede atribuir una causa directa ni única del conflicto.
En pocas palabras, mientras para unos el problema es el sistema, y por eso se requiere una revolución para que haya paz verdadera, para otros el problema son las instituciones y, por tanto, los males del país se pueden atacar con reformas. Hay que aclarar que aunque hay diferencias sobre el origen de la guerra hay consenso en que debe terminarse. De hecho, muchos señalan que esta ha resultado inútil, pues ha agravado la desigualdad, la concentración de la tierra y la injusticia.


El año cero


Sobre el año cero del comienzo del conflicto tampoco hay acuerdo. Hay quienes dicen que nació en los años treinta, cuando la fiebre capitalista llegó al país, surgieron sindicatos y movimientos de izquierda, y se frustró la Revolución en Marcha de Alfonso López Pumarejo. Es en esa década, según el profesor Sergio de Zubiría, cuando se traza el boceto del país del siglo XX. Al otro extremo están quienes como Jorge Giraldo piensan que la guerra contemporánea es de los años ochenta, con la irrupción del narcotráfico. Y quienes están en una posición intermedia, que encuentran esta guerra como una continuidad de La Violencia, azuzada por la Guerra Fría y las exclusiones del Frente Nacional, como Alfredo Molano.
Estas especulaciones tan abstractas y filosóficas tienen relación directa con asuntos prácticos que debe resolver la Mesa de Conversaciones de La Habana. Por ejemplo, desde cuándo se debe reparar a las víctimas. La Ley de Víctimas tomó como año 1985 para reparaciones administrativas, y 1993 para restitución de tierras. Si se impone la idea de que el conflicto comenzó en los años treinta, habría que reparar a casi todo el país. Lo mismo ocurre con la justicia. Una cosa es juzgar los grandes crímenes de los ochenta para acá, o pensar que para que haya paz hay que resolver hasta el crimen de Jorge Eliécer Gaitán. Ese sería otro callejón sin salida. Y en términos de una futura Comisión de la Verdad, pensar que se puede reescribir la historia no de tres décadas sino de un siglo es llevar al fracaso ese esfuerzo antes de que nazca. Esas son las consecuencias terrenales de estas disertaciones que muchos califican a la ligera como caprichos de las Farc.


Revisando la historia


Una de las mayores controversias que hay en el informe es sobre el Frente Nacional. Mientras para algunos este fue un pacto de elites, excluyente, que al repartirse el poder entre dos partidos alimentó a las guerrillas, otro grupo de intelectuales ha empezado a ver ciertas virtudes escondidas en este periodo. Por un lado el éxito que tuvo en su tarea de pacificar al país, pues fue la época con menor tasa de homicidios; por otra parte los intentos de reformas agraria y educativa, que cambiaron al país la cara de parroquia que tenía y pusieron las bases de la modernización. Varios, sin embargo, coinciden en que este pacto tuvo efectos nefastos: el estado de sitio y el haber pasado de un país divido entre liberales y conservadores, a uno con la lógica anticomunista de la Guerra Fría. También, que a la coalición liberal-conservadora se le deben el clientelismo y la abstención.
Valga la pena decir que hay por lo menos dos ponencias que ponen el acento en cierto tipo de conspiración internacional. La de Renán Vega que culpa a Estados Unidos del nacimiento y prolongación del conflicto, y la de Vicente Torrijos que cree que el surgimiento de las guerrillas se debió a la expansión del comunismo internacional y la revolución cubana. Ambos tienen argumentos a su favor. Nadie puede negar que Colombia ha sido excesivamente apegada a las doctrinas de Estados Unidos, y tampoco se puede desconocer la influencia que tuvo la Guerra Fría en el conflicto. Pero ambas se quedan cortas para explicar por qué el conflicto siguió a pesar de que el comunismo se vino al piso, o en medio de un mundo globalizado, donde ya no existe una dependencia de un solo país.


La prolongación 


El narcotráfico es a todas voces el principal culpable de que esta guerra haya durado tantos años. Primero, porque el narco permeó la política y las instituciones, como lo demuestran el proceso 8.000 y la parapolítica, y debilitó su legitimidad. Segundo, porque acentuó la ausencia del Estado en zonas de disputa de grupos armados, o su presencia solo fue represiva, como ocurrió con el Plan Colombia. Tercero, porque con la plata de la cocaína se financiaron tanto guerrilla como paramilitares.
Este punto es crítico, pues aunque el tema de las drogas ya fue discutido y acordado en La Habana, su implementación no depende solo de la buena voluntad de las partes. Ni siquiera de que las Farc se alejen del negocio y de que el gobierno deje de fumigar. El narcotráfico es un crimen transnacional, en el que Colombia tiene un porcentaje significativo, experiencia, y aunque suene irónico, una tecnología apropiada en esta materia. Basta ver los semisumergibles que pululan en la costa Pacífica hechos de manera casera. Si este es el mayor motor de reciclaje de la violencia, el país tiene un serio problema para garantizar que el posconflicto funcione de verdad.
Pero no solo de coca vive la guerra. Para un grupo importante de estos analistas, el conflicto duró más allá incluso de la Guerra Fría, por las políticas neoliberales que se aplicaron en la década del noventa y que dejaron el campo a la deriva, lo cual incentivó que los más marginados del país se fueran a sembrar coca, y se lanzaran en brazos del crimen organizado para ganarse la vida. En todo caso queda claro que los campesinos pobres han sido la carne de cañón de todos los grupos, fueran de derecha o de izquierda. Algunos analistas destacan que la guerra les arrebató la ciudadanía, que han sido los mayores protagonistas de este conflicto.
El otro problema que todos señalan es la precariedad del Estado y las instituciones para garantizar el pluralismo, evitar exterminios como el que vivió la Unión Patriótica, hacer justicia, y garantizar una democracia en las regiones donde las instituciones y el Estado fueron capturados por los paramilitares.


¿Quién tuvo la culpa?


Más que señalar responsables, los académicos resaltan las terribles consecuencias de esta larga guerra. El número de víctimas es de magnitud bíblica: casi 7 millones de personas, en una cuenta que no deja de crecer, y que es una verdadera catástrofe.
La democracia sufrió también pérdidas enormes. Miles de líderes fueron asesinados y eso tiene un costo alto, y aún no calculado, para el país; y la combinación de armas y urnas se convirtió en un mal generalizado. La falta de confianza de la gente en el Estado y entre las propias comunidades ha hecho que muchos definan a la democracia colombiana como un orangután con sacoleva. Un país atrapado en una guerra inútil que, como señala Pécaut, no hizo más que perpetuar y profundizar la desigualdad.
Finalmente, la otra herencia con la que tendrá que lidiar Colombia en adelante es un crimen organizado que aprovecha la debilidad del Estado, y que ha ganado experiencia y conocimiento en todas las formas de violencia. Y que puede ser la semilla de la próxima guerra, si no se hacen bien las cosas.


¿Esto tiene arreglo?


Cuentan que el martes pasado, cuando cada uno de los 14 intelectuales expuso ante la Mesa de Conversaciones de La Habana sus tesis sobre el conflicto, varios de ellos hablaron emocionados sobre lo que ese evento les significaba. Para casi todos, el país está frente a la oportunidad de empezar a resolver los grandes problemas que han hecho tan doloroso este conflicto.
Tienen claro que la paz no se consigue con la dejación de armas por parte de la guerrilla. Más bien que el acuerdo de paz es una oportunidad para enderezar el rumbo del país. De atacar las ‘fallas geológicas’ sobre las que se ha cimentado el Estado.
Quizás es pedirle demasiado a un acuerdo de paz. Hasta podría ser un riesgo creer que el posconflicto puede subsanar los males acumulados de un país y casi un siglo. Pero que una mesa de negociaciones entre enemigos acérrimos, que se han matado por décadas, intente mirar el pasado de manera crítica y conjunta, debe servir para algo.
No será fácil. Si alguna lección deja esta Comisión, es que Colombia es un país tan fragmentado que ni siquiera existe acuerdo en algo tan básico como dónde comenzó esta guerra o quién fue responsable de cada atrocidad. El país tendrá que lidiar por años, quizás por siempre, con esa diversidad de opiniones que a veces llega a ser polarización y hasta sectarismo. Pero sin armas. De eso se trata el proceso de paz de La Habana.

 

http://www.semana.com/nacion/articulo/cuando-empezo-esta-guerra/417890-3

No hay comentarios. Comentar. Más...

¿Por qué hoy no es posible la revolución?

LA CUARTA PÁGINA


¿Por qué hoy no es posible la revolución?


Para descifrar la alta estabilidad del sistema de dominación liberal hay que entender cómo funcionan los actuales mecanismos de poder. El comunismo como mercancía es el fin de la revolución


BYUNG-CHUL HAN 


3 OCT 2014 
Cuando hace un año debatí con Antonio Negri en el Berliner Schaubühne, tuvo lugar un enfrentamiento entre dos críticas del capitalismo. Negri estaba entusiasmado con la idea de la resistencia global al empire, al sistema de dominación neoliberal. Se presentó como revolucionario comunista y se denominaba a sí mismo profesor escéptico. Con énfasis conjuraba a la multitud, la masa interconectada de protesta y revolución, a la que confiaba la tarea de derrocar al empire.La posición del comunista revolucionario me pareció muy ingenua y alejada de la realidad. Por ello intenté explicarle a Negri por qué las revoluciones ya no son posibles.
¿Por qué el régimen de dominación neoliberal es tan estable? ¿Por qué hay tan poca resistencia? ¿Por qué toda resistencia se desvanece tan rápido? ¿Por qué ya no es posible la revolución a pesar del creciente abismo entre ricos y pobres? Para explicar esto es necesario una comprensión adecuada de cómo funcionan hoy el poder y la dominación.
Quien pretenda establecer un sistema de dominación debe eliminar resistencias. Esto es cierto también para el sistema de dominación neoliberal. La instauración de un nuevo sistema requiere un poder que se impone con frecuencia a través de la violencia. Pero este poder no es idéntico al que estabiliza el sistema por dentro. Es sabido que Margaret Thatcher trataba a los sindicatos como “el enemigo interior” y les combatía de forma agresiva. La intervención violenta para imponer la agenda neoliberal no tiene nada que ver con el poder estabilizador del sistema.
El poder estabilizador de la sociedad disciplinaria e industrial era represivo. Los propietarios de las fábricas explotaban de forma brutal a los trabajadores industriales, lo que daba lugar a protestas y resistencias. En ese sistema represivo son visibles tanto la opresión como los opresores. Hay un oponente concreto, un enemigo visible frente al que tiene sentido la resistencia.
El carácter estabilizador del sistema ya no es represor, sino seductor; es decir, cautivador
El sistema de dominación neoliberal está estructurado de una forma totalmente distinta. El poder estabilizador del sistema ya no es represor, sino seductor, es decir, cautivador. Ya no es tan visible como en el régimen disciplinario. No hay un oponente, un enemigo que oprime la libertad ante el que fuera posible la resistencia. El neoliberalismo convierte al trabajador oprimido en empresario, en empleador de sí mismo. Hoy cada uno es un trabajador que se explota a sí mismo en su propia empresa. Cada uno es amo y esclavo en una persona. También la lucha de clases se convierte en una lucha interna consigo mismo: el que fracasa se culpa a sí mismo y se avergüenza. Uno se cuestiona a sí mismo, no a la sociedad.
Es ineficiente el poder disciplinario que con gran esfuerzo encorseta a los hombres de forma violenta con sus preceptos y prohibiciones. Es esencialmente más eficiente la técnica de poder que se preocupa de que los hombres por sí mismos se sometan al entramado de dominación. Su particular eficiencia reside en que no funciona a través de la prohibición y la sustracción, sino a través del deleite y la realización. En lugar de generar hombres obedientes, pretende hacerlos dependientes. Esta lógica de la eficiencia es válida también para la vigilancia. En los años ochenta, se protestó de forma muy enérgica contra el censo demográfico. Incluso los estudiantes salieron a la calle. Desde la perspectiva actual, los datos necesarios como oficio, diploma escolar o distancia del puesto de trabajo suenan ridículos. Era una época en la que se creía tener enfrente al Estado como instancia de dominación que arrebataba información a los ciudadanos en contra de su voluntad. Hace tiempo que esta época quedó atrás. Hoy nos desnudamos de forma voluntaria. Es precisamente este sentimiento de libertad el que hace imposible cualquier protesta. La libre iluminación y el libre desnudamiento propios siguen la misma lógica de la eficiencia que la libre autoexplotación. ¿Contra qué protestar? ¿Contra uno mismo?
Es importante distinguir entre el poder que impone y el que estabiliza. El poder estabilizador adquiere hoy una forma amable, smart, y así se hace invisible e inatacable. El sujeto sometido no es ni siquiera consciente de su sometimiento. Se cree libre. Esta técnica de dominación neutraliza la resistencia de una forma muy efectiva. La dominación que somete y ataca la libertad no es estable. Por ello el régimen neoliberal es tan estable, se inmuniza contra toda resistencia porque hace uso de la libertad, en lugar de someterla. La opresión de la libertad genera de inmediato resistencia. En cambio, no sucede así con la explotación con la libertad. Después de la crisis asiática, Corea del Sur estaba paralizada. Entonces llegó el FMI y concedió crédito a los coreanos. Para ello, el Gobierno tuvo que imponer la agenda liberal con violencia contra las protestas. Hoy apenas hay resistencia en Corea del Sur. Al contrario, predomina un gran conformismo y consenso con depresiones y síndrome de Burnout. Hoy Corea del Sur tiene la tasa de suicidio más alta del mundo. Uno emplea violencia contra sí mismo, en lugar de querer cambiar la sociedad. La agresión hacia el exterior que tendría como resultado una revolución cede ante la autoagresión.
Cada uno es amo y esclavo. La lucha de clases se convierte en una lucha interna, consigo mismo
Hoy no hay ninguna multitud cooperante, interconectada, capaz de convertirse en una masa protestante y revolucionaria global. Por el contrario, la soledad del autoempleado aislado, separado, constituye el modo de producción presente. Antes, los empresarios competían entre sí. Sin embargo, dentro de la empresa era posible una solidaridad. Hoy compiten todos contra todos, también dentro de la empresa. La competencia total conlleva un enorme aumento de la productividad, pero destruye la solidaridad y el sentido de comunidad. No se forma una masa revolucionaria con individuos agotados, depresivos, aislados.
No es posible explicar el neoliberalismo de un modo marxista. En el neoliberalismo no tiene lugar ni siquiera la “enajenación” respecto del trabajo. Hoy nos volcamos con euforia en el trabajo hasta el síndrome de Burnout [fatiga crónica, ineficacia]. El primer nivel del síndrome es la euforia. Síndrome de Burnout y revolución se excluyen mutuamente. Así, es un error pensar que la multitud derroca al empire parasitario e instaura la sociedad comunista.
¿Y qué pasa hoy con el comunismo? Constantemente se evocan el sharing (compartir) y la comunidad. La economía del sharing ha de suceder a la economía de la propiedad y la posesión. Sharing is caring, [compartir es cuidar], dice la máxima de la empresa Circler en la nueva novela de Dave Eggers, The Circle. Los adoquines que conforman el camino hacia la central de la empresa Circler contienen máximas como “buscad la comunidad” o “involucraos”. Cuidar es matar, debería decir la máxima de Circler. Es un error pensar que la economía del compartir, como afirma Jeremy Rifkin en su libro más reciente La sociedad del coste marginal nulo, anuncia el fin del capitalismo, una sociedad global, con orientación comunitaria, en la que compartir tiene más valor que poseer. Todo lo contrario: la economía del compartir conduce en última instancia a la comercialización total de la vida.
El cambio, celebrado por Rifkin, que va de la posesión al “acceso” no nos libera del capitalismo. Quien no posee dinero, tampoco tiene acceso al sharing. También en la época del acceso seguimos viviendo en el Bannoptikum, un dispositivo de exclusión, en el que los que no tienen dinero quedan excluidos. Airbnb, el mercado comunitario que convierte cada casa en hotel, rentabiliza incluso la hospitalidad. La ideología de la comunidad o de lo común realizado en colaboración lleva a la capitalización total de la comunidad. Ya no es posible la amabilidad desinteresada. En una sociedad de recíproca valoración también se comercializa la amabilidad. Uno se hace amable para recibir mejores valoraciones. También en la economía basada en la colaboración predomina la dura lógica del capitalismo. De forma paradójica, en este bello “compartir” nadie da nada voluntariamente. El capitalismo llega a su plenitud en el momento en que el comunismo se vende como mercancía. El comunismo como mercancía: esto es el fin de la revolución.
Byung-Chun Han es filósofo.


Traducción de Alfredo Bergés.


http://elpais.com/elpais/2014/09/22/opinion/1411396771_691913.html

No hay comentarios. Comentar. Más...

Colombia, sin tiempo para cumplir los objetivos del milenio


06 marzo 2014

Colombia, sin tiempo para cumplir los objetivos del milenio

DERECHOS HUMANOS

La ONU explica cuáles son las metas que el país alcanzó, pero señala las que aún no logra, puestas para el 2015.

Colombia, sin tiempo para cumplir los objetivos del milenio. Uno de los objetivos ya cumplidos es la cobertura del 100 % de la educación básica pero las brechas entre regiones todavía persisten.
Uno de los objetivos ya cumplidos es la cobertura del 100 % de la educación básica pero las brechas entre regiones todavía persisten.
En el 2015 se cumple el tiempo límite para alcanzar las ocho metas que se pusieron 189 países en materia de derechos humanos. Una de esas naciones que se comprometieron con los Objetivos de Desarrollo del Milenio es Colombia, pero a menos de dos años, ¿qué tan cerca está de lograrlo?

La ONU evaluó la gestión del país y determinó que ha habido “progresos significativos” en varios de los puntos, pero todavía falta para alcanzar los objetivos del milenio.

“Colombia avanza en la dirección correcta, pero no a la velocidad necesaria”, aseguró Fabrizio Hochschild, coordinador residente de la ONU en el país.

En Colombia, los objetivos del milenio que se pusieron en el 2000 son erradicar la pobreza extrema y el hambre; lograr la educación primaria universal; promover la equidad de género y la autonomía de la mujer; reducir la mortalidad en menores de cinco años; mejorar la salud sexual y reproductiva; combatir el VIH/SIDA, la malaria y el dengue; garantizar la sostenibilidad del medio ambiente, y fomentar una sociedad mundial para el desarrollo. 

Los logros indiscutibles son en educación básica, cuya cobertura de grado cero hasta noveno es del 100 % desde hace 10 años, y en las áreas reforestadas y restauradas, que también se logró de manera anticipada al reforestar 23.000 hectáreas por año.

También se ha avanzado en la reducción de la pobreza. Actualmente, Colombia tiene una tasa de pobreza del 32,7 % y el 10,4 % de pobreza extrema. La ONU afirma que de continuar con bajando esos índices, como ha venido haciéndolo, “cumpliría las metas que se establecieron”, del 28,5 % y el 8,8 %, respectivamente.

De este modo, 5,2 millones de personas han salido de la pobreza en la última década, pero todavía un tercio de la población tiene insatisfechas sus necesidades básicas y además se detecta un efecto desigual entre las ciudades y el campo.

“Uno de cada dos colombianos de zonas rurales es pobre, mientras que uno de cada cuatro en zonas urbanas es pobre”, explica el balance de Colombia que realizó el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) (lea el informe completo).
 
El desempleo es otro de los índices mejor calificados del país en aras de los objetivos del milenio. Entre el 2002 y el 2013, la tasa de desempleo pasó de 15,6 % a 9,6 % y la meta que debe cumplir para 2015 es del 8,5 %.

Otros de los puntos en los que Colombia obtiene una nota positiva, de acuerdo con el PNUD, son la reducción en dos terceras partes de la mortalidad de niños menores de cinco años y la cobertura de las tecnologías de la información y la comunicación.

Sin embargo, el país se raja en la mayoría de los puntos, como son los indicadores de mortalidad materna, cobertura bruta en educación media, embarazo en adolescentes, mortalidad por dengue y coberturas de agua potable y saneamiento básico.

Aún fallecen 500 mujeres al año por lo que la meta de 45 decesos durante el parto por cada 100.000 nacidos vivos es casi imposible de alcanzar de aquí al 2015.

Otro de los objetivos es la equidad de género y la autonomía de la mujer, pero el panorama en esta materia tampoco pinta muy bien. “Preocupa que los mayores niveles de calificación de las mujeres no son suficientes para aumentar la participación en los cargos de decisión en el país, mientras que las cifras de violencia de género indican la necesidad de promover políticas y acciones concretas que modifiquen radicalmente esta tendencia”, dice el informe.

De hecho, hace un año el mismo PNUD aseguró en un informe que “la baja participación de las mujeres en cargos de poder en Colombia es evidente y cada vez más preocupante”.

En ese entonces, el 51 % de la población colombiana era de sexo femenino pero sólo el 12 % de los cargos de elección popular eran ocupados por mujeres, según la Registraduría Nacional del Estado Civil.

Según este panorama que revela el PNUD, Colombia no la tiene nada fácil para cumplir la mayoría de los objetivos que se propuso. Aunque ya ha logrado varios de ellos, el tiempo que le queda es muy corto para alcanzar los índices de los que está tan lejos.

Además, el mayor reto es cerrar las brechas históricas que hay en las regiones en medio de un conflicto que no cesa. Y para ello tiene tan sólo dos años, si quiere cumplir todos los objetivos del milenio.


http://www.semana.com/nacion/articulo/colombia-los-objetivos-del-milenio-segun-pnud/379505-3

No hay comentarios. Comentar. Más...

"La democracia es la primera víctima de la desigualdad": Zygmunt Bauman

"La democracia es la primera víctima de la desigualdad": Zygmunt Bauman

Por: RevistaArcadia.comPublicado el: 2014-02-04
Así lo manifiesta Zygmunt Bauman (Poznan, Polonia, 1925) en su más reciente libro "¿La riqueza de unos pocos nos beneficia a 
todos?" (Paidós), que presentó en Madrid.
Bauman, Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades (con Alain Toraine, en 2010), tiene 89 años y sigue 
recorriendo el mundo con "placer" y paciencia infinita para explicar la situación de desigualdad que vivimos en esta "sociedad de 
modernidad liquida", concepto clave en su obra con el que define la inestabilidad de la sociedad actual, "consumista y en continuo 
cambio".
"El Estado democrático durante años se ajustó a su promesa y a su responsabilidad de proteger y dar bienestar a cualquier 
colectivo en contra de la desgracia individual. La gente tenía sentido de pertenencia y solidaridad -argumenta el autor-. Hoy todo 
eso ha cambiado y, cuando llegan los problemas comunales y compartidos, el estado dice: ’Es asunto vuestro; resolvedlo vosotros’".
"De ahí que la confianza que se tenía en las instituciones esté decayendo. La gente sabe que del Estado no va a obtener nada y 
sabe que las instituciones democráticas y políticas no llevan a cabo sus promesas".
Bauman, que vive desde los setenta en Leeds (Reino Unido), recuerda que en 1900 y hasta 1970 hubo una tendencia en el mundo 
que marcaba que la desigualdad disminuía. "Pero, a partir de 1970, la situación cambió, y la tendencia fue al revés. Hoy las 85 
personas más ricas del mundo tienen la misma riqueza que los cuatro billones de los más pobres de la tierra, y este es el magma 
de la situación", añade.
"Hoy la sociedad está cambiando, y los multimillonarios son un grupo cada vez más pequeño que se beneficia del desarrollo de las 
rentas ascendente, de la renta nacional. Sin embargo, la clase media está más cerca de los proletarios y de la gente que vive en la 
miseria: es lo que yo llamo el ’precariado’".
Y para acompañar esta opinión, Bauman, autor de títulos como Vigilacia líquida, "Sobre la educación en un mundo líquido" o "Vidas 
desperdiciadas", cita al papa Francisco en su exaltación apostólica llamada "Evangelium Gaudium": "Las ganancias de una minoría 
están creciendo exponencialmente, al igual que el hueco que separa la mayoría de la prosperidad que unos pocos de seres felices 
disfrutan".
"Los muy ricos, los billonarios, se han puesto una barricada alrededor y han subido los puentes levadizos", añade Bauman.
Una situación tan desigual que, según el pensador, la sociedad acepta de forma pasiva por varios motivos: el primero, porque en 
las últimas docenas de años, "cuando hay que enfrentarse a un problema, solo se hace a través de lo que se llama crecimiento 
económico. Este crecimiento nos dicen que es la solución, piensan que es ilimitado, pero nosotros sabemos que no es así y que los 
problemas crecen".
Otro factor que contribuye a esta parálisis en la gente es el consumo: "Nos han hecho esclavos del consumo, las tiendas, las 
grandes superficies. La búsqueda de la felicidad equivale a ir de compras", sostiene.
Por último y como consecuencia de la aceptación de todo lo anterior, la nueva organización de la vida es "más individual y 
desregularizada, y eso hacer crecer la insolidaridad".
Bauman, parafrasea a Richard Rorty y afirma: "Mientras el proletariado esté distraído en su propia desesperación con 
acontecimientos ficticios creados por los medios de comunicación, los superricos no tiene nada que temer". Y asegura que en el 
mundo de hoy no hay racionalidad ni solidaridad, solo competitividad sin piedad.

http://www.revistaarcadia.com/agenda/articulo/la-democracia-es-la-primera-victima-de-la-desigualdad-zygmunt-bauman/35348

 

 

 

Y dos libros de Bauman:

Amor liquido y Arte liquido.

No hay comentarios. Comentar. Más...

Mark Boyle explica cómo ha vivido un año sin dinero

Mark Boyle explica cómo ha vivido un año sin dinero

BOYLE SE DEDICÓ A ANALIZAR LAS MANERAS EN LAS QUE PODRÍA SEGUIR 
VIVIENDO CON COSAS QUE DISFRUTA, PERO REDUCIENDO LA UTILIZACIÓN DE 
DINERO A CERO.
POR: PIJAMASURF - 03/11/2013 A LAS 05:11:43
SOCIEDAD / ACTIVISMO-CIVIL

Algunas personas (es decir, la mayoría de las personas) tienen 
problemas para llegar a fin de mes: la cultura del ahorro en América 
Latina no es una asignatura obligatoria y la ley parece ser que 
mientras más dinero tienes, más suben tus gastos. Por esto es 
especialmente asombrosa la historia del irlandés Mark Boyle (aka 
“No-Cash-Man”), quien hace siete años estaba a punto de graduarse de 
una carrera que lo preparaba para la administración y los negocios, 
ahora cumpla un año viviendo una vida sin dinero, pero disfrutándola 
al máximo.
Mark tenía un gran trabajo: era administrador de una enorme compañía 
de comida orgánica, lo que le permitía darse incluso el lujo de tener 
su propio yate. Fue justamente a bordo de su barco, hablando con un 
amigo acerca de todo lo que está mal en el planeta, que empezaron a 
considerar la frase de Mahatma Gandhi, “sé el cambio que quieres ver 
en el mundo”. Pensaron en todas las formas en que el consumo 
desenfrenado destruye no sólo nuestro planeta, sino también a las 
personas que viven en él.
Él y su amigo se sentían de pronto “como dos pequeñas gotas en un 
océando altamente contaminado”. Luego de considerar asuntos como la 
destrucción del ambiente, la guerra y las fábricas de esclavos, 
sintieron la tentación de hacer algo contra el monstruo. “Estos 
asuntos no estaban tan relacionados como había pensado antes”, 
escribe Mark. “Tenían una causa común. Creo que el hecho de que ya no 
seamos capaces de ver las repercusiones directas que nuestras compras 
tienen en las personas, en el ambiente y en los animales es el factor 
que une todos estos problemas.”

Pero ¿qué hacer contra la indiferencia? Para Mark, resultó claro que 
la herramienta que producía esta indiferencia era el dinero, así que 
se dedicó a analizar las maneras en las que podría seguir viviendo 
con cosas que disfruta, pero reduciendo la utilización de dinero no 
sólo al mínimo, sino hasta desaparecerlo del todo. Esto lo llevó a 
deshacerse de todo su dinero, inicialmente por un año
“Hice una lista de todo lo básico que necesitaba para sobrevivir. 
Adoro la comida, así que eso era lo primordial. Hay cuatro patas en 
la mesa de la comida gratis: recolectar comida salvaje, cultivar, 
hacer trueques y utilizar comida desperdiciada, pero hay muchas otras 
formas.”
Lo siguiente en la lista era el alojamiento. Entró como voluntario en 
una granja orgánica la cual ayudó a renovar para que no dependiera de 
energía eléctrica. Aquí se dio cuenta de la importancia de no 
desperdiciar ningún recurso disponible. “Si cultiváramos nuestra 
propia comida, no desperdiciaríamos el 30% de ella.”
“Usaba madera que cortaba o recogía para calentar mi humilde morada 
en un quemador hecho de un viejo bidón de gasolina, e hice composta 
humana a partir de mis desechos.” Además de eso, Mark se bañaba en un 
río, y para ir al baño utilizaba periódicos (actividades que bien 
podrían encontrarse en distintas poblaciones pobres alrededor del 
mundo). Para transportarse, Mark utilizó su bicicleta y para 
alumbrarse, velas hechas con cera de abeja.
La historia de Mark no es el de un “anticapitalista” redomado, sino 
de alguien que, casi en un espíritu científico y de aventura, decide 
cuestionar radicalmente la forma en que vivimos actualmente. 
“Irónicamente, he encontrado que este año ha sido el más feliz de mi 
vida. Tengo más amigos en mi comunidad que nunca, no me he enfermado 
desde que empecé, y nunca he estado más en forma. He encontrado que 
la amistad, no el dinero, es la verdadera seguridad. Que la mayoría 
de la pobreza de occidente es espiritual, y que la independencia es 
realmente interdependencia.”
¿Algo que Mark extraña de su antigua vida como empresario? “El 
estrés. Los embotellamientos de tráfico. Los estados de cuenta 
bancarios. Las cuentas por pagar. Oh, claro, y tomar ocasionalmente 
una cerveza con mis amigos del local.”
Esta historia nos recuerda a la de Benjamin Lesage, un joven francés 
que emprendió la misma ruta que Boyle y que cada vez más aventureros.
Para conocer más de esta historia mira el documental Happy.


http://pijamasurf.com/2013/11/mark-boyle-explica-como-ha-vivido-un-
ano-sin-dinero/

No hay comentarios. Comentar. Más...

La sociedad perfecta para los intereses de la economía global es que seamos unos muertos andantes

Aute: "La sociedad perfecta para los intereses de la economía global 
es que seamos unos muertos andantes"

Miguel A. Ortega Lucas  20/09/2013 - 23:57h  
Acaba de cumplir 70 años. Setenta veranos de búsqueda, de preguntas. 
Porque lo cierto es que Luis Eduardo Aute (Manila, Filipinas, 1943) 
no se considera más que eso, alguien que se hace preguntas: un tenaz 
interrogador empeñado en esclarecer de qué va exactamente el juego de 
vivir. Por más que las reglas que le han impuesto siempre sus 
semejantes no le hayan convencido jamás; y hoy, menos que nunca. 
Sin embargo, dice encontrarse en pleno proceso de "pacificación 
consigo mismo"; este artesano renacentista que presentó su primera 
exposición pictórica a los 16 años y su primer cortometraje –en 
Súper-8– a los 17; que desnudó a Marilyn –con una foto de revista, 
lápiz y pasta de dientes– a los 10, y que desde su irrupción en la 
canción popular, a finales de los 60, no ha hecho sino cultivar un 
territorio en el que las intimidades compartidas de varias 
generaciones fueron encontrando un refugio común contra el frío. Ésas 
que viraron del miedo a la ilusión, y del desencanto al encantamiento 
suicida, antes de despertar súbitamente de "la estafa". En su 
horizonte más próximo, una gira por América y la posibilidad (en voz 
muy baja aún) de repetir aquel legendario concierto con Silvio 
Rodríguez, Mano a mano, veinte años después. Pero, en cualquier caso, 
con la prioridad –ganada a pulso–  de hacer esencialmente lo que le 
dé "la real gana".
Quería preguntarle si usted, como artista, ha…
…Un matiz: artistas somos todos.
¿…?
Sí, porque todos nacemos con una capacidad para ser sensibles a una 
serie de cosas; lo que pasa es que unos profundizamos en esa 
capacidad de valorar la sensibilidad y otros hacen caso omiso de 
ella; incluso muchos, la mayor parte, y cada vez más, intentan acabar 
con esa capacidad. Yo creo que artistas somos todos en cuanto tenemos 
una mínima capacidad para apreciar algo que valga la pena en la vida, 
y tener una visión más o menos personal de las cosas. Luego dependerá 
de que desarrolles esa capacidad o no.
…Al hilo de esto, ¿no cree que una de las razones de la crisis social 
tiene que ver con que haya habido cada vez más miedo a confrontar 
ciertos aspectos de su vida interior? Eso del "no me rayes" al que 
tanto se han venido aplicando algunas generaciones, por ejemplo.
Eso es una novedad que no ha ocurrido nunca en la historia. Eso de 
acceder a bienes culturales, no como producto sino como bienes, 
siempre fue algo positivo y algo a lo que todo el mundo tenía deseos 
de acceder. Hay una novedad de los últimos tiempos, que es fomentar 
el desprecio hacia ese deseo de cultura. Siempre, desde que el ser 
humano existe, ha tendido a tener más conocimiento. Y la novedad de 
las últimas décadas es que la sociedad de los mercados ha conseguido 
fomentar la despreciable idea de que el conocimiento (no la 
información: el conocimiento) es algo prescindible. Algo que sobra y 
que no produce beneficio. Eso es nuevo en la historia. De hecho, en 
EEUU la palabra cultura prácticamente no existe: es entretenimiento, 
entertainment.
Lo serio, o profundo, como sinónimo de aburrido.  
Eso es. La búsqueda de la felicidad la han derivado al consumo, 
cuando la felicidad siempre debería ser consecuencia de aproximarse 
al máximo a lo que debe ser la razón de ser de vivir. Y eso queda 
absolutamente desplazado porque no es productivo. Esa sabiduría que 
invocaban las culturas mediterráneas, de Grecia, de Roma. Las élites 
culturales –por llamarlo así–, los ámbitos más preocupados por la 
sensibilidad y el sentido de las cosas, siempre han sido 
minoritarios, y la estupidez siempre ha estado ahí. Lo que pasa es 
que ahora la estupidez tiene categoría de academia, antes no. Antes, 
y salvo excepciones, la audiencia era corta porque no había medios ni 
plataformas para el acceso a esa sensibilidad; ahora tenemos todos 
los medios, pero operando para todo lo contrario. O sea, no se te 
ocurra aproximarte porque dicen los estúpidos que eso es una 
estupidez que no produce beneficios… Y vivimos en una auténtica 
macrodictadura de mafias financieras, de bancos desatados, de lobbys, 
que nos están imponiendo un espacio histórico demencial. Y está 
prevaleciendo ese criterio. O descriterio. O contracriterio.
La cleptocorporatocracia [neologismo de su cosecha para definir el 
Panorama].
Cleptocorporaciones que tienen como objetivo comprar países, comprar 
continentes, propiedad privada, sí. Y el resultado es éste: una 
sociedad que aterra. Yo soy incapaz de pensar en lo que puede ser 
esta sociedad de aquí a veinte años. Si sigue así, un auténtico 
horror. El ser humano habrá desaparecido. Y es curioso que haya tanta 
moda de películas de zombies. No es gratuito; yo creo que la sociedad 
perfecta para los intereses de esta economía global es que seamos 
todos unos muertos andantes. Ahí quieren que vayamos. Estamos ahí ya. 
China es la sublimación de esa sociedad de consumo en la que el ser 
humano es un personaje que trabaja 18 horas al día, que apenas vive, 
cobrando unos sueldos de miseria, sin capacidad ninguna de tener 
cierto tiempo para reflexionar. Por ahí va el tema. A mí me produce 
una angustia tremenda, no por mí ya sino por mis hijos y por las 
generaciones que vienen.
Recuerda esto que dice la canción de Leonard Cohen [que él mismo 
versionó], The future. Todo va a arder…
Es una de mis favoritas. Siempre me han acusado de pesimista, pero 
siempre lo rechazo: en todo caso escéptico, sí. He intentado mantener 
una cierta lucidez sobre lo que iba sucediendo. Pero pesimista no: 
pesimista es el que saca la bandera blanca y dice esto se ha acabao; 
el escéptico es activo, el pesimista se rinde.
Visto lo visto, ¿cabe alguna esperanza en el panorama político?
Creo que eso que llamaron PIGS, o países del Sur –y yo incluiría a 
Francia–, o actuales protectorados de Alemania, deberíamos salirnos 
de Europa –no salirnos, porque somos Europa, que es una palabra 
griega–, desvincularnos de esta Europa de los mercaderes, y hacer un 
acuerdo con nuestros socios naturales de América Latina, que es donde 
se habla el grecolatino. Porque, qué coño hacemos aquí, sino ser los 
chinos de la economía del norte. Todo ha sido una gran trampa… Pero 
es que el poder está lleno de arribistas, de parásitos, que ven en la 
política su modus vivendi; unos mandados con el único objetivo de 
llevárselo crudo. O sea, que el que vale, vale, y el que no, a 
político. No hay patriotismo, ni sentido de Estado, ni sentido 
histórico, ni nada… Claro que también es nuestra responsabilidad, sí, 
en tanto en cuanto votamos; más culpables somos nosotros. Les damos 
crédito. La culpa es nuestra.
¿Echa de menos largarse a París de vez en cuando, como cuando era 
joven?
Estuve hace poco, de hecho, y París ya no es lo que era. Sólo queda 
un bonito museo… París era lo más próximo que teníamos para respirar 
otros aires, en vista de que aquí había un régimen que asfixiaba 
cualquier curiosidad distinta a la impuesta. Yo estudié en un colegio 
de hermanos de Lasalle americanos [en Manila, hasta los 11 años, 
donde trabajaba su padre]; eran hermanos, no curas; más abiertos 
evidentemente que los de aquí, que eran franquistas todavía. Aquí 
eran curas de misa diaria.
Debió de ser fuerte el contraste. ¿Qué España se encontró al llegar?
Una país oscuro, lleno de tullidos en la calle. Con miseria. Era como 
el blanco y el negro; no es que aquello fuera el paraíso ni mucho 
menos, pero era otra perspectiva de la realidad, era como meterte en 
el Medievo, en tiempos de la Inquisición… España lamentablemente ha 
sido el país de las contrarreformas. Somos especialistas en 
inquisiciones. Y hemos pasado de ser un pueblo de la meseta, perdido, 
a pensar que estamos en Nueva York, sin haber pasado por la 
Revolución francesa. Viene la República, e inmediatamente una 
dictadura oscurantista, vuelta otra vez a la ignorancia. Somos un 
país de artistas geniales, de investigadores geniales, pero al mismo 
tiempo un país muy mediocre, muy pacato, muy suicida, muy cainita, 
muy saturniano en cuanto a que devora siempre a sus mejores hijos. Y 
eso prevalece. Quizás por esa gran influencia de la Iglesia, nefasta, 
que ha fomentado siempre un pensamiento muy mediocre. Aquí hemos sido 
más papistas que el papa. Y la gente más brillante ha tenido siempre 
que irse afuera. A trabajar fuera o a morir fuera. Uno de mis 
poemigas dice: "España de mis amores, cuánto te odio". Y me pasa eso: 
es un país bellísimo, con una gente esencialmente estupenda, pero 
condenada a la mediocridad histórica.
El enemigo dentro, para variar…
Creo que el gran-gran enemigo es la estupidez. Porque no hay peor 
perverso que el perverso estúpido. Hasta la perversión es 
comprensible. La estupidez no. Y creo que en esta vida se trata de 
evitar como a la peste la estupidez; con todas las contradicciones 
que depara la vida, navegando en tus luces y tus sombras, pero 
intentando vivir, y sin esa gente que repudia el tener consciencia de 
lo que representa la vida… La estulticia es lo que hay que erradicar. 
Pero estamos en un mundo que desprecia el conocimiento, la poesía, la 
magia. Y es que Lucifer es mucho más inteligente que sus acólitos. 
Los acólitos son los que gobiernan el mundo ahora. Ni siquiera 
Luzbel, que tiene ansias de divinidad: no, son los acólitos los que 
medran en el infierno. Los mandados que están ahí, quemándote el 
culo, a ver si quemando más, cobran más.
http://www.eldiario.es/andalucia/Aute-perfecta-intereses-economia-
andantes_0_177433035.html

No hay comentarios. Comentar. Más...

Zygmunt Bauman: la cultura en la era del consumo

Zygmunt Bauman: la cultura en la era del consumo

Publicado el Lunes, 09 Septiembre 2013 

Zygmunt Bauman analiza cómo la economía y el mercado transformaron 
los bienes culturales en objetos de compra y venta


Por Zygmunt Bauman


Sobre la base de estudios realizados en Gran Bretaña, Chile, Hungría, 
Israel y Holanda, un equipo de trece miembros dirigido por el 
respetado sociólogo de Oxford John Goldthorpe llegó a la conclusión 
de que ya no es posible diferenciar fácilmente a la elite cultural de 
otros niveles más bajos en la correspondiente jerarquía mediante los 
signos que otrora eran eficaces: la asistencia regular a la ópera y a 
conciertos, el entusiasmo por todo lo que en algún momento se 
considere "arte elevado" y el hábito de contemplar con desprecio "lo 
común, desde las canciones pop hasta la televisión comercial".
Ello no equivale a decir que ya no existan personas consideradas -en 
gran medida por ellas mismas- integrantes de una elite cultural: 
verdaderos amantes del arte, gente que sabe mejor que sus pares no 
tan cultivados de qué se trata la cultura, en qué consiste y qué se 
juzga comme il faut o comme il ne faut pas -apropiado o inapropiado- 
para un hombre o una mujer de cultura. Excepto que, a diferencia de 
aquellas elites culturales de la modernidad, ya no son "connoisseurs" 
en el sentido estricto de menospreciar el gusto del hombre común o el 
mal gusto de los ignorantes. Por el contrario, hoy resulta más 
apropiado calificarlos de "omnívoros", recurriendo al término acuñado 
por Richard A. Peterson, de la Vanderbilt University: en su 
repertorio de consumo cultural hay espacio para la ópera y también 
para el heavy metal y el punk, para el "arte elevado" y también para 
la televisión comercial, para Samuel Beckett y también para Terry 
Pratchett. Un mordisquito de esto, un bocado de aquello, hoy una 
cosa, mañana otra. Una mezcolanza. de acuerdo con Stephen Fry, 
autoridad en tendencias de la moda y faro de la más exclusiva 
sociedad londinense (así como estrella de exitosos programas 
televisivos). Fry admite públicamente:
Una persona puede ser fanática de lo digital y a la vez leer libros; 
puede ir a la ópera, mirar un partido de críquet y reservar entradas 
para un recital de Led Zeppelin sin partirse en pedazos. ¿Te gusta la 
comida tailandesa? ¿Pero qué tiene de malo la italiana? Epa, calma. 
Me gustan las dos. Sí, se puede. Me puede gustar el rugby, el fútbol 
y los musicales de Stephen Sondheim. El gótico victoriano y las 
instalaciones de Damien Hirst. Herb Alpert & The Tijuana Brass y las 
obras para piano de Hindemith. Los himnos ingleses y Richard Dawkins. 
Las ediciones originales de Norman Douglas, y además los iPods, el 
billar inglés, los dardos y el ballet.
O bien, tal como lo enunció Peterson en 2005 sintetizando veinte años 
de investigación: "Observamos un deslizamiento en la política de los 
grupos de elite, desde aquella intelectualidad esnob que desdeña toda 
la cultura baja, vulgar o popular de masas [.] hacia la 
intelectualidad omnívora que consume un amplio espectro de formas 
artísticas populares así como cultas". En otras palabras, ninguna 
obra de la cultura me es ajena: no me identifico con ninguna en un 
ciento por ciento, de manera total y absoluta, y menos aún al precio 
de negarme otros placeres. En todas partes me siento como en casa, a 
pesar de que (o quizá porque) no hay ningún lugar que pueda 
considerar mi casa. No se trata tanto de la confrontación entre un 
gusto (refinado) y otro (vulgar), como de lo omnívoro contra lo 
unívoro, la disposición a consumirlo todo contra la selectividad 
melindrosa. La elite cultural está vivita y coleando: hoy está más 
activa y ávida que nunca. pero está tan ocupada siguiendo hits y 
otros eventos culturales célebres que no tiene tiempo para formular 
cánones de fe o convertir a otros.
Aparte del principio de "no ser puntilloso, no ser quisquilloso" y 
"consumir más", no tiene nada que decir a la multitud unívora que 
está en la base de la jerarquía cultural.
Y sin embargo, como se lee en una obra de Pierre Bourdieu de hace 
apenas unas décadas, hubo un tiempo en que cada oferta artística 
estaba dirigida a una clase social específica, y sólo a esa clase, en 
tanto que era aceptada únicamente -o primordialmente- por esa clase. 
El triple efecto de aquellas ofertas artísticas -definición de clase, 
segregación de clase y manifestación de pertenencia a una clase- era, 
de acuerdo con Bourdieu, su esencial razón de ser, la más importante 
de sus funciones sociales, quizás incluso su objetivo oculto, si no 
declarado.
Según Bourdieu, las obras de arte destinadas al consumo estético 
indicaban, señalaban y protegían las divisiones entre clases, 
demarcando y fortificando legiblemente las fronteras que separaban 
unas de otras. A fin de trazar fronteras inequívocas y protegerlas 
con eficacia, todos los objets d'art, o al menos una significativa 
mayoría, debían estar destinados a conjuntos mutuamente excluyentes, 
cuyos contenidos no correspondía mezclar ni aprobar o poseer de forma 
simultánea. Lo que contaba no eran tanto sus contenidos o cualidades 
innatas como sus diferencias, su intolerancia mutua y la prohibición 
de conciliarlas, características erróneamente presentadas como 
manifestación de su resistencia innata e inmanente a las relaciones 
morganáticas. Había gustos de las elites -"alta cultura" por 
naturaleza-, gustos mediocres o "filisteos" típicos de la clase media 
y gustos "vulgares", venerados por las clases bajas: y mezclar esos 
gustos era más difícil que mezclar agua con fuego. Quizá la 
naturaleza abominara del vacío, pero lo indudable era que la cultura 
no toleraba una mélange. En La distinción, Bourdieu dijo que la 
cultura se manifestaba ante todo como un instrumento útil concebido a 
conciencia para marcar diferencias de clase y salvaguardarlas: como 
una tecnología inventada para la creación y la protección de 
divisiones de clase y jerarquías sociales.
En resumen, la cultura se manifestaba tal como la había descripto 
Oscar Wilde un siglo antes: "Quienes encuentran significados bellos 
en las cosas bellas son espíritus cultivados [.]. Son los elegidos, y 
para ellos las cosas bellas sólo significan belleza". "Los elegidos", 
es decir, los que cantan loas a aquellos valores que ellos mismos 
sostienen, al tiempo que se aseguran el triunfo en el concurso de 
canciones. Es inevitable que encuentren significados bellos en la 
belleza, ya que son ellos quienes deciden qué es la belleza; incluso 
antes de que comenzara la búsqueda de la belleza, quiénes si no los 
elegidos decidieron dónde buscarla (en la ópera y no en el music hall 
o en un puesto de feria; en las galerías y no en las paredes de la 
ciudad o en las reproducciones baratas que decoran las casas obreras 
y campesinas; en volúmenes con tapas de cuero y no en la gráfica del 
periódico o en otras publicaciones que se adquieren por centavos). 
Los elegidos no son elegidos en virtud de su percepción de lo bello, 
sino más bien en virtud de que la aserción "esto es bello" es 
vinculante precisamente porque la han pronunciado ellos y la han 
confirmado con sus acciones.
Sigmund Freud creía que el saber estético busca en vano la esencia, 
la naturaleza y las fuentes de la belleza, sus cualidades inmanentes, 
por así decir, y suele ocultar su ignorancia en un torrente de 
pronunciamientos pomposos, presuntuosos y en última instancia vacíos. 
"La belleza no tiene una utilidad evidente -decreta Freud-, ni es 
manifiesta su necesidad cultural, y sin embargo la cultura no podría 
vivir sin ella."
Pero por otra parte, tal como sugiere Bourdieu, la belleza tiene sus 
beneficios y hay una necesidad de que exista. Aunque los beneficios 
no son "desinteresados", como aseveraba Kant, son beneficios de todos 
modos, y si bien la necesidad no es necesariamente cultural, es 
social; y es muy probable que tanto los beneficios como la necesidad 
de distinguir entre belleza y fealdad, o entre delicadeza y 
vulgaridad, perduren mientras existan la necesidad y el deseo de 
distinguir la alta sociedad de la baja sociedad, así como al 
connoisseur de gustos refinados de quienes tienen mal gusto, de las 
vulgares masas, de la plebe y de la chusma...
Luego de considerar atentamente estas descripciones e 
interpretaciones, queda claro que la "cultura" (un conjunto de 
preferencias sugeridas, recomendadas e impuestas en virtud de su 
corrección, excelencia o belleza) era para los autores citados, en 
primer lugar y en definitiva, una fuerza "socialmente conservadora". 
A fin de demostrar su eficacia en esta función, la cultura tenía que 
poner en práctica, con igual tesón, dos actos de subterfugio 
aparentemente contradictorios. Tenía que ser tan enfática, severa e 
inflexible en sus avales como en sus censuras, en otorgar como en 
negar entradas, en autorizar documentos de identidad como en negar 
derechos de ciudadanía. Además de identificar qué era deseable y 
recomendable por ser "como debe ser" -familiar y acogedor-, la 
cultura necesitaba significantes para indicar qué cosas merecían 
desconfianza y debían ser evitadas a causa de su bajeza y su amenaza 
encubierta; letreros que advirtieran, como más allá de los confines 
de Roma en los mapas antiguos, que hic sunt leones: aquí hay leones. 
La cultura debía asemejarse al náufrago de aquella parábola inglesa 
aparentemente irónica pero de intención moralizante, que a fin de 
sentirse como en casa, es decir, de adquirir una identidad y 
defenderla con eficacia, tuvo que construir tres moradas en la isla 
desierta donde había zozobrado su barco: la primera era su vivienda, 
la segunda era el club que frecuentaba todos los sábados y la tercera 
cumplía la sola función de ser el lugar cuyo umbral el náufrago no 
debía cruzar, y en consecuencia evitó cruzar asiduamente en todos los 
largos años que pasó en la isla.
Cuando fue publicado hace más de treinta años, La distinción de 
Bourdieu puso patas arriba el concepto original de "cultura" nacido 
con la Ilustración y luego transmitido de generación en generación. 
El significado de cultura que descubría, definía y documentaba 
Bourdieu estaba a una distancia remota del concepto de "cultura" tal 
como se lo había moldeado e introducido en el lenguaje corriente 
durante el tercer cuarto del siglo XVIII, casi al mismo tiempo que el 
concepto inglés de refinement y el alemán de Bildung.
De acuerdo con su concepto original, la "cultura" no debía ser una 
preservación del statu quo sino un agente de cambio; más 
precisamente, un instrumento de navegación para guiar la evolución 
social hacia una condición humana universal. El propósito original 
del concepto de "cultura" no era servir como un registro de 
descripciones, inventarios y codificaciones de la situación 
imperante, sino más bien fijar una meta y una dirección para las 
iniciativas futuras. El nombre "cultura" fue asignado a una misión 
proselitista que se había planeado y emprendido como una serie de 
tentativas cuyo objeto era educar a las masas y refinar sus 
costumbres, para mejorar así la sociedad y conducir al "pueblo" -es 
decir, a quienes provenían de las "profundidades de la sociedad- 
hacia sus más altas cumbres. La "cultura" se asociaba a un "rayo de 
luz" que pasaba "bajo los aleros" para ingresar a las moradas del 
campo y la ciudad, llegando a los oscuros escondrijos del prejuicio y 
la superstición que, como tantos otros vampiros (se creía), no 
sobrevivirían a la luz del día. De acuerdo con el apasionado 
pronunciamiento de Matthew Arnold en su influyente libro con el 
sugestivo título Cultura y anarquía (1869), la "cultura" "procura 
suprimir las clases sociales, difundir en todas partes lo mejor que 
se haya pensado o conocido en el mundo, lograr que todos los hombres 
vivan en una atmósfera de belleza e inteligencia"; además, de acuerdo 
con otra opinión expresada por Arnold en su introducción a Literature 
and Dogma (1873), la cultura es la combinación de los sueños y los 
deseos humanos con el esfuerzo de quienes quieren y pueden 
satisfacerlos: "La cultura es la pasión por la belleza y la 
inteligencia, y (más aún) la pasión por hacerlas prevalecer".
La palabra "cultura" ingresó en el vocabulario moderno como una 
declaración de intenciones, como el nombre de una misión que aún era 
preciso emprender. El concepto era tanto un eslogan como un llamado a 
la acción. Al igual que el concepto que proporcionó la metáfora para 
describir esta intención (el concepto de "agricultura", que asociaba 
a los agricultores con los campos que cultivaban), exhortaba al 
labrador y al sembrador a que araran y sembraran el suelo árido para 
enriquecer la cosecha mediante el cultivo (incluso Cicerón usó esta 
metáfora al describir la educación de los jóvenes con el término 
cultura animi). El concepto suponía una división entre los educadores 
llamados a cultivar las almas, relativamente escasos, y los numerosos 
sujetos que habían de ser cultivados; los guardianes y los guardados, 
los supervisores y los supervisados, los educadores y los educandos, 
los productores y sus productos, sujetos y objetos, así como el 
encuentro que debía tener lugar entre ellos.
De la palabra "cultura" se infería un acuerdo planeado y esperado 
entre quienes poseían el conocimiento (o al menos estaban seguros de 
poseerlo) y los incultos (llamados así por sus entusiastas aspirantes 
a educadores); un contrato, vale aclarar, provisto de una sola firma, 
endosado de forma unilateral y puesto en marcha bajo la exclusiva 
dirección de la flamante "clase instruida", que reivindicaba su 
derecho a moldear el orden "nuevo y mejor" sobre las cenizas del 
Ancien Régime. La intención expresa de esta nueva clase era la 
educación, la ilustración, la elevación y el ennoblecimiento de le 
peuple, de quienes recientemente habían sido investidos del rol de 
citoyens en los nuevos état-nations, el apareamiento de una nación 
recién formada que se elevaba a la existencia de Estado soberano con 
el nuevo Estado que aspiraba a desempeñar el papel de fideicomisario, 
defensor y guardián de la nación.
El "proyecto de ilustración" otorgaba a la cultura (entendida como 
actividad semejante al cultivo de la tierra) el estatus de 
herramienta básica para la construcción de una nación, un Estado y un 
Estado nación, a la vez que confiaba esa herramienta a las manos de 
la clase instruida. Entre ambiciones políticas y deliberaciones 
filosóficas, pronto cristalizaron dos metas gemelas de la empresa de 
ilustración (ya se las anunciara abiertamente o se las supusiera de 
forma tácita) en el doble postulado de la obediencia de los súbditos 
y la solidaridad entre compatriotas.
El crecimiento del "populacho" incrementaba la confianza del Estado 
nación en formación, pues se creía que el incremento en el número de 
potenciales trabajadores-soldados aumentaría su poder y garantizaría 
su seguridad. Sin embargo, puesto que el esfuerzo conjunto de la 
construcción nacional y el crecimiento económico también resultaba en 
un excedente cada vez mayor de individuos (en esencia, era preciso 
desechar categorías enteras de población para dar a luz y fortalecer 
el orden deseado, así como acelerar la creación de riquezas), el 
flamante Estado nación pronto enfrentó la apremiante necesidad de 
buscar nuevos territorios allende sus fronteras: territorios con 
capacidad para absorber el exceso de población que ya no encontraba 
lugar entre los límites del suyo.
La perspectiva de colonizar dominios lejanos demostró ser un potente 
estímulo para la idea iluminista de la cultura y dotó la misión 
proselitista de una dimensión completamente nueva que abarcaba en 
potencia al mundo entero. En exacto reflejo de la idea de 
"ilustración del pueblo" se forjó el concepto de la "misión del 
hombre blanco", que consistía en "salvar al salvaje de su barbarie". 
Pronto estos conceptos serían dotados de un comentario teórico en la 
forma de una teoría evolucionista de la cultura, que elevaba el mundo 
"desarrollado" al estatus de incuestionable perfección, que tarde o 
temprano habría de ser imitada o deseada por el resto del planeta. En 
aras de esta meta era preciso ayudar activamente al resto del mundo, 
coaccionándolo en caso de que opusiera resistencia. La teoría 
evolucionista de la cultura adjudicaba a la sociedad "desarrollada" 
la función de convertir a todos los habitantes del planeta. Todas sus 
futuras empresas e iniciativas se reducían al papel que estaba 
destinada a desempeñar la elite instruida de la metrópoli colonial 
frente a su propio "populacho" metropolitano.
Bourdieu concibió su investigación, recabó los datos y los interpretó 
en el preciso momento en que estas iniciativas comenzaban a perder su 
ímpetu y su sentido de dirección, y en términos generales ya estaban 
exánimes, al menos en las metrópolis donde se tramaban las visiones 
del futuro esperado y postulado, aunque no tanto en las periferias 
del imperio, desde donde las fuerzas expedicionarias eran llamadas a 
volver mucho antes de que hubieran logrado elevar la vida de los 
nativos a los estándares adoptados en las metrópolis. En cuanto a 
estas últimas, la ya bicentenaria declaración de intenciones había 
logrado establecer en ellas una amplia red de instituciones 
ejecutivas, financiadas y administradas principalmente por el Estado, 
con suficiente vigor como para apoyarse en su propio ímpetu, su 
rutina arraigada y su inercia burocrática. Ya se había moldeado el 
producto deseado (un "populacho" transformado en un cuerpo cívico) y 
se había asegurado la posición de las clases educadoras en el nuevo 
orden, o al menos se había logrado que fueran aceptadas como tales. 
Lejos de aquella audaz y arriesgada tentativa, cruzada o misión de 
antaño, la cultura se asemejaba ahora a un mecanismo homeostático: 
una suerte de giroscopio que protegía al Estado nación de los vientos 
de cambio y de las contracorrientes, a la vez que lo ayudaba, a pesar 
de las tempestades y los caprichos del tiempo inestable, a "mantener 
el barco en su rumbo correcto" (o bien, como diría Talcott Parsons 
mediante su expresión por entonces en boga, permitir que el "sistema" 
"recobre su propio equilibrio").
En resumen, la "cultura" dejaba de ser un estimulante para 
transformarse en tranquilizante, dejaba de ser el arsenal de una 
revolución moderna para transformarse en un depósito de productos 
conservantes. La "cultura" pasó a ser el nombre de las funciones 
adjudicadas a estabilizadores, homeostatos o giróscopos. Cuando 
Bourdieu la captó, inmovilizó, registró y analizó a la manera de una 
instantánea en La distinción, la cultura se hallaba en pleno 
cumplimiento de estas funciones (que pronto se revelarían como 
efímeras). Bourdieu no logró sustraerse al destino del proverbial 
búho de Minerva, esa diosa de toda sabiduría: observaba un paisaje 
iluminado por el sol poniente, cuyos contornos habían adquirido una 
nitidez momentánea que pronto se fundiría en el inminente crepúsculo. 
Lo que captó en su análisis fue la cultura en su etapa homeostática: 
la cultura al servicio del statu quo, de la reproducción monótona de 
la sociedad y el mantenimiento del equilibrio del sistema, justo 
antes de la inevitable pérdida de su posición, que se aproximaba a 
paso redoblado.
Esa pérdida de posición fue el resultado de una serie de procesos que 
estaban transformando la modernidad, llevándola de su fase "sólida" a 
su fase "líquida". Uso aquí el término "modernidad líquida" para la 
forma actual de la condición moderna, que otros autores denominan 
"posmodernidad", "modernidad tardía", "segunda" o "híper" modernidad. 
Esta modernidad se vuelve "líquida" en el transcurso de una 
"modernización" obsesiva y compulsiva que se propulsa e intensifica a 
sí misma, como resultado de la cual, a la manera del líquido -de ahí 
la elección del término-, ninguna de las etapas consecutivas de la 
vida social puede mantener su forma durante un tiempo prolongado. La 
"disolución de todo lo sólido" ha sido la característica innata y 
definitoria de la forma moderna de vida desde el comienzo, pero hoy, 
a diferencia de ayer, las formas disueltas no han de ser remplazadas 
-ni son remplazadas- por otras sólidas a las que se juzgue 
"mejoradas", en el sentido de ser más sólidas y "permanentes" que las 
anteriores, y en consecuencia aún más resistentes a la disolución. En 
lugar de las formas en proceso de disolución, y por lo tanto no 
permanentes, vienen otras que no son menos -si es que no son más- 
susceptibles a la disolución y por ende igualmente desprovistas de 
permanencia.
Al menos en esa parte del planeta donde se formulan, se difunden, se 
leen con fruición y se debaten apasionadamente las apelaciones en 
favor de la cultura (a la que, recordemos, se había relevado antes de 
su rol de asistente de las naciones, los Estados y las jerarquías 
sociales en proceso de autodeterminación y autoconfirmación), ésta 
pierde rápidamente su función de sierva de una jerarquía social que 
se reproduce a sí misma. Las tareas hasta entonces encomendadas a la 
cultura fueron cayendo una por una, quedaron abandonadas o pasaron a 
ser cumplidas por otros medios y con diferentes herramientas. 
Liberada de las obligaciones que le habían impuesto sus creadores y 
operadores -obligaciones consecuentes con el rol primero misional y 
luego homeostático que cumplía en la sociedad-, la cultura puede 
ahora concentrarse en la satisfacción y la solución de necesidades y 
problemas individuales, en pugna con los desafíos y las tribulaciones 
de las vidas personales.
Puede decirse que la cultura de la modernidad líquida (y más en 
particular, aunque no de forma exclusiva, su esfera artística) se 
corresponde bien con la libertad individual de elección, y que su 
función consiste en asegurar que la elección sea y continúe siendo 
una necesidad y un deber ineludible de la vida, en tanto que la 
responsabilidad por la elección y sus consecuencias queda donde la ha 
situado la condición humana de la modernidad líquida: sobre los 
hombros del individuo, ahora designado gerente general y único 
ejecutor de su "política de vida".
No hablamos aquí de un cambio de paradigma ni de su modificación: 
resulta más apropiado hablar del comienzo de una era 
"posparadigmática" en la historia de la cultura (y no sólo de la 
cultura). Aunque el término "paradigma" aún no ha desaparecido del 
vocabulario cotidiano, se ha sumado a la familia de las "categorías 
zombis" (como diría Ulrich Beck), que crece a paso acelerado: 
categorías que deben ser usadas sous rature [en borrador] si, en 
ausencia de sustitutos adecuados, todavía no estamos en condiciones 
de renunciar a ellas (como preferiría decirlo Jacques Derrida). La 
modernidad líquida es una arena donde se libra una constante batalla 
a muerte contra todo tipo de paradigmas, y en efecto contra todos los 
dispositivos homeostáticos que sirven a la rutina y al conformismo, 
es decir que imponen la monotonía y mantienen la predictibilidad. 
Ello se aplica tanto al concepto paradigmático heredado de cultura 
como a la cultura en sentido amplio (es decir, la suma total de los 
productos artificiales o el "excedente de la naturaleza" hecho por el 
ser humano), que aquel concepto intentó captar, asimilar 
intelectualmente y volver inteligible.
Hoy la cultura no consiste en prohibiciones sino en ofertas, no 
consiste en normas sino en propuestas. Tal como señaló antes 
Bourdieu, la cultura hoy se ocupa de ofrecer tentaciones y establecer 
atracciones, con seducción y señuelos en lugar de reglamentos, con 
relaciones públicas en lugar de supervisión policial: produciendo, 
sembrando y plantando nuevos deseos y necesidades en lugar de imponer 
el deber. Si hay algo en relación con lo cual la cultura de hoy 
cumple la función de un homeostato, no es la conservación del estado 
presente sino la abrumadora demanda de cambio constante (aun cuando, 
a diferencia de la fase iluminista, se trata de un cambio sin 
dirección, o bien en una dirección que no se establece de antemano). 
Podría decirse que sirve no tanto a las estratificaciones y 
divisiones de la sociedad como al mercado de consumo orientado por la 
renovación de existencias.
La nuestra es una sociedad de consumo: en ella la cultura, al igual 
que el resto del mundo experimentado por los consumidores, se 
manifiesta como un depósito de bienes concebidos para el consumo, 
todos ellos en competencia por la atención insoportablemente fugaz y 
distraída de los potenciales clientes, empeñándose en captar esa 
atención más allá del pestañeo. Tal como señalamos al comienzo, la 
eliminación de las normas rígidas y excesivamente puntillosas, la 
aceptación de todos los gustos con imparcialidad y sin preferencia 
inequívoca, la "flexibilidad" de preferencias (el actual nombre 
políticamente correcto para el carácter irresoluto), así como las 
elecciones transitorias e inconsecuentes, constituyen la estrategia 
que se recomienda ahora como la más sensata y correcta. Hoy la 
insignia de pertenencia a una elite cultural es la máxima tolerancia 
y la mínima quisquillosidad. El esnobismo cultural consiste en negar 
ostentosamente el esnobismo. El principio del elitismo cultural es la 
cualidad omnívora: sentirse como en casa en todo entorno cultural, 
sin considerar ninguno como el propio, y mucho menos el único propio. 
Un crítico y reseñador de TV de la prensa intelectual británica 
elogió un programa del Año Nuevo 2007-2008 por su promesa de "brindar 
un conjunto de entretenimientos musicales para satisfacer el apetito 
de todos". "Lo bueno -explicó- es que su atractivo universal permite 
a uno entrar y salir del show según la preferencia." Es una cualidad 
digna de elogio y en sí admirable de la oferta cultural en una 
sociedad donde las redes reemplazan a las estructuras, en tanto que 
un juego ininterrumpido de conexión y desconexión de esas redes, así 
como la interminable secuencia de conexiones y desconexiones, 
reemplazan a la determinación, la fidelidad y la pertenencia.
Hay otro aspecto a destacar en las tendencias aquí descriptas: una de 
las consecuencias de que el arte se quite de encima la carga de 
cumplir una función de peso es también la distancia, a menudo irónica 
o cínica, que adoptan con respecto a él tanto sus creadores como sus 
receptores. Hoy el discurso sobre el arte rara vez adquiere el tono 
ceremonioso o reverencial tan común en el pasado. Ya no se llega a 
las manos. No se levantan barricadas. No hay destellos de puñales. Si 
se dice algo en relación con la superioridad de una forma de arte 
sobre otra, se lo expresa sin pasión y sin brío; por otra parte, las 
visiones condenatorias y la difamación son menos frecuentes que 
nunca. Tras este estado de las cosas se esconde una sensación de 
vergüenza, una falta de confianza en sí mismo, una suerte de 
desorientación: si los artistas ya no tienen a su cargo tareas 
grandiosas y trascendentes, si sus creaciones no sirven a otro 
propósito que brindar fama y fortuna a unos pocos elegidos, además de 
entretener y complacer personalmente a sus receptores, ¿cómo han de 
ser juzgados si no es por el bombo publicitario que acaso reciben en 
un momento dado? Tal como sintetizó diestramente Marshall McLuhan 
esta situación, "el arte es cualquier cosa que permita a uno salirse 
con la suya". O tal como Damien Hirst -actual niño mimado de las más 
elegantes galerías londinenses y de quienes pueden darse el lujo de 
ser sus clientes- admitió cándidamente al recibir el Premio Turner, 
prestigioso galardón británico de arte: "Es asombroso lo mucho que se 
puede hacer con un promedio escolar regular en artes, una imaginación 
retorcida y una sierra".
Las fuerzas que impulsan la transformación gradual del concepto de 
"cultura" en su encarnación moderna líquida son las mismas que 
contribuyen a liberar los mercados de sus limitaciones no económicas: 
principalmente sociales, políticas y étnicas. La economía de la 
modernidad líquida, orientada al consumo, se basa en el excedente y 
el rápido envejecimiento de sus ofertas, cuyos poderes de seducción 
se marchitan de forma prematura. Puesto que resulta imposible saber 
de antemano cuáles de los bienes ofrecidos lograrán tentar a los 
consumidores, y así despertar su deseo, sólo se puede separar la 
realidad de las ilusiones multiplicando los intentos y cometiendo 
errores costosos. El suministro perpetuo de ofertas siempre nuevas es 
imperativo para incrementar la renovación de las mercancías, 
acortando los intervalos entre la adquisición y el desecho a fin de 
reemplazarlas por bienes "nuevos y mejores". Y también es imperativo 
para evitar que los reiterados desencantos de bienes específicos 
lleven a desencantar por completo esa vida pintada con los colores 
del frenesí consumista sobre el lienzo de las redes comerciales.
La cultura se asemeja hoy a una sección más de la gigantesca tienda 
de departamentos en que se ha transformado el mundo, con productos 
que se ofrecen a personas que han sido convertidas en clientes. Tal 
como ocurre en las otras secciones de esta megatienda, los estantes 
rebosan de atracciones que cambian a diario, y los mostradores están 
festoneados con las últimas promociones, que se esfumarán de forma 
tan instantánea como las novedades envejecidas que publicitan. Los 
bienes exhibidos en los estantes, así como los anuncios de los 
mostradores, están calculados para despertar antojos irreprimibles, 
aunque momentáneos por naturaleza (tal como lo enunció George 
Steiner, "hechos para el máximo impacto y la obsolescencia 
instantánea"). Tanto los mercaderes de los bienes como los autores de 
los anuncios combinan el arte de la seducción con el irreprimible 
deseo que sienten los potenciales clientes de despertar la admiración 
de sus pares y disfrutar de una sensación de superioridad.
Para sintetizar, la cultura de la modernidad líquida ya no tiene un 
"populacho" que ilustrar y ennoblecer, sino clientes que seducir. En 
contraste con la ilustración y el ennoblecimiento, la seducción no es 
una tarea única, que se lleva a cabo de una vez y para siempre, sino 
una actividad que se prolonga de forma indefinida. La función de la 
cultura no consiste en satisfacer necesidades existentes sino en 
crear necesidades nuevas, mientras se mantienen aquellas que ya están 
afianzadas o permanentemente insatisfechas. El objetivo principal de 
la cultura es evitar el sentimiento de satisfacción en sus ex 
súbditos y pupilos, hoy transformados en clientes, y en particular 
contrarrestar su perfecta, completa y definitiva gratificación, que 
no dejaría espacio para nuevos antojos y necesidades que satisfacer.
Traducción: Lilia Mosconi
La cultura en el mundo de la modernidad líquida 
Zygmunt Bauman
Fondo de Cultura Económica.
Fuente: www.lanacion.com.ar

http://www.enfoquesperu.com/index.php/cultura/1573-zygmunt-bauman-
la-cultura-en-la-era-del-consumo

No hay comentarios. Comentar. Más...

La familia en crisis: ¿cuál familia en crisis?

La familia en crisis: ¿cuál familia en crisis?

Por: FLORENCE THOMAS 

13 de Agosto del 2013


Las familias tradicionales desaparecieron y se generaron recomposiciones familiares a la luz de los dramáticos acontecimientos de este doloroso país.


Si se trata de la sagrada familia, por supuesto que está en crisis y diría incluso que está desapareciendo. La sagrada familia, judeocristiana, profundamente patriarcal, maternalista y conservadora, estaba conformada por papá, mamá, hijos e hijas. Podría añadir carro, casa y beca. Esta sí está desapareciendo.Sin embargo, la familia –entendida en un contexto de modernidad y de profundos cambios– sigue siendo la célula básica de la sociedad. Es necesario, entonces, ponernos de acuerdo sobre lo que entendemos por familia. Hace poco, el Consejo de Estado, a propósito de una demanda particular, expidió una sentencia y conceptuó sobre la familia de la siguiente forma: “La familia podrá estar constituida por un padre y una hija, o por una madre soltera con su respectivo primogénito, o por la tradicional decisión libre y voluntaria entre un hombre y una mujer de hacer vida conyugal, o por la decisión libre y voluntaria de dos personas del mismo sexo que se profesan amor y desean realizar vida conyugal (…); es decir, una forma de unión de personas que asumen lazos de solidaridad, apoyo, cariño, amor y convivencia”. Por cierto, esta conceptualización que refleja de alguna manera los profundos cambios de las sociedades modernas ya es bien diferente de la de la Constitución de 1991, cuando afirmaba que la familia es “una institución básica de la sociedad, conformada por el matrimonio entre un hombre y una mujer”.Hoy entendemos que ya no es primordial su formalización, sea civil o religiosa. Y esto no significa de por sí una grave crisis de la familia, como lo propone Álvaro Sierra, profesor del Instituto de la Familia de la Universidad de La Sabana. En primer lugar, porque las familias monoparentales existen desde hace décadas e incluso siglos en Colombia. Familias sin la presencia del padre, familias extensas, familias desplazadas encabezadas por una mujer con sus hijos, hijas, abuelos, tías y otros miembros cercanos.Estas han sido y seguirán siendo pan cotidiano en Colombia. Nada nuevo bajo el sol y muchas investigaciones que corroboran este hecho, mucho menos ideológicas que las de la Universidad de la Sabana. Sólo hojeando el informe ‘Basta ya’, del CNMH, se entiende que las familias tradicionales desaparecieron y se generaron recomposiciones familiares a la luz de los dramáticos acontecimientos de este doloroso país.Además, y con una mirada feminista, las mujeres están entendiendo que la familia tradicional no es, ni nunca fue, el nidito de amor o el paraíso que los imaginarios culturales nos querían inculcar. La familia también es y ha sido un infierno, y para validar esta mirada basta consultar las estadísticas de violencias familiares o domésticas del país. Según la OMS, el hogar es actualmente el lugar más peligroso para una mujer. La violencia sexual en el interior de la familia representa aproximadamente un 85 por ciento de los casos de violencias contra las mujeres y los victimarios son, en la mayoría de los casos, hombres.Finalmente, y en cuanto a la desaparición de la figura del padre, no significa que los niños y niñas crezcan sin figura paterna. Los hogares extensos se han mantenido con estabilidad o sin ella, desde hace tiempo; son hogares donde se concentran los hijos e hijas de las jóvenes madres, quienes asumen con abuelos y abuelas la crianza. Y ahí hay siempre alguna figura paterna que no tiene que ser obligatoriamente desempeñada por el padre biológico. Y con esto no estoy diciendo que nos encontramos en momentos gloriosos para la socialización de niños y niñas; estoy afirmando que la famosa crisis de la familia es la añoranza de la familia autoritaria y patriarcal.


Florence Thomas

Coordinadora del grupo Mujer y Sociedad

 

http://www.eltiempo.com/opinion/columnistas/florencethomas/la-familia-en-crisis-cual-familia-en-crisis-florence-thomas-columnista-el-tiempo_12990648-4

No hay comentarios. Comentar. Más...

Evo Morales expone la verdadera dívida externa

Evo Morales expone la verdadera dívida externa


por ADMIN en jul 23, 2013 


 ?quién debe a quién? Genial discurso de Evo Morales que los medios escondieronExposición del Presidente Evo Morales ante la reunión de Jefes de Estado de la Comunidad Europea
Con lenguaje simple, que era trasmitido en traducción simultánea a más de un centenar de Jefes de Estado y dignatarios de la Comunidad Europea, el Presidente Evo Morales logró inquietar a su audiencia cuando dijo:
Auí pues yo, Evo Morales, he venido a encontrar a los que celebran el encuentro.
Aquí pues yo, descendiente de los que poblaron la América hace cuarenta mil años, he venido a encontrar a los que la encontraron hace solo quinientos años.
Aquí pues, nos encontramos todos. Sabemos lo que somos, y es bastante. Nunca tendremos otra cosa.
El hermano aduanero europeo me pide papel escrito con visa para poder descubrir a los que me descubrieron. El hermano usurero europeo me pide pago de una deuda contraída por Judas, a quien nunca autoricé a venderme.
El hermano leguleyo europeo me explica que toda deuda se paga con intereses aunque sea vendiendo seres humanos y países enteros sin pedirles consentimiento. Yo los voy descubriendo. También yo puedo reclamar pagos y también puedo reclamar intereses. Consta en el Archivo de Indias, papel sobre papel, recibo sobre recibo y firma sobre firma, que solamente entre el año 1503 y 1660 llegaron a San Lucas de Barrameda 185 mil kilos de oro y 16 millones de kilos de plata provenientes de América.
¿Saqueo? ¡No lo creyera yo! Porque sería pensar que los hermanos cristianos faltaron a su Séptimo Mandamiento.
¿Expoliación? ¡Guárdeme Tanatzin de figurarme que los europeos, como Caín, matan y niegan la sangre de su hermano!
¿Genocidio? Eso sería dar crédito a los calumniadores, como Bartolomé de las Casas, que califican al encuentro como de destrucción de las Indias, o a ultrosos como Arturo Uslar Pietri, que afirma que el arranque del capitalismo y la actual civilización europea se deben a la inundación de metales preciosos!
¡No! Esos 185 mil kilos de oro y 16 millones de kilos de plata deben ser considerados como el primero de muchos otros préstamos amigables de América, destinados al desarrollo de Europa. Lo contrario sería presumir la existencia de crímenes de guerra, lo que daría derecho no sólo a exigir la devolución inmediata, sino la indemnización por daños y perjuicios.
Yo, Evo Morales, prefiero pensar en la menos ofensiva de estas hipótesis.
Tan fabulosa exportación de capitales no fueron más que el inicio de un plan ‘MARSHALLTESUMA”, para garantizar la reconstrucción de la bárbara Europa, arruinada por sus deplorables guerras contra los cultos musulmanes, creadores del álgebra, la poligamia, el baño cotidiano y otros logros superiores de la civilización.
Por eso, al celebrar el Quinto Centenario del Empréstito, podremos preguntarnos: ¿Han hecho los hermanos europeos un uso racional, responsable o por lo menos productivo de los fondos tan generosamente adelantados por el Fondo Indoamericano Internacional??Deploramos decir que no.
En lo estratégico, lo dilapidaron en las batallas de Lepanto, en armadas invencibles, en terceros reichs y otras formas de exterminio mutuo, sin otro destino que terminar ocupados por las tropas gringas de la OTAN, como en Panamá, pero sin canal.
En lo financiero, han sido incapaces, después de una moratoria de 500 años, tanto de cancelar el capital y sus intereses, cuanto de independizarse de las rentas líquidas, las materias primas y la energía barata que les exporta y provee todo el Tercer Mundo.
Este deplorable cuadro corrobora la afirmación de Milton Friedman según la cual una economía subsidiada jamás puede funcionar y nos obliga a reclamarles, para su propio bien, el pago del capital y los intereses que, tan generosamente hemos demorado todos estos siglos en cobrar.
Al decir esto, aclaramos que no nos rebajaremos a cobrarle a nuestro hermanos europeos las viles y sanguinarias tasas del 20 y hasta el 30 por ciento de interés, que los hermanos europeos le cobran a los pueblos del Tercer Mundo. Nos limitaremos a exigir la devolución de los metales preciosos adelantados, más el módico interés fijo del 10 por ciento, acumulado solo durante los últimos 300 años, con 200 años de gracia.
Sobre esta base, y aplicando la fórmula europea del interés compuesto, informamos a los descubridores que nos deben, como primer pago de su deuda, una masa de 185 mil kilos de oro y 16 millones de plata, ambas cifras elevadas a la potencia de 300. Es decir, un número para cuya expresión total, serían necesarias más de 300 cifras, y que supera ampliamente el peso total del planeta Tierra.
Muy pesadas son esas moles de oro y plata. ¿Cuánto pesarían, calculadas en sangre?
Aducir que Europa, en medio milenio, no ha podido generar riquezas suficientes para cancelar ese módico interés, sería tanto como admitir su absoluto fracaso financiero y/o la demencial irracionalidad de los supuestos del capitalismo.
Tales cuestiones metafísicas, desde luego, no nos inquietan a los indoamericanos.
Pero sí exigimos la firma de una Carta de Intención que discipline a los pueblos deudores del Viejo Continente, y que los obligue a cumplir su compromiso mediante una pronta privatización o reconversión de Europa, que les permita entregárnosla entera, como primer pago de la deuda histórica.

http://es.dialogosdosul.org.br/websul/evo-morales-expone-la-verdadera-divida-externa/

No hay comentarios. Comentar. Más...

El Vaticano analiza las creencias de los superhéroes

05 julio 2013

CURIOSIDAD

 El diario vaticano L'Osservatore Romano se interroga sobre la religiosidad de los superhéroes en "¿Es Hulk de verdad católico?".

 

El diario vaticano L'Osservatore Romano se interroga hoy sobre la religiosidad de los superhéroes y en un largo artículo titulado "¿Es Hulk de verdad católico?" repasa las creencias religiosas de los más famosos personajes de cómic, entre ellos Superman, Lobezno o Cíclope.

"¿Puede bastar un rosario entre las manos para definir como católica a una persona?", se pregunta el vespertino de la Santa Sede, que recurriendo a un portal de internet estadounidense sobre cómic en el que se señala la religión de todos los superhéroes, resalta que Bruce Banner, el increíble Hulk, el hombre verde, está casado por la Iglesia.


"Lo está con la amada Betty Rossi y el rito está oficiado por un sacerdote católico", precisa el diario, que agrega que "otras señales" diseminadas entre los centenares de viñetas "revelarían inequívocamente su fe", entre ellas una en la que aparece con un rosario entre las manos.

Hulk no es un caso aislado, subraya el vespertino vaticano, que asegura que los personajes con poderes excepcionales que declaran explícitamente su fe no son una minoría y que el número de libros de cómic cuyos personajes se declaran cristianos ha crecido rápidamente en los últimos años.

Así, señala que en la película de Superman se confirma la fe cristiana, metodista, para más exactitud, del periodista Clark Kent.

L'Osservatore Romano agrega que la prensa estadounidense llega incluso a hablar de la "dimensión cristológica del personaje".

¿Exageraciones?, se pregunta el diario, que añade que escuchando al director del filme, Snyder, éste señala que en muchos diálogos de la película la referencia a la religión cristiana es directa.

"Cuando Jor-El, el padre krytoniano de Superman, le pone en la nave espacial para enviarlo a la tierra, la madre, Lara, tiene miedo y dice: 'será marginado, lo matarán'. Pero el padre responde: 'Será un Dios para ellos'", señala.

El vespertino destaca que los superhéroes están caracterizados por una doble naturaleza, humana y divina, con poderes que parecen versiones puestas al día de los personajes de la antigüedad, pero con características diferentes.

"Mientras los primeros -agrega- eran viciosos, mentirosos y dedicados a satisfacer sus propias pasiones, los de ahora combaten contra las injusticias del mundo, la prepotencia de los avaros e intervienen para restablecer un orden momentáneamente perdido".

El periódico del Vaticano reconoce que la mayor parte de los superhéroes, sin embargo, son cristianos protestantes y recuerda que el protestantismo es la confesión más difundida en EEUU, y en esa línea destaca al Hombre Araña, "un protestante convencido", y al Capitán América, "que encarna los ideales más alto de América y una tira reciente de cómic admite que todos los domingos va a la función religiosa de la comunidad".

También resalta entre los protestantes a Cíclope, de los X-Men, y sobre todo a Lobezno, un presbiteriano escocés, "uno de los treinta personajes definidos entre los más religiosos del universo de la editorial Marvel".

Entre los episcopalianos figuran la Mujer Invisible y Batman.

Entre los escasos católicos destaca a Selina Kyle, la Catwoman, aunque precisa que no es muy devota, aunque tiene una hermana monja.

Otro personaje católico es Vindicator, que muestra sus promesas matrimoniales y es su fe la que salva a esta figura femenina en la lucha contra Dargil.

De la catolicidad del Rondador Nocturno de los X-Men no hay duda, asegura el diario, que señala que es el más devoto de todos.

El vespertino hace hincapié en el cristianismo de la mayoría de los personajes, "y eso que una de las editoriales, Marvel, fue fundada en 1939 por el judío Martin Goodman y que los autores de los cómic son en su mayor parte judíos".

Recuerda, no obstante, que hay algunos, como Shdowcat, que lleva un collar con la estrella de David y subraya que La Cosa, de "Los Cuatro Fantásticos" en una tira de cómic de 2002 reza la tradicional plegaria judía Shema Yisrael.

El vespertino señala que tras ese viaje por el mundo del cómic hay que preguntarse si todo eso tiene valor y afirma que el mundo de hoy necesita "héroes positivos, impávidos y justos, que en la eterna lucha entre el bien y el mal siempre saben de que parte deben estar.

"Y si detrás de ello hay motivaciones religiosas, mucho mejor", concluye.

 

http://www.semana.com/mundo/articulo/el-vaticano-analiza-creencias-superheroes/349705-3

No hay comentarios. Comentar. Más...

El mercado y la moral

25 mayo 2013

El libre mercado o la moral

El economista alemán Armin Falk, a diferencia de sus colegas, no arma 
sus teorías con base en modelos matemáticos sino en experimentos.

El economista alemán Armin Falk, a diferencia de sus colegas, no arma 
sus teorías con base en modelos matemáticos sino en experimentos. En 
la revista Science, Falk acaba de presentar su nuevo trabajo con el 
que, según él, queda demostrado que el libre mercado destruye la 
moral. Partió de la premisa de que este sistema abre una brecha entre la moral de una 
persona y las consecuencias de sus decisiones: ¿Cuánta gente dejó de 
comprar ropa de Bangladesh tras la tragedia en una fábrica textil 
hace tres semanas? 
Para demostrar su hipótesis, Falk puso a 200 personas a prueba. Las 
sentó frente a computadores y debían escoger entre salvarle la vida a 
un ratón de laboratorio (sin verlo) o ganar dinero. La primera prueba 
los ponía a elegir si tomaban 10 euros o salvaban al animal, todo con 
solo presionar un botón. El 45 por ciento prefirió el dinero. En la 
segunda, les pedía que negociaran entre ellos por medio de sus 
computadores. El mejor negociador podía ganar varios cientos de 
euros. Sin embargo, la única forma de salvar al ratón era rehusándose 
a participar en el macabro juego. El 75 por ciento prefirió matar al 
roedor. La moraleja es que mientras la gente rechaza moralmente el 
trabajo infantil o la tortura animal, cuando está en el libre mercado 
deja de lado la moral y compra lo más barato.


http://www.semana.com/enfoque/articulo/el-libre-mercado-moral/344356
-3

No hay comentarios. Comentar. Más...

El Gardasil y el Virus del Papiloma Humano

¿Por qué quiere el "Ministerio de Salud y Protección Social" poner en peligro la vida de 3'500.000 niñas?

Por cosongo el 22 de Febrero 2013 12:04 AM


La vacuna contra Virus del Papiloma Humano (VPH) es una farsa y un atentado contra la vida y la salud.
El pasado 20 de enero se publicó la siguiente noticia en los principales diarios del país:
"Todas las bachilleres recibirán vacuna del virus del papiloma humanoAnuncio se hizo en rendición de cuentas de Ministerio de Salud. Se espera vacunar a 3'500.000 niñas."

Así no más, como si fueran reses, el gobierno decide que va a inocular a 3'500.000 niñas sin que se les advierta del peligro mortal y efectos colaterales de la vacuna contra el Virus del Papiloma Humano y sin que las mismas niñas o los padres puedan decir nada al respecto.
Alguien está ganando mucho dinero en el mortal negocio de las vacunas, y especialmente con esta vacuna producida por la multinacional Merck, la cual ha producido un sinnúmero de muertes en otros países, así como fatales efectos colaterales. En el "País del Sagrado Corazón" todo el mundo se queda callado antes este hecho. Un típico síntoma del subdesarrollo, cualquier veneno extranjero es bien recibido y despachado a domicilio. Los periodistas NO investigan y el gobierno, en vez de proteger a la población, a la juventud, a las niñas, a las mujeres, a las futuras gobernantes y madres colombianas, las pone en un riesgo mortal.

Veamos los hechos 
Según la organización "La Verdad acerca del Gardasil" (la vacuna que se va a emplear en Colombia), esta es la cruda verdad acerca de esta vacuna:
"Gardasil es la vacuna contra el VPH que se ha proclamado que combate el cáncer cervical. Lo que no les están diciendo es que miles de niñas están teniendo reacciones adversas a las vacunas de VPH, algunas incluso han muerto - hasta el más reciente conteo por lo menos 103 vidas se han perdido. Debemos hacer algo al respecto. ¡Estas niñas necesitan nuestra ayuda! Estas niñas están teniendo reacciones adversas tales como: convulsiones, derrames cerebrales, mareo, fatiga, debilidad, dolor de cabeza, dolor estomacal, vómito, dolor muscular y debilidad, dolor en las coyunturas, problemas del sistema inmunológico, dolor en el pecho, pérdida del cabello, pérdida del apetito, cambios de personalidad, insomnio, tremores en las manos y piernas, debilidad en manos y piernas, falta de aliento, problemas cardiacos, parálisis, piquiña, salpullido, dolor pélvico, cambios en el ciclo menstrual, desmayos, hinchazón en los nodos linfáticos, sudor nocturno, náusea, pérdida temporal de la vista y del oído, ¡solo para mencionar algunas de las mismas!"
El corrupto sistema de salud del gobierno de los Estados Unidos está completamente vendido a las compañías fabricantes de drogas y Merck, la fabricante de esta peligrosa droga, es una de ellas. Por eso no es de extrañar que se requiriera de la organización "Judicial Watch" para sacar a flote la verdad sobre la podredumbre del sistema y de esta vacuna.
Estos es lo que se supo gracias a las investigaciones y denuncias de "Judicial Watch", que fueron confirmados por un estudio médico:
"Un nuevo estudio médico confirma lo que Judicial Watch sacó a la luz hace años acerca de una controversial vacuna que fue aprobada por la vía rápida por la Food and Drug Administration (FDA) para proteger contra una enfermedad de transmisión sexual: que los riesgos son más graves que los supuestos beneficios.
De hecho, los peligros desconocidos de una reacción adversa a la vacuna conocida como Gardasil, pesan mucho más que los riesgos conocidos de contraer la enfermedad, de acuerdo a un estudio médico conducido por dos  reputados investigadores canadienses. Desde 2007, Judicial Watch, ha investigado el escándalo de Gardasil y ha descubierto multitud de récords médicos, en los cuales se documentan miles de reacciones adversas asociadas con la vacuna, incluidas parálisis, convulsiones y docenas de muertes.
Manufacturada por el gigante farmacéutico Merck, el Gardasil es promocionado como la vacuna  milagrosa que puede prevenir ciertas cepas del cáncer cervical causado por el Virus del Papiloma Humano (VPH). En vez de eso, ha estado conectada con miles de efectos colaterales debilitantes, según las mismas desalentadoras estadísticas del gobierno que fueron expuestas en la investigación de Judicial Watch. Basados en los récords, Judicial Watch publicó un informe especial en 2008, detallando el proceso de la aprobación del Gardasil, los efectos colaterales, las preocupaciones de seguridad y las prácticas de mercadeo. Indudablemente ilustran un experimento de salud pública a gran escala".
E, indudablemente, Colombia es ahora parte de ese gran experimento, como lo están siendo muchos otros países del llamado Tercer Mundo. Lo más aberrante de esta situación es que NINGÚN organismo de salud colombiano se haya pronunciado contra este mortal experimento a gran escala en que niñas inocentes serán víctimas de un sistema que no se cuestiona lo que está haciendo y que está implementando políticas de salud originadas en los EE. UU., para el beneficio de una compañía multinacional y para el maleficio del pueblo colombiano.
¿Les mencioné en alguna parte que fuera de causar todos estos daños la vacuna no previene ningún cáncer?
NUNCA se hicieron pruebas con el Gardasil para comprobar que sirviera para prevenir el cáncer cervical. Aún hoy en día no se ha sido comprobado que prevenga el cáncer cervical ni ningún otro tipo de mal. El laboratorio Merck lo único que ha dicho es que a lo mejor, tal vez, sirva para prevenir el cáncer cervical. Lo que es más, de los más de 40 tipos de VPH que existen, 15 han sido asociados con el cáncer cervical, de los cuales Merck cree que el Gardasil sirva con 4 de estos tipos de VPH... ¿dejaría algún padre en su sano juicio que su hija fuera vacunada, sabiendo que está siendo un conejillo de indias para una droga que no se ha comprobado que sirva para nada, pero que sí sabe que la podría matar o dejar incapacitada? Parece que el mal llamado "Ministerio de Salud y Protección Social" ya tomó esa decisión por padres e hijas... 


http://www.eltiempo.com/blogs/the_american_way_of_life/2013/02/por-que-quiere-el-ministerio-d.php

No hay comentarios. Comentar. Más...

Indígenas colombianos recuperan territorio ancestral

25 Mayo 2013 - 9:00 pm


En Dibulla, La GuajiraLos Koguis vuelven al mar

Por primera vez en Colombia un pueblo indígena compra y recupera un sitio sagrado que le perteneció antes de la llegada de los españoles.

Por: Mariana Escobar Roldán

 

Indígenas koguis en el mar, antes de la ceremonia de pagamento, celebrada el 5 de mayo, por el sitio sagrado que recuperaron. / Cortesía Ricardo Rey

Hace cinco siglos, antes de que los españoles hicieran del Caribe su ruta a las Indias, gran parte de los pueblos de la Sierra Nevada de Santa Marta vivían a orillas del océano, emprendían largas travesías en busca de pescado y recolectaban caracuchas, similares al caracol, que consumían trituradas y mezcladas con hojas de coca para pensar y comunicarse mejor.“El mar era la madre”, dice el mito de creación de los koguis. Sin embargo, según cuenta Alessandro Martínez, del grupo de arqueología del Instituto Colombiano de Antropología e Historia, con la llegada de los “bárbaros” muchos indígenas fueron sometidos y esclavizados hasta desaparecer, y los que sobrevivieron buscaron refugio en la montaña litoral más alta del mundo, la Sierra Nevada de Santa Marta, donde el clima y las pendientes detuvieron a los españoles en su empresa conquistadora.Allá han vivido por décadas koguis, arhuacos, wiwas y kankuamos, cuatro pueblos que cambiaron la pesca por la agricultura y terminaron adaptándose a una vida lejos del mar. Sin embargo, con las olas dejaron buena parte de sus sitios sagrados, “donde los mamos (sus máximas autoridades) se concentran, traen las ideas, la fuerza para gobernar, cuidan el equilibrio entre hombre y naturaleza e impiden tanta catástrofe”, según comenta José de los Santos Sauna, cabildo gobernador de los koguis.Indignada con esta historia de desarraigo, el 27 de junio de 2005, durante una actividad organizada por los indígenas en el Festival de Poesía de Medellín, Natalia Hoyos, una joven de Manizales, dijo haber recibido un llamado: entregarles a los koguis una tierra de propiedad de su padre, sobre la Línea Negra, que, de acuerdo con el antropólogo Pablo Mora, tiene la mayor concentración de sitios sagrados y carga con las peores amenazas del turismo, el comercio, la infraestructura y la explotación agrícola.“Recorreré todo el camino para hacer posible que estas tierras vuelvan a sus guardianes originales”, escribió Hoyos en una carta que envió a los mamos de la Sierra en 2011 y cuyas palabras terminarían por cumplirse, porque si bien tardó meses convenciendo a su familia y hubiera querido entregar sin prebendas lo que siempre fue de los koguis, su padre accedió a vender a los indígenas cada hectárea por ’000.000, una suma irrisoria comparada con los cerca de ’000.000 que cuesta la hectárea en la zona.El problema llegó cuando empezó la búsqueda de recursos. “Tocamos muchas puertas, pero nadie entendía que se trataba de algo histórico, del primer sitio sagrado que compraría y recuperaría una comunidad de indígenas en Colombia, y tal vez en América Latina y el mundo”, recuerda Juana Londoño, miembro de la Fundación Pro-Sierra, que apoya la conservación y recuperación natural del territorio.Tras el no de empresas, oficinas del Estado y benefactores, ocurrió la “magia”, como llama Londoño al desenlace de aquella lucha: el Ministerio de Cultura entregó 0’000.000; la organización ACT (Amazon Conservation Team), 0’000.000, y los indígenas, 0’000.000.A 800 metros de la desembocadura del río Jerez, en Dibulla, La Guajira, volvió a manos de los koguis el sitio llamado Jaba Tañiwashkaka, 1.300 metros de playa y 155 hectáreas de tierra sin carreteras donde anidan las tan amenazadas tortugas icoteas y el mar es tan sereno como sus nuevos propietarios.En la zona abundan las caracuchas, por las cuales los indígenas deben pagar entre .000 y .000 en Riohacha, si quieren conservar su tradición del poporeo, acción de mascar hojas de ayo o de coca mezcladas con cal y que, según su cultura, con el pasar de los años les permite llegar a su fin último: la sabiduría.No hay duda de la importancia que tiene esta nueva figura de protección para un sitio sagrado: las comunidades se apropian y aseguran con recursos propios su futuro. Incluso, recientemente, Jaba Tañiwashkaka fue declarado por el Consejo Nacional de Patrimonio Cultural como Bien de Interés Cultural del Ámbito Nacional; por lo que dice Juan Mayr, exministro de Medio Ambiente que participó en el proceso, se trata de un precedente para que minorías de todo el país blinden sus territorios contra el daño ecológico que deja la intervención “arrasadora” de empresas petroleras, mineras y turísticas. Juana Londoño, por su parte, expresa que “este es el ejemplo de que los koguis ya están en el mar y que para defender la tierra no hay que mancharse de sangre”.El 5 de mayo, la comunidad realizó allí una ceremonia de pagamento para dar “gracias” por el sitio al que retornaron y que utilizarán para sus rituales. Ofrecieron plumas de guacamaya azul, caracoles, cuarzos y otras piedras, mientras el mamo José Gabriel Alímaco, emocionado, decía: “Se cumple el sueño que tenía desde que era un niño de recoger la primera caracucha, la primera semilla en la Línea Negra, en nuestro territorio ancestral”.Por: Mariana Escobar Roldán


http://www.elespectador.com/noticias/actualidad/vivir/articulo-424151-los-koguis-vuelven-al-mar

No hay comentarios. Comentar. Más...

Las tutelas se tiraron el negocio


14 mayo 2013

Robledo: “Las tutelas se tiraron el negocio”.Por Luisa Ramírez G.

NACIÓNAL El senador Jorge Robledo afirma que la reforma del gobierno atenta contra el derecho a la salud.


Todavía no se ve la luz al final del túnel en materia de salud para los colombianos. Así lo afirma el senador Jorge Robledo quien se ha constituido en uno de los grandes opositores de la reforma al sistema de salud que propone el gobierno Santos.
Para el legislador la salud del país se seguirá tratando como un negocio si la iniciativa es aprobada y cuestiona que los recursos del sector pasen a manos de los nuevos gestores, lo cual les permitiría evadir la acción de los organismos de control.
Semana.com: El ministro de salud dijo que la crisis que sufre el sistema de salud es financiera, ¿está de acuerdo?
Jorge Robledo: Gaviria se equivoca. Sí hay una crisis en la salud y es tan grave como la financiera. La idea del neoliberalismo es que todo debe producir ganancias y este es un negocio para los intermediarios, sin embargo, en Canadá no hay ganancias para los que administran, sólo cobran los costos que genera el sistema.
Semana.com: ¿La reforma acabará con las Empresas Sociales del Estado (EPS)?
J. R.: Es una falsedad cuando (Juan Manuel) Santos dice que va a acabar con las EPS. El fin es engatusar a los colombianos porque sabe que las detestan, pero la reforma solo les cambiará el nombre. (Alejandro) Gaviria reconoce que la intermediación financiera continuará aun con la reforma. El problema no radica en el nombre sino en lo que hacen: cobran la administración de los recursos, es decir el sueldo de los gerentes, los oficinistas, etc. y, además, tienen unas ganancias por administrar esos dineros, esa es la intermediación.
Semana.com: ¿Qué pasará con los sobrecostos que asume el sistema, por ejemplo, los medicamentos caros, etc.?
J. R.: No veo que la reforma resuelva nada. Los de disminuir los precios de los medicamentos lo estoy oyendo desde hace muchos años, pero la Asociación de Laboratorios Farmacéuticos de Investigación (AFIDRO) amenazó al gobierno cuando este intentó ponerles un tope.
Semana.com: La mayoría de las tutelas en salud son por procedimientos que están en el POS. ¿Qué pasará con la reforma?
J. R.: Tengo muchos documentos que prueban que este gobierno está en contra de la tutela. Así lo afirmó el ministro de hacienda quien dijo que el propósito de la reforma era acabar con ella. Además, Roy Barreras presentó un proyecto el año pasado en contra de este mecanismo. La reforma no dice que (la tutela) se acaba, ellos no son bobos, pero fortalece la medicina prepagada y las aseguradoras recortando los derechos de los ciudadanos.
Semana.com: ¿Es decir que el acceso a los procedimientos y medicamentos estará limitado?
J. R.: En la reforma la salud aparece como un derecho público, no como fundamental, además los médicos tienen una autonomía restringida y eso atenta contra los derechos de los pacientes. El POS no se acaba sino que se vuelve “MiPlan”. Ese plan, que sigue siendo restringido, fortalece las prepagadas y las compañías de seguros porque empuja a los que tenemos más recursos a acceder a ellas.
Semana.com: ¿Entonces la reforma es vulnerable a la corrupción?
J. R.: Aun si no hubiera corrupción, las EPS harán lo posible para generar más ganancias ahorrando en personal médico y recursos. Por eso es que al terminar el año los gerentes no hablan de cuántos pacientes curaron sino de las ganancias que tuvieron. 
Semana.com: Algunos actores ilegales recibían ganancias del sistema como en el caso de Solsalud. ¿Qué cree que pasará en este aspecto con la reforma?
J. R.: La contralora demostró que las EPS convertían los recursos públicos en privados y las acusó de robo. Con la reforma, cuando los recursos lleguen a las aseguradoras, estos se volverán privados. (La contralora) dice que si se aprueba la ley, se caerán los procesos penales contra los que se robaron los dineros de la salud.
Semana.com: ¿Por qué dice que Alejandro Gaviria debería declararse impedido?
J. R.: Porque cuando fue nombrado ministro estaba en la junta directiva de Bancolombia que es parte del sindicato antioqueño y este a su vez es dueño de Sura EPS. ¿Usted cree que a Bancolombia le es indiferente cómo le vaya a Sura? No me crea bobo. Además, cuando lo nombraron ministro, su esposa era vicepresidenta de Fasecolda, el gremio de las compañías de seguros.
Semana.com: ¿Qué pasará con la crisis de recobros que sufre el sistema actual con “SaludMía”, figura que cumpliría las funciones del Fosyga, mejorará?
J. R.: Eso depende de lo que hagan con la tutela, si la desbaratan los recobros bajarán. Gillermo Perry, gurú del neoliberalismo, dice que las tutelas se tiraron el negocio. Es que le están dando demasiadas cosas a la gente. Este mecanismo amplió el POS al crear el “no POS” el cual le permite a la gente acceder a cosas que no están en el plan. Cuando Gaviria dice que la crisis es un problema financiero, lo que quiere decir es que “se tiraron el negocio”.
Semana.com: ¿Entonces cuál es la solución?
J. R.: La norma que se necesita debe derogar la ley 100. El semestre pasado el Polo y otros sectores presentamos un proyecto para que no haya intermediación de los recursos.  Las EPS deben desaparecer. La ley actual dice que el sistema no es para la salud sino para el negocio financiero con la salud de los colombianos. Cada centavo que hace una EPS, o como sea que se llame, es menos salud para la gente. La administración de los recursos se paga sin problema, pero las EPS no deben existir.

 

http://www.semana.com/nacion/articulo/robledo-las-tutelas-tiraron-negocio/343231-3

No hay comentarios. Comentar. Más...

La gentrificación en Cartagena

La gentrificación en Cartagena

Tras finalizar el proyecto “Memorias de la libertad”, del Ministerio de Cultura, el antropólogo Patrick Morales se pregunta por el futuro de los habitantes del barrio Getsemaní. Arcadia lo entrevistó.

Por: Redacción Arcadia Bogotá

Publicado el: 2013-02-19

La mayoría de nosotros no sabe qué quiere decir “gentrificación”. ¿Podría explicarnos el vocablo?
Claro. Fue utilizado por primera vez en inglés. Gentrification viene de gentry, que designa la nobleza menor y a los terratenientes acaudalados en Inglaterra, y fue acuñada por primera vez por la socióloga británica Ruth Glass en 1964. Glass empezó a usar la palabra para designar los fenómenos de desplazamiento de una población original en un sector, por ejemplo en los centros históricos, a favor de otra población que no es originaria de este lugar, de una clase socioeconómica normalmente mucho más alta y que tiene una visión y una manera diferente de aprehender la ciudad. Es básicamente lo que se conoce como el fenómeno de gentrificación: el desplazamiento de una población original por parte de otra. A veces se ha traducido como “aburguesamiento” o “elitización”.
Esa población original suele ser una minoritaria, económicamente vulnerable…
Hay dos tipos de gentrificación: los centros históricos en algunas ciudades europeas eran sectores habitados por obreros, mano de obra industrial, que con el proceso de desindustrialización fue abandonando los centros históricos, que fueron deteriorándose. Este deterioro arquitectónico evidente hizo que ciertas políticas públicas –en asocio con intereses privados–, quisieran renovar estos centros históricos y traer nueva población. Este es el caso en sectores obreros abandonados, viejos puertos, sectores industriales marginalizados… En Colombia la gentrificación designa lugares con intereses relacionados con el turismo, el patrimonio y la cultura. En el caso colombiano la población original no se ha ido del barrio. Y los barrios no están necesariamente marginalizados aunque sí tienen condiciones de vida difíciles por el abandono del Estado. Esa población empieza a ser desplazada por nuevos pobladores que vienen atraídos por este tipo de circuitos culturales de la mano del capital económico, de las imágenes culturales que se van construyendo alrededor de áreas con interés patrimonial.


¿Cuáles serían los ejemplos más evidentes de gentrificación?
Obviamente el caso emblemático es el de Cartagena. De la mano de la declaratoria por parte de la Unesco del centro histórico de Cartagena como patrimonio mundial en 1984, viene un proceso de renovación urbana y gentrificación. El proceso de renovación urbana es parte de la dinámica misma de la ciudad, la gentrificación en cambio hay que entenderla –y este es un punto importante–, como un proceso deliberado y planificado por parte de agentes ya sean estatales, públicos o privados que están buscando generar un aumento del valor del suelo y una ganancia económica. En Cartagena fue un proceso deliberado de la mano del lenguaje cultural internacional patrimonial de la Unesco, que convirtió a la ciudad en un polo de inmigración para élites colombianas e internacionales.
Pero esas personas que tienen dinero y que vienen de Bogotá, por ejemplo, simplemente están comprando una casa bonita en un centro histórico y no se imaginan lo que hay detrás de esa decisión de compra. En ese sentido, decir “deliberado” parece algo fuerte.
Hay que entender que desde lo institucional se crean políticas de renovación de centros históricos como una manera de recuperar áreas que, es verdad, están deterioradas. Estas políticas de recuperación van de la mano de una construcción de equipamientos culturales que hacen interesante esa área. En los casos clásicos de gentrificación de Florencia, Bilbao o Barcelona las alcaldías buscan recuperar los centros marginados o deteriorados para poder cobrar más impuestos. Estos procesos de recuperación, sobre todo en Europa, incluyen construcción de museos. Bilbao con su Guggenheim es un claro ejemplo. Aparecen también restaurantes y bares a los cuales no tiene acceso la población original porque son caros y no están dirigidos a ellos. El precio del suelo se dispara y comienza la especulación inmobiliaria. Estos planes culturales no son maléficos, son planes que buscan desmarginalizar y eso suena a progreso. Pero lo que hacen en realidad es construir un entorno al cual no tiene acceso la población allí asentada. Además, lo habitual es no escuchar las demandas de estos pobladores que claman por otro tipo de servicios alternos que mejoren su calidad de vida: estoy hablando de centros de salud, parques, espacios públicos más grandes, colegios para la gente que está viviendo allí. El plan lo que hace es pensar en las necesidades de quienes van a asentarse allí: normalmente una clase media, media alta o intelectual, que han llamado “los nuevos exploradores bohemios”.


¿Pero los habitantes originales no se benefician de esa subida de precios?
Esas negociaciones se hacen con base en especulaciones, es decir, antes de que el precio suba. Lo que saben los inmobiliarios es cuánto va a subir. El negocio se hace por precios muchísimos más bajos. Los habitantes originales fueron expulsados del centro histórico con pocos recursos y terminaron en los barrios marginales, en el Cerro de La Popa, en la periferia de Cartagena.


¿El caso del barrio Getsemaní será igual al del centro histórico?
El barrio Getsemaní tiene otro tipo de población, descendiente de esclavos, con una influencia sirio-libanesa y judía posterior. Esta población de Getsemaní tiene un arraigo muy fuerte con su territorio y con el puerto. Un cambio implica una sacudida brutal en su identidad. Allí hay un arraigo que yo no había visto en otros centros históricos. Es una población que vive de su interacción con el territorio, con lazos sociales muy sutiles; eso los distingue y los caracteriza identitariamente.


¿Cuántas personas viven allí?
Estamos hablando ahora de seis mil quinientas personas.
¿Qué tan marcado es el proceso de gentrificación?
¡Total! Hace más o menos veinte años está pasando en Getsemaní. Queda apenas el 24 por ciento de la población local. Hay solamente cuatro o cinco calles de Getsemaní que tienen habitantes locales. Getsemaní está en un proceso muy marcado de gentrificación y es probable que en cinco años tenga unas características muy similares a San Diego.


El proyecto que usted lideró, “Memorias de la libertad” buscó visibilizar este proceso…
Es que el proceso de gentrificación no se conoce. Nadie sabe lo que está en juego. En Getsemaní hay una comunidad que quiere quedarse, que está peleando para quedarse; que se autodenomina raizal y tiene un arraigo muy fuerte. Y quiere visibilizar ante el país el problema de la exclusión de centros históricos.
Pero en el mundo capitalista la plata manda. ¿Qué puede hacer el Estado, más allá de visibilizar por medio de su proyecto, para evitar el proceso de gentrificación?
El Estado debe intervenir, debe regular lo que está sucediendo. La declaratoria de Cartagena como patrimonio mundial se hizo con base también en la memoria viva, y la única memoria viva se está convirtiendo en memoria turística. Hay un deber del Estado precisamente porque es patrimonio mundial; hay que proteger la vida barrial de Getsemaní.


¿Pero cómo?
Los centros históricos están regulados por Planes Especiales de Manejo y Protección (PEMP). Son planes de gestión de los centros históricos. Estos planes deberían dar herramientas más contundentes para la protección de la vida barrial y la permanencia de los habitantes locales, y no lo están haciendo. Claro que es difícil regular el mercado pero el Estado debe proponer herramientas de regulación del precio del suelo. Puede congelarlo por cierto tiempo para evitar la especulación, dar créditos blandos a quienes se quieren quedar y quieren cuidar y arreglar su casa. Cuando a un habitante de Getsemaní se le daña el techo, el Instituto de Patrimonio Cultural de Cartagena le dice “usted no puede poner teja de zinc; tiene que ser teja colonial, que cuesta el triple”. Ahí es cuando se necesitan créditos blandos para la construcción. Hay que crear servicios para la gente, centros de salud para la población, parques; el parque Centenario, que es el lugar para getsemanisenses, está cerrado hace dos años. Porque no se trata de congelar una población que ya ha recibido migraciones globalizadas desde hace muchos años; el getsemanisense no quiere necesariamente ir contra el turismo; se puede aprovechar el turismo pero ni los planes especiales de manejo y protección ni las iniciativas turísticas toman en serio el trabajo de la comunidad para estructurar estos planes.


¿Entonces un hotel como el que piensa construir la familia Santo Domingo en el Claustro de San Francisco atenta contra esa vida barrial?
Sí, sin duda sería un hotel de grandes dimensiones hasta donde se sabe, que no es mucho. Fíjese en una edificación vecina: el Centro de Convenciones. La gente de Getsemaní tenía una profunda relación con el puerto, y hoy su acceso tradicional le fue vedado ilegalmente, cerrado por el Centro de Convenciones.


¿Ilegalmente por qué?
¡Eso es espacio público! El parqueadero del Centro de Convenciones es espacio público y los getsemanisenses ya no pueden llegar ahí porque hay una reja.


Sobre el tema, se dice que son los mismos políticos quienes a sabiendas de que se va a hacer una inversión en infraestructura empiezan a comprar. Es conocido el caso de Francisco Santos y el centro histórico de Santa Marta.

He oído hablar del caso de Francisco Santos con relación al centro histórico de Santa Marta pero es algo que no se puede comprobar. El centro histórico de Santa Marta se hizo con un préstamo que el Ministerio de Cultura lideró con el ente territorial de Santa Marta. Esos planes se anuncian y hay políticos que saben lo que va a pasar y empiezan a comprar. Ahora el precio del suelo de Santa Marta se multiplicó en esa área central intervenida con un crédito del BID. Es paradójico cómo el Estado invierte recursos públicos que en últimas benefician es a los privados que logran comprar y especular alrededor del suelo. En Cartagena hace tres meses inauguraron tres plazas en el sector de La Matuna: se expulsaron a los vendedores ambulantes y se renovaron esos espacios públicos. La idea es conectar la ciudad amurallada con Getsemaní y la dinámica de la gentrificación es presionar el único suelo que queda más o menos asequible, que es Getsemaní. Uno ve cómo las políticas públicas invierten recursos en la lógica de la gentrificación. Los turistas ahora pueden pasar de la Puerta del Reloj a Getsemaní por espacios más higienizados.


Es deber del Ministerio de Cultura invertir en la renovación de esos centros históricos. Pero por lo que usted dice, pareciera que la inversión en patrimonio material acaba estando en contra del patrimonio inmaterial.
Exactamente esa es la paradoja. 


¿Cómo puede evitarse eso?
En estos planes especiales de manejo y protección la idea de “participación comunitaria” se limita a informar a la comunidad. Los planes son hechos por arquitectos expertos, pero no toman en cuenta a los habitantes. Uno de los retos del Ministerio de Cultura es tomar en serio estos códigos culturales, estas maneras de habitar y las identidades de la gente que vive allí. ¿Cómo no tomar en serio la visión de quienes llevan trescientos años, en el caso de Getsemaní, relacionándose con su territorio? Además, hay que estar atentos porque después de Cartagena viene Barichara, y luego San Gil, y vienen los cuarenta y cuatro centros históricos del país. Esto es un llamado a que haya voluntad política y creatividad en los instrumentos de planeamiento para evitar este proceso de gentrificación.


¿El Ministerio decide cuándo aplicar un plan de manejo y protección?
Le pongo un ejemplo interesante: en los años setenta hubo un proyecto del Banco Central Hipotecario para tumbar Getsemaní. Ese estudio hecho por un arquitecto reconocido, Germán Téllez, decía que Getsemaní no tenía las condiciones para ser un lugar de preservación del patrimonio. ¿Qué pasó en estos treinta años para que todo cambiara? La respuesta es una operación semántica que se hace: crear una imagen de ciudad para los turistas, una imagen que simplifica para que sea entendida por mucha gente. La “marca Getsemaní” impulsada por la exalcaldesa Judith Pinedo, entre otros, propone proyectos turísticos que sin duda pueden ser bien intencionados pero que en últimas afianzan esta imagen que vende una ciudad turística. Eso hace que uno no se tenga que enfrentar con la alteridad real sino con una inventada, que se limita a la imagen de una viejita en una mecedora.


La conclusión parecería ser que importa más una casa que un hombre…
Mire, Getsemaní fue uno de los centros de la gesta independentista y es muy interesante cómo muchas iniciativas turísticas buscan visibilizar esos antiguos héroes de la Independencia pero no toman en cuenta a sus descendientes. Como si lo importante fuera la historia pero no los habitantes. Lo mismo ha pasado con los indígenas. Estudiamos la cultura muisca, por ejemplo, pero no somos capaces de aceptar que los indígenas de hoy son sus descendientes. Eso es lo que nos llama a reflexión.

http://www.revistaarcadia.com/impresa/antropologia/articulo/el-desalojo-neoliberal/31176

No hay comentarios. Comentar. Más...

El fin de las redes sociales ante la agotada adicción

23 febrero 2013

El fin de las redes sociales ante la agotada adicción

Por Álvaro Montes

INTERNET

La frenética adicción de los usuarios de Facebook empieza a mostrar síntomas de agotamiento.

Hace un par de semanas Rachel Bair, una quinceañera de Boston, le propuso a su padre desactivar su cuenta en Facebook y dedicarse con más juicio a las tareas escolares a cambio de 200 dólares. Y lo hizo realidad firmando un simpático contrato que fue noticia mundial. No es una anécdota aislada. Una encuesta de la consultora Pew Research –publicada en enero– encontró que el 61 por ciento de los usuarios de Facebook se ha tomado un descanso, a veces de muchas semanas, en la utilización de la red social, y que el 27 por ciento asegura que este año dedicaría menos tiempo a Facebook y más tiempo a actividades útiles. La mayoría argumentó estar hartos de leer “comentarios estúpidos”. 
Justo cuando el número de usuarios registrados en Facebook supera ya la cifra de mil millones, parece una locura prehistórica levantar una voz contra la web 2.0, pero es lo que han hecho precisamente el científico británico Trevor Baylis –quien dijo hace poco que la generación Google está produciendo niños descerebrados– y el intelectual italiano Umberto Eco –quien sostuvo en una entrevista reciente que “el exceso de información provoca amnesia” y ratificó lo que la gran mayoría de profesores de secundaria están diciendo: “A largo plazo, el resultado pedagógico será dramático”–. No se puede acusar a Eco de antediluviano ni de tecnófobo. El hombre que proclamó el reinado del libro impreso en los tiempos de la era electrónica admitió que utiliza el iPad como biblioteca digital. “Empecé a leer con el aparato ese y no me pareció tan malo. De hecho, me encantó”, dijo en una entrevista publicada por la revista brasileña Época.
Muy lejos de las preocupaciones pedagógicas, otro grupo importante de seres humanos empieza a darle la espalda a Facebook: los corredores de bolsa. Desde su salida al mercado bursátil, en mayo del año pasado, la empresa ha perdido más del 25 por ciento de su valor. No se necesita ser un genio de las finanzas para saber que una empresa que factura 3.700 millones de dólares no puede valer 100.000 millones. La extrema sobrevaloración que el mercado bursátil confirió a Facebook sobrepasa con creces a la llamada burbuja de internet, la ola especulativa ocurrida en 2000, que terminó como era de esperarse muy mal. Con unos costos operativos que superan hasta cuatro veces los ingresos, los pronósticos indican que el valor de la acción continuará cayendo, como le ocurrió a Groupon, a LinkedIn, a Zynga y otras empresas de la web 2.0 que creyeron que basta una masa enorme de usuarios para hacer negocios en internet.
Un recorrido aleatorio por la red de Mark Zuckerberg ofrece evidencias por montones de lo que señaló el ciberactivista español David de Ugarte: que las redes sociales son cada vez más sistemas para seguir a otros y menos para discutir, intercambiar y generar conocimiento, como se supone que ocurriría en la ‘sociedad del conocimiento’. Por supuesto, se habla aquí de las redes sociales comerciales, esas que la maquinaria de Wall Street y los medios norteamericanos han querido vender como el único futuro posible de internet. Facebook y Twitter son de preferencia utilizados para seguir pasivamente a los líderes de los nodos de esa enorme red. Esos líderes son las estrellas de la música, el espectáculo y las marcas de consumo. Y lo que el usuario promedio hace en favor de sí mismo es también promocionarse como marca. “Subiendo al avión”; “Comiendo en el nuevo restaurante de Leonor Espinosa”. Es de este tipo de cosas que el 61 por ciento de los encuestados por Pew Research dijo estar cansado.


http://www.semana.com/vida-moderna/articulo/el-fin-redes-sociales-ante-agotada-adiccion/334397-3

No hay comentarios. Comentar. Más...

ONU: Colombia tiene mala nota en DD. HH.

22 febrero 2013

ONU: Colombia tiene mala nota en DD. HH.


INFORME

Un informe denuncia que hay graves problemas de derechos humanos que se niegan o no se resuelven.

Autor: Archivo SEMANAEsta fotografía es de un posible 'falso positivo' que ocurrió en Urabá.La respuesta inadecuada a los falsos positivos, la reforma constitucional de la jurisdicción militar y el impacto de las guerrillas sobre la población civil son los problemas de Colombia que más preocupan a la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, como se reveló en el informe anual de 2012.

La Alta Comisionada considera que son muy pocos los responsables de los denominados ‘falsos positivos’ que han sido retirados de sus cargos o procesados. “De todas las investigaciones de homicidios, sólo hay procesos activos conocidos en un 30% de ellas”, detalla el informe.
En cuanto al fuero militar, asegura que esta reforma constitucional vulnera la separación básica de los poderes: “Es muy preocupante que la reforma constitucional pueda también llevar a que los tribunales militares se hagan cargo de causas que actualmente están siendo investigadas por la Fiscalía General, en particular las relativas a los presuntos falsos positivos. Esta situación supondría una grave violación del derecho al juez natural y, a fortiori, una violación del principio del debido proceso y del derecho de acceso a la justicia”.
Sobre las FARC y el ELN, la Alta Comisionada explicó que todavía se registran de manera sistemática los  asesinatos selectivos y violaciones sexuales.
Además, otras problemáticas que requieren atención urgente en Colombia son los grupos armados que surgieron después de la desmovilización de los paramilitares y las minorías como los indígenas, afrocolombianos, raizales, entre otros. 
Sobre estas últimas, el informe asegura que “Las decisiones relativas a la utilización y explotación de los recursos naturales suelen tomarse sin respetar el derecho a la consulta previa, sin el respeto debido a las autoridades y procedimientos tradicionales y sin ajustarse tampoco al contexto cultural específico”.
Otro problema que requiere especial atención es el de los defensores de derechos humanos. “La Oficina en Colombia continuó documentando casos de amenazas, vigilancia, robos de información, violencia sexual y homicidios”, donde los responsables señalados son las Bacrim y las FARC.
Dentro de esta categoría de problemas que requieren cuidado y especial atención también están las violaciones a los derechos por parte de las Fuerzas Militares y la Policía, la creación de la Dirección Nacional de Inteligencia en reemplazo del DAS, los sistemas de cárceles y de justicia, la desaparición forzada, la discriminación y la desigualdad económica y social (una de las más altas de América Latina).
Respecto al uso excesivo de la fuerza militar y a los falsos positivos, el informe explica con preocupación que “El Ministerio de Defensa Nacional sostiene que los ‘errores militares’ u homicidios no intencionales de civiles en el contexto del combate son ‘ilegales pero legítimos’”. Además, aseguró que los esfuerzos del gobierno frente a las desapariciones forzadas han sido insuficientes.
La Alta Comisionada agrega que preocupan la amplia gama de problemas que han surgido en la aplicación de la Ley de Justicia y Paz, puesto que a septiembre de 2012 sólo se habían condenado a 14 personas.
Sin embargo, existen algunos motivos que dan esperanza en Colombia como el proceso de paz, la Ley de Víctimas y Restitución de Tierras, el Centro de Memoria Histórica, la Conferencia y el Sistema Nacional de Derechos Humanos, las acciones de la Defensoría del Pueblo y de los personeros.
“Pueden considerarse hechos que ‘dan motivos de esperanza’ que el Gobierno haya reconocido sus obligaciones y haya emprendido iniciativas importantes en las políticas y/o prácticas para resolver los problemas existentes”, aseguró el informe.
Especialmente, el informe se refiere a las conversaciones del gobierno y las FARC. Sobre éstas explica que “el actual proceso de paz tiene el potencial de transformar Colombia en lo que respecta a su nivel de respeto y disfrute de los derechos humanos”.
Una de las recomendaciones finales que le da la Alta Comisionada al Gobierno colombiano es que comprenda que se han cometido y se están cometiendo violaciones contra los derechos humanos. “Aunque las cometidas hace unos años son diferentes por su alcance y naturaleza, todas las violaciones requieren respuestas legales e institucionales”, aclaró el informe.


Vea el Informe Anual de 2012 completo. 


http://www.semana.com/nacion/articulo/onu-colombia-tiene-mala-nota-dd-hh/334203-3

No hay comentarios. Comentar. Más...

Así es la propuesta para reformar las pensiones


11 febrero 2013

Así es la propuesta para reformar las pensiones
REFORMA

No competirán más los fondos privados con Colpensiones. Se abolirán privilegios del régimen de prima media.

Autor: Juan Pablo Gutierrez / Revista Semana
El Gobierno destapó las cartas de la reforma pensional que piensa llevar al Congreso en marzo. El ministro de Trabajo, Rafael Pardo, se la explica en este momento a la mesa de concertación laboral.
La propuesta busca resolver las fallas del sistema colombiano de baja cobertura, alta inequidad y problemas de sostenibilidad.

Pardo la ha denominado “nuevo modelo de protección para la vejez”, pues tiene el propósito de que todos los colombianos cuenten con un ingreso al llegar a la edad de jubilación o retiro, bien sea mediante una pensión, o un apoyo del Estado. Los siguientes son los 9 puntos claves que llevará la reforma:
1- No se propondrá aumentar semanas ni edad. El ministro considera que incrementar alguno de estos parámetros haría que menos personas lograran cumplir los requisitos para pensionarse y por tanto es ahondar el problema de la cobertura. 
2- Contrario a lo que muchos piensan, Pardo tampoco cree que un cambio de parámetros ayude a aminorar significativamente el impacto fiscal o pasivo pensional, que hoy se estima en el 116,2 por ciento del PIB (aunque algunos analistas lo ubican cerca al 140 por ciento).  
3- No se ha considerado la opción de marchitar el régimen de prima media, es decir, a Colpensiones. Aunque esto podría mejorar la equidad al no haber más subsidios, no tendría un impacto en la cobertura, que es el mayor problema hoy.
4- El Gobierno propondrá tener un nuevo sistema general de pensiones. Esto implica equiparar las condiciones de pensión que tienen los dos regímenes actuales (RPM y RAIS). Para lograrlo, se eliminarían los privilegios –subsidios- que otorga el RPM y por ende se acabaría la competencia desigual que existe entre los dos sistemas.
5- La fórmula que el Gobierno planteará es compleja. La idea es que la cotización hasta un salario mínimo sea administrada bajo el modelo del RPM y los aportes por encima del mínimo irían al RAIS. Así, todos los trabajadores recibirían el mismo subsidio del Estado en lo que tiene que ver con la porción del mínimo, pero el resto del capital ahorrado se comportaría como las cuentas individuales para formar la pensión. En principio, el Gobierno considera que los aportes al RPM se harían a través de Col pensiones. 
6- Según el nuevo modelo, al final de la vida laboral, la persona tendría dos especies de subcuentas: la del mínimo que llevaría implícito el subsidio del Estado y la del ahorro individual. La idea es que este mismo esquema funcione en el caso de los afiliados a Colpensiones. En cierta manera, Colpensiones adoptaría el esquema del RAIS en lo que hace referencia a las cotizaciones por encima de un mínimo.
7- Este modelo, denominado de escalones, sería más equitativo. Una persona que hoy se gane seis millones de pesos, cuando termina su vida laboral se pensionaría -en el actual sistema de RPM- con alrededor de tres millones (por el subsidio del Estado), mientras que si estuviera en el RAIS, recibiría un millón. Con el nuevo sistema propuesto, que sólo deja el subsidio para el primer salario mínimo, la pensión de este mismo ciudadano sería de 1.600.000 pesos, aproximadamente.
8- Frente a la instrumentación del nuevo modelo, el Gobierno ha considerado la opción de que cobije a todos, excepto a aquellos a quienes les falten menos de 10 años para pensionarse. 
9- Ahora bien, el sistema incluye fortalecer dos programas. Colombia Mayor, que cobija a los adultos mayores del Sisbén 1 y 2, quienes reciben un subsidio de entre 40.000 y 75.000 pesos, lo que se cubre a través del Fondo de Solidaridad Pensional. Y los Beneficios Económicos Periódicos (BEPS), mecanismo de cuentas individuales de ahorro que cuentan con el 20 por ciento de subsidio sobre el ahorro. Entre ambos se ampliará la cobertura a más de siete millones de trabajadores que hoy no cuentan con protección para la vejez, porque son informales o porque no cumplen requisitos de pensión. 

http://www.semana.com/nacion/articulo/asi-propuesta-para-reformar-pensiones/333123-3

No hay comentarios. Comentar. Más...


¿Las cuotas de los García Romero?

21 enero 2013

¿Las cuotas de los García Romero?

POLÉMICA

Estos son los cargos que tendría ese clan en la Alcaldía de Cartagena. Responde el alcalde.

Cartagena se ha convertido en un centro de escándalo cada vez que hay un nombramiento. No por las calidades de los nuevos funcionarios, sino porque por lo general la mirada está enfocada a si estos hacen parte del clan de la familia García Romero, el cual integran -entre otros- la senadora Piedad Zuccardi y su esposo, el exsenador Juan José García.
La semana pasada se presentó un nuevo escándalo en ‘La Heroica’ porque Otero nombró a Lester Concepción Romero Mercado nueva jefe de la oficina de Control Interno de la Alcaldía, un cargo de suma importancia pues vigila que los procesos administrativos se cumplan a cabalidad. A Lester la identifican como miembro de las huestes políticas de la senadora Zuccardi.
Hace pocos días SEMANA publicó un artículo titulado La Tenaza de los García Romero, donde se refirió ampliamente a los negocios y el poder que ha ostentado esta familia a lo largo de 20 años en la Costa.
En la denuncia se asegura que cerca de 13 cargos de la administración Distrital están en manos de ese grupo político. Veedores y periodistas en Cartagena le suman uno más a esa lista. Estarían el secretario general, Jorge Lequerica, así como Jorge Eliecer Rodríguez, jefe de la Oficina asesora jurídica. También hace parte de ese grupo la secretaria de Educación, Rosario Ricardo, excandidata a la Gobernación (hoy suspendida por la Contraloría por un contrato de aseo).
Los García se habrían hecho también al Departamento Administrativo de Tránsito y Transporte a cargo de Edilberto Mendoza; el Departamento Administrativo de Salud (DADIS), cuya cabeza es Tomás Rodríguez, y en la Tesorería fue nombrada Judith Paola Flores.
También Rubby Salas Contreras está al frente de la Secretaría de Servicios Públicos; José López Amaris, en Transcaribe, y, en Edurbe, José Ramón Expósito (cuñado de Carlos Felix Monsalve, diputado de Piedad Zuccardi y hermano de Mario Félix, contralor distrital).
Pero no todo se ha quedado en el escándalo por las cuotas burocráticas de esta familia. El tema se ha extendido a fallas administrativas que le han podido acarrear detrimentos económicos al Distrito.
Representantes gremiales que hablaron con Semana.com recuerdan el caso de Diana Figueroa, exjefe de la oficina asesora de servicios públicos de la Alcaldía. Ella terminó salpicada por un escándalo por haber tramitado una millonaria prórroga ilegal por tres años, a dos empresas  que tienen la concesión del manejo del sistema de aseo de la ciudad.
Tras conocerse ese hecho, concejales y periodistas pusieron el grito en el cielo y la prórroga se echó para atrás y Diana fue retirada del cargo. La exfuncionaria era de las entrañas de la casa Zuccardi y por eso en Cartagena se hizo famosa una fotografía donde ella aparece sumisa ante las indicaciones de la senadora en una reunión política.
Pocas veces la familia García Romero, en especial la senadora Zuccardi, responde por estos cuestionamientos. Sin embargo, el 23 de octubre del 2012, la congresista se decidió y dejó una constancia en el Senado en la que respondió a los informes de prensa que la han vinculado con la administración del alcalde Campo Elías Terán.
La congresista del partido de La U aseguró no estar relacionada con nombramientos, encargos ni renuncias en la administración de Cartagena. Su constancia pasó inadvertida, pero en Cartagena calificaron este hecho como una típica ‘lavada de manos’.
En Cartagena nadie puede hacer nada con el asunto, pues los nombramientos no revisten ilegalidad alguna, pero sí tienen con los pelos de punta a buena parte de la ciudadanía, que no entiende cómo el Distrito sigue lleno de personas cercanas al clan García, que ha hecho de la política su negocio pero que “poco le han dejado a la ciudad”.
En una reciente columna de opinión de la revista Metro, el reconocido escrito Óscar Collazos anota: “La actual Alcaldía de Cartagena es una maquinaria aceitada ahora por la bendición del presidente Santos, necesitado para su reelección del feudo electoral de esta familia, como lo estuvo Uribe Vélez durante sus dos períodos, cuando la Dama era pieza de lujo del partido de la U y apoyó la campaña de Campo Elías. Eso se llama: no dar puntada sin dedal”.
Semana.com se comunicó con el alcalde Otero, quien aseguró que a algunos de los funcionarios los encontró en sus cargos y a otros los nombró por tratarse de buenos profesionales que no están ligados al clan García. “Algunos los encontré y otros los traje por ser de mi entera confianza. Ninguno de ellos tiene vínculos con el grupo del que me habla”, dijo Otero.

 

http://www.semana.com/nacion/articulo/las-cuotas-garcia-romero/330328-3

No hay comentarios. Comentar. Más...

Los ricos no crean empleos

El empresario estadounidense Nick Hanauer explica en este video, cómo las reformas tributarias actuales que buscan bajar los impuestos a los ricos, en aras de la creación de empleos, no sólo son una estrategia errada sino además ingenua.

No hay comentarios. Comentar. Más...

El agro sí se puede reformar

19 enero 2013

El agro sí se puede reformar

NEGOCIACIÓN

Un acuerdo sobre el primer punto de la agenda con las Farc, el complejo tema de la tierra, no es utópico.

León Darío Peláez / SEMANA

La semana pasada, las Farc pusieron sobre la mesa sus cartas para la negociación del tema agrario en las conversaciones con el gobierno en La Habana. Para sorpresa de muchos, tienen numerosas coincidencias no solo con las posiciones del gobierno sino con lo que este viene haciendo en el mundo rural y marcan importantes matices con las posiciones radicales y dogmáticas de esa guerrilla en el pasado.

Las Farc mantienen alto el volumen en Cuba. Mientras la delegación del gobierno pasa de agache ante los medios, a diario los guerrilleros se turnan en ruedas de prensa. Iván Márquez y Jesús Santrich, que llevan la voz cantante, convocaron al ministro de Agricultura, Juan Camilo Restrepo “a que comparezca” en La Habana; pidieron “voluntad para avanzar (y) propuestas claras” a la delegación oficial y declararon “un contrasentido y un mal augurio” que se avance en el Congreso con la Ley de Desarrollo Rural sin esperar acuerdos en la mesa ni atender a las contribuciones de la sociedad sobre el tema agrario. Y llamaron a refrendar los acuerdos sobre el agro con una Asamblea Constituyente. Esto llevó al ministro Restrepo a publicar un comunicado negándose a asistir, y a Juan Manuel Santos y su ministro del Interior a declarar que, aunque habrá algún mecanismo de refrendación popular de los acuerdos, una Constituyente se descarta.
Sin embargo, el ruido mediático y el discurso público de las Farc contrastan con los diez puntos que plantean para discutir el tema agrario. Como el propio Restrepo lo constató en su comunicado, parece aflorar un “tono menos retórico, más pragmático y más concreto por parte de las Farc”.
Tres cambios…
Para empezar, hay tres importantes diferencias entre los diez puntos de hoy y el discurso histórico de las Farc. Para ellas, el agro es el tema nodal del conflicto. Su programa fundacional, de 1964, es agrario. En él llaman a la confiscación del latifundio y así lo han ratificado en documentos posteriores, como en su plataforma para un gobierno de reconstrucción nacional, de 1993, y durante los diálogos en el Caguán, en 2000. Hoy, sin embargo, la propuesta de reforma agraria integral que leyó Márquez en Cuba habla de confiscar el latifundio “improductivo, inadecuadamente explotado u ocioso”. Una idea con la que coinciden hasta los sectores más tibiamente reformistas en el país.
En segundo lugar, las Farc han abogado por que se expropie la propiedad extranjera de la tierra, en especial de empresas de Estados Unidos, y se prohiba venderla a compañías foráneas. Ahora, aunque insisten en esa prohibición, abren la puerta al “establecimiento de límites estrictos” a la compra de tierras por extranjeros, lo que, de hecho, la permitiría.
Por último, los guerrilleros ahora no solo hablan, como han hecho siempre, de denuncia de los tratados de libre comercio, sino también de su “revisión” si afectan la soberanía alimentaria, lo que implicaría que admiten la posibilidad de acuerdos comerciales.
Aunque aún está por verse cómo se concretan las discusiones en la mesa, estos tres cambios en las posiciones de las Farc no deberían pasar desapercibidos.
Puntos que se acercan…
Por otra parte, numerosas propuestas de las Farc coinciden con las posiciones del gobierno y con algunas de sus políticas en el campo y hacia las víctimas. Hay exigencias con las que pocos estarán en desacuerdo, como erradicar el hambre, la pobreza y la desigualdad en el campo, o que demandan solo voluntad política, no una revolución, como hacer programas nutricionales y de empleo y dotar al mundo campesino de infraestructura de educación, salud y vivienda.
La idea de “desganaderizar” una economía rural en la que 34 millones de hectáreas están dedicadas a ganadería y menos de 5 millones a la agricultura, es, al menos en el papel, parte de las preocupaciones oficiales. Las Farc piden constituir un fondo con tierras inadecuadamente explotadas, baldías, producto del despojo o incautadas a los narcos. Tal fondo existe y se calcula que podría llegar a tener entre 2 y 3 millones de hectáreas, sin contar las del proceso de restitución de tierras.
Las Farc piden actualizar el catastro y hacer un censo rural. Esta idea había enfrentado dificultades presupuestales, pero la ha revivido el gobierno y seguramente el proceso en La Habana la dinamizará. Hablan de regular las economías extractivas y los grandes proyectos agrarios, ya no de prohibirlos, un clamor de sectores ambientalistas que han logrado influenciar la legislación en ese sentido. Piden proteger la economía campesina, promover la producción de alimentos y una política tributaria que castigue las tierras ociosas, en lo que coinciden casi todos los diagnósticos sobre el campo; o insisten en temas ya aceptados como el reconocimiento de los territorios colectivos de indígenas y afros (la Ley de Tierras y Desarrollo Rural, entre otros, probablemente solo se presentará al Congreso después de eventuales acuerdos sobre el tema agrario en Cuba a causa de la demora en los trámites de consulta previa con esas comunidades, que manda la ley).
Estas y otras propuestas coinciden no solo con el gobierno sino con la posición de gremios como la Sociedad de Agricultores de Colombia (SAC) y otros que participaron en el Foro Agrario de diciembre, convocado por los negociadores. Quizá sea algo exagerado concluir, como lo hizo el portal La Silla Vacía, que “las promesas de Santos son el discurso agrario de las Farc”, pero es un hecho que, por más tropiezos que enfrenten, el reconocimiento de las víctimas, los planes de reparación y restitución de tierras y varios elementos de la política agraria y rural de este gobierno tienen muchas coincidencias con las demandas de la guerrilla.
…y no pocas dificultades
Todo esto hace pensar que un acuerdo en torno al tema agrario, el más complejo de la agenda, es posible. Sin embargo, no son pocas las dificultades.
La idea de reforma agraria de las Farc sigue siendo, pese a los cambios en su formulación, mucho más radical que la del gobierno, en especial su posición sobre el latifundio (Santrich dijo que el fondo de tierras debería tener unos 20 millones de hectáreas), y su desconfianza frente a la gran agroindustria contrasta de entrada con el que es uno de los grandes proyectos del gobierno, en la Orinoquia. 
Los diez puntos de la guerrilla también evidencian desacuerdos. Las Farc han hecho duras críticas a la Ley de Víctimas, a la de Desarrollo Rural y a los planes de titulación y formalización de la propiedad, todos los cuales, alegan, abrirían nuevas formas de despojo legal. Rechazan el llamado derecho de superficie, que contempla que quien haya adquirido de buena fe un predio que reclame una víctima pueda seguir poseyéndolo, aunque compartiendo sus ganancias con el reclamante. El tema de los TLC, con todo y matices, es un intocable para el gobierno. Las Farc piden dar al campesinado territorios colectivos como los de indígenas y afros, a lo que difícilmente accederá el Estado, más preocupado por las trabas que la consulta previa con esas comunidades le pone a sus grandes proyectos.
Las Farc deberán enfrentar en algún momento su responsabilidad en el despojo. En el proceso de registro, un tercio de las víctimas ha declarado que perdió su tierra a manos de los paramilitares, pero otro tercio sostiene que fue la guerrilla la que se las quitó. Con reclamos por 2,3 millones de hectáreas, las Farc deberían dar cuenta de unas 800.000. Algo que esta guerrilla niega como un invento perverso en su contra.
Las dificultades también están del lado oficial. Por más modernizante que pretenda ser el gobierno Santos, que tiene una base social menos rural que el uribismo, está por verse hasta dónde está dispuesto a meterle el diente en serio a la cuestión agraria y a pararse firme frente a poderosas élites regionales. Casi todo el mundo reconoce que uno de los déficits históricos de Colombia es que nunca se hizo una reforma agraria en serio. Este gobierno puede tener un discurso más progresista sobre el campo y decir a las Farc que en la legislación ya hay muchos avances. Pero, aun llegando a un acuerdo, pasar del papel a un cambio real en las condiciones de un mundo rural que es uno de los más pobres e inequitativos del planeta será una tarea colosal, en la que fracasaron (o a la que se negaron) todos los gobiernos de Colombia. 
El acuerdo sobre el tema agrario es posible. Pero aun si se logra, saldar la deuda con el campo colombiano es otra historia. 

http://www.semana.com/nacion/articulo/el-agro-si-puede-reformar/330057-3

No hay comentarios. Comentar. Más...

La tenaza de los García Romero

12 January 2013
La tenaza de los García Romero


PERFIL

El polémico clan García Romero con dos curules en el Senado le ha sacado todo el jugo al Estado en los últimos 20 años y ha sobrevivido a todo tipo de escándalos.

Mientras el mundo está en vilo por la suerte del presidente venezolano Hugo Chávez, en Cartagena se está viviendo un drama similar: el alcalde titular, Campo Elías Terán, cumplió 100 días incapacitado por un cáncer que hizo metástasis en el cerebro, en la zona media del tórax y en tres vértebras, y nadie sabe qué va a pasar.
En la ciudad amurallada, como en Caracas, la preocupación es por el manejo del poder. Los cartageneros han registrado cómo en ausencia de Terán, el alcalde designado, Carlos Otero, cambió gran parte del gabinete y dejó 13 Secretarías o cargos de ese rango en manos del grupo político de los García Romero.
Las dos cabezas del clan, los hermanos Juan José y Álvaro el ‘Gordo’ García Romero, ambos senadores por varios periodos, han tenido líos con la Justicia. El primero fue condenado porque desvió auxilios parlamentarios.  Al segundo también lo condenó la Corte a 40 años de cárcel por la masacre de Macayepo. Héctor, otro de sus hermanos, fue protagonista del escándalo de Chambacú. Y durante la Alcaldía de otro García Romero, Gabriel, se dieron escándalos como el del Puente Heredia, que se cayó a los pocos días de haber sido inaugurado. En un momento dado, tres de los García Romero (Álvaro, Juan José y Héctor) estuvieron condenados.
El grupo supo adaptarse y Piedad Zuccardi, esposa de Juan José,  y Teresita, hermana de ambos, heredaron las dos curules en el Senado. ¿Cómo un grupo que ha estado salpicado por tales escándalos ahora fortalece su poder? La respuesta es una: hicieron de la política un buen negocio. Esa capacidad que tienen de endosar votos indica que las curules no se consiguen por mérito personal, sino que son resultado de la empresa familiar. Y esas curules, a su vez, les dan influencia que les facilita obtener todo tipo de contratos con el Estado.
Un episodio que ilustra cómo se da esa combinación de política y negocios se dio cuando Juan José García todavía era senador y se vio salpicado con el escándalo del miti-miti de Telecartagena. En ese entonces, según una grabación que se hizo pública, le propuso al  designado gerente de esta empresa: “Tú y yo nos vamos a poner de acuerdo sobre cómo se va a manejar la burocracia y la contratación: a mí me parece que tú debes coger el 33 por ciento, nosotros cogemos el 33 por ciento y el resto lo dejamos a las circunstancias”.
Historia de un clan
La familia que ha marcado la política de los departamentos de Bolívar y Sucre en los últimos 30 años tiene su origen en los matrimonios de Juan José y Gabriel García Taboada, dos hermanos oriundos de Ovejas, Sucre, con las hermanas Maddy y Betty Romero, de El Carmen de Bolívar (a 10 kilómetros de distancia). Cada matrimonio tuvo ocho hijos apellidados García Romero. Los patriarcas, los García Taboada, dieron la pauta. Mientras Juan José se dedicaba a comercializar tabaco y era elegido diputado a la Asamblea de Bolívar, Gabriel, su hermano, se dedicaba a comprar y vender ganado y era elegido concejal de El Carmen. Así, en medio de la política y los negocios, educaron a sus hijos.
A finales de los setenta, los hijos del primer tronco familiar, el de Juan José y Maddy, comenzaron a figurar en la política. Juan José, el mayor, llegó al Senado en 1978 como suplente de Marún Gossaín, padre del actual gobernador de Bolívar. Y lo siguieron eligiendo hasta 1998 cuando se retiró antes de que se conociera la condena que le impuso la Corte Suprema a 42 meses de prisión por el desvío de auxilios parlamentarios. En Sucre, a su hermano Álvaro, el Gordo, lo nombraron alcalde de Ovejas. El Gordo fue muy hábil para decidir elecciones, al punto que le decían el mago de la Registraduría, en 1982 fue elegido representante a la Cámara por Sucre y desde entonces, hasta 2007, cuando fue capturado por parapolítica, estuvo en el Congreso. De su paso por el Capitolio se recuerda su desfachatado intento de sabotaje a la reforma agraria del gobierno de Barco cuando depositó varios votos en la urna y lo pillaron las cámaras de televisión. Y su salida al debate que le hizo Gustavo Petro cuando reconoció que era la primera vez que hablaba allí en diez años.
Del otro tronco familiar, el del matrimonio de Gabriel y Betty, se comenzó a destacar Gabriel Antonio García Romero. Fue concejal de Cartagena y en 1992 fue elegido alcalde, lo cual terminó consolidando el poder de la dinastía en la ciudad. Desde allí se gestó una de las jugadas más rentables para ellos al quedarse con un porcentaje del Puerto de Cartagena.
Ocurrió algo insólito. Tras la liquidación de los Puertos de Colombia, se entregaron en concesión sus instalaciones y el terminal portuario de Manga se convirtió, en 1993, con la Sociedad Portuaria de Cartagena, en el centro del poder económico y político de la ciudad. El distrito de Cartagena tenía derecho a suscribir 275.200 acciones (de las 3.670.000 que se emitieron) pero solo adquirió 43.019. El alcalde de entonces Gabriel García Romero ha dicho a la Justicia que el municipio no tenía dinero para comprar las acciones. Lo cual resulta por lo menos curioso pues, a 500 pesos cada una, solo valían 137 millones de pesos de la época. Pero él, además, recomendó que esas acciones las compraran entre otros Gerardo Rumié (quien es reconocido socio histórico de los negocios de los García Romero) y una firma llamada Tractores del Caribe. Tiempo después se descubrió que esta tenía como socia a Cecilia Buelvas, empleada doméstica de la mamá del exsenador Juan José García. Y en 1998 esas acciones de la doméstica quedaron en manos de Juan José y su esposa, la hoy senadora Piedad Zuccardi y sus hijos, a través de la sociedad Inversiones Cubita, de propiedad de García Zuccardi  S. en C. 
Para esa misma época, 1993, Héctor García Romero, hermano de Juan José y de Álvaro, se desempeñaba como gerente del Inurbe. Desde ese cargo, Tico García dejó lista la venta de los terrenos de Chambacú, los cuales le fueron después adjudicados a un consorcio en el cual él tenía el 15 por ciento y un tío de ellos, un 20 por ciento más. Mientras todo eso ocurría, El Gordo se hacía el dueño absoluto de Sucre eligiendo gobernador, periodo tras periodo, y Juan José, en Bolívar, hacía alianzas y mantenía cuotas tanto en el Distrito como en la Gobernación.
Los negocios
Desde que Gabriel Antonio terminó la Alcaldía abrió un gran frente de negocios para los García Romero: la salud. Hoy es propietario o socio mayoritario en varias IPS y EPS, así como en empresas proveedoras de insumos y medicamentos. Una de las sociedades es Sumecar constituida en 2000, y en la que hoy coinciden como socios el exalcalde Gabriel Antonio, su primo el exsenador Juan José y su esposa la senadora Piedad Zuccardi (a través de Inversiones Cubita con 14 por ciento), y su hijo Juan José García Zuccardi. Sumecar provee medicamentos y equipos quirúrgicos al Departamento Administrativo de Salud Distrital, Dadis; a la ESE Cartagena y a Caprecom, entre otras entidades públicas.
A eso se le suma que Gabriel Antonio también es socio mayoritario del Hospital Bocagrande de Cartagena y  tiene a su hermano Miguel Eduardo y a su hijo Gabriel Enrique García Sotelo como representantes legales de dos entidades (la Fundación Renal y la Fundación Renal de Colombia) que tienen contratos desde el Amazonas hasta la Guajira con EPS e IPS y prestan servicios de alta complejidad a Caprecom.
El hecho de que a los García Romero les vaya bien en los negocios no es ilegal. Sin embargo, lo que sí deja un mal sabor es que el nombre de la senadora aparezca registrado en sociedades que contratan con el Estado. Y también abre un gran interrogante la denuncia de un director de una IPS de la Costa Atlántica que publicó el portal La Silla Vacía en agosto pasado. Según el director, un grupo de personas le dijo que Caprecom le cancelaría el total de una deuda a cambio de que el hospital les diera como comisión a ellos un 25 por ciento del dinero. “Me dijeron que ellos conocían a los senadores que manejaban la Supersalud y Caprecom, y que podían lograr que a nosotros nos pagaran. Luego dijeron que quien manejaba estas dos entidades era la senadora Piedad Zuccardi”, dijo el director. En ese entonces la senadora se defendió diciendo que su nombre estaba siendo utilizado y que condenaba esa prácticas.
Tal vez por todo eso no resulta extraño que la senadora Piedad Zuccardi haga parte de la que se conoce coloquialmente como la bancada de la Salud en el Senado.
El otro gran frente del conglomerado García Romero es el de las obras públicas. En este rubro aparece el nombre de otro de los primos, Iván García Romero (a través de la firma Proyectos S.A.), en la concesión vial de Cartagena que comunica la Sociedad Portuaria en Manga con la Troncal de Occidente y es la primera vía en el país, dentro de una ciudad, que se paga con peajes.
SEMANA siguió el rastro de una sociedad, Promotora El Campín, que ha sido una de las contratistas favoritas para obras públicas, en teoría pequeñas, de gobernaciones y municipios, pero que juntas suman miles de millones de pesos. Si bien en su creación en 1998 no aparece ninguno de los García Romero, un año después quedó el 60 por ciento en manos del matrimonio García Zuccardi y de las matronas de la familia, Mady y Betty Romero de García. Esta firma, Promotora El Campín, además es propietaria de la mitad del Consorcio Regional Bolívar, que tiene contratos de obras para control de inundaciones y eléctricas en el país, y obtuvo títulos mineros durante los últimos años.
Otro episodio reciente muestra cómo operan en algunos casos los García Romero. En 2009, el entonces alcalde de El Carmen de Bolívar, Galo Alfonso Torres, denunció que los esposos Juan José García y Piedad Zuccardi lo citaron en su apartamento para proponerle que firmara una prórroga del contrato de la construcción del acueducto del municipio y le ofrecieron 150 millones de pesos. La discusión llegó hasta la Casa de Huéspedes Ilustres, a donde los protagonistas fueron citados por el presidente Uribe, pero nada pasó, se perdieron los recursos y El Carmen sigue sin acueducto, aunque ha sido inaugurado cinco veces.
En los 200 años de historia republicana de Cartagena se pueden contar con los dedos de las manos las familias que han sido hegemónicas. En algunos casos, la hegemonía política ha sido consecuencia de la hegemonía económica, pero la fortuna personal tenía su origen en  negocios familiares, no como consecuencia del poder político. Eso es lo que ha cambiado la dinastía García Romero: la política se convirtió en factor generador de fortuna.
En Cartagena seguirá la tenaza de los García. Una vez el alcalde Campo Elías Terán, en marzo, complete 180 días de ausencia el gobierno nacional puede decretar la falta absoluta y convocar a elecciones. La familia García Zuccardi ya le apuesta a dos candidatos: Alberto Bernal y Jorge Mendoza Diago, ambos han sido gobernadores encargados. Y también tienen ya una nueva figura para continuar con su reinado: Juan José García Zuccardi sería el próximo senador en reemplazo de su mamá, Piedad Zuccardi, en las elecciones de 2014. 


http://www.semana.com/nacion/articulo/la-tenaza-garcia-romero/329344

No hay comentarios. Comentar. Más...

Chocó y Cauca, diez años en el top de los más pobres del país

01 January 2013

 

 
El DANE reveló que el índice de pobreza en todo el país en el 2011 fue de 34,1%, pero Chocó, Cauca y Córdoba superan el 60%.


SEMANA/JUAN CARLOS SIERRA


Informa el Dane que más del 60 % de los habitantes del Chocó viven en la pobreza.,Según el DANE, los cinco departamentos con mayor incidencia de pobreza en el 2011 fueron Chocó, Cauca, Córdoba, Magdalena y La Guajira. En estos departamentos los índices de pobreza oscilaron entre el 57,4% y el 64%, más del doble de la incidencia de la pobreza a nivel nacional, que para el 2011 fue del 34,1%. 
El informe estadístico publicado por el DANE este miércoles revela que los elevados índices de pobreza en estos cinco departamentos se han mantenido casi constantes desde el año 2002. 
Chocó, en el 2002, registraba un índice de pobreza del 67,6%. En el 2005 lo elevó al 74,7%. 
Cauca, el segundo departamento más pobre del 2011 según el DANE, ha incrementado su pobreza en diez años, pues pasó del 57,8 que registró en el 2002, al 62,0% actual. En el 2010 fue el año en que alcanzó los mayores niveles de pobreza de su historia, con el 64,7%. 
Cauca, además, igualó a Chocó en el primer puesto de los departamentos con mayor índice de pobreza extrema. Ambos registraron el 34,3%.
La Guajira, según el DANE, es en la actualidad el quinto departamento más pobre del país. Pero también es el que más ha reducido sus niveles de pobreza en la reciente década, pues en el 2002 se elevaban al 67,2%, casi los mismos del Chocó, y en el 2011 se redujo al 57,4%. 
El informe anual del DANE señala que en el 2011 los cinco departamentos con menor incidencia de la pobreza fueron Bogotá D. C., Cundinamarca, Santander, Risaralda y Antioquia. Este grupo presentó incidencias. Bogotá presentó la tasa de incidencia más baja en 2011 (13,1%), que de hecho es alrededor de la mitad del valor de la incidencia que se dio en Antioquia (29,2%) y en Risaralda (27,0).  

 
http://www.semana.com/nacion/articulo/choco-cauca-diez-anos-top-mas-pobres-del-pais/327064

No hay comentarios. Comentar. Más...

Ya es legal descargar musica y peliculas en Holanda

En Holanda, el 30% de la población reconoce descargar películas y música desde la red sin pagar por ello. Esto es completamente legal en el país de los tulipanes, y seguirá siéndolo en el futuro ya que, pese a que se intentó legislar y regular el tema, la Casa de Representantes decidió que no hay delito en ello.
Hace no mucho tiempo, el senador Fred Teeven introdujo un proyecto de ley que buscaba prohibir y sancionar las descargas ilegales de contenido audiovisual en general, pero finalmente fue descartado por el congreso holandés. Según Kees Verhoeven, “afortunadamente la Casa de Representantes claramente escogió establecer una muy necesaria modernización a las leyes de copyright, antes que limitar las libertades de internet”. No se puede decir más claro.
El mismo político comenta que la primera necesidad es aumentar la disponibilidad de los contenidos, y esto se logra simplemente a través de nuevos modelos de negocio. “Una prohibición no resuelve el problema de las descargas impagas, y además garantiza la aparición de otros nuevos como ser la restricción de la privacidad de los usuarios individuales”, dice Verhoeven.
Y para que quienes buscaban este tipo de prohibición -discográficas y símiles- se queden tranquilos, se aprobó a modo de compensación un nuevo impuesto a los discos vírgenes (CDs, DVDs, etcétera). ¿Será suficiente? Seguramente no para ellos, pero es bueno ver que al menos en alguna parte del mundo quienes dictan las leyes entienden como debe funcionar el sistema de la distribución de contenido digital.

http://www.gratisprogramas.org/descargar/ya-es-legal-descargar-musica-y-peliculas-en-holanda/

No hay comentarios. Comentar. Más...

Colombia celebra el Día Internacional de los Derechos Humanos

Colombia celebra el Día Internacional de los Derechos Humanos

CONMEMORACIÓN

Con diversas actividades se busca honrar la memoria de las víctimas.

Lunes 10 Diciembre 2012

Activistas e instituciones estatales conmemoraron este lunes el Día Internacional de los Derechos Humanos con exposiciones, actos de memoria y marchas simbólicas en honor a las víctimas. 

Estas actividades, entre las que también se encuentran obras de teatro y talleres, hacen parte de una extensa agenda en Bogotá, Medellín, Cali, Cartagena, Villavicencio, Bucaramanga y Pasto.
 El presidente Juan Manuel Santos se refirió a la conmemoración con un mensaje en su cuenta de Twitter: "En el día de los Derechos Humanos busquemos un cambio cultural que promueva una sociedad incluyente y respetuosa de los mismos". 

Por su parte, el Ministerio del Interior se unió al propósito de la Organización de Naciones Unidas (ONU) de resaltar la importancia del derecho a ser escuchado, expresarse y emitir opiniones libremente a través de la presentación de la campaña "Mi voz cuenta, tu voz cuenta". 

Según un comunicado de esa cartera, "el objetivo primordial es promover el respeto y la garantía de los derechos fundamentales de los colombianos por medio de la orientación, así como la ineludible tarea de prevenir la violación de los mismos".

 En Bogotá, el acto principal tiene lugar a las 6 de la tarde, liderado por el Centro de Memoria Histórica, en una ceremonia con defensores de derechos humanos de todo el país. 

Además, se presentará el video "Declárate defensor de Derechos Humanos", campaña impulsada por la Oficina de la Alta Comisionada de los Derechos Humanos para las Naciones Unidas para que las personas se unan a la defensa de los derechos. 

Denuncian irregularidades en juicio a defensor de derechos humanos 

Sin embargo, un grupo de 12 organizaciones internacionales expresaron su preocupación por la condena de David Ravelo, un defensor de derechos humanos y miembro del Movimiento Nacional de Víctimas de Crímenes de Estado (Movice), que fue sentenciado a más de 18 años de prisión por supuesto homicidio agravado. 

Según miembros de esas organizaciones, en ese caso han existido una serie de irregularidades que se han reportado a lo largo del proceso y sus abogados afirman que han socavado la defensa y la legitimidad de la posterior condena. 

Así mismo, aclararon las organizaciones Justice for Colombia y la Oficina Internacional de Derechos Humanos Acción Colombia (Oidhaco), entre otras, que Ravelo es conocido porque ha cumplido un papel clave para llevar ante la Justicia a varios miembros de las Fuerzas Armadas acusados de crímenes de lesa humanidad. 

Situación en Medellín 

La organización humanitaria Convivamos, por su parte, denunció la crítica situación que se vive en la ciudad de Medellín, la segunda más importante del país, donde en lo corrido del año se han presentado cerca de 8.387 casos de desplazamiento forzado. 

La principal causa de desplazamiento, dice el informe, es el conflicto armado que se registra en algunos barrios de la ciudad. 

La Comuna 13, un deprimido sector de la capital de Antioquia, es donde se presenta la mayor tasa de homicidios y desplazamiento y donde hay una mayor presencia de fuerza pública. 

Con información de EFE

http://www.semana.com//nacion/colombia-celebra-dia-internacional-derechos-humanos/189539-3.aspx

No hay comentarios. Comentar. Más...

Colombia, tercer país con más pobreza en Suramérica

Colombia, tercer país con más pobreza en Suramérica


COLPRENSA  BOGOTÁ, COLOMBIA  

Publicado el 28 de noviembre de 2012 - 9:47 am.


 Paraguay y Bolivia son los dos únicos países de América del Sur que están por encima de Colombia en sus índices de pobreza, reveló un informe de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal). Según sus cálculos en el año pasado, el 34% de los colombianos está por debajo de la línea de pobreza, muy lejos de países como Argentina, Chile y Uruguay.
La Cepal reveló en su informe “Panorama social de América Latina 2012”, que la América Latina finalizará este año con 167 millones de personas en situación de pobreza, un millón de personas menos que en 2011, lo que equivale a 28,8% de los habitantes. El número de personas en extrema pobreza o indigencia se mantendrá estable en 2012, sumando 66 millones, la misma cifra que en 2011.
Para el organismo con sede en Chile, todavía se ven niveles relativamente altos de concentración en Brasil, Colombia, Honduras, Paraguay y la República Dominicana, países en que esos porcentajes se acercan al 40% de los ingresos para los más ricos y entre el 11% y el 15% para los más pobres.
A raíz de esto, los países con más pobreza en la región siguen siendo los mismos. En la región de América del Sur, Paraguay lidera con más del 50% de personas pobres, seguido por Bolivia. Colombia ocupa la tercera posición a pesar de que tuvo un decrecimiento de 3,1% en los últimos años. Eso pone al país lejos de los niveles de pobreza que tiene Argentina (5,7%), Uruguay (6,7%) y Chile (11,0%). Incluso está por encima de Ecuador (32,4%) y Venezuela (29,5%), el único país que ha aumentado sus niveles de pobreza en el ultimo año.
Paraguay es el país que más esfuerzos ha hecho en materia de reducción de la pobreza. La caída respecto a la cifra anterior en este país fue de 5,2%.
“Las actuales tasas de pobreza e indigencia son las más bajas observadas en las últimas tres décadas, lo que es una buena noticia para la región, pero aún estamos frente a niveles inaceptables en muchos países. El desafío es generar empleos de calidad en el marco de un modelo de desarrollo orientado a la igualdad y la sostenibilidad ambiental”, dijo Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la Cepal.
Según el organismo, el igual que en años anteriores, el aumento de los ingresos laborales en los hogares pobres fue el factor más determinante en la reducción de la pobreza. Las transferencias (tanto públicas como privadas) y el resto de los ingresos contribuyeron un poco al descenso, pero en menor grado que el salario. En 2012, la desigualdad disminuyó en forma moderada, aunque estadísticamente significativa en Argentina, Brasil, Colombia, Ecuador y Uruguay.
La Cepal espera que la pobreza continúe su tendencia a la baja, aunque a un ritmo algo menor al observado hasta ahora.
La contracción relativa del gasto público social  Por otra parte, la Cepal advierte un cambio en la tendencia del gasto público social en la región. Hasta el año 2010 este seguía al alza en América Latina, tanto en montos absolutos como en proporción al gasto público total y al PIB, mostrando un carácter contracíclico durante la crisis internacional. Sin embargo, datos parciales de 2011 indican que habría una tendencia a la contracción relativa del gasto social para robustecer las finanzas públicas, lo cual no significa necesariamente una reducción de los montos absolutos destinados a los sectores sociales.
La opinión
Alicia Bárcena  Secretaria Ejecutiva de la Cepal  “Las actuales tasas de pobreza e indigencia son las más bajas observadas en las últimas tres décadas, lo que es una buena noticia, pero aún estamos frente a niveles inaceptables”.

http://www.eluniversal.com.co/cartagena/economica/colombia-tercer-pais-con-mas-pobreza-en-suramerica-99876

No hay comentarios. Comentar. Más...

El Icfes, indicador de la calidad de la democracia

El Icfes, indicador de la calidad de la democracia
Por: Héctor Riveros, 16 de Noviembre, 2012 4:45 pm 

En la ciencia política hay varias metodologías dirigidas a medir la calidad de una democracia. Algunas miden los aspectos electorales, la posibilidad de celebrar elecciones libres y otras de esa naturaleza; unas privilegían la posibilidad de ejercer derechos de contenido político tales como la libertad de expresíón, la libertad de prensa y la garantía de los derechos de la oposición; unas más se detienen en la separación de los poderes como la independencia de los jueces y otras de esa naturaleza. Todas valen pero pocas tan certeras como mirar el tipo de educación que un país ofrece.
Se que los especialistas no le dan a los resultados de las pruebas Saber que el Icfes aplica a los estudiantes de grado 11 un gran valor en términos de medición de la calidad de la educación y que hay otros indicadores que apuntan hacia allá, pero para los efectos de hacer una radiografía del modelo de sociedad que  construimos todas las mediciones dan más o menos lo mismo. Las de Icfes en esa materia son absolutamente reveladoras, no por novedosas o sorpresivas, sino todo lo contrario por consistentes y repetidas.
Los resultados del Icfes, como se les denomina en el lenguaje común, para verguenza de todos, vienen mostrando hace años lo mismo: que si hay algo que profundiza la desigualdad social y regional es el sistema educativo; que si algo consolida una sociedad segmentada, segregacionista y excluyente es la educación que se brinda; que por mucho que estemos pasando de ser un país de renta baja a uno de renta media estamos cada vez más lejos de tener una sociedad igualitaria pero especialmente que no se ha logrado, a pesar de esfuerzos aislados, que la educación se convierta en una prioridad política.
Una comparación rápida de los resultados ratifica cosas que ya ser han vuelto lugares comunes como que lo mejores registros se concentran en los colegios a los cuales asisten los niños de los estratos socios económicos más altos, que  los colegios que están más arriba son los colegios privados, etc. En Cali, por ejemplo, el primer colegio público aparece en el puesto número 77 y los primeros 30 son colegios de calendario B donde se quedaron los bilingües y a los que solo se accede pagando costosas matriculas.
Chocó, en forma consistente, en estos cuatros años, ha ocupado el último lugar, así como Bogotá y Bucaramanga han estado en los primeros lugares. La abrumadora diferencia entre los resultados de Medellín y los de los demás municipios de Antioquia ponen a este Departamento en un puesto intermedio de la tabla.
Buenaventura, una ciudad de 400 mil habitantes, del tamaño de Santa Marta, Manizales (que está tercera entre las capitales) o Sincelejo, la misma que vive una crisis humanitaria sin cuento, similar a la que vivía hace 10 años, que era parecida a la que vivía hace 20, si nos atenemos a los resultados del Icfes, tiene la peor educación del Valle.
El Magdalena que ha sido afectado como el que más por la corrupción y la alianza de políticos con organizaciones ilegales es penúltimo en el registro departamental.
Nada de esto es nuevo. Hay estudios muy serios que detallan el efecto perverso que para la sociedad tiene nuestro sistema educativo en términos de desigualdad y desequilibrio regional. Hay centenares de documentos que muestran todas las evidencias de las diferencias salariales entre una persona que recibió una educación u otra , los que hablan inglés reciben en promedio el 35% más que los que no; las becas para estudiar en el exterior se concentran en estudiantes egresados de universidades bogotanas a las que asisten jóvenes de clases medias y altas; los peores resultados están en las poblaciones afrocolombianas del Pacífico y en el Caribe. En fin, todo sabido, lo sorprendente es que, a pesar de esfuerzos que resultan aislados y quijotescos, los resultados sigan iguales.
En los países de mayor calidad de vida y mejores niveles de democracia, la educación es un factor integrador. En la educación pública se encuentra toda la sociedad, como diría la fórmula sacramental, sin distingos de razas, credos, origen social, etc, en Colombia es exactamente al revés : la educación es la que divide.  La proporción de colegios públicos y privados refleja la calidad del gobierno local. En Bogotá por ejemplo, desde hace unos años se logró que el porcentaje de niños que estudian en colegios públicos sea superior a los que que lo hacen en colegios privados, pero en Cali, para volver con el ejemplo, más del 70 % de las instituciones educativas son privadas.
Lo verdaderamente dasalentador de toda la historia es que esta columna pudo haberse escrito hace 10 o 20 años, al tiempo con las que se han publicado esta semana sobre la tragedia de Buenaventura que son idénticas a las de entonces o incluso cuando García Márquez escribió sus primero artículos periodísticos sobre el Chocó que parecen descripciones de la situación de estos días.


http://www.lasillavacia.com/node/37288

No hay comentarios. Comentar. Más...

Recordando A Pauselino Camargo, Diez Años Después

RECORDANDO A PAUSELINO CAMARGO, DIEZ AÑOS DESPUÉS

“A los hombres se les puede asesinar, a sus ideas no”.
                                                           Luis Carlos Galán S. 

Diez años después del asesinato de Pauselino Camargo, cuando sus victimarios han reconocido públicamente el crimen, junto con los de tantos otros compatriotas y a pesar de ello, estos hechos dolorosos y violentos están prácticamente en la impunidad, recordamos su legado como un impulsor de los procesos de participación de la comunidad en la gestión pública local. “Al pueblito hay que educarlo”, era una frase que constantemente repetía para hacer énfasis en la necesidad de impulsar procesos de formación orientados a que la comunidad conociera temas que hasta entonces resultaban desconocidos, incluso herméticos: Proyectos de inversión, contratación pública, presupuestos, planeación del desarrollo. Este ejercicio derivó que la administración municipal que encabezó entonces, desarrollara entre 1.996 y 1.997, la más completa, consciente y metódica experiencia de formación a la comunidad en temas de lo público: La Escuela de Gestores del Desarrollo. Un proceso que le valió entonces al municipio de San José de Cúcuta, reconocimiento a nivel nacional e internacional. Pero la “osadía” de Pauselino fue más allá: Se atrevió a pregonar a los cuatro vientos que la comunidad podía concertar con la administración, la inversión municipal. Que los ediles, los presidentes de Juntas de Acción Comunal y los representantes de organizaciones de base, podían sentarse con el alcalde y decidir sobre la destinación de los recursos de inversión. Que ese ejercicio no era atribución exclusiva del alcalde y el Concejo. Frente a las maniobras del Cabildo Local de entonces, que siempre le fue adverso, expresó una frase que sintetizaba el sentir de la gente frente a sus prácticas clientelistas: “Coalicionar es delinquir”. Fue un líder frentero, controvertido, a ratos lenguaraz y muchas veces impulsivo. En su administración acertó en muchas cosas y se equivocó en otras. Su movimiento político no pudo mantener la alcaldía. Entonces terminada su administración se dedicó a reflexionar sobre las fortalezas y debilidades de su gestión. Y la gente del común, “el pueblito”, los hombres y mujeres que habían empezado a practicar el ejercicio de gobernar, decidiendo sobre la inversión municipal y que habían empezado a deletrear los vericuetos de lo que era la gestión pública local, empezaron a expresar su intención de acompañarlo para llegar de nuevo a la administración municipal.   Pero corrían tiempos siniestros y tenebrosos. Ya habían irrumpido en la región actores sanguinarios que desde el Catatumbo habían empezado a regar de muertos los caminos y a teñir de sangre los ríos. Y en ese recorrido de muerte y de dolor, llegaron a la capital nortesantandereana. Y llegó el fatídico 2 de febrero de 2.000. Ese día la vida de Pauselino fue cegada. Se cortó de tajo brutalmente la esperanza. Era apenas el comienzo de una estela de sangre y de lágrimas que enlutaría nuestra Perla del Norte. Quienes lo conocimos, quienes aprendimos junto a él que la utopía era posible y que los sueños eran realizables, no olvidamos su legado y su memoria. Han pasado diez años, pero muchas de sus ideas nos han animado a continuar adelante, firmes en la creencia que es posible gobernar con la gente y que la democracia se construye y se cimenta desde lo local.

 

 

http://www.parcomun.org/memorias/331/recordando-a-pauselino-camargo-diez-anos-despues


La reforma tributaria de Santos no crea empleo

20121106202143-318825-10151456051076679-1615973217-n.jpg

La reforma tributaria de Santos no crea empleo
Horacio Duque Giraldo

Rebelión

El gobierno de J.M. Santos se empecina en hacerle creer al país que su proyecto de reforma tributaria en tramite en el Congreso de la República creará empleo formal. 
En el país de cada 100 personas ocupadas, 65 lo son en empleos informales que son trabajos basura, con salarios ridículos y sin prestaciones sociales. 
El proyecto plantea como estrategia laboral disminuir el impuesto a la renta de las empresas del 33% al 25% y crear un impuesto a las utilidades del 8% para compensar la eliminación de los parafiscales para el SENA, el ICBF y los aportes patronales a la salud. 
La contribución para la equidad/CEE del 8% sobre las utilidades de las empresas no es un gravamen estable en momentos en que la industria esta afectada por una crisis muy severa por la propagación de la "enfermedad holandesa" y la revaluación de dolar que ha provocado la expansión de la Locomotora minera, intensa en capital y con poca utilización de mano de obra. 
El SENA, el ICBF y la salud quedan en el aire con el esperpento tributario en curso. A las Cajas de Compensación no las tocan por ser una fronda efectiva del clientelismo gubernamental y empresarial. 
La disminución de los costos laborales y la creencia de que los empresarios utilizarán dichos recursos para formalizar empleo es un dato ideológico de la economía neoclásica que ya se ha probado como incierto. Así ocurrió con la Ley 789 de 2002 y con las otras normas sobre flexibilización laboral aprobadas en los últimos años que no contribuyeron a crear empleo formal sino a profundizar la precarización de la masa asalariada colombiana. 
La reforma tributaria del señor Santos/Cardenas es regresiva y antidemocrática. Mantiene los privilegios de los opulentos con las más de 210 exoneraciones fijadas en las 60 reformas tributarias aprobadas en las últimas décadas que dejan a los ricos 27 billones de pesos anuales en más ganancias. 
Siendo así, el estatuto tributario postulado no contribuye a la equidad, menos a la democracia y la paz porque la pobreza y la concentración de la riqueza siguen en ascenso.

 

http://www.rebelion.org/noticia.php?id=158330&titular=la-reforma-tributaria-de-santos-no-crea-empleo-

No hay comentarios. Comentar. Más...

Indígenas uitotos conmemoran genocidio de la Casa Arana

Abrir el canasto

Recordando la Casa Arana
Con una valentía ejemplar, los uitoto se atreven (a diferencia de los antropólogos) a enfrentar su propio pasado: en una asamblea de las 22 comunidades que conforman La Chorrera, decidieron que había llegado el momento para conmemorar el etnocidio de la Casa Arana. Todo está listo para el día de la conmemoración, el próximo 12 de octubre. El periodista Mauricio Builes estuvo allí.
Por: Mauricio Builes* La Chorrera.
Publicado el: 2012-09-12
La tercera noche que estuve en La Chorrera, Mauricio Kuiro me dijo que lo acompañara hasta la cima de la montaña más alta, donde está la escultura de la virgen María que nadie visita. Eran las ocho de la noche de un martes y la luna llena iluminaba todo el río Igaraparaná. No había gente. A lo lejos, se escuchaba la única planta eléctrica que en pocas horas dejaría de funcionar. Nos sentamos en una banca de cemento y permanecimos en silencio mientras observábamos la neblina que, a esa hora, cubría como una manta blanca las copas de los árboles. Entonces Mauricio empezó a cantar cosas que yo no entendía. Lo hizo en lengua uitoto, pausado, y marcaba el ritmo golpeando el borde de la banca con las manos. Por momentos, miraba al cielo que no tenía nubes y sacaba sonidos guturales que parecían plegarias. El canto fue largo y cuando paró comenzó a relatarme historias que él se sabe desde niño, historias de sus ancestros caníbales y de los chorros de agua escondidos en esa selva; historias con la coca, el tabaco y la yuca dulce, sus dioses. Pero también, historias oscuras de cómo, hace cien años, los peruanos los cazaban como animales salvajes. Desde mi llegada, Mauricio, un muchacho de dieciséis años y futuro heredero del cacique del pueblo Milán, se había convertido —casi por azar— en mi guía y en la mejor manera de conocer cosas de las que a los uitoto no les gusta hablar. 

La palabra amanece
“La palabra amanece” es una frase que me repetía cada uitoto al que le preguntaba por qué solo hasta ahora deciden hablar de lo que les pasó hace cien años. Me la dijo Mauricio pero también Manuel, el viejo cacique de La Chorrera. El etnocidio, me explicaron, es un tema que quedó sepultado desde el mismo momento en el que ocurrió. Fue una decisión consensuada entre los pocos pobladores que quedaron después de que, a principios del siglo pasado—en pleno boom cauchero— los trabajadores de la empresa del peruano Julio César Arana (la Casa Arana), asentados en La Chorrera y sus alrededores, asesinaran a casi la totalidad de la población indígena de esta zona del Amazonas. Y los mataron porque no cumplían con la cuota semanal de goma extraída de los árboles o, simplemente, porque sí. Por mera diversión.
Son historias que a los viejos de hoy les cuesta contar no porque las estén olvidando sino por el dolor que producen. Pero nadie las llora. Cuando me relataron la historia de una maloca a la que le prendieron fuego con más de un centenar de indígenas adentro o la de los calabozos de la Casa Arana donde los metían hasta que se murieran de hambre o cuando Bonifacio, otro anciano, me contó que de niño sus juguetes eran los dientes de sus abuelos chamuscados, no lloró. “Hace un siglo se nos acabaron las lágrimas”, fue la explicación de Bonifacio; y con las lágrimas, los deseos de recordar.
Solo hasta el año pasado, en una asamblea entre las veintidós comunidades que conforman La Chorrera, decidieron que había llegado el momento de hacer memoria. De abrir el canasto que lleva cien años enterrado. Los caciques se han dado cuenta de que el pueblo es cada vez más pequeño, que las tradiciones se están perdiendo, que la cultura occidental les está haciendo olvidar su lengua y mitología ancestral. Y que para evitar la extinción total de la cultura uitoto debían “amanecer la palabra”. Hablar sobre el horror. Pero antes, estaban obligados a prepararse espiritualmente. Su mayor temor, me lo dijo Manuel, es que el alma de los sabios que mataron en esa época se rebele y haga caer maldiciones sobre La Chorrera. Es tan delicado el tema que a nadie le es permitido acercase adonde, se supone, están enterrados los caciques de esa época.
Llevan un año preparándose. Reuniones entre los dirigentes de la Asociación Zonal Indígena de día, y entre los caciques y guías espirituales de noche. Todas las conclusiones que salen del debate diurno se tienen que llevar a la maloca. Las decisiones finales, las más importantes, se toman a las doce de la noche o en las primeras horas de la madrugada. Hasta el más mínimo detalle de lo que se hará el próximo 12 de octubre, día de la conmemoración, ha sido discutido por los viejos.
La justicia se vive
Durante los ocho días que permanecí en La Chorrera (solo viaja un avión semanal), pude entrar tres veces a la Maloca de noche. Me interesaba saber cómo se prepara la conmemoración de un etnocidio cien años después.
A diferencia de lo que ocurre en las asambleas indígenas, en las que hay presencia considerable de mujeres, en las que todos van vestidos de pies a cabeza y se dan, cada cierto tiempo, un descanso para comer o beber; en las malocas la presencia de ellas es escasa, los hombres llegan con el torso desnudo y, aunque cualquiera es libre de retirarse cuando así lo estime, no hay un tiempo para el descanso. Todo gira alrededor del cacique y el mambe, la hoja de coca triturada hasta volverla polvo y que es su signo de respeto y sabiduría.
Salvo los invitados, las personas que entran a la maloca deben caminar hasta donde está sentado el cacique. Entre sus piernas hay una especie de batea con mambe y una cuchara. Lo saludan y se llevan hasta la boca una cucharada colmada con el polvo verde. Lo dejan en la boca, retroceden. Luego, caminan para sentarse en pequeños troncos, formando un círculo alrededor del mambe. En la medida en que este se va mezclando con la saliva, los efectos de la planta cobran efecto: se agudiza la concentración e incrementa la resistencia física. Todos hablan una combinación entre uitoto y castellano y el orden de la palabra lo impone el cacique.
En mi última visita a la maloca, pude entender algo que Mauricio había tratado de explicarme la noche en el alto de la virgen pero que no me había quedado tan claro. La idea con abrir el canasto no es recordar para juzgar o para buscar culpables, sino para ser reconocidos. “El Presidente de Colombia de esa época no sabía quiénes vivían en La Chorrera. Nunca lo supo… y por eso pasó lo que pasó —dijo uno de los mayores—. El Presidente de hoy, tampoco sabe”. Por eso quieren, lo comentaron esa noche, que Juan Manuel Santos esté con ellos el próximo 12 de octubre. Quieren que los visite en La Chorrera, que conozca la Casa Arana —que hoy se mantiene intacta y en el 2008 fue declarado Bien de Interés Cultural—, que entre a una maloca y los escuche contar su historia.
Esa misma noche, un hombre proveniente de la comunidad a dos horas en lancha desde La Chorrera, se levantó para hablar de su papá, del viejo Noé. Es el último de la tribu, dijo. Es la única persona que queda en todo el territorio que habla en lengua Ocaina. Se muere y con él, todas las tradiciones de la comunidad. Explicó, aún con mambe en la boca, que cuando su papá se enteró de que iban a conmemorar el etnocidio, advirtió que él no sería capaz de hablar de calabozos, ni de cepos, ni de fosas comunes. Que lo dejaran tranquilo sin destapar nada. En ese momento, todos permanecieron en silencio esperando que Manuel le contestara. El cacique se mandó una cucharada de mambe y dijo que, así como pasaba con Noé, hay muchos que no pueden o no quieren hablar sobre las muertes y sus muertos. Y que por eso se iban a blindar antes del 12 de octubre. Eso curaría el problema y aliviaría los temores.
A la mañana siguiente, Mauricio me explicó lo que eso significa: “Cantar el duelo”. Una serie de rituales guiados por los viejos para protegerse espiritualmente y que deben ser hechos antes de la conmemoración.
Palabra dulce para los enemigos
“¿Odiamos a los peruanos ”, preguntó en una maloca un cacique de otra comunidad al sur de La Chorrera. Es una pregunta que apenas ahora hacen en público pero que siempre ha estado presente. Saben que la mayoría de sus verdugos eran extranjeros y que en textos como el Libro azul del Putumayo (un informe publicado en 1912 por Roger Casement, diplomático inglés que fue enviado por el parlamento británico para investigar sobre la esclavitud de miles de indígenas por parte de la Casa Arana) o la reciente novela El sueño del Celta de Mario Vargas Llosa, ilustran con detalles ese periodo de caucho y sangre.
Pero eso quedó durante décadas en las bibliotecas o en la ficción de las novelas. Las nuevas generaciones saben poco. Sus papás han procurado no ser precisos cuando cuentan lo que ocurrió. Solo durante el último año comenzaron a escuchar los relatos de los abuelos, aquellos que habían permanecido ocultos por años y a leer libros como La vorágine de José Eustasio Rivera: “Con todo hallaría datos inicuos: peones que entregan kilos de goma a cinco centavos y reciben franelas a cinco pesos; indios que trabajan hace seis años y aparecen debiendo aún el mañoco del primer mes; niños que heredan deudas enormes procedentes del padre que les mataron, de la madre que les forzaron, hasta de las hermanas que les violaron y que no cubrirán en toda su vida, porque cuando conozcan la pubertad, los solos gastos de su niñez les darán medio siglo de esclavitud”.
El informe de Casement es más rico en detalles pero aún conociendo todo ese terror los uitoto han decidido “utilizar la palabra dulce hasta con el enemigo”. Es una máxima de convivencia. Por eso, para el día de la conmemoración, también invitaron a peruanos que han investigado sobre el tema y a descendientes de indígenas que por esa época lograron escapar de La Chorrera. Lo mismo hicieron con indígenas y académicos del Brasil y con los diplomáticos de la Embajada Británica en Colombia porque la empresa cauchera tenía razón social en Londres y parte de los trabajadores eran originarios de la colonia inglesa de Barbados. No quieren acusar, ni reclamar, ni juzgar. Solo quieren que los conozcan.
La Casa Arana
El día antes de mi regreso a la ciudad, Mauricio me llevó a la Casa Arana. Está al otro lado de la ribera del Igaraparaná pero se puede ir caminando. Es la única construcción de ese lado y, aunque solo tiene dos pisos, desde el pueblo se ve tan imponente como la casona de un gran hacendado. Hoy es el colegio.
El primer piso —hecho con piedras amarillentas, grandes y gruesas— aún conserva el diseño original de hace más de un siglo. En las bodegas donde los hacinaban hasta que murieran de hambre, hoy queda la despensa. Y los calabozos fueron convertidos en dormitorios para los estudiantes cuyas comunidades quedan a varios días de camino. El segundo piso tiene casi el mismo diseño del original pero la madera es oscura y las tejas del techo son nuevas. Allí están las oficinas de los profesores y algunos salones de clase. Todo el edificio forma una ele y en sus alrededores hay jardines, palmeras, canchas de fútbol y el pequeño puerto donde encalla la lancha escolar.
Una de las profesoras me contó que no hace mucho, antes de que la declararan Patrimonio Nacional, la empresa Aviatur manifestó su interés de comprar la Casa Arana y hacer un resort para turistas adinerados. Los uitoto dijeron que no. Que ellos no querían correr de mesa en mesa, bajo las sombrillas playeras y con bandeja en mano llevando pedidos de piña colada a gringos y europeos. Ellos, “mambeando durante semanas”, tomaron la decisión de convertir a la Casa Arana en un colegio con pénsum indígena. En palabras de la profesora: “Somos el único colegio que funciona como una maloca”.
Fueron cinco años de discusiones y reuniones entre los caciques para definir las materias de cada uno de los grados. Los profesores, muchos de ellos formados en Leticia, luego fueron entrenados por los mismos líderes espirituales de La Chorrera. Por estos días, incluso, esperan el arribo de un equipo de asesores del Centro de Memoria Histórica. No contentos con tener un colegio de buena calidad, la Asamblea también decidió que se hiciera un Museo de la Memoria dentro de la Casa Arana y un informe detallado de lo que les ha ocurrido durante este siglo. Quieren recolectar, comunidad por comunidad, los objetos que les recuerdan la época del terror. Quieren que los estudiantes sepan bien la historia que casi los extermina.
Cuando le pregunté a Mauricio que si tenía en su casa algo que aportar para el museo, me contestó que no, que a lo mejor su abuelo —el cacique del pueblo Milán— pero que todos estaban ansiosos por ver lo que otros tenían para mostrar. Parece haber llegado la hora de exhibir la Casa Arana. Poco a poco, el pasado se convierte en la muestra de máximo orgullo de su resistencia.

* Periodista. Coordinador de comunicaciones del Centro de Memoria Histórica.

http://www.revistaarcadia.com/impresa/antropologia/articulo/abrir-canasto/29555


ONU denuncia que el campesinado colombiano sufre un "déficit de ciudadanía"

DERECHOS HUMANOS

Esta es la principal conclusión del cuaderno "El campesinado. Reconocimiento para construir país" que el PNUD presentará oficialmente el próximo miércoles, pero que dio a conocer previamente a medios internacionales.

 

Domingo 14 Octubre 2012

 

El Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) denuncia en un estudio que el campesinado colombiano sufre un "déficit de ciudadanía" como consecuencia de una falta de políticas públicas de desarrollo rural que, históricamente, le han negado el acceso a derechos básicos y reconocimiento social.

 

 

Esta es la principal conclusión del cuaderno "El campesinado. Reconocimiento para construir país" que el PNUD presentará oficialmente el próximo miércoles, pero que dio a conocer previamente a medios internacionales, y que se convierte en la cuarta entrega de la serie que la agencia ha elaborado tras el Informe de Desarrollo Humano Colombia 2011.

Fundamentalmente, el estudio sitúa la problemática del campesinado colombiano en la dificultad para acceder a tierras, créditos, asistencia técnica, tecnología, información, vías de comercialización y bienes públicos tales como la educación, la salud y la justicia en un marco de "desatención estatal y violencia".

 

Según el PNUD, alrededor de un 32 por ciento de la población vive en "ámbitos predominantemente rurales", de la que, aproximadamente, entre 9 y 11 millones serían campesinos.

 

Esta falta de reconocimiento institucional y social está directamente relacionada, según el informe, con "un imaginario del campesinado desvalido, carente de oportunidades y servicios", que queda relegado a "un papel subsidiario, sin derechos ni garantías".

 

Así, el cuaderno del PNUD denuncia que en el 2009, los medianos y grandes productores obtuvieron el 78,2 por ciento del total de créditos concedidos, mientras los pequeños productores sólo dispusieron del 21,8 por ciento.

 

Del mismo modo, apunta que en el 2008 sólo el 18,28 por ciento de los campesinos tuvieron acceso a una asistencia técnica.

 

En términos de cultivo, el PNUD señala que de los 21,5 millones de hectáreas que se estiman aptas para el cultivo en el país, sólo se explotan 4,9 millones, de modo que sólo el 22,7 por ciento de las tierras potencialmente productivas están siendo cultivadas.

 

Ante esta situación, la agencia alerta que de 1950 a 2000, los cultivos campesinos se redujeron del 59,39 pot ciento al 36,15 por ciento con respecto al total de la producción agropecuaria, lo que constataría la "casi total extinción de algunos cultivos propiamente campesinos como el trigo el ajonjolí y la cebada".

 

Mientras, el maíz, el fríjol y la yuca disminuyeron progresivamente.

 

Esta disminución de la participación de cultivos campesinos en el total de la producción nacional habría provocado, paralelamente, una diversificación de su economía familiar con la participación en actividades agrarias distintas como la minería, la pesca salvaje, el comercio, la manufactura y los servicios.

 

En un encuentro con periodistas, el director académico del informe, Absalón Machado, insistió en que "en Colombia la tierra sigue siendo una fuente de poder", un indicador que, según él, es síntoma de una sociedad que sufre "un atraso social y económico" y que no dispone "de otra actividad en la región que genere riqueza".

 

El control por la tierra se convierte, así, en control político y "clientelista de la población", donde los "grandes propietarios de las regiones son los grandes electores", en un país que no ha apostado por "una estrategia de industrialización" y "un Estado que nunca ha metido el hombro a la inequidad", determinó Machado.

 

Y es que, según el Informe de Desarrollo Humano Colombia 2011, el 52 por ciento de la gran propiedad está en manos del 1,15 por ciento de la población, mientras el resto sólo dispone de pequeñas y medianas posesiones, una realidad que hace de Colombia uno de los países con los niveles de desigualdad más altos de Latinoamérica.

 

EFE

 

http://www.semana.com/nacion/onu-denuncia-campesinado-colombiano-sufre-deficit-ciudadania/186477-3.aspx

 

No hay comentarios. Comentar. Más...

Colombia celebró el Día Nacional de los Derechos Humanos con actos y marchas

Colombia celebró el Día Nacional de los Derechos Humanos con actos y marchas
 
DERECHOS HUMANOS
Con la jornada se dio inicio a la Semana por la Paz, que se celebrará en el país hasta el próximo domingo 16 de septiembre con conferencias, mesas redondas y otras actividades.
Lunes 10 Septiembre 2012

Colombia celebró este domingo el Día Nacional de los Derechos Humanos con diversos actos simbólicos y marchas en algunas ciudades del país, impulsados por la iglesia Católica, la sociedad civil y organizaciones no gubernamentales.
 
El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, recordó esta fecha en su cuenta de la red social Twitter, al final de una semana en la que dio a conocer al mundo los detalles del proceso de paz que su Gobierno abordará con las FARC dentro de un mes en Oslo.

 
"Hoy es el Día Nacional de los Derechos Humanos y renovamos nuestro inquebrantable compromiso por su protección y promoción", escribió el mandatario.
 
En la Plaza de Bolívar, un colectivo de jóvenes envió un mensaje por la paz en Colombia en un acto simbólico en el que dibujaron una estrella en el suelo con pétalos de flores.
 
Cartagena de Indias, declarada sede de los Derechos Humanos de Colombia en 1985, se sumó a la celebración de esta jornada con una caminata organizada por la Pastoral Social de la Arquidiócesis de Cartagena en la que se escucharon lemas como "no queremos más violencia, queremos la paz".
 
En Colombia esta fecha fue decretada festiva por la Ley 95 de 1985, en honor a San Pedro Claver y a los jesuitas que encabezaron la campaña por los derechos de los esclavos en la Cartagena de Indias del siglo XVII.
 
Con esta festividad se da inicio a la Semana por la Paz, que se celebrará en el país hasta el próximo domingo 16 de septiembre con conferencias, mesas redondas y otras actividades.

El pasado viernes, el Diálogo Interagencial en Colombia (DIAL), que reúne una decena de organizaciones no gubernamentales (ONG) internacionales concedieron en Bogotá el Premio Nacional a la Defensa de los Derechos Humanos.
 
Los galardonados fueron las activistas Judith Maldonado y Jackeline Rojas y el Colectivo de Abogados "José Alvear Restrepo" (Cajar).
 
Un reciente comunicado de la llamada Caravana Internacional, que concentra a 40 juristas del mundo, denunció que la situación de los defensores de derechos humanos en Colombia se ha deteriorado desde el 2010 y que el gobierno de Santos no muestra voluntad para permitir el acceso a la Justicia.
 
En el primer semestre del 2012, un total de 29 defensores de los derechos humanos fueron asesinados en Colombia, según un informe del Programa Somos Defensores, que atribuyó este panorama a un recrudecimiento del conflicto y a la resistencia ejercida por comunidades como la indígena.
 
EFE

http://www.semana.com/nacion/colombia-celebro-dia-nacional-derechos-humanos-actos-marchas/184368-3.aspx

 

No hay comentarios. Comentar. Más...

Cuba mantiene una de las tasas de mortalidad infantil más bajas del mundo

Cuba mantiene una de las tasas de mortalidad infantil más bajas del mundo


Cubadebate

 


La mortalidad infantil en Cuba se mantiene en 4,7 por cada 1.000 nacidos vivos, una de las cifras más bajas del mundo, indicó este sábado Berta Lidia Castro Pacheco, jefa del Grupo Nacional de Pediatría del Ministerio de Salud Pública.

Consultada por Prensa Latina, la funcionaria explicó que este logro se debe a la decisión del Gobierno del presidente Raúl Castro de mantener un sistema sanitario accesible y gratuito para todos pobladores, además de impulsar desde hace décadas un programa de vacunación que da cobertura a 100% de los niños cubanos contra 13 enfermedades.

Castro Pacheco recordó que un reciente estudio de la Organización Mundial de la Salud (OMS) destaca que la mortalidad infantil se redujo de 35,9 en 1960 a 4,9 en 2011.

El documento de la OMS también remarcaba que este avance se obtuvo pese a que Cuba sufre desde hace 50 años un bloque económico y comercial impuesto por Estados Unidos.

Castro Pacheco señaló que en 1959, cuando triunfó la revolución, en la isla caribeña había un médico por cada 1.008 habitantes, la atención pediátrica no sobrepasaba 10% de la población infantil y menos de 60% de los partos eran institucionales.

La funcionaria cubana explicó que a partir de la década del 70, en el país se desarrolla una política social centralizada en manos del Estado, que estableció la equidad y acceso a los servicios sanitarios, garantizando la atención de grupos vulnerables.

En julio pasado, el ministro cubano de Salud, Roberto Morales, informó que en los primeros cinco meses de 2012, en Cuba mejoraron los indicadores de salud.

El funcionario anunció la disminución de las tasas de mortalidad escolar y preescolar, con índices de 3,2 y 1,3 muertes por 100.000 habitantes, respectivamente.

Al referirse a la tuberculosis pulmonar, el ministro explicó que en 2011 la tasa de incidencia fue de 6,7 por cada 100.000 habitantes, mientras en los primeros cinco meses del año es de 5,9.

Sobre el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH), Morales reveló que la isla han disminuido los diagnósticos tardíos de Sida y la mortalidad por esa causa, mientras la sobrevida de pacientes que iniciaron tratamiento en 2010 se eleva a 94,4%.

Fuente: http://www.cubadebate.cu/noticias/2012/09/01/cuba-mantiene-una-de-las-tasas-de-mortalidad-infantil-mas-bajas-del-mundo/

 

http://www.rebelion.org/noticia.php?id=155446

No hay comentarios. Comentar. Más...

Estados Unidos utilizará el "combate a la piratería" para intervenir en la Triple Frontera

Estados Unidos utilizará el "combate a la piratería" para intervenir en la Triple Frontera


Matrizur.org

 


En el marco de un Seminario sobre "Propiedad Intelectual y lucha contra la piratería" la ministra de la Corte Suprema de Justicia, doctora Gladys Esther Bareiro de Módica expuso sobre “la piratería como barrera para el desarrollo” haciendo un llamado a combatir esta actividad.

Módica dijo que se requiere una campaña que sea diseñada por un equipo de expertos de distintas áreas como sociología, marketing y educación, principalmente capaces de establecer un programa de mensajes de gran impacto hecho sobre bases científicas. "La cuestión no es sencilla no solo en su elaboración, sino también en cuanto a quienes serán responsables de la campaña y fundamentalmente, quienes la financiarán" refirió bajo fuertes sospechas que señalan a la Agencia EE.UU. para el Desarrollo Internacional (USAID) y conglomerados de industrias audiovisuales estadounidenses como los financistas.


La magistrada sostuvo que es el paso que debe darse ya que se dispone de los instrumentos normativos adecuados. "La Corte Suprema de Justicia desde la recientemente creada Dirección de Derechos de Propiedad Intelectual, viene impartiendo seminarios de actualización a jueces y fiscales a fin de unificar criterios y así hacer posible la “vigencia pacifica” de esos derechos. Creemos que en poco tiempo más contaremos con magistrados suficientemente adiestrados en materia de derechos intelectuales. Y entendemos que hay voluntad política de las instancias ejecutivas (el gobierno de Federico Franco)para reprimir este tipo de delitos" puntualizó la ministra.

Por su parte, el Director de Propiedad Intelectual del Paraguay, Carlos González, mencionó que una de las barreras más grandes para la persistencia de la piratería es la “tolerancia social” en todos los ámbitos, cualquiera sea el nivel sociocultural o económico llamando a penalizar a quienes infringen los derechos de autor de las empresas.

La USAID Paraguay, junto a Monsanto y Rio Tinto, estaría involucrada en el reciente golpe parlamentario contra el Presidente Fernando Lugo, según lo denunciado por especialistas y organizaciones sociales paraguayas, que ven en la excusa del combate contra la piratería, una política de injerencia y control por parte del Gobierno de los Estados Unidos en Sudamérica.

La propiedad intelectual y la “piratería” se han utilizado como excusa para criminalizar a gobiernos al vincularlos con actividades relacionadas con el narcotráfico, el lavado de dinero y la falsificación de monedas, como así también el financiamiento del terrorismo internacional al punto de considerar a la Triple Frontera (Argentina, Brasil y Paraguay) blanco de guerra del gobierno del ex presidente George W. Bush (ver) luego de los eventos de las Torres Gemelas del 11-S, argumento que vuelve a mencionarse como causa de posible intervención.

 

Fuente: http://matrizur.org/index.php?option=com_content&view=article&id=23046:paraguay-usaid-financiara-campana-del-gobierno-golpista-contra-la-pirateria-en-la-triple-frontera&catid=46:conocimiento-y-tecnologia&Itemid=69


http://www.rebelion.org/noticia.php?id=155454

No hay comentarios. Comentar. Más...

La inestabilidad del precio de los alimentos genera una preocupación creciente

La inestabilidad del precio de los alimentos genera una preocupación creciente, y el Banco Mundial está preparado para responder
Julio 30, 2012


 
 “No podemos permitir que el aumento a corto plazo del precio de los alimentos tenga consecuencias perjudiciales a largo plazo para los más pobres y vulnerables del mundo”.
 Jim Yong Kim, Presidente del Banco Mundial.

CIUDAD DE WASHINGTON, 30 de julio de 2012. Habida cuenta de la excepcional sequía que está afectando a los Estados Unidos de América, las condiciones actuales de los cultivos en otras regiones productoras de cereales y el consiguiente aumento de los precios internacionales de los alimentos, el Banco Mundial ha manifestado hoy su preocupación por los efectos de esta inestabilidad en los pobres del mundo, que son sumamente vulnerables al alza de los precios de los alimentos.

“Cuando los precios de los alimentos registran fuertes subidas, las familias reaccionan sacando a sus hijos de la escuela y consumiendo alimentos más baratos y menos nutritivos, lo cual puede tener efectos catastróficos a largo plazo en el bienestar social, físico y mental de millones de jóvenes”, declaró el Presidente del Grupo del Banco Mundial, Jim Yong Kim. “El Banco Mundial y sus socios están siguiendo de cerca esta situación para ayudar a los Gobiernos a implantar políticas que ayuden a las personas a afrontarla mejor”.

“Algunas medidas como los programas de alimentación escolar, las transferencias condicionadas de efectivo y los programas de alimentos por trabajo pueden ayudar a aliviar la presión sobre los pobres a corto plazo”, continuó Kim. “A medio y largo plazo, el mundo necesita políticas sólidas y estables e inversiones agrícolas continuas en los países pobres. No podemos permitir que el aumento a corto plazo del precio de los alimentos tenga consecuencias perjudiciales a largo plazo para los más pobres y vulnerables del mundo”.

Hasta ahora, las previsiones de los cultivos no apuntan a una posibilidad de escasez real de los principales cereales; sin embargo, las existencias son reducidas y las cosechas seguirán dependiendo de las condiciones climáticas mundiales, por lo que los precios son más vulnerables a una mayor inestabilidad.

La inestabilidad de los precios de los alimentos genera imprevisibilidad en el mercado y plantea riesgos fundamentales para los consumidores y los Gobiernos con respecto a la seguridad alimentaria. La inestabilidad también desincentiva la inversiones agrícolas necesarias para el desarrollo, debido al aumento de los riesgos financieros y la incertidumbre para los productores y los comerciantes.

Aunque los precios de numerosos alimentos básicos han registrado un considerable aumento, el Banco ha observado que las condiciones actuales difieren de la crisis de 2008. En 2008, si bien otros cereales sufrieron un aumento de precio, los precios del arroz y del trigo fueron los que más se incrementaron, aunque cayeron sustancialmente en 2009 debido a una reacción notable de la oferta por parte de los agricultores que buscaban beneficiarse del alza de los precios. En 2012, han aumentado los precios de todos los cereales salvo el arroz (trigo, maíz y soja):

•El precio del trigo ha aumentado más de un 50% desde mediados de junio.
•El precio del maíz se ha incrementado más de un 45% desde medianos de junio.
•La soja ha aumentado casi un 30% desde principios de junio y casi un 60% desde finales del año pasado.
Tan solo en junio los analistas esperaban una disminución de los precios tras las nuevas cosechas, no un aumento. En los Estados Unidos de América se procedió a una siembra temprana del maíz y algunas semillas de soja, y la desastrosa sequía era impredecible en esta fase. El incremento de los precios no solo afectará al pan y a los alimentos elaborados, sino también al forraje y, en última instancia, al precio de la carne.

En 2008, el precio del arroz aumentó más del triple, lo que tuvo una enorme repercusión negativa en los pobres, especialmente en Asia. Aunque el precio actual del arroz se mantiene elevado, las existencias de este cereal son relativamente holgadas. Además, los precios actuales del petróleo crudo, los fertilizantes y el transporte internacional de mercancías se sitúan en niveles más bajos que en 2008, con lo que se reducirán los costos de la importación de alimentos y también la siembra y el cultivo para la próxima temporada.

Los efectos de la sequía de los Estados Unidos de América en los mercados mundiales se ven exacerbados por el hecho de que otros países también están sufriendo actualmente problemas de producción a causa de las condiciones climáticas. Las precipitaciones casi continuas están ocasionando problemas a los cultivos de trigo en numerosos países europeos, mientras que los cultivos de trigo en de Rusia, Ucrania y Kazajstán se han visto muy afectadas por la falta de lluvia. En , las lluvias monzónicas se sitúan un 20% por debajo del promedio anual a largo plazo. Julio es un mes crítico para la siembra y puede acarrear importantes consecuencias negativas si las precipitaciones no mejoran.

En caso de que la situación actual empeore, el Grupo del Banco Mundial está preparado para ayudar a los países solicitantes a través de medidas como el aumento de la inversión agrícola y relacionada con la agricultura, el asesoramiento sobre políticas, el financiamiento por vía rápida, el Programa Mundial para y de donantes múltiples, y productos de gestión de riesgos. Asimismo, nos estamos coordinando con los organismos de las Naciones Unidas a través del Equipo de Tareas de Alto Nivel sobre de y con organizaciones no gubernamentales, y estamos apoyando a la Asociación para el Sistema de Información sobre los Mercados Agrícolas (SIMA) con el fin de mejorar la transparencia del mercado de alimentos y ayudar a los Gobiernos a adoptar respuestas informadas ante el aumento de los precios mundiales de los alimentos.

El Banco Mundial lleva mucho tiempo advirtiendo que cabe esperar que los precios de los cereales sean inestables y superiores a la media al menos hasta 2015. En los países más pobres, donde las personas gastan hasta dos tercios de sus ingresos diarios en alimentos, el alza de los precios representa una amenaza para el crecimiento mundial y la estabilidad social. Sin embargo, este aumento puede aportar a los agricultores pobres los ingresos que tan desesperadamente necesitan, lo que les permitiría invertir, incrementar su producción y, de ese modo, formar parte de la solución mundial para la seguridad alimentaria.

Hay casi 1000 millones de personas en el mundo que pasan hambre. Más del 60% de esas personas son mujeres. La malnutrición contribuye a las enfermedades infantiles y maternas, a la disminución de la capacidad de aprendizaje, a la reducción de la productividad y al aumento de la mortalidad. Un tercio de todas las muertes infantiles mundiales se atribuye a la malnutrición, y hasta el 80% de nuestra estructura cerebral se desarrolla durante los primeros 1000 días de vida, por lo que el acceso a alimentos nutritivos es esencial, en particular en el caso de los niños pequeños.

Artículo completo: http://www.bancomundial.org/es/news/2012/07/30/food-price-volatility-growing-concern-world-bank-stands-ready-respond

No hay comentarios. Comentar. Más...

¿El fracaso de la educación?

20120902231922-edu7ca.jpg

¿El fracaso de la educación?


¿No hay más salida que las intervenciones biológicas para lograr una humanidad moral?
ADELA CORTINA 1 SEP 2012 


La educación es el clavo ardiendo al que se coge cualquier conferenciante que trate de sugerir soluciones para la crisis financiera, política y social que venimos padeciendo. Cuando sus recursos académicos no le dan para más, sugiere que trabajemos conjuntamente los distintos sectores sociales, incluida la sociedad civil, porque sacaremos más provecho de la cooperación que de la búsqueda egoísta del beneficio individual. Pero, claro, como en la vida corriente esas declaraciones sobre las excelencias de la cooperación y de la ayuda mutua se quedan en eso, en declaraciones, y las realizaciones van por otros derroteros, el conferenciante acaba afirmando, para alivio del público, que todavía nos queda una salida, la de la educación, para salvar el cotidiano abismo entre los dichos y los hechos.
Decía Ortega que lo que nos pasa es que no sabemos lo que nos pasa, pero la verdad es que sí lo sabemos, que lleva toda la razón el célebre chiste de un encuestador que pregunta a un transeúnte si se dejaría corromper, y el interpelado contesta: si es una encuesta, rotundamente no; si es una proposición, hablemos. ¿Cómo conseguir adecuar las actuaciones a las encuestas?
No parece que nuestras sociedades crean de verdad que los seres humanos tienen dignidad, y no un simple precio, ni que la libertad, la igualdad y el apoyo mutuo sean superiores a sus contrarios. No parecen creerlo porque no lo hacen, las realizaciones no concuerdan con las declaraciones, del dicho al hecho hay un inmenso trecho.
Tan patente es la contradicción entre el decir y el hacer que algunos neuroéticos, es decir, algunos autores que trabajan sobre las bases cerebrales de la moralidad, han señalado como el gran problema de nuestra época la falta de motivación moral. Las gentes obedecen mal que bien las leyes legales, porque obligan mediante coacción. Y este “mal que bien” no precisa muchas explicaciones en un periodo como el actual. Pero la debilidad y la fuerza de la moral vienen de que son las personas mismas las que han de estar convencidas de que los seres humanos son dignos de una vida buena, de que hay valores que es necesario encarnar en la vida cotidiana. Ése es el precio que hay que pagar por la autonomía moral, y ésa es también su grandeza.
Pero como la motivación moral no parece estar en sus mejores momentos, más bien, según los autores mencionados, ni está ni se le espera, sugieren ir pensando en un camino que no se puede recorrer en el corto plazo, ni tal vez siquiera en el medio, pero a lo mejor sí en el largo: mejorar moralmente la especie humana interviniendo en el cerebro.
Si es verdad —prosiguen estos autores— que la moralidad humana tiene al menos una base biológica, entonces un tratamiento neurológico o genético permitiría fomentar las emociones que apoyan nuestro sentido de la justicia y nuestra capacidad para el altruismo. De hecho, sustancias como la oxitocina parecen aumentar la confianza en las personas, los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina, incrementar la cooperación y reducir la agresión, y también el ritalín parece reducir las agresiones violentas. ¿Podríamos con todo ello organizar por fin el soñado mundo feliz, en el que todos los seres humanos alcanzan sus metas ayudando a los demás a perseguir las suyas?
Sería algo similar a lo que el norteamericano Arthur Caplan aseguraba, entusiasmado con la posibilidad de mejora: “Si tuviera la posibilidad de insertarme un chip en el cerebro con el que pudiera ya hablar francés, sin tener que pasar por academias, cursos, audición de cintas y todo ese calvario que implica el aprendizaje de un idioma, no lo dudaría ni un segundo”. ¿Podría hacerse algo análogo en relación con la moral?
La verdad es que éste es un proyecto recurrente en la historia, en las ciencias, y no sólo en ellas. El Frankenstein de Shelley, La isla del doctor Moreau de Wells, El mundo feliz de Huxley, La naranja mecánica de Kubrik, son una minúscula muestra de ese afán de mejorar moralmente a los seres humanos interviniendo ya, sin confiar para esta mejora en la educación que debería venir de una sociedad que dice mucho, pero no parece interesada en hacerlo.
Ciertamente, proyectos como éste pertenecen todavía a la tecnociencia ficción, pero las ficciones pueden convertirse en realidad en el medio y largo plazo, y conviene que la ciudadanía las conozca para formarse una opinión y debatirla. En este debate una cuestión sería clave, a mi juicio: ¿no hay más salida que las intervenciones biológicas para conseguir una humanidad convencida de los mejores valores de palabra y obra? ¿O más bien sucede que no existe el chip moral, no hay fármaco ni implante que sustituya a la paciente formación voluntaria del carácter de las personas, de las instituciones y de los pueblos? En tal caso, en este 2012, declarado Año de las Neurociencias, seguiría siendo cierto que sólo la libertad es el camino hacia la libertad.
Adela Cortina es catedrática de Ética y Filosofía Política de la Universidad de Valencia y Directora de la Fundación ÉTNOR.
http://elpais.com/elpais/2012/08/21/opinion/1345566047_467785.html

No hay comentarios. Comentar. Más...

La ocupación del lenguaje

20120902230638-380771-239330869503250-1339350603-n.jpg

La ocupación del lenguaje

La derecha no solo disfruta de un poder político y económico indiscutible sino que también busca la hegemonía cultural. Para hacerlo, procura desacreditar el progresismo valiéndose muchas veces de su discurso

GONZALO ABRIL / MARÍA JOSÉ SÁNCHEZ LEYVA / RAFAEL R. TRANCHE 1 SEP 2012 


Actualmente la derecha acapara un inmenso poder político y económico. Pero además de imponer en toda su radicalidad el modelo neoliberal, trata de operar un cambio de mentalidades que lo normalice y con ello ejercer la hegemonía cultural mediante el control de las representaciones colectivas. Este proyecto se sustenta en una campaña sistemática de autolegitimación y descrédito de los argumentos progresistas, en coordinación con la derecha mediática mayoritaria, cuyas estrategias discursivas fundamentales son:
La creación y propagación de conceptos.Propias o prestadas, las nuevas nociones trazan un mapa de la vida pública, sus actores y sus conflictos: competitividad, moderación salarial, dar confianza a los mercados, privilegios (para denominar derechos), copago. Se exponen como verdades incuestionables pero su sentido y alcance nunca se explicitan, pues parecen lograr mayor eficacia práctico-política cuanto menor es su precisión semántica. Por ejemplo, “libertad” asume un significado muy cercano a “seguridad”. El eslogan de la BESCAM en Madrid lo ejemplifica: “Invertir en seguridad garantiza tu libertad”. Como en la “neolengua” de Orwell, las nuevas nociones son a menudo “negroblancos”, inversiones del significado común de los vocablos. El “Plan de Garantía de los Servicios Sociales Básicos” es el programa de recortes del gobierno de Castilla-La Mancha. El “proceso de regularización de activos ocultos” de Montoro es una amnistía fiscal.
Klemperer narra que la población alemana no hizo suyo el lenguaje de los nazis a través de sus tediosas peroratas, sino por medio de expresiones repetidas de modo acrítico en los contextos de la vida cotidiana. Las palabras de los actuales líderes de la derecha no son menos letárgicas. Sus muletillas (“no se puede gastar lo que no se tiene”; la sanidad “gratuita” es insostenible; solo nosotros tenemos “sentido común”) contrarían cualquier prueba de verdad o validez normativa: el capitalismo financiero se basa en el crédito, o sea, en “gastar más de lo que se tiene”; la sanidad pública no es gratuita, sino financiada colectivamente; y es una inversión ideológica y un dislate suponer que cabe sentido común en el hecho de reclamarlo como propio y exclusivo, es decir, como no común. Pero por su simpleza, su fuerte arraigo en la doxa y su apariencia no ideológica, tales expresiones consiguen adhesión.
La usurpación de la terminología del oponente. Nadie es dueño del lenguaje, pero las expresiones se adscriben legítimamente a tradiciones, relatos e identidades políticas determinadas. Al usurpar los términos de la izquierda, la derecha neutraliza y a la vez rentabiliza su sentido contestatario. Esperanza Aguirre afirma que las políticas de los sindicatos “son anticuadas, reaccionarias y antisociales”. Palabras como “cambio” o “reformas”, antes vinculadas a proyectos progresistas, disfrazan ahora contrarreformas. Rajoy dijo en la conmemoración oficial de la Constitución de 1812: “Los gaditanos nos enseñaron que en tiempo de crisis no solo hay que hacer reformas, sino que también hay que tener valentía para hacerlas”. Sustentándose en la reputación de espacios y tiempos institucionales, los actuales recortes se invisten del valor simbólico de reformas históricas.
Los actuales recortes se presentan subrayando su valor simbólico de reformas históricasLa estigmatización de determinados colectivos. Médicos, enseñantes, funcionarios, estudiantes y trabajadores fijos son descalificados. Al disfrutar de supuestos “privilegios”, parecen co-responsables de la situación actual. Desprestigiándolos se puede activar un malestar social basado en el rencor, la envidia y el miedo, y socavar la reputación de lo público para justificar su liquidación. Se alude a los desempleados como beneficiarios de la reforma laboral, pero se les supone holgazanes que deben redimir su inutilidad con labores sociales. Un empresario farmacéutico, Grifols, propone como solución donar sangre: “En épocas de crisis, si pudiéramos tener centros de plasma podríamos pagar 60 euros por semana, que sumados al paro son una forma de vivir”. El parado se convierte así en un desecho cuyo cuerpo puede ser mercantilizado. El siguiente paso podría ser la venta de órganos o de los hijos a los que no se pueda mantener. Los primeros ajustes en la sanidad pública penalizan a un nuevo apestado, el enfermo, lo señalan como causante del déficit, y exigen que (re)pague por su debilidad. Si la estigmatización es el paso previo a la expulsión, como ya ocurre con los sin papeles, otros muchos colectivos podrán ser excluidos.
Un método de argumentación basado en la simpleza y la comprensión inmediata. De nuevo, el “sentido común”, ritornello favorito de Rajoy, sustenta este procedimiento. Formas de razonamiento y esquemas mentales al alcance de todos hacen posible que las ideas y soluciones impuestas sean aceptadas como conclusiones propias, expresiones de un pragmatismo irrefutable y del interés colectivo. Se apela así a espacios imaginarios de consenso de los que el oponente no puede autoexcluirse: “No es una cuestión de izquierdas o de derechas, sino de sentido común”, afirma Alicia Sánchez-Camacho.
El eufemismo, la atenuación y la exageración, el defender premisas contradictorias, se han normalizado en el repertorio retórico derechista: Rajoy afirma que hará “cualquier cosa que sea necesaria, aunque no me guste y aunque haya dicho que no la iba a hacer”. La reducción de profesores interinos “no se puede plantear en términos de despidos —alega el ministro Wert—, sino de no renovación de contratos”. Beteta generaliza burdamente: los funcionarios “deben olvidarse de tomar el cafelito, deben olvidarse de leer el periódico”.
La construcción de marcos de sentido. La acción del gobierno de Zapatero era tachada de improvisada, mendaz e insensata. Establecido ese marco, cualquier medida gubernamental corroboraba la imputación general y así se lograba una incontrovertibilidad que desconocen las fórmulas dialogantes. En el espacio público se tiene más poder cuando se controla el marco de lo decible y discutible. La derecha es magistral utilizando esta estrategia, pero tras una prolongada degeneración de la vida pública, de la que el PSOE es corresponsable, se ha consolidado una visión consensual indistinta de la lógica del sistema: no hay más que una realidad y ninguna opción para interpretarla.
El parado puede llegar a convertirse en un desecho cuyo cuerpo puede ser mercantilizadoUna táctica de “orquestación”. La reiteración machacona de una consigna (y no de un argumento, como sugiere la equívoca noción de “argumentario”) a varias voces, en momentos y lugares distintos, es habitual: “los interinos han entrado a dedo”, “los sindicatos viven de las subvenciones”, “los profesores trabajan poco”, etcétera. “Lo que digo tres veces es verdad”, afirmaba el Bellman de Lewis Carroll. La derecha saca partido de esa “performatividad” que rige la economía de los enunciados públicos: cuando un comportamiento es reiteradamente reputado de normal, se tiende a normalizarlo; o a estigmatizarlo, si se le ha tildado repetidamente de anómalo.
La fijación de estos mecanismos gracias al poder amplificador de los media. Los medios funcionan como laboratorios discursivos que difunden las nuevas expresiones y consignas, y los asesores preparan declaraciones inmediatamente traducibles a un titular. Inversamente proporcional al impacto de estos mensajes resulta la capacidad de contestarlos: los análisis críticos se disuelven en un aluvión de artículos, columnas y editoriales que logran una difusión e influencia mucho menor.
La moralización del discurso público. La política contemporánea se desvía hacia un registro moral, explica Rancière. Pero el moralismo de la derecha desconoce las razones del otro: bueno o malo, normal o aberrante, son calificativos atribuidos de modo categórico y sin margen de discusión, apropiándose la universalidad de la noción en disputa, como señala Zizek. Las “personas normales, sensatas…, españoles de bien” a que apela Rajoy son indudablemente de derechas. Cuando encubre su integrismo moral la derecha incurre en la paradoja política: Ruiz Gallardón pretende asumir la defensa de los derechos de las mujeres y la lucha contra la “violencia estructural” que padecen con una contrarreforma de la ley de aborto limitadora de derechos y que refuerza la violencia legal.
Muchos ciudadanos nos sentimos justamente indignados por lo “descarado” de estos procedimientos. Y quizá sea en esa desfachatez, pérdida del rostro, donde podría cifrarse tanto su fragilidad como la inquietante capacidad de contagio de sus postulados.
Gonzalo Abril (UCM), Mª José Sánchez Leyva (URJC) y Rafael R. Tranche (UCM).


http://elpais.com/elpais/2012/06/06/opinion/1338982268_785200.html

No hay comentarios. Comentar. Más...

El proceso de paz en Colombia

20120902230249-caricatura-santos.jpg

Con las buenas nuevas de la posibilidad de inicios de dialogo entre las guerrillas de las FARC y el ELN con el gobierno de Santos, se presenta una nueva esperanza para el fin del conflicto armado en Colombia.

Sin embargo, surge la duda y el reclamo ante la perspectiva de que estas negociaciones se lleven a cabo a puertas cerradas, sin la participaciòn de otros actores aparte del gobierno, ademàs del anuncio que parece sospechosamente oportunista en momentos en que empieza a moverse la maquinaria  electoral, sobre todo cuando la gestiòn del presidente Santos ha tenido tantos tropiezos.

Es innegable que Colombia debe encontrar salidas negociadas a un conflicto de demasiados años, pero otorgar beneficios jurídicos a los cabecillas de las FARC no me parece justo con las víctimas.

Además, el fin del conflicto armado no garantiza el fin de la violencia que se vive en este país, esa violencia que pareciera congénita en nosotros, y tampoco soluciona las profundas grietas en la justicia social, la participación real, la distribución equitativa,  y otros tantos problemas que nos aquejan.

No hay comentarios. Comentar. Más...

Ni guerrilleros ni militares en el Cauca

Hasta ahora, personalmente no habìa leìdo ninguna nota en la que se tratara el conflicto presentado entre los indigenas y las fuerzas armadas en el Cauca, desde el punto de vista de los indìgenas, sòlo las tan publicitadas "làgrimas patrioticas" del soldado expulsado  era lo màs resaltado en la mayorìa de los medios de comunicaciòn.

En rebelìon se puede leer una nota completa que muestra la versiòn de los hechos contadas por los indìgenas.

No hay comentarios. Comentar. Más...

Capitalismo

20120620061552-monopolymarx.jpg

Capitalismo ¿y ahora qué?

La crisis, nuestra compañera fiel desde hace cuatro años ya, lo ha llevado a la cuerda floja. Y ahí nos debatimos. Sin saber si optar por el capitalismo y sus conocidos males o por las supuestas bondades de no sabemos qué.


El capitalismo, como toda mutación humana, surge en la sociedad al perseguir un incentivo que mejorase las expectativas de las gentes. El capitalismo es consecuencia del primitivo instinto humano hacia el intercambio, que desde el siglo XIX pasó a ser una fuerza arrolladora en las sociedades más avanzadas y fue desplazando a cualquier otra organización productiva anterior. Pronto el nuevo sistema capitalista mostró excesos en su aplicación que generaron la crítica integral al mismo o, en todo caso, el reformismo de su evolución. A pesar de todo, contenía tales eficiencias en su funcionamiento que deslumbraba por su avance contundente, y hasta los más críticos del sistema preferían vivir en sociedades capitalistas sobre cualquier otra opción, para desde allí cuestionar el sistema.
Ahora, la crisis que comenzara en 2008 nos hace pensar sobre las imperfecciones del sistema o sobre su hipertrofia, o acerca de su alarmante propensión a caer en ciclos depresivos que desconciertan a los pueblos que aspiran a una vida estable. Al capitalismo le conviene pensar sobre sí mismo y, tal vez, concebir una próxima mutación social que no fracase como lo han hecho las anteriores alternativas.

La síntesis del concepto
 El capitalismo es la última etapa, hasta ahora, entre los modelos de vida económica que el hombre ha adoptado.
 Está vinculado a la elección de la libertad individual como valor preferente.
 Surge de forma natural a partir de la permisividad de la propiedad privada.
 En el capitalismo, la propiedad privada tiende a perpetuarse, crecer, con el incentivo de la propia acumulación: es un signo de la condición humana.
 Los individuos buscan, incluso antes que la acumulación de propiedad, el disfrute de seguridad; el capitalismo ofreció a la gente la relativa seguridad de un empleo con una remuneración regular que por escasa que fuera constituía un gran avance sobre la esclavitud o la mendicidad.
 Pero el capitalismo no fue una realidad, aun con los incentivos que ofrecía, hasta que una innovación se instaló en el modo de actuar humano: la división del trabajo y, después, la producción seriada mediante una generación de máquinas de eficiencia inimaginable.
 Se confirma una vez más que nada llega a promover una mutación de los modelos sociales si no hay una innovación significativa que facilite y estimule el cambio.


La inspiración teórica sobre el modelo capitalista
Si tuviéramos que simplificar la dialéctica que el capitalismo ha suscitado, habría dos pensadores que han alimentado toda argumentación: Adam Smith y Karl Marx.
Quizás no hablaron de lo mismo, ni siquiera eran coetáneos, después han sido reforzados o rectificados por sus seguidores en direcciones complejas, pero cada uno de ellos fijaron las referencias:
- Smith narró una mecánica social, basada en la naturaleza humana: impulsada hacia la libertad, hacia la búsqueda de la utilidad mediante una continua reconsideración de lo que se produce, cómo se produce y dónde se vende lo producido: el mercado. Allí se gestan los éxitos, los fracasos y los cambios; fija el destino de los recursos disponibles bajo la orientación del mayor beneficio esperado.
- Marx puso su sensibilidad en las consecuencias del capitalismo como modo de producción. Mediante una respetable exégesis histórica propone una evolución predeterminada que acabará rescatando la propiedad privada para la colectividad; recuperando la plusvalía que el modelo capitalista utilizaba como incentivo del sistema y emancipando a la base social más amplia –el colectivo trabajador– para otorgarle la dirección de un nuevo estadio histórico que sustituiría a la degeneración del capitalismo. Nadie puede dudar de que esta posición marxista no sea más compasiva que la capitalista, pero nadie ha demostrado aún que haya un modelo más eficaz que el capitalismo para producir más bienes y repartirlos a más gente.
La realidad histórica es que el modelo capitalista ha acabado hasta ahora con cualquier otra opción de producción económica.


¿Estamos seguros del capitalismo que nos conviene?
El capitalismo ha sido y es el escenario de nuestras vidas; ha construido el mundo que conocemos. Tal vez no estemos seguros de qué pensar sobre el capitalismo o lo quisiéramos cambiar... ¿Hasta el punto de que dejara de ser el terreno de juego para la economía? ¿Hay alternativas más seguras y capaces de hacer razonablemente felices a la sociedad?

¿Quién ha sentenciado que la cantidad de bienes y su redistribución sea un bien absoluto? ¿Por qué no asumir como preferible una sociedad más pobre en términos absolutos pero menos herida por las sumisiones organizativas de unos hombres ante otros? ¿Es un fin en sí mismo que el PIB universal crezca incesantemente? ¿Nos gustaría que fuera prioritario el índice de igualdad social? ¿Deberíamos reducir o eliminar el incentivo del beneficio individual? ¿Da vértigo una sociedad con mercados esterilizados o, de una vez, queremos acabar con su dictadura?

El coreano Ha-Joon Chang, especialista en desarrollo económico en la Universidad de Cambridge, premio Leonticff 2005, ha aislado las paradojas más inspiradoras que el capitalismo nos puede suscitar; los “Economistas aterrados”, profesionales que reaccionan ante la crisis de 2008; Chomsky de forma permanente enjuicia críticamente los mercados; lo hace John Gray. Y tantos otros. Sigamos los pensamientos de uno y otro lado, viendo las dos caras que tiene toda afirmación que hoy se puede hacer sobre el capitalismo. Quizás podamos escoger con facilidad nuestra respuesta o quizás validemos las dos respuestas. Y, por supuesto, seguirnos preguntando.

 

Tomado de Filosofìa Hoy

No hay comentarios. Comentar. Más...

Sexo y pereza


Hace unas semanas, un documental emitido por la televisión española revelaba una realidad insospechada para los que amamos la cultura japonesa: el 70% de los habitantes de Japón no mantiene nunca relaciones sexuales: parejas casadas que llevan veinte años sin hacer el amor, novios castos que evitan tocarse, ejecutivos solitarios que pagan por poder acariciar... un gato. Podríamos pensar que se trata de una cultura puritana y reprimida o de una sociedad de disciplina “protestante”, volcada en el trabajo, que ha dado la espalda a los placeres del erotismo. Pero es mucho más complicado e inquietante. Porque resulta que este Japón monacal, de pocos hijos y menos abrazos, cuenta con la más floreciente industria del sexo del mundo, con unos ingresos de 20.000 millones de euros al año que representan el 1% del PIB del país. Aún más: no se trata sólo de la industria más potente sino también de la más refinada, la más variada, la más imaginativa y la menos púdica: las calles de Tokio ofrecen sin tapujos toda clase de reclamos publicitarios y toda clase de servicios; y sus ciudadanos los reciben y los usan con la misma naturalidad con la que comen sushi o compran el último modelo de iPhone.

¿Hay alguna contradicción o, por el contrario, una proporcionalidad directa entre la abstinencia sexual y la hipertrofia de los estímulos sexuales? La característica central de esta refinadísima industria del placer corporal es que todas sus ofertas, sus adminículos, sus imágenes y sus promesas de gozo no sólo excluyen la penetración (que es la que define la prostitución, ilegal en Japón) sino que está orientada a suprimir cualquier mediación propiamente humana. ¿Cómo decirlo? No es que en Japón estén desapareciendo las “relaciones sexuales”; lo que están desapareciendo son las “relaciones” en general mientras que el sexo sin relaciones, completamente autorreferencial, va ocupando un lugar cada vez más importante en la vida de individuos desconectados del mundo que no sienten la menor vergüenza en exhibir y proclamar esta desconexión. Esta riquísima, civilizadísima, libérrima industria sexual -con todo su aparato escénico e instrumental- está orientada a ahorrar el trabajo de las dependencias exteriores: el cortejo, la conversación, los preliminares, el otro mismo. Uno de los japoneses entrevistados en el documental declaraba con alegre franqueza que prefería masturbarse en una cabina con una vagina de plástico mientras veía imágenes pornográficas que acostarse con su novia: “me da mucha pereza”, decía, “porque cuando estoy con ella tengo que ocuparme de su placer y prefiero ocuparme sólo del mío”. Lo extravagante de este egoísmo es que quiebra la regla antropológica básica de los últimos 15.000 años según la cual el propio placer sexual estaba asociado precisamente a la existencia de otros cuerpos y al reconocimiento, aunque fuese negativo, de nuestra dependencia de ellos. El sexo en Japón se ha emancipado de los cuerpos, esas criaturas tan inmanejables, tan incómodas, tan exigentes, tan imprevisibles.

“El infierno son los otros”, decía el filósofo Jean-Paul Sartre. Los otros, sobre todo, dan pereza. Hasta ahora nos cansaba trabajar y nos cansaba también estudiar mientras que estábamos siempre dispuestos a reunirnos con unos amigos, ir a una fiesta, participar en el bullicio de una conversación, desnudar de nuevo con emoción el pecho del amado. Ahora lo que cansan son las relaciones. Sexo sí, relaciones no. La industria sexual en Japón refleja y alimenta una sociedad de perezosos masturbadores que pagan para no tener que ocuparse de sus mujeres o de sus novias; que pagan, en definitiva, para emancipar su propio placer de cualquier contacto exterior.

El colmo de la civilización, ¿será la masturbación industrial? Tres cosas llaman la atención de esta extraña pereza cultural. La primera, como insólita ruptura antropológica, tiene que ver con el hecho de que las imágenes y los instrumentos han absorbido por completo la intensidad de los objetos a los que aludían o sustituían. La pornografía, las muñecas, los juguetes sexuales, fuente hasta ahora de estímulo y de insatisfacción, sucedáneos irritantes del cuerpo deseado, se han convertido en el objeto mismo donde se satisface el deseo. Esas imágenes, esas muñecas, esos juguetes, constituyen la superación completa de todas las imperfecciones y todas las molestias, al servicio ahora de un placer encerrado, como un molusco, en el propio cuerpo. En su cabina, frente a la pantalla, manipulando el artefacto de plástico, el perezoso no echa de menos el cuerpo verdadero; todo lo contrario: se siente aliviado, liberado, sexualmente colmado en su confortable negación del mundo.

La segunda cosa que llama la atención de esta ruptura antropológica es, en cambio, de orden muy tradicional: esta nueva sociedad de perezosos masturbadores sigue siendo, como la anterior, machista y masculina, y en ella la mujer ocupa no sólo un papel subalterno sino también instrumental. La industria japonesa del sexo, que no está dirigida a las mujeres, emplea sin embargo a muchas mujeres, pero no porque los clientes pidan o necesiten cuerpos femeninos, sino porque los cuerpos femeninos, con un poco de trabajo, pueden lograr parecer imágenes, muñecas y juguetes. Los hombres se ahorran el trabajo de las relaciones; las mujeres trabajan para ahorrar a los hombres el trabajo de las relaciones. Ciencia-ficción y patriarcado se citan en los locales de masturbación industrial de Tokio. La vieja utopía homofóbica y misógina de un mundo sin mujeres se hace realidad en estos recintos de sexo puro donde una sucesión de Unos Machos se derrite en un espacio sin Nadie.

La última sorpresa es inquietante y se refiere a la naturalidad con que los japoneses reivindican su derecho a la pereza antropológica. Hay algo muy desagradablemente machista en la bravuconería del latin-lover que se jacta en público de sus hazañas sexuales; pero uno casi siente nostalgia del macho de las cavernas, y hasta del salvaje torturador, ante la obscenidad del masturbador industrial al que sobran todos los cuerpos del mundo y que exhibe su auto-erotismo como la máxima satisfacción y la máxima evolución a la que puede aspirar un individuo humano.

Una de las ventajas del sexo es que obliga a prestar atención al otro. No cuidamos un cuerpo enfermo de buena gana, pero nos ocupamos con minucioso entusiasmo del cuerpo deseado. El amor y el deseo constituyen la única garantía irrefutable de la existencia del mundo y de nuestra dependencia recíproca en él. Un beso es una forma de materializar al otro; una caricia una marca de salvación del cuerpo ajeno. ¿Que pasa cuando la pereza llega al extremo de cortar todo vínculo -incluso el del deseo- con un cuerpo de carne y hueso? Japón, vanguardia del capitalismo, está a punto de liberarse industrialmente de la atadura de los otros. Quizás sea bueno. Un perezoso antropológico emancipado de todas las relaciones corporales no será un maltratador doméstico ni un violador en serie ni un sádico verdugo; un masturbador satisfecho nunca será un activo destructor del mundo. Pero un macho que se “independiza” de los cuerpos a través de la masturbación artefacta, un perezoso radical adicto a la ausencia industrial del mundo, hará muy poco por conservar ese mundo que desprecia, allí donde se encuentre en peligro, y hará en cambio todo lo que sea necesario -y sin ningún malestar o remordimiento- por conservar la industria de la que depende su independencia. Entre la barbarie antigua, tan saludablemente asesina, y la masturbación ultracivilizada, tan bárbaramente perezosa, ¿no habrá aún alguna forma de seguir reivindicando la existencia del mundo, el amor libre, la dependencia voluntaria, el beso salvífico, el placer compartido?

Santiago Alba Rico
Sexo y pereza

No hay comentarios. Comentar. Más...

Estética en la ética del cine del siglo XXI

20120524225408-del-cine-experimental-a-la-vanguardia-audiovisual.jpg

Sabemos que el ajuste económico no es un fin en sí mismo sino una herramienta de la clase dominante para producir un ajuste social y cultural que elimine cualquier horizonte liberador en los dominados. Del mismo modo que se gestiona la sanidad o la educación públicas con la intención de hacerlas menos atractivas que sus correlatos privados, se propone una precariedad cultural que no plantee una alternativa a la del espectáculo de masas excepto por estar financiada con menos medios y por tanto represente en el imaginario colectivo una especie de “clase B” de la alienación del ocio, tan necesaria para soportar la productividad y la competitividad a la que la supervivencia obliga al pueblo sometido. En ese mundo de la representación lo original “es pobre” y las ideas “son gratuitas”, un pensamiento tan reaccionario como subversivo que se vuelve inmaculado donde el valor de cambio es el precio de las cosas.

José Ramón Otero Roko
Estética en la ética del cine del siglo XXI

No hay comentarios. Comentar. Más...

Cuerpos llenos y máquinas sociales

20120302154720-the-pain.jpg

sábado, julio 24, 2004
Cuerpos llenos y máquinas sociales: los 3 grandes cortes.
 
“Pues nadie hasta ahora ha conocido la fábrica del cuerpo de un modo lo suficientemente preciso como para poder explicar todas sus funciones”
Spinoza
 
El pensamiento, en la filosofía esquizoanalítica indudablemente nos lleva directamente a las máquinas. Desde un inicio se propone pensar  a las sociedades según las distintas máquinas que la componen. “Es evidente que puede buscarse siempre la correspondencia entre un tipo de sociedad y un tipo de maquina”.(1)

¿Pero como pensar estas distintas máquinas? Pensando en Jacques Monod : «  Les êtres vivants, par leur structures macroscopiques comme par leur fonction, sont, nous l’avons vu, étroitement comparables à des machines.»(2) Distinguimos entonces dos tipos de máquinas, las máquinas que llamaríamos técnicas, y componen piezas de grandes máquinas por un lado. Y por otro, máquinas deseantes que componen el conjunto de las relaciones y establecen conexiones con el resto de las máquinas y las cargan, las hacen funcionar. Estas máquinas entre otras (y creo que podríamos encontrar un tipo de maquinista en cada relación establecida entre estas) conforman el conjunto de las máquinas sociales y se insertan juntas sobre un cuerpo lleno al que están adscriptos y que funciona como megamáquica. Entre estas máquinas podríamos establecer 3 grandes cortes en el socius que si bien parecen marcar una linealidad en el tiempo, no caen nunca en desuso, se insertan una sobre la otra para seguir volcando el deseo sobre la producción, cuando la vigente parece no ser suficiente. Entre estos 3 grandes cortes podríamos destacar: una máquina Salvaje o territorial, Una máquina Bárbara o despótica y una máquina Capitalista o civilizada.

 
La máquina Salvaje o Territorial:
 
Deleuze y Guattari ven una primera expresión del socius en lo que ellos denominan máquina Salvaje. En este tipo de máquina, la producción deseante y con ella, todo el proceso de producción, va a estar inscripto sobre el cuerpo lleno de la tierra.”Pues la tierra no es tan solo el objeto múltiple y dividido del trabajo, también es la entidad única e indivisible, el cuerpo lleno que se vuelca sobre las fuerzas productivas y se las apropia como presupuesto natural o divino.”(3) Es en la tierra donde se inscribe todo el proceso de producción, allí se registran los objetos, se distribuyen los cuerpos y las fuerzas. Reúne sobre si misma toda la cadena de producción, herramientas, órganos humanos, etc...

En esta máquina las relaciones sociales se van a organizar según las relaciones de parentesco a través de la filiación o la alianza, por las cuales se van a distribuir los bienes. El objetivo de esta máquina es la inscripción del cuerpo a través de ritos crueles que codifican los flujos que tienden a escapar.”La crueldad es el movimiento de la cultura que se opera en los cuerpos y se inscribe sobre ellos, labrándolos… inserta a la fuerza el deseo en la producción y reproducción sociales.”(4) Todo ese movimiento de rituales  va a traer una forma muy particular de territorialidad que va a marcar linajes, phylum sobre el cuerpo lleno de la tierra que son anteriores al surgimiento del Estado.

 

La máquina Bárbara o Despótica:

 
En este tipo de régimen, la figura del Déspota viene ocupando el lugar que antes le pertenecía a la tierra y con el nace el Estado. Él surge renegando de las antiguas formas de alianza y filiación que se extendían sobre toda la comunidad como ente inmanente que se daban en la máquina salvaje, ya que su única filiación es con Dios, lo que marca su trascendencia con respecto a los otros miembros de la comunidad. Según Deleuze y Guattari: “El déspota es el paranoico.” Que se proyecta sobre el campo social instalándose en el límite de la producción como nuevo cuerpo lleno, que al mantener un régimen de filiación directa con Dios, es quien conecta a éste con el pueblo.

El Déspota es, en este caso, el que todo puede, concentra sobre si todas las fuerzas de la anti-producción, creando en lo hombres una deuda a cual todos quedan inscriptos a su mando, incluyendo la posibilidad de vida o muerte. De esta manera produce una sobrecodificación de los códigos salvajes distribuyendo los flujos según la amenaza de muerte, que se diferencia con la máquina Salvaje ya que en esta la muerte era algo vivido como natural. La muerte, en esta máquina Bárbara ya no es más el accidente, sino que pasa a pertenecer a las amenazas del Déspota. El surgimiento del Estado provoca una nueva división. Se para sobre el cuerpo lleno de la tierra, y lo divide. A diferencia del régimen anterior, este ya no separa los flujos sobre el cuerpo de la tierra, sino que actúa dividiendo a la tierra en si misma, marcando las diferencias a nivel territorial. Desterritorializando así, las codificaciones marcadas sobre la máquina territorial. “La unidad inmanente de la tierra como motor inmóvil da lugar a una unidad trascendente de una naturaleza por completo distinta, unidad de Estado; el cuerpo lleno ya no es la tierra, sino el Déspota, el Inengendrado, que ahora se encarga tanto de la fertilidad del suelo como de la lluvia de cielo, y de la apropiación general de las fuerzas productivas.”(5) El Estado es, aquí, el deseo del Déspota pasado a los sujetos que se inscriben a su cuerpo, lo que nos lleva a ver como hasta una de las mayores máquinas de represión puede ser fuente de deseo.

Es sobre el cuerpo lleno del Déspota, donde recae toda la producción, y este la siente no solo como suya, sino como surgiendo de él. Es interesante ver los análisis de Elías Canetti sobre la paranoia como una patología del poder y la masa(6), sobre todo en la necesidad de masa que este detenta. En su análisis sobre Hitler, él nos comenta que éste entendía que cada terreno conquistado era una parte más agregada a su propio cuerpo. “Es un hecho que Hitler guarda rencor a su ejercito por cada palmo de terreno conquistado que los soldados abandonen… Pues lo conquistado para Hitler es como un trozo de su propio cuerpo… El cuerpo del paranoico es su poder y con él medra o se marchita. Hasta el último momento el dictador se esfuerza por impedir que el enemigo profane aquel cuerpo.”(7)

Junto con el Déspota, surge la moneda, y con ella, la posibilidad de acumular. Recibiendo de Dios el titulo y poder, inscribe los aldeanos a su cuerpo haciéndolos trabajar para él, retirando todo aquello que exceda a la cantidad de trabajo invertido para poder reproducir los medios producción. Plusvalía que se retira del trabajo a través de pagos de tributos por deudas heredadas debido a leyes trascendentes. Con el surgimiento de esta nueva máquina, no queremos decir que se allá eliminado el otro sistema de códigos que había surgido con la máquina territorial, sino, por lo contrario, estos códigos pasaron a ser sobrecodificados en nombre de un déspota que se hace oír como primero en la línea filiativa. “Los engranajes de la máquina de linaje territorial subsisten, pero ya no son más que las piezas trabajadoras de la máquina estatal. Los objetos, los órganos, las personas y los grupos mantienen al menos una parte de su codificación intrínseca, pero estos flujos codificados del antiguo régimen son sobrecodificados por la unidad trascendente que se apropia de la plusvalía. La antigua inscripción permanece, pero enladrillada por y en la inscripción del Estado.”(8) De esta manera, el horror del Estado sigue siendo el mismo que atemorizaba a las sociedades salvajes: el terror a los flujos descodificados. Y es en este sentido en que el Estado surge sobrecodificando todos os códigos instalados en los regimenes anteriores, pero esta sobre codificación se va a ver enfrentada a otro tipo de desterritorialziación, para la cual el Estado parece no estar dando cuenta, ligada a una máquina que surge en el seno de las relaciones despóticas y se instaura como nuevo cuerpo lleno, el capital.

 

La máquina Capitalista.

 

Según nos traen Deleuze y Guattari, el Estado va a conocer su decadencia con la propiedad privada y la propiedad mercantil. Si el primer gran movimiento de desterritorializaciónsurge con la aparición del Estado y el déspota, ello nada es en comparación con este nuevo movimiento que se instala dando entrada a la máquina capitalista. Si bien, anterior a la formación del capitalismo, ya podíamos deslumbrar una moneda que descodificaba los flujos a través de la abstracción, eso todavía no era suficiente. Estas relaciones que surgían en el seno de la moneda, todavía funcionaban como lazos de alianza entre el comerciante (en vías de desarrollo) con los medios de producción, que todavía no le pertenecían al capitalismo, ya que seguían inscriptos sobre el cuerpo lleno del déspota.

Podemos decir que el surgimiento del capitalismo se da en el momento en que éste se vuelve productor de capital, y se pasan a reproducir así las relaciones capitalísticas. Es de esta manera que la producción toma como cuerpo lleno al Capital, que crea un nuevo socius en el seno de todas las relaciones sociales. Estas relaciones que ha tomado el capital como abstracción encargado de inscribir el valor, le ha aportado independencia del cuerpo del déspota, y va a pasar a fluctuar entre relaciones más complejas, llevándonos a esquematizarlas en ecuaciones. Por un lado, un capital variable, compuesto por la fuerza de trabajo. Por otro, un capital constante, formado por la propia fuerza del capital. “Que una apariencia matemática reemplace aquí a los antiguos códigos significa,  simplemente, que asistimos a una quiebra de los códigos y de las territorialidades subsistentes en beneficio de una máquina de otra clase, que funciona de otro modo. Ya no es la crueldad de la vida, ni el terror de una vida contra otra, sino un despotismo posmortem, el déspota convertido en ano y vampiro.”(9) De esta manera vemos al capitalismo producir un nuevo lenguaje que ya no se remite a las sobrecodificaciones significantes del Déspota sino a la producción de signos asignificantes(10) que parecen no mantener ninguna identidad fija, lo que le permite circular sobre todo el campo social.

Vemos surgir aquí una nueva forma de plusvalía. Si el salvaje y el déspota se apoderaban del sobrante, del plusvalor por codificación (plusvalía de código) que traía retribuciones de poder y prestigio sustentadas en la inmanencia de la tierra (por diferencia de series codificadas)(11) como en la trascendencia del déspota (debido, en este caso a una sobrecodificación de los flujos ya codificados) sobre los agentes productivos. El capitalismo se inscribe en un régimen diferente, apoyado en la propia inmanencia de las relaciones capitalistas, se apropia de la plusvalía por el flujo de capital sobrante que corre entre la ecuación:   Capital Variable/Capital Constante.   Flujo de trabajo sobre  flujo  de  capital. Como dice Marx: “La cuota de plusvalía dependerá, si las demás circunstancias permanecen invariables, de la proporción existente entre la parte de la jornada de trabajo necesaria para reproducir el valor de la fuerza de trabajo y el tiempo suplementario o plus-trabajo destinado al capitalista.”(12) Si los regimenes anteriores funcionaban a través de una captación y registro de los flujos a través de las  distintas líneas de código, el capitalismo actúa de forma contraria, genera una descodificación de todos los flujos anteriores, imponiendo sobre ellos una única línea axiomática al cual se conectan todas las fuerzas productivas. El capital surge en este caso como cuerpo lleno del cual deriva y a la cual se vuelca toda la producción.

Como en la máquina bárbara, el capitalismo llega desterritorializando las formaciones anteriores, y hasta, superándola a través de una descodificación, pero esto no quiere decir que los antiguos códigos tanto de la máquina territorial como de la máquina despótica hayan desaparecido, por lo contrario, vuelven a surgir una y otra vez y hasta a veces con más fuerza. Simplemente, ya no surgen como formaciones de base, sino como inscriptos en la línea axiomática. El despota en este caso, no desaparece para siempre frente al torbellino capitalista, él vuelve a surgir siempre que sea necesario pero siempre ligado a la línea axiomáticas trazada por el capital.

Desterritorialización y reterritorialización vendrían a ser entonces movimientos propios al capitalismo, que en un primer momento positivo libera las energías productivas del deseo y en un segundo momento captura el excedente de este flujo sometiéndolo a la línea axiomática.

 
Citas:
 

1)DELEUZE, “conversaciones” pág.  274

2) MONOD, J. « Le hasard et la nécessité », Points, pág. 111.

3)DELEUZE, G., GUATTARI, F., “AntiEdipo: capitalismo y esquizofrenia”, Paidós, Barcelona, 1998, pág. 146.

4) Ibíd., pág. 151.

5) Ibíd., pág. 152

6) CANETTI, Elías, “Masa y Poder”, Muchnik, España, 2000.

7) CANETTI, Elías, “La conciencia de las palabras”, Fondo de Cultura Económica, México, 1981, pág. 23.

8) DELEUZE, G., GUATTARI, F., op. cit., pág 202.

9) Ibíd., pág. 235.

10) “Asignificante: Se distinguirán de las semiologías significantes- aquellas que articulan cadenas significantes, y contenidos significados- de las semióticas a-significantes que obran a partir de cadenas sintagmáticas sin engendrarles efecto de significación, en el sentido lingüístico, y que son susceptibles de conectarse directamente con sus referentes en el cuadro de una interacción diagramática. Ejemplo de semiótica a-significante: la escritura musical, los corpus matemáticos, las sintaxis informáticas, robóticas, etc.” GUATTARI, F., “Cartografías del deseo”, La marca, Bs As, 1995,  pág. 201.

11) “La plusvalía de código es la fórmula primitiva de la plusvalía en tanto que responde a la célebre fórmula de Mauss: el espiritu de la cosa dada, o la fuerza de las cosas que hace que las donaciones deban ser devueltas de manera usuraria siendo signos territoriales de deseo y de poder, principios de abundancia y de fructificación de los bienes.” DELEUZE y GUATTARI,  op. cit., pág. 156.

12) MARX, K. “Obras Escogidas” Tomo I, Ediciones en lenguas extranjeras, Moscú, 1955, pág. 444. 

 
 

http://www.capitalismoyesquizofrenia.blogspot.com/

La imagen tomada de Industrial Humanity.

No hay comentarios. Comentar. Más...

Fredric Jameson La lógica cultural del capitalismo tardío

"...un rasgo fundamental de todas laspostmodernidades antes enumeradas: a saber, que en ellas desaparece la antigua frontera(característicamente modernista) entre la alta cultura y la llamada cultura de masas o comercial, ysurgen nuevos tipos de textos imbuidos de las formas, categorías y contenidos de esa industria de lacultura que con tanta vehemencia han denunciado los ideólogos de lo moderno, desde Leavis y laNueva Crítica norteamericana hasta Adorno y la Escuela de Frankfurt. En efecto, a laspostmodernidades les ha fascinado precisamente este paisaje «degradado», chapucero y kitsch, delas series televisivas y la cultura del Reader's Digest, de la publicidad y los moteles, del cine deHollywood de serie-B y de la llamada «paraliteratura», con sus categorías de lo gótico y lo románticoen clave de libro de bolsillo de aeropuerto, de biografía popular, novela negra y de ciencia ficción ofantástica: ya no se limitan a «citar» estos materiales, como hubieran hecho un Joyce o un Mahier,sino que los incorporan a su propia sustancia."

Fredic Jameson, La lógica cultural del capitalismo tardío

 

No hay comentarios. Comentar. Más...

El verdadero Che Guevara

20111019184042-che-guevara-sangue.jpg

El verdadero Che Guevara

PARIS – La historia, cuando es contada por Hollywood, a menudo carece de sentido, pero por lo general los creadores de películas tienen el sentido común de no mostrar bajo una luz amable a los asesinos y los sádicos. Sin embargo, la nueva película de Steven Soderbergh hace eso, y más.

 

El Che como romántico revolucionario, tal como lo representa Benicio del Toro en la película de Soderbergh, nunca existió. Ese héroe de la izquierda, con su aire hippie y su barba, imagen que hoy es icónica de las remeras y taza de café de todo el mundo, es un mito creado por los propagandistas de Fidel Castro, una especie de cruza entre Don Quijote y Robin Hood.

 

Al igual que esas historias, el mito del Che tiene una similitud superficial con los hechos históricos, pero la historia real es mucho más oscura. Algún Robin Hood probablemente cometió actos violentos contra los ricos y, para cubrir sus rastros, dio a los pobres parte del botín. En la España medieval, probablemente había caballeros parecidos al Quijote cabalgando por las sendas del reino, librándolo no de dragones, sino de los pocos musulmanes que quedaban.

 

Lo mismo es válido para el legendario Che. Ningún adolescente en rebelión contra el mundo o sus padres parece capaz de resistirse al atractivo de la imagen del Che. Vestir una remera con su rostro es la manera más sencilla y barata de parecer estar del lado correcto de la Historia.

 

Lo que funciona para los adolescentes también parece funcionar con los directores de películas que quieren sentirse eternos adolescentes. En los años 60, el estilo Che, con barba y boina, era al menos una atrevida declaración política. Hoy es poco más que una pose de moda que inspira una épica de Hollywood de gran presupuesto. ¿Qué viene después, un parque temático del Che?

 

Sin embargo, una vez hubo un verdadero Che Guevara: es menos conocido que la marioneta de ficción que ha reemplazado a la realidad. El verdadero Che fue una figura más significativa que su clon de ficción, ya que fue la encarnación de lo que la revolución y el marxismo realmente significaron en el siglo veinte.

 

El Che no era un humanista. De hecho, ningún líder comunista sostuvo nunca valores humanistas. Fieles al profeta fundador de su movimiento, Stalin, Mao, Castro ni el Che tuvieron nunca respeto por la vida. Para bautizar un nuevo mundo, era necesario derramar sangre. Cuando uno de sus primeros compañeros de lucha lo criticó por la muerte de millones de personas durante la revolución china, Mao observó que millones de chinos mueren todos los días, así es que ¿qué importa?

 

De manera similar, el Che podía matar y encogerse de hombros. Estudió medicina en Argentina, pero escogió no salvar vidas, sino eliminarlas. Tras llegar al poder, el Che condenó a muerte a quinientos "enemigos” de la revolución sin juicio previo, ni siquiera con demasiada discriminación.

 

Castro, que no es ningún humanista, hizo lo que pudo por neutralizar a Guevara, nombrándolo Ministro de Industria. Como era de esperarse, el Che aplicó políticas soviéticas a los cubanos: la agricultura fue destruida y por todo el país quedaron regadas fábricas fantasmas. No le importaban la economía de Cuba ni su pueblo: su propósito era buscar la revolución por si misma, significara lo que significara, como el arte por el arte.

 

De hecho, sin su ideología el Che habría sido poco menos que otro asesino en serie. La propaganda ideológica le permitió matar en números mayores que lo que habría podido imaginar cualquier asesino en serie, y todo en el nombre de la justicia. Hace quinientos años, el Che probablemente habría sido uno de esos sacerdotes o soldados que exterminaron a los nativos de América Latina en el nombre de Dios. En el nombre de la Historia, el Che consideraba que matar era una herramienta necesaria de una causa noble.

 

Pero supongamos que juzgamos a este héroe marxista según sus propios criterios: ¿realmente transformó al mundo? La respuesta es sí, pero para peor. La Cuba comunista que ayudó a crear es un fracaso indiscutible, mucho más empobrecida y menos libre que antes de su "liberación". A pesar de las reformas sociales de las que la izquierda gusta jactarse acerca de Cuba, el índice de alfabetismo era mayor antes de que Castro llegara al poder, y el racismo contra la población negra estaba menos extendido. De hecho, hoy es mucho más probable que los gobernantes de la isla sean blancos que durante los días de Batista.

 

Más allá de Cuba, el mito del Che ha inspirado a miles de estudiantes y activistas en toda América Latina, haciéndolos perder la vida en absurdas guerras de guerrillas. La izquierda, inspirada por el canto de sirena del Che, prefirió la lucha armada a las urnas. Al hacerlo, abrió el camino a las dictaduras militares. América Latina aún no se ha curado de estos efectos secundarios del guevarismo.

 

De hecho, cincuenta años después de la revolución cubana, los latinoamericanos siguen divididos. Las naciones que rechazaron la mitología del Che y escogieron el camino de la democracia y la libertad de mercado, como Brasil, Perú y Chile, están mejor que nunca: la igualdad, la libertad y el progreso económico han avanzado a la par. Por el contrario, las que siguen nostálgicas de la causa del Che, como Venezuela, Ecuador y Bolivia, están en estos momentos al borde de la guerra civil.

 

El verdadero Che, que dedicó la mayor parte de su tiempo como presidente del Banco Central de Castro a supervisar ejecuciones, merece ser mejor conocido. Quizás si la película épica de dos partes de Soderbergh resulta un éxito de taquilla, sus financistas querrán filmar una secuela más ajustada a la verdad. Ciertamente no faltaría material para “La verdadera historia del Che”.

 

Guy Sorman, filósofo y economista francés, es autor de Empire of Lies.

 

Copyright: Project Syndicate, 2009.

www.project-syndicate.org

Traducido del inglés por David Meléndez Tormen

http://www.taringa.net/posts/ciencia-educacion/7965826/El-verdadero-Che-Guevara.html

 

No hay comentarios. Comentar. Más...

Erotismo en Espiral

¿Qué hacer con el horror y con el goce? ¿Qué hacen el horror y el goce con nosotros? ¿Qué queda de humanidad en eso que nos pone en contacto con lo inhumano, con lo no humano? El hombre es una criatura que —en variadas circunstancias— se teme a sí misma. ¿Puede superar ese horror? ¿Puede hacerlo definitivamente? ¿Cuál es, si es posible saberlo, el secreto de todo goce y de todo horror?
Para pensar el erotismo y la sexualidad —y todo el abanico de conductas y afectos a ellos asociados— es preciso, por principio de cuentas, abandonar —o al menos relativizar— los procedimientos habituales de la ciencia. En un texto ya clásico, Georges Bataille mostrará que no es posible comprenderlo si se le aísla, por ejemplo, de la historia del trabajo, por una parte, o de la historia de las religiones, por la otra. El goce y el horror forman una unidad que es necesario poner de manifiesto. Esa unidad es designada de modo genérico con un término incubado a lo largo y a lo ancho de la historia de las religiones: es lo sagrado. Una —inestable— unidad o convergencia o “cohesión” de los opuestos. La ciencia “no alcanza” al erotismo precisamente porque no puede trabajar con él, no puede “analizarlo”, sin separarlo de otras manifestaciones humanas. Pero en el erotismo, según se advertirá, es todo lo humano lo que queda puesto en cuestión.
Erótica es, en principio, la afirmación de la vida —una afirmación que no puede simplemente excluir a la muerte, o desentenderse de ella.
 
Sergio Espinosa Proa
Del delicioso horror de la escritura. Nota sobre Georges Bataille.

Revista Espiral.

No hay comentarios. Comentar. Más...

Noam Chomsky: La raíz del problema de las drogas está en Estados Unidos.

Chomsky: La raíz del problema del Narco es Estados Unidos

La raíz del problema, está en Estados Unidos, no en México, aseguró el lingüista.

La raíz del "problema de las drogas" está en Estados Unidos, no en México, y las estrategias de ambos países no pueden resolver el problema, afirmó Noam Chomsky.

En entrevista con la revista cibernética estadunidense Guernica, afirmó: "El problema de las drogas está en Estados Unidos, no en México. Es un problema de demanda y tiene que ser abordado aquí, pero no se hace así. Se ha demostrado una y otra vez que la prevención y el tratamiento son mucho más efectivos en costos que la acción policiaca, operaciones fuera del país, control fronterizo y más. Pero el dinero va en otra dirección y nunca tiene impacto. Cuando los líderes aplican durante décadas políticas que no tienen consecuencias para el objetivo declarado y son muy costosas, uno debe preguntarse si están diciendo la verdad y si esas políticas son para otro objetivo, porque no reducen el uso de drogas".

Chomsky se preguntó por qué se aplican estas políticas inefectivas y costosas a pesar de que se sabe que hay otras más eficaces y baratas. “Sólo hay dos respuestas posibles: o todos los líderes están colectivamente locos, lo cual podemos descartar, o simplemente persiguen otros objetivos. En el extranjero es una campaña de contrainsurgencia; en casa, una forma de deshacerse de una población superflua –hay una correlación muy cercana de raza y clase–, no perfecta, pero casi: de hecho, los hombres negros están siendo hechos a un lado. En Colombia lo llamarían limpieza social. Aquí simplemente los ponen en las cárceles.”

Afirmó que el incremento masivo de encarcelamientos, sobre todo de afroestadunidenses, y también de latinos, se debe a la llamada guerra contra las drogas en Estados Unidos, pero tiene raíces en una larga historia de control y esclavización, tanto formal como mediante el sistema penal contra la población negra.

Subrayó que las consecuencias de estas políticas "son significativas para los centros del poder: emprender operaciones contrainsurgentes en Colombia y otras partes, y una limpieza social aquí, en la forma tradicional estadunidense. Todo esto está al descubierto".

Los líderes saben cómo proceder

Chomsky consideró que otra parte del problema es el armamento. “¿Dónde consiguen sus armas los cárteles de la droga? Son otorgadas por Estados Unidos. Si corta el flujo de armas no acabaría con la violencia, pero tendría gran efecto. Si los cárteles en México desean rifles de asalto, los obtienen en Arizona.”

Interrogado sobre las opciones que tiene el gobierno de México para enfrentar la violencia y si sería justificable suspender garantías hasta restablecer el orden en zonas como Ciudad Juárez, Chomsky respondió: “Uno primero debe preguntar qué es lo que el gobierno de México intenta hacer, y eso es un poco opaco. Parece que en cierto grado apoya a uno de los cárteles contra los otros. Si eso es lo que intenta hacer, no hay ninguna justificación.

"Pero si desea detener el negocio de las drogas, considero que sabe cómo proceder y no es con la acción militar: se debe ir al corazón del asunto. Parte de la respuesta se dio en la declaración de los tres ex presidentes (Ernesto) Zedillo, (Fernando Henrique) Cardoso y (César) Gaviria: hace unos años presentaron un informe en el que plantearon que la criminalización de las drogas sólo incrementaba el problema y que algunas deberían ser legalizadas, como el alcohol, y reguladas. Eso es parte del asunto, pero la parte de fondo esta aquí, en Estados Unidos."

En la entrevista, Chomsky dijo que se reunió con reporteros y editores de La Jornada este año y el anterior, con quienes trató, entre otros temas, el peligro que corren los periodistas que intentan cubrir el tema del narcotráfico y la inevitable autocensura. Explicó que le hablaron sobre informes que abordaban el problema e incluso sobre la gran cantidad de negocios en México vinculados de alguna forma con el narco, y que "cuando uno empieza a publicar cosas como ésas y a investigarlas, está amenazando los centros del poder en la sociedad mexicana, que no desean quedar expuestos. Si pueden usar sicarios para detenerlo, lo harán".

Agregó que se enteró de que hay zonas de cultivo en el norte de México protegidas por criminales y por fuerzas de seguridad, y que zonas que antes se dedicaban a la agricultura ya son parte del negocio ilícito. Señaló que un reportaje de La Jornada reveló que economistas de la Universidad Nacional Autónoma ded México (UNAM) calculan que los ingresos reales de los trabajadores se desplomaron de manera espectacular durante el gobierno de Felipe Calderón como resultado de las políticas económicas. Por esto, afirmó, "México tiene alternativas limitadas" en el problema del narco, “ya que el Don de la mafia está aquí, al otro lado”.

Dijo que el problema está vinculado con una serie de políticas en ambos países, y que en Estados Unidos, en los últimos 30 años, la promoción del sector financiero en la economía y la destrucción del sistema productivo han llevado a que los ingresos reales se hayan estancado para la mayoría de la población: "ha tenido los mismos efectos que el neoliberalismo en México; menos agudos, pero similares".

Esto lleva a confirmar, igual que con las políticas antinarcóticos, que "los gobiernos no están para servir a sus ciudadanos; trabajan para sus bases principales", que son, sobre todo, integrantes del sector financiero.

Libre mercado y libre trabajo

Cuando le preguntaron si se opone a que un país soberano, como Estados Unidos, adopte medidas razonables para detener y deportar indocumentados, Chomsky respondió: "Es una pregunta interesante en Estados Unidos, donde todos son inmigrantes ilegales; todos, menos los que viven en las reservaciones indígenas". Indicó que todo depende de qué se está hablando. “Si uno se dice campeón del ‘libre mercado’ debe estar en favor del movimiento libre del trabajo; no se puede tener libre mercado sin eso, según indica Adam Smith.”

Deterioro educativo

Acerca del deterioro de la educación en ambos países, Chomsky señaló que México tiene a la UNAM, “una universidad de muy alta calidad… es difícil el ingreso, pero es gratuita. Y en Estados Unidos, si se consideran los principales sistemas de educación pública, uno tiene que ser rico o poder asumir una gran deuda para acudir a la universidad. En la ciudad de México hay una universidad fundada por (Andrés Manuel) López Obrador que no sólo es gratuita, sino abierta a todos. "Es cierto que hay muchos defectos en el sistema educativo mexicano, pero en algunas cosas es mejor que aquí. Debería haber oportunidades de educación decentes para todos."

Afirmó que es "responsabilidad social" garantizar educación obligatoria para todos, y condenó los intentos de privatizar los sistemas públicos y intereses empresariales que pretenden lucrar con la educación.

Recordó que el año pasado viajó de México a California y el contraste fue claro: México, país relativamente pobre, mantiene un sistema de educación superior de alta calidad y gratuito, aunque no para todos, pero "sustancial". California, uno de los estados más ricos del planeta, está destruyendo las mejores universidades públicas del país, y posiblemente privatizando algunas, como Berkeley y la Universidad de California en Los Ángeles.

 

http://www.taringa.net/posts/noticias/12188476/Chomsky_-La-raiz-del-problema-del-Narco-es-Estados-Unidos.html

No hay comentarios. Comentar. Más...

Tesis sobre la Revolución Cultural

20110822224507-20110822213157-img-47521.jpg

Tesis sobre la Revolución Cultural.(1) 

Guy Debord.

2

El arte puede cesar de ser un informe sobre sensaciones y convertirse en una organización directa de sensaciones más intensas. Es una cuestión de producirnos a nosotros mismos, y no de producir objetos que nos esclavizan. 

3

Mascolo tiene razón al decir que la reducción de la jornada laboral bajo un régimen de dictadura del proletariado es «la más segura garantía que puede ofrecer de su autenticidad revolucionaria». Es más, «si el hombre es una mercancía, si puede ser tratado como cosa, si las relaciones generales entre los hombres son relaciones cosificadas, ello es posible porque al hombre se le puede comprar su tiempo». Mascolo, en todo caso, concluye demasiado rápido que «el tiempo de un hombre que trabaja libremente» se emplea siempre adecuadamente, y que «el comercio del tiempo es el único mal»(2). No hay libertad en el uso del tiempo sin la posesión de los instrumentos modernos de construcción de la vida cotidiana. El uso de esos instrumentos marcará la diferencia entre un arte utópico revolucionario y un arte revolucionario experimental.

6

Quienes no intentan superar el viejo orden establecido en todos sus aspectos no pueden adherirse al desorden del presente, ni en la esfera de la cultura. Uno debe luchar, y no mantenerse a la espera -y eso vale igualmente para la cultura- de que el orden desplazado del futuro formule una apariencia determinada. Es su posibilidad, presente ya en nuestro tiempo, lo que devalúa cualquier expresión en formas culturales ya conocidas. Uno debe rebasar toda forma de pseudocomunicación hasta su destrucción final, para alcanzar algún día una comunicación directa y real (desde nuestra hipótesis de trabajo de los más altos objetivos culturales: la construcción de la situación). El triunfo espera sólo a aquellos que sean capaces de generar auténtico desorden sin amarlo en absoluto. 

Notas: 

1. Internationale situationiste #1, Junio 1958, pp. 20-21. 

2. Dyonis Mascolo, Le Comunnisme: Revolution et communication, ou la dialectique des valeurs et des besoins, Paris, Gallimard, 1953. 

 

http://www.accpar.org/numero3/tesis.htm

 

 

No hay comentarios. Comentar. Más...

Walter Lippmman y la opinión pública


Walter Lippmann y su crítica a la democracia actual


25-jul-2010
Lidia López Miguel

Walter Lippmann, pionero en el estudio de la comunicación, ataca al sistema democrático actual en su obra cumbre: ’La opinión pública’ (1922).

La opinión pública, la obra cumbre de Walter Lippmann, es una de los libros más importantes sobre la teoría de la comunicación escritos hasta el momento. Su valor no solo reside en que es una lectura imprescindible para todo aquel interesado en el asunto, sino en que además, a pesar de que la obra vio la luz en 1922, continúa siendo de total actualidad.

La preocupación de Lippmann por la formación de la opinión pública
Esta obra de Lippman está vertebrada por dos puntos fundamentales: Por un lado la explicación de cómo se forma la opinión a través de estereotipos, y por otro, las indicaciones sobre cómo se debería formar la opinión pública a través de una crítica incisiva al sistema democrático actual.

El autor se muestra muy preocupado por la falta de conocimiento directo con respecto a los acontecimientos sobre los cuales se opina, de buena voluntad, pero sin saber si las informaciones que se reciben son ciertas. Lippmann ofrece múltiples ejemplos que corroboran esta idea que recogió mientras ejercía sus trabajos propagandísticos para el Gobierno estadounidense durante la Primera Guerra Mundial.


La idea del pseudoentorno, el acceso a la información
Lippmann considera que las ideas que las personas se forman sobre la realidad, crean un pseudoentorno, intercalado, entre el entorno real y los individuos, y que inevitablemente interfiere en sus comportamientos. Sin embargo, los actos que se derivan de esos pensamientos no actúan en ese pseudoentorno sino que lo hacen en el entorno real.

Para tener un conocimiento más o menos realista de la sociedad es necesario que las personas sepan qué es lo que sucede con la información, cómo se accede a ella. Se debe tener en cuenta el secretismo y la censura que existe en algunas de las informaciones, se debe ser consciente de la gran cantidad de hechos que nunca llegan a ser conocidos. Pero, además, no tendrán la misma información quienes accedan a un círculo social amplio que los que tengan un círculo social más pobre.

Los estereotipos
Sin embargo, pese a ese conocimiento insignificante, no se puede evitar opinar sobre hechos que hayan acontecido o acontezcan en espacios y tiempos muy distantes de las propias experiencias. Aquí entran en juego los estereotipos como una forma de economizar el esfuerzo por conocer determinadas personas e incluso sociedades.

Para Lippmann la importancia no reside en el uso de los mismos sino más bien en el grado de credulidad que se les otorga. A esto se suma otro factor, y es que las personas tienden a fijarse en los hechos que consolidan sus estereotipos y eluden los que los contradicen.

Personas con distintas opiniones votan al mismo partido
Para explicar este aspecto Lippmann recurre a las elecciones estadounidenses de 1920 para, de paso, hacer una dura crítica al sistema democrático. A raíz de los resultados el autor llega a la conclusión de que en el caso, traído como ejemplo, de unas elecciones, no es necesario invocar a "un alma colectiva, una mente nacional y un espíritu de la época encargados de imponer orden ante una opinión que es fruto del azar" sino que es algo muy normal que las campañas consigan que las personas con distintos pensamientos voten al mismo partido.

Los políticos conocen a la perfección la manera de tratar los asuntos en los que es difícil obtener una cierta unanimidad en las opiniones. En consecuencia, basan sus discursos en "ideas vagas que tengan con frecuencia al poder de aunar opiniones profundamente arraigadas". De esta manera, el político consigue que, por un motivo o por otro, el votante se sienta identificado con él.

Crítica al sistema democrático
En un segundo término, en La Opinión Pública, Lippmann centra su discurso en la crítica al sistema democrático que permite que la gente se crea libre por elegir entre un número muy limitado de papeletas en cualquier tipo de elecciones. El problema reside, siempre según el autor, en que desde los inicios del sistema democrático se ha tenido más en cuenta cómo se forma la maquinaria para formar la Opinión Pública que el estudio de las fuentes y los procesos vinculados con su origen y formación.

La primera solución que aporta Lippmann al respecto es que las personas comiencen a ser conscientes de las carencias e intenten incrementar su capacidad de conocimiento, desconfiando de quienes pretendan manipular su inteligencia.

Sin embargo, tras analizar los problemas y las consecuencias del socialismo gremial, Lippmann aporta una propuesta de solución más radical que la anterior aunque más realista a la hora de su aplicación. Lo que el teórico propone es que se deje de lado la idea de que todos los hombres tienen por instinto el arte de gobernar, un punto fundamental de la teoría democrática.

El cometido de la prensa
Pero ¿qué papel juega la prensa en todo esto? Según Lippmann los primeros demócratas consideraron el tema de la elaboración de las opiniones públicas como un problema de libertades civiles, pero éstas no garantizan la opinión pública en el mundo moderno. La prensa se considera desde siempre el principal medio de conocimiento de la realidad y se pretende que sea ésta la que busque esa verdad.

Lippmann critica duramente este pensamiento, en el que se incluye la idea de que la verdad debe llegar por sí misma y no hay que pagar por ella. Para él, encontrar la verdad supone un gran esfuerzo de la propia persona y no es algo que se pueda regalar.

Las noticias y las verdades no son lo mismo
Una de las ideas que aporta Walter Lippmann al final de este libro, a modo de llamamiento colectivo para un cambio inmediato, es la que se refiere a la necesidad de distinguir o dejar de asumir que las verdades y las noticias son lo mismo.

Para el escritor esta confusión proviene en gran medida de que la prensa es mucho más frágil de lo que la teoría democrática ha hecho creer y no puede soportar sobre sus hombros la carga de ser la base en la que se sustenta la soberanía popular.

http://lidia-lopez-miguel.suite101.net/walter-lippmann-y-su-critica-a-la-democracia-actual-a21760

 

  

No hay comentarios. Comentar. Más...


El lenguaje binario y la exclusión.

Ya reúnan información, se comuniquen a distancia, hagan funcionar las lavadoras, hagan sumas o vídeos, todos los ordenadores digitales traducen la información en ceros y unos del código máquina. Estos dígitos binarios se conocen como bits y se combinan en grupos de ocho formando bytes. Los ceros y unos del código máquina parecen proponerse como símbolos perfectos de los órdenes de la realidad occidental, las antiguas categorías lógicas que establecían la diferencia entre apagado y encendido, derecha e izquierda, luz y oscuridad, forma y materia, mente y cuerpo, blanco y negro, bien y mal, verdadero y falso, vida y muerte, algo y nada, esto y aquello, aquí y allí, dentro y fuera, activo y pasivo, verdadero y falso, sí y no, cordura y locura, salud y enfermedad, arriba y abajo, sentido y sinsentido, este y oeste, norte y sur. Y, cuando se llega al sexo, forman una linda pareja. Hombre y mujer, macho y hembra, masculino y femenino. Uno y cero parecían correctos, hechos el uno para el otro: 1, la línea definida y vertical, y 0, el diagrama de nada en absoluto; pene y vagina, cosa y agujero… como anillo al dedo. Un emparejamiento perfecto.

Hace falta dos para hacer un grupo binario, pero todos estos pares son dos de un tipo, y el tipo es siempre del tipo uno. 1 mas 0 suman otro 1. Macho y hembra equivalen a hombre. No existe un equivalente femenino. No existe junto al hombre una mujer universal a su lado. El macho es uno, uno lo es todo, y la hembra no tiene “nada que se pueda ver”. La mujer “funciona como un agujero“, un vacío, un espacio, “una nada, es decir, nada igual, idéntico, identificable… una imperfección, un defecto, una falta, una ausencia, fuera del sistema de representaciones”. Lacan establece la ley sin dejar duda alguna: “Solo existe la mujer como lo excluido por la naturaleza de las cosas”, explica. Ella es “no-todo”, “no-totalidad”, “no-uno”, y lo que sabe puede describirse como “no-saber”.

[…]

Sadie Plant.

Leído aquí.

No hay comentarios. Comentar. Más...

Coca-Cola militarizada

20100410192158-razonesnococacolacopia.jpg

La Coca-Cola militar
Sinaltrainal y OMAL

El pasado 8 de febrero de 2010 en el fuerte militar de Tolemaida (Centro Nacional de Entrenamiento CENAE) en el municipio de Melgar Tolima, se realizó la convención de COCA COLA - FEMSA. Valga la pena recordar que Tolemaida es una de las bases militares de Estados Unidos en Colombia, desde las cuales no solo se atenta contra la soberanía nacional, sino también contra la seguridad de los pueblos de América.

Hasta ahora lo que teníamos claro era que en estas bases permanecería tropa militar estadounidense, ahora constatamos que desde allí operarán también las transnacionales, trazarán sus políticas e integrarán mucho más los ideales de las corporaciones con el código de ética de los soldados de tierra, mar y aíre.

Ahora no sabemos si el eslogan de la convención “GUIADOS POR EL ORGULLO” es de Coca Cola, del fuerte militar o de la base militar gringa. “El orgullo de ser militar” fue el tema de la conferencia que el general Freddy Padilla de León, comandante general de las Fuerzas Militares, expuso durante la convención.

En las fotografías se observan muy atentos los ejecutivos de Coca Cola luciendo orgullosamente el uniforme (camisetas y gorras) de los héroes del glorioso ejército nacional de Colombia, hoy al servicio de militares estadounidenses. ¿Para qué podrá interesarle a una de las ejecutivas de Coca Cola la vestimenta y el equipamiento de un tirador de precisión del Ejercito Nacional?

Cada vez es más evidente que la política de seguridad democrática, confianza inversionista y estado comunitario, es para garantizar a través del terror el saqueo de nuestros recursos naturales para beneficio de las transnacionales. El enriquecimiento justifica la participación de éstas en la guerra que los Estados Unidos le han declarado y ejecutan contra los pueblos de América.

Como todos recordamos Coca Cola fue una de las transnacionales acusadas, juzgadas y condenadas por el Tribunal Permanente de los Pueblos, Sesión Colombia “TPP”, por: “su participación como autores, cómplices o instigadores, en la comisión de crímenes de lesa humanidad, que se concretan en los siguientes: asesinato; exterminio; deportación o traslado forzoso de población; encarcelación u otra privación grave de la libertad física en violación de normas fundamentales de derecho internacional; tortura; violación; persecución de un grupo o colectividad con identidad propia fundada en motivos políticos y étnicos, en conexión con otros crímenes mencionados, y desaparición forzada de personas; Sin perjuicio de lo anterior, cualquier persona vinculada a estas empresas es también individualmente responsable en el ámbito penal como autor o cómplice de aquellos crímenes de lesa humanidad en los que pueda haber participado.”

Dirección Nacional de Sinaltrainal

http://www.consumehastamorir.com/

No hay comentarios. Comentar. Más...

Cuerpo

20100404235925-cuerpos.jpg

El cuerpo como campo de batalla político se está conviertiendo en un fenómeno familiar. Es el acto final de desesperación, tu propio cuerpo es tu último recurso para protestar.

Steve McQueen.

Rervista Exit Express # 45, Verano 2009, pág 27.

No hay comentarios. Comentar. Más...

La caída del Muro de Berlín.

 

  La reunificación de Alemania en 1990 es vista mundialmente como un modelo de globalización en miniatura. La República Democrática Alemana, representante de la orientación socialista del Este de Europa y catalogada como una aberración de la modernidad, fue anulada política, social y culturalmente. La Alemania occidental, que pretendía tener una concepción superior de la economía, asumió la soberanía de toda interpretación sobre cuestiones sociales. Gracias al Fondo Monetario Internacional, la Organización Mundial del Comercio y el Guggenheim, el principio de reproducción prevaleció como estándar global. El éxodo del capital atravesando fronteras nacionales creó un "Estado capitalista transnacional" (André Gorz), un estado sin territorio que afecta a las naciones-estado desde fuera, pero que, por su parte, elude el control político.

 

 Marius Babias

Reconquistar la subjetividad. El proyecto Kokerei Zollverein | Crítica y arte contemporáneos

http://republicart.net

No hay comentarios. Comentar. Más...

Precariedad

Somos precarios y precarias, atípicos, temporales, móviles, flexibles. Somos la gente que está en la cuerda floja, en equilibrio inestable. Somos la gente deslocalizada y reconvertida. Sin trabajo estable, sobreexplotados. Con la casa hipotecada o pagando un alquiler que nos ahoga. Nuestra afectividad precarizada se compra y se vende. Somos como tú: contorsionistas de la flexibilidad.
(¡MayDay, MayDay! ¡Los precarios y precarias se rebelan! manifiesto de la convocatoria del EuroMayDay004, Barcelona)

 

 Gerald Raunig

La inseguridad vencerá. Activismo contra la precariedad y MayDay Parades

http://republicart.net

No hay comentarios. Comentar. Más...

Hippies

A diferencia del tristón movimiento beat de los años cincuenta, los hippies subrayaban lo positivo. (…) Apunta Hendrik Hertzberg que los hippies se salían de los patrones sociales existentes, pero “habían creado un feliz estilo de vida en que refugiarse”. Eran radicalmente opuestos a la guerra de Vietnam, pero no activistas políticos en sentido estricto; razonaban más en parámetros personales o sociales. (…)

Alguien ha dicho que los hippies, la revolución californiana y estadounidense de los sesenta, sería incomprensible sin la música.

Lo que se conoce con el nombre del San Francisco Sound surgió en torno a numerosos grupos que interpretaban rock, en los que aunque pudieron encontrarse esporádicas huellas de los Beatles o Bob Dylan las influencias más marcadas eran del blues y la electónica. Los considerados mejores eran Jefferson Airplane y Greateful Dead (…) Había otros muchos, el 13th Floor Elevador, Country Joe and the Fish, the Mysteri Trend… El templo de esta música fue el “Fillmore”, un teatro situado en una zona habitada por negros en San Francisco. Con todo, Ralph Gleason comentaría que el sonido San Francisco “nacía en la primera generación de blancos americanos que no estaban tratando de ser negros”

El grupo típico del San Francisco Sound comprendía tres guitarras eléctricas y un batería, aparte de los cantantes. Rasgo distintivo era asimismo el equipo amplificador, que lanzaba un sonido con enormes decibelios, 110, en el límite de producir dolor en el oyente.

Inocencio Arias.

Berkeley y la agitación en EE.UU.

Revista Leer # 192, Mayo 2008, pág 42.

No hay comentarios. Comentar. Más...

Contracultura

Pero no  se trata obviamente, de un miserable grupo de rezagados del progreso, de gentes ajenas a la revolución industrial, o a sus insospechados avances tecnológicos. Al contrario, vienen de él. Son los hijos de la revolución industrial. Es más: son los hijos de la tecnología.

(…)

Vuelven sobre las víctimas del “progreso civilizado” y aprenden de ellos ritos, hábitos de vida.

“Las frases hippies constituyen una jerga compleja, obtenida eclécticamente de la cultura de los negros del jazz, de las subculturas homosexuales y de los drogadictos, del lenguaje bajo d ela calle y de la vida bohemia”, dice Stuart Hall.

(…)

Debo crear un sistema o seré esclavizado por el de otro hombre. No quiero razonar ni comparar: lo que me interesa es crear”. La cita no corresponde a un líder hippie. Viene de William Blake y tiene un siglo de existencia. Y sirve, ahora, de pauta para caracterizar una de las variantes del movimiento contracultural, en su creatividad irracionalista. O mejor, en su creatividad poética, esto es, imaginaria. Al aceptar el carácter represivo de la sociedad tecnológica y las frustraciones derivadas de su estricto y despiadado control social  (…) nace una generación que ubica su rebeldía en el rechazo más o menos pasivo de todo el orden social.

Oscar Collazos.

No hay comentarios. Comentar. Más...

Revolución

algunos tienen puestas en la revolución sus esperanzas, pero cuando te revelas e instauras tu nuevo gobierno descubres que tu nuevo gobierno es aún el mismo buen Papá de siempre. Sólo que con una máscara de cartón.

(…)

sí, revolución suena como muy romántico. pero no lo es . es sangre y tripas y locura; es niños asesinados por interponerse en el camino, niños que no entienden que coño pasa. Es tu puta, tu mujer con el vientre abierto de un bayonetazo y violada luego ante tus ojos. Es hombres torturando a hombres que antes reían con los dibujos del ratón Mickey.

hasta  ahora sólo he visto ese anhelo emocional y romántico de Revolución; no he visto ni un solo dirigente sólido ni una plataforma realista que aseguren CONTRA la traición que hasta ahora siguió luego siempre. si he de matar a un hombre, no quiero verle sustituido por una copia fiel del mismo hombre y el mismo sistema. hemos  malgastado la historia como una pandilla de borrachos jugando a los dados en los retretes del  bar del barrio. me  da vergüenza ser miembro de la especie humana. pero  no quiero añadir nada a esa vergüenza, quiero raspar  y quitar un poquito  de ella.

no quiero decir que haya que renunciar. estoy a favor del auténtico espíritu humano, esté donde esté, donde se haya escondido, sea lo que sea. pero cuidado con los farsantes que lo pintan todo de color de rosa y te dejan en la estacada con 4 polis feroces y ocho o nueve muchachos de la guardia nacional y sólo tu ombligo por última oración.

(…)

dios decía ESPERA  y es duro esperar con la tripa vacía y ya el alma no se siente tan bien y quizás no pases de los 55. y la última vez que dios apareció fue hace ya casi 2000 años y no hizo más que unos cuantos trucos baratos de prestidigitador, dejó que unos cauntos judíos le liaran y luego se largó. uno acaba cansado de sufrir. los propios dientes de la propia boca no bastan para matarle a uno…

Charles Bukowski.

Escritos de un viejo  indecente.

 

PD 2015:

Resubo el archivo:

Escritos de un viejo Bukowski indecente.

No hay comentarios. Comentar. Más...

Aforismos

¿Ah , cuántas veces me habré confesado a la noche, con esperanzas de que me absuelva! ¿Y no lo ha hecho!

 

Mi hipocondría es ciertamente la capacidad de extraer en cualquier suceso de la vida, llámese como se llame, la mayor cantidad de veneno en beneficio propio.

 

Hay cierto estado (bastante frecuente , el menos para mí) en el que la presencia de una persona queridísima es tan insufrible como su ausencia, o al menos en su presencia no sentimos el placer que  anticipábamos durante la insoportable ausencia.

 

En la Tierra no hay superficie más interesante que el rostro humano.

 

Nuestro mundo llegará a ser tan refinado que creer en Dios resultará tan ridículo como hoy en día creer en fantasmas

 

¿Creéis acaso que el buen Dios es católico?

 

En el mundo los santos han logrado más en escultura que vivos.

 

¿Es nuestro concepto de Dios algo más que una personificación de lo incomprensible?

 

El escritor da cuerpo a las metáforas; el lector, alma.

 

Pasaron a la cripta familiar de mis pecados juveniles, la de los malos libros.

 

Podemos estar seguros de que en ningún buen poema el primer verso se escribió al principio.

 

Quien tenga dos pantalones, que venda uno y compre este libro.

 

Darle el último toque a una obra, es decir, quemarla.

Georg Christoph Lichtenberg.

Fondo de cultura economica, México, 1995.

No hay comentarios. Comentar. Más...

Aviso a los civilizados

Pero revolución supondría (…), la existencia de una clase que no sólo odia a su opresor, sino que sabe cómo  combatirlo, y como hacer desaparecer  los elementos cuya supresión es técnicamente necesaria para permitirle cometer todos los delitos.

(…) Lo que verdaderamente desea ese desire de revolution que en todos nosotros late, no es precisamente la supresión de tal o cual propiedad privada, ni la de algún elemento preciso de código de orden público o moral, sino el momento de la fiesta revolucionaria, tan parecida a la fiesta de los locos del medioevo o al carne-vale, tanto por sus contenidos inconcientes como por su utilidad social: el instante en el que el hombre reencuentra su perdida animalidad a través de la masa, y en el que, bajo el pretexto de un supuesto cambio social duradero, pero sobre todo bajo el escondrijo de la masa, va a permitirse la comisión de todos los delitos: parce que vous avez commencé la revolution par le crime, il faut la continuer par le crime, como intentó decir desde una celda de la Bastilla el divino marqués. Porque la revolución no es sino la máscara de un crimen.

(…)

Del erotismo, la revolución sólo conoce la violación. De la masa, las pasiones incendiarias. De la calumnia, la mutilación. Del crimen, el que no contiene pecado y puede por lo tanto celebrarse con chillidos, con furor: ¿qué hombre pequeño no ha soñado algún día con imágenes como estas, sacadas del archivo secreto d ela revolución?

(…)

Ese momento de la revolución, que constituye la clave de su deseo, no pertenece a la historia. La sociedad y la historia se han edificado no sobre una negación, sino sobre una absoluta forclusión. Lo que la sociedad forcluye es la animalidad, nunca perdida, y que revuelve cíclicamente y de diversas maneras en el lynch, en la guerra, en la revolución. Esa parte maldita no puede ser abolida, pero tampoco puede ser el objeto de una revolución. Está al otro lado d ela historia, como lo que se opuso a ella desde su principio. Y sin embargo, la historia no tiene otro futuro que ese: su aniquilación momentánea, semejante a un organismo. Y nosotros, esperar al héroe que, seduciendo nuestra parte histórica o social, nos lleve a la guerra y a la muerte, a la anti-historia. No hay pues, espiral ni progreso alguno. La historia es un retorno cíclico a su desaparición.

Leopoldo María Panero.

Aviso a los civilizados. Libertarias/Prodhufi, S.A., Madrid, 1990.

 

No hay comentarios. Comentar. Más...

Breviario del caos

Tendemos a la muerte como la flecha al blanco, y no le fallamos jamàs, la muerte es nuestra ùnica certeza y siempre sabemos que vamos a morir, no importa cuando y no importa donde, no importa la manera. La vida eterna es un sinsentido, la eternidad no es la vida, la muerte es el reposo al que aspiramos, vida y muerte estàn ligadas, aquellos que demandan otra cosa piden lo imposible y no obtendràn màs que humo como su recompensa. Nosotros, quienes no nos contentamos con palabras, consentimos en desaparecer y aprobamos este consentir, no elegimos nacer y nos consideramos afortunados de no sobrevivir en ninguna parte a èsta vida, que nos fue impuesta màs que dada, vida llena de preocupaciones y dolores, de alegrìas problemàticas o malas. Que un hombre sea feliz, ¿què prueba esto? La felicidad es un caso particular y nosotros observamos sòlo las leyes del gènero, razonamos a partir de ellas, sobre ellas meditamos y profundizamos,  despreciamos a quien quiuera que busque el milagro y no estamos avidos de beatitudes, nuestra evidencia nos basta y nuestra superioridad no se encuentra en otra parte.

Cada uno de nosotrs muere solo y muere por completo (...) La soledad es una de las escuelas de la muerte y el comùn no asistirà a ella nunca...

...Nuestro destino es siempre multiplicarnos, con el sòlo fin de perecer innumerables...

Alberto Caraco.

Editorial Sexto Piso S. A., Mèxico, 2004.

No hay comentarios. Comentar. Más...

Cioràn

Es religioso quien puede prescindir de la fe pero no de Dios.

¿Te has preguntado alguna vez por qué un borracho comprende más? Porque la embriaguez es sufrimiento.
¿Por qué un loco ve más? Porque la locura es sufrimiento.
¿Y por qué el sufrimiento lo sabe todo? Porque es Espíritu.
Los defectos, los vicios, los pecados no nos descubren aspectos ocultos del ser por los destellos de placer, sino por el desgarro de la carne y del espíritu. Por la revelación de las negaciones. Porque todo lo que es negativo es expiación y, como tal conocimiento. Un ser que lo supiera todo sería un río de sangre. Dios, al ser depositario de tanto dolor, ya no pertenece al tiempo. Es una hemorragia con dimensiones de eternidad. Él empezó a sangrar desde el primer instante fuera de la Nada.

La soledad te transforma en un Cristobal Colón navegando hacia el continente de tu propio corazón.
¡Cuántos mástiles se yerguen en tu sangre cuando sólo los mares te atan al mundo! Yo me embarcaría a cada momento hacia los ocasos del tiempo.

Hay miradas como destinadas a consolarnos de todas las melodías que no hemos oído...

En la tristeza todo se vuelve alma.

El hastío es la sensación enfermizamente clara del tiempo que te espera, en el que tienes que vivir y con el que no sabes qué hacer.

Si una sola vez has estado triste sin motivo, lo has estado toda la vida sin saberlo.

Para ser feliz en la soledad necesitas tener la preocupación constante de una obsesión o de una enfermedad. Pero cuando el hastío dilata los sentidos en el vacío y el mundo abandona el espíritu, el aislamiento se vuelve agobiante e insulso, y los días parecen tan absurdos como un ataúd colgando de un cerezo en flor.

Mi cosmogonía añade a la nada inicial una infinidad de puntos suspensivos...

Utiliza la razón mientras estés a tiempo.

Más acá de Dios sólo nos queda el anhelo por Él.

Algunas noches en blanco duran tanto que, tras ellas, el tiempo ya no es posible.

Existir, osea, teñir de afecto cada instante. Mediante matices de sentimiento hacemos a la nada una conseción de realidad. Sin los dispendios del alma viviriamos en un universo blanco. Porque "los objetos" no son sino ilusiones materiales de excesos  interiores.

Dios nos mira a través de cualquier lágrima.

El hombre está tan solo que la desesperación le parece un nido y el pavor un refugio.
Inutilmente  busca un sendero en la espesura del ser, se queda mohíno con la cara vuelta al callejón sin salida de su propio espíritu. Porque en él, la luz no se ha separado d ela oscuridad.Como remate  de la creación, el espíritu pertenece al principio del mundo.
Nada despojará de su conciencia a las noches del tiempo. ¿No se ennoblecerá más su destino durante esa herencia nocturna?
El hombre tiene de su parte muchas noches...

Las repetidas decepciones suponen ambiciones inhumanas. Los hombres verdaderamente tristes son los que, no pudiendo echarlo todo a rodar, se han aceptado como ruina de su ideal.

El tiempo es la cruz donde nos clava el hastío.

El suicidio, como cualquier otro intento de salvación, es un acto religioso.

En un corazón donde se haya instalado la nada la irrupción del amor es indeciblemente desgarradora porque no encuentra terreno alguno donde florecer. Si tan sólo hubiera que conquistar a la mujer, ¡qué fácil sería! ¡Pero roturar la propia nada, dominarse trabajosamente en la hostilidad del alma, abrir un camino hasta uno mismo! Esa guerra, que te arroja con odio contra ti mismo, explica por qué nunca querrás matarte de modo más cruel que en las convulsiones del maor

El amor es santidad más sexualidad. Nadie ni nada puede aliviarnos esta paradoja escarpada y sublime.

Desde el hastío, a través de un largo proceso, podemos fondear en Dios. En sí, el hastío sólo es una falta de religión.

Nada te satisface, ni tan siquiera lo Absoluto; sólo la música, ese desvanecimiento de lo absoluto.

Más que en cualquier otra cosa, en el amor se es o no se es. La falta de diferencia entre la vida y la muerte es un fenómeno propio del,enamoramiento.

El futuro: el deseo de no morir, traducido a una dimensión temporal.

Poder sufrir con locura, valor, sonrisa y desesperación.

El sino del hombre es una continua ausencia de "ahora" y una insistente frecuencia de "antaño" (palabra esta que es expresión de la fatalidad).  De su prolongada resonancia surge un incurable temblor de perdición.


Sólo me siento en casa, cuando estoy a orillas del mar. Porque sólo puedo construirme una patria con la espuma de las olas.
En el flujo y reflujo de los pensamientos sé muy bien que ya no me queda nadie: sin país, sin continente, sinmundo. Me he quedado con los suspiros lúcidos d elos amores fugaces en noches que aúnan la felicidad con la locura.

La tristeza es un don, como la embriaguez, la fe, la existencia y como todo cuanto es grande, doloroso e irresistible. El don de la tristeza.

E.M. Ciorán.


El ocaso del pensamiento,
Tusquetes Editores, Barcelona, 1995.

 

No hay comentarios. Comentar. Más...

Revoluciòn

¿Y si la historia no fuese más que la risa de Dios? ¿Cada revolución una de sus carcajadas? Carcajadas que resuenan como truenos mientras los divinos ojos lagrimean de risa.

Miguel de Unamuno.

No hay comentarios. Comentar. Más...

Sexo

Definitivamente, me decía, no hay duda de que en nuestra sociedad el sexo representa un segundo sistema de diferenciación, con completa independencia del dinero; y se comporta como un sistema de diferenciación tan implacable, al menos, como éste.
(...)
Igual que el liberalismo económico desenfrenado, y por motivos análogos, el liberalismo sexual produce fenómenos de empobrecimiento absoluto. Algunos hacen el amor todos los días; otros cinco o seis veces en su vida, o nunca. Algunos hacen el amor con docenas de mujeres, otros con ninguna. Es lo que se llama la "ley del mercado"
(...)
En un sistema económico que prohibe el despido libre,, cada cual consigue, más o menos, encontrar su hueco. En un sistema sexual que prohibe el adulterio, cada cual se las arregla, más o menos, para encontrar su compañero de cama. En un sistema económico perfectamente liberal, algunos acumulan considerables fortunas; otros se hunden en el paro y la miseria. En un sistema sexual perfectamente liberal, algunos tienen una vida erótica variada y excitante; otros se ven reducidos a la masturbación y a la sociedad. (...) Las empresas se pelean por algunos jóvenes diplomados, las mujeres se pelean por algunos jóvenes; hay mucha confusión, mucha agitación.

José Vicente Anaya.


Manifiesto infrarrealista (1975)
Tomado de Katarsis.


EZLN

Dignidad: En el mundo en el que nos obligan a vivr y a morir, no hay lugar para la dignidad. El poder quiere que la dignidad se guarde en el olvido, en el silencio, en la carcel y en la tumba.

Jodidos: Los poderosos de los poderosos practican una democracia, la democracia del desprecio. Para ellos no hay indios o mestizos, blancos o morenos. Para los poderosos, los otros tienen un sólo nombre: jodidos.

Nosotros: Nosotros los todos que alimentamos el corazón y la palabra con el amrgo pan de la esperanza. Nosotros, los que en el pasado vemos una lección y no un estorbo, los que voltamos al ayer para aprender y no para arrepentirnos. Nosotros, los que miramos el futuro como algo que se construye en el presente, los que aspiramos a un mañana contodos. Nosotros, los que balanceamos el miedo con vergüenza, la prudencia con valor y la indiferencia con memoria. Nosotros, los seres humanos que existimos, es decir, que desafiamos al poder.

Libertad:
La libertad es como el mañana.Hay quienes esperan dormidos a que llegue, pero hay quienes desvelan y caminan la noche para alcanzarla.
Historia:
La historia no es más que garabatos que escriben los hombres y mujeres en el suelo del tiempo.El poder escribe su garabato, lo alaba como escritura sublime y lo adora como verdad única. El mediocre se limita a leer los garabatos. El luchador se la pasa emborronando cuartillas. Los excluidos no saben escribir...todavía.

EZLN,

 Documentos y comunicados.
Ediciones Era S.A. de C.V., México, D.F., 1998

No hay comentarios. Comentar. Más...

Metafísica

20090921132851-metafisica.jpg

Interpretamos la aparición de formas d epensamiento metafísico como indicio de la histórica y universal agudización de la necesidad de armonía y abstracción frente a una creciente disonancia social y existencial. Poe consiguiente, los metafísicos han sido indisociables de la patogénesis de la insatisfacción en las grandes civilizaciones. Para convencerse, basta contemplar cómo bajo el tejado de las palabras básicas de la metafísica -ser, esencia, fundamento, dios, logos, cosmos, alma, inmortalidad, idea, orden- subyacen las experiencias más dolorosas de la humana existencia; experiencias, desde luego, que en la copia en limpio de la metafísica aparecen como separadas. La copia en limpio tiene la misión de proclamar el éxito de los esfuerzos metafísicos po la armonización. En ella se manifiestan ya los triunfos de la conciencia lógica sobre el mundo lóbrego y mortificante
(...)
Irónicamente, la crisis de la modernidad nos abre sin querer accesos a la tentativa metafísica de dominio del mundo, ya que contemplamos con una impotencia más propia de pueblos primitivos que de civilizaciones avanzadas cómo el hado pasivo de la moderna omnipotencia nos acarrea la era de la segunda impotencia.Con ella, en el presente, ue se hace sus ilusiones sobre su actitud posmetafísica fundamental, se ha creado una curiosa afinidad de experiencias con aquellas antiguas condiciones del mundo que estimularon la metafísica.
(...)
¿De qué preguntas hablamos? Puede hablarse sólo de dos, sin las que la elevación del pensamiento hacia la metafícia no tendría objeto:  la desigualdad d elos destinos y el temor al tiempo que todo lo devora.

(...)
A nuestro modo de ver, las viejas ideas metafísico-cósmicas sobre el orden fallan por una simple diferencia lógica: una visión ordenadora no es per se la visión de un orden.
(...)
Tiempo y muerte no son dos experiencias distintas, sino una sola, cuyo punto esencial es la temporalidad. Que toda vida individual muere se halla ya contenido en la circunstancia de que todo lo verdadero parece ser "en el tiempo" y que nada que viva puede sustraerse a la destrucción por el paso del tiempo. lo que es captado por el tiempo sufre los estragos de la enfermedad del devenir y el pasar. El que nace, al tiempo es deudor de una muerte que ha de pagar a la naturaleza.
(...)
La metafísica, la cristiana sobre todo, sabái que nosotros, en cuianto que mortales, somos zombis, muertos vivientes, que tansitamos dentro del propio cadáver con la mosntruosa pretensión de estar vivos.


Peter Sloterdijk


Metafísica y cultura alternativa.
Revista Lateral # 70, 2001.

No hay comentarios. Comentar. Más...

Nicolàs Gòmez Dàvila

No he encontrado en la literatura colombiana otro autor como Nicolàs Gòmez Dàvila, una especie de  Cioràn criollo, pero sin tanto cinismo.

Todo fin diferente de Dios nos deshonra.

 

La tècnica no cumple los viejos sueños del hombre, sino lor remeda con sorna.

 

El hombre cree que su impotencia es la medida de las cosas.

 

Pensar suele reducirse a inventar razones para dudar de lo evidente.

 

Despuès de desacreditar la virtud, este siglo logrò desacreditar los vicios.

Las perversiones se han vuelto parques suburbanos que frecuentan en familia las muchedumbre domingueras.

 

El tiempo es menos temible porque mata que porque desenmascara.

Ciencia es lo que en particular a nadie importa, y en genral a todos.

Literatura es lo que sòlo en particular importa.

Escolios a un texto implìcito. 1.

Instituo colombiano de cultura, Bogotà, 1977

No hay comentarios. Comentar. Más...

El mito de Sísifo Albert Camus

20150227172018-camus.png

El mito de Sísifo

Albert Camus

Edición: eBooket

www.eBooket.com

Los dioses habían condenado a Sísifo a rodar sin cesar una roca hasta la cimade una montaña desde donde la piedra volvería a caer por su propio peso.Habían pensado con algún fundamento que no hay castigo más terrible que eltrabajo inútil y sin esperanza.Si se ha de creer a Homero, Sísifo era el más sabio y prudente de los mortales.No obstante,según otra tradición, se inclinaba al oficio de bandido. No veo enello contradicción. Difieren las opiniones sobre los motivos que le convirtieronen un trabajador inútil en los infiernos. Se le reprocha, ante todo, algunaligereza con los dioses. Reveló sus secretos. Egina, hija de Asopo, fue raptadapor Júpiter. Al padre le asombró esa desaparición y se quejó a Sísifo. Éste,que conocía el rapto, se ofreció a informar sobre él a Asopo con la condiciónde que diese agua a la ciudadela de Corinto. Prefirió la bendición del agua alos rayos celestes.Por ello le castigaron enviándole al infierno. Homero nos cuenta también queSísifo había encadenado a la Muerte. Plutón no pudo soportar el espectáculode su imperio desierto y silencioso. Envió al dios de la guerra, quien liberó a laMuerte de manos de su vencedor. Se dice también que Sísifo, cuando estabaa punto de morir, quiso imprudentemente poner a prueba el amor de suesposa. le ordenó que arrojara su cuerpo sin sepultura en medio de la plazapública. Sísifo se encontró en los infiernos y allí irritado por una obediencia tancontraria al amor humano, obtuvo de Plutón el permiso para volver a la tierracon objeto de castigar a su esposa. Pero cuando volvió a ver este mundo, agustar del agua y el sol, de las piedras cálidas y el mar, ya no quiso volver a lasombra infernal.Los llamamientos, las iras y las advertencias no sirvieron para nada. Viviómuchos años más ante la curva del golfo, la mar brillante y las sonrisas de latierra. Fue necesario un decreto de los dioses. Mercurio bajó a la tierra a cogeral audaz por la fuerza, le apartó de sus goces y le llevó por la fuerza a losinfiernos, donde estaba ya preparada su roca. Se ha comprendido ya queSísifo es el héroe absurdo. Lo es en tanto por sus pasiones como por sutormento. Su desprecio de los dioses, su odio a la muerte y su apasionamientopor la vida le valieron ese suplicio indecible en el que todo el ser dedica a noacabar nada. Es el precio que hay que pagar por las pasiones de esta tierra.no se nos dice nada sobre Sísifo en los infiernos. los mitos están hechos paraque la imaginación los anime. Con respecto a éste, lo único que se ve es todoel esfuerzo de un cuerpo tenso para levantar la enorme piedra, hacerla rodar yayudarla a subir una pendiente cien veces recorrida; se ve el rostro crispado, lamejilla pegada a la piedra, la ayuda de un hombro que recibe la masa cubiertade arcilla, de un pie que la calza, la tensión de los brazos, la seguridadenteramente humana de dos manos llenas de tierra. Al final de ese largoesfuerzo, medido por el espacio sin cielo y el tiempo sin profundidad, sealcanza la meta. Sísifo ve entonces como la piedra desciende en algunosinstantes hacia ese mundo inferior desde el que habrá de volverla a subir hacialas cimas, y baja de nuevo a la llanura. Sísifo me interesa durante ese regreso,esa pausa. Un rostro que sufre tan cerca de las piedras es ya él mismo piedra.Veo a ese hombre volver a bajar con paso lento pero igual hacia el tormentocuyo fin no conocerá. Esta hora que es como una respiración y que vuelve tanseguramente como su desdicha, es la hora de la conciencia. En cada uno delos instantes en que abandona las cimas y se hunde poco a poco en las3guaridas de los dioses, es superior a su destino. Es más fuerte que su roca. Sieste mito es trágico lo es porque su protagonista tiene conciencia.¿ En qué consistiría, en efecto, su castigo si a cada paso le sostuviera laesperanza de conseguir su propósito?. El obrero actual trabaja durante todoslos días de su vida en las mismas tareas y ese destino no es menos absurdo.Pero no es trágico sino en los raros momentos en se hace consciente. Sísifo,proletario de los dioses, impotente y rebelde conoce toda la magnitud de sucondición miserable: en ella piensa durante su descenso. La clarividencia quedebía constituir su tormento consuma al mismo tiempo su victoria. No haydestino que no venza con el desprecio.Por lo tanto, si el descenso se hace algunos días con dolor, puede hacersetambién con alegría. Esta palabra no está de mas. Sigo imaginándome a Sísifovolviendo hacia su roca, y el dolor estaba al comienzo. Cuando las imágenesde la tierra se aferran demasiado fuertemente al recuerdo, cuando elllamamiento de la dicha se hace demasiado apremiante, sucede que la tristezasurge en el corazón del hombre: es la victoria de la roca, la roca misma. Lainmensa angustia es demasiado pesada para poderla sobrellevar. Sonnuestras noches de Getsemaní.Pero las verdades aplastantes perecen al ser reconocidas. Así, Edipo obedeceprimeramente al destino sin saberlo, pero su tragedia comienza en el momentoen que sabe.Pero en el mismo instante, ciego y desesperado, reconoce que el único vínculoque le une al mundo es la mano fresca de una muchacha. Entonces resuenauna frase desesperada: "A pesar de tantas pruebas, mi edad avanzada y lagrandeza de mi alma me hacen juzgar que todo está bien". El Edipo deSófocles, como el Kirilov de Dostoievsky, da así la fórmula de la victoriaabsurda. La sabiduría antigua coincide con el heroismo moderno. No sedescubre lo absurdo sin sentirse tentado a escribir algún manual de la dicha. "Eh, cómo!. ¿ Por caminos tan estrechos...?". Pero no hay más que un mundo.La dicha y lo absurdo son dos hijos de la misma tierra. Son inseparables. Seríaun error decir que la dicha nace forzosamente del descubrimiento absurdo.Sucede también que la sensación de lo absurdo nace de la dicha. " Juzgo quetodo está bien", dice Edipo, y esta palabra es sagrada. Resuena en el universoy limitado del hombre. Enseña que todo no es ni ha sido agotado.Expulsa de este mundo a un dios que había entrado en él con la insatisfaccióny afición a los dolores inútiles.Hace del destino un asunto humano, que debe ser arreglado entre loshombres. Toda la alegría silenciosa de Sísifo consiste en eso. Su destino lepertenece. Su roca es su cosa. Del mismo modo el hombre absurdo, cuandocontempla su tormento, hace callar a todos los ídolos.En el universo vuelto de pronto a su silencio se alzan las mil vocecitasmaravillosas de la tierra. Lamamientos inconscientes y secretos, invitacionesde todos los rostros constituyen el reverso necesario y el premio de la victoria.No hay sol sin sombra y es necesario conocer la noche. El hombre absurdodice que sí y su esfuerzo no terminará nunca. Si hay un destino personal, nohay un destino superior, o, por lo menos no hay más que uno al que juzga fataly despreciable. Por lo demás, sabe que es dueño de sus días. En ese instantesutil en que el hombre vuelve sobre su vida, como Sísifo vuelve hacia su roca,en ese ligero giro, contempla esa serie de actos desvinculados que seconvierten en su destino, creado por el, unido bajo la mirada de su memoria y4pronto sellado por su muerte. Así, persuadido del origen enteramente humanode todo lo que es humano, ciego que desea ver y que sabe que la noche notiene fin, está siempre en marcha. La roca sigue rodando. Dejo a Sísifo al piede la montaña. Se vuelve a encontrar siempre su carga. Pero Sísifo enseña lafidelidad superior que niega a los dioses y levanta las rocas. El también juzgaque todo está bien. Este universo en adelante sin amo no le parece estéril nifútil. Cada uno de los granos de esta piedra, cada trozo mineral de estamontaña llena de oscuridad forma por sí solo un mundo. El esfuerzo mismopara llegar a las cimas basta para llenar un corazón de hombre.Hay que imaginarse a Sísifo dichoso.

 

PD: Más libros de Camus en el enlace.

No hay comentarios. Comentar. Más...

La ciudad subterrànea

La ùnica centralidad que admite la ciudad hoy es subterranea en el sentiodo que le da M Maffesoli y que remite sin duda a la multiplicidad de los dispositivos de enlace del poder tematizada por Foucault. Nos quedan, ahora en plural y en sentido "desfigurado", los centros comerciales reordenando el sentido del encuentro entre las gentes, esto es , funcionalizandolo al espectàculo arquitectònico y escenogràfico del comercio y con-centrando las actividades que la ciudad moderna separò: el trabajo y el ocio, el mercado y la diversiòn, las modas elitistas y las magias populares.

La ciudad virtual.

J Martin Barbero.

Revista Universidad del Valle, Nùmero 14, Agosto de 1996, pàgina 32.

No hay comentarios. Comentar. Más...

La rueda de los nacimientos

No haber nacido. Salir de la rueda de los nacimientos (...) ¿Estaràn las màquinas suficientemente estropeadas, sus piezas suficientemente sueltas para entregarse y  entregarnos a la nada?

El Antiedipo.

Deleuzze y Guattari.

No hay comentarios. Comentar. Más...

Produccion

...La produccion es inmediatamante consumo y registro, el registro y el consumo determinan de un modo directo la produccion, pero la determinan en el seno de la propia produccion: producciones de producciones, de acciones y de pasiones; producciones de registros, de distribuciones y de anotaciones; producciones de consumos, de voluptuosidades, de angustias y de dolores.

El Antiedipo.

Guattari-Deleuze.

No hay comentarios. Comentar. Más...

Màquinas.

En todas partes maquinas, y no metaforicamente: màquinas de màquinas, con sus acoplamientos, sus conexiones. Una màquina-organo empalma con una màquina-fuente: una de ellas emite un flujo que la otra corta. El seno es una màquina que produce leche, y la boca, una màquina acoplada a aquella. (...) De este modo, todos "bricoleurs"; cada cual sus pequeñas màquinas.

Felix Guattari- Gilles Deleuze.

El antiedipo.

No hay comentarios. Comentar. Más...

Nosotros

20081223171607-marcos.jpg

Nosotros, los todos que alimentamos el corazòn y la palabra con el amargo pan de la esperanza (...), Nosotros, los que balanceamos el miedo con verguenza, la prudencia con valor y la indiferencia con memoria. Nosotros, los seres humanos que existimos, es decir, que desafiamos al poder.

EZLN.

Documentos y Comunicados, 1998.

Ediciones Era S.A. de C.V., Mèxico D.F.

No hay comentarios. Comentar. Más...

Medios y miedos

20081223171017-tele.jpg

Si la television atrae es porque la calle expulsa, es de los miedos que viven los medios.

J. M. Barbero.

La ciudad virtual.

Revista de la Universidad del Valle, Agosto de 1996, N. 14, pàg. 33.

No hay comentarios. Comentar. Más...

Tribus

...Grupalidades  nuevas cuya ligazòn no proviene ni de un territorio fijo  ni de un consenso racional y duradero sino de la edad y el gènero, de los repertorios estèticos y los gustos sexuales, de los estilos de vida y de las exclusiones sociales. (...) Basados en implicaciones emocionales y en locaciones nòmadas esas tribus se entrelazan en redes ecològicas u orientalistas que amalgaman referentes locales a simbolos vestimentarios o linguìsticos desterritorializados, en un replanteamineto de las fronteras de lo nacional no desde afuera, bajo la figura de la invasiòn, sino de adentro: en la lenta erosiòn que saca aflote la arbitraria artificiosidad de unas demarcaciones que han ido perdiendo capacidad de hacernos sentir juntos.

Jesùs Martìn Barbero.

La ciudad Virtual.

Revista Universidad del Valle N. 14, agosto de 1996

No hay comentarios. Comentar. Más...

Ello

Ello funciona en todas partes, bien sin parar, bien discontinuo. Ello respira, ello se calienta, ello come. Ello caga, ello besa. Qué error haber dicho el ello. En todas partes máquinas, y no metafóricamante: máquinas de máquinas, con sus acoplamientos, sus conexiones. Una máqina-órgano empalma con una máquina-fuente: una de ellas emite un flujo que la otra corta. El seno es una máquina que produce leche, y la boca, una máquina acoplada a aquélla. La boca del anorexico vacila entre una máquina de comer, una máquina anal, una máquina de hablar, una máquina de respirar (crisis de asma) . De este modo, todos "bricoleurs"; cada cual sus pequeñas máquinas. Una máquina-órgano para una máquina energía, siempre flujos y cortes.

Felix Guattari-Gilles Deleuze.

El Antiedipo.

No hay comentarios. Comentar. Más...

Muerte melancólica

...Nosotros traficamos con nuestros muertos con la moneda de la melancolía, los primitivos viven con los suyos bajo los auspicios del ritual y la fiesta.

Jean Baudrillard.

No hay comentarios. Comentar. Más...

Lo simbólico

Lo simbólico no es ni un concepto, ni una instancia o una categoría, sino un acto de intercambio y una relación social que pone fin a lo real, que disuelve lo real, y al mismo tiempo, la oposición entre lo real y lo imaginario.

Jean Baudrillard.

El intercambio simbólico y la muerte.

No hay comentarios. Comentar. Más...

El psicoánalisis y la sexualidad

Lawrence (...) tenía la impresión, mera impresión, de que el psicoanalisis estaba encerrando la sexualidad en una extraña caja con adornos burgueses, en una especie de triangulo artificial bastante desagradable, que ahogaba toda la sexualidad como producción de deseo, para rehacerla de nuevo bajo el "sucio secretito", el secretito familiar, un teatro íntimo en lugar de la fábrica fantástica, Naturaleza y Producción. Tenía la impresión de que la sexualidad poseía más fuerza o potencia.

El Antiedipo

Gilles Delleuze- Felix Guattari.

No hay comentarios. Comentar. Más...

Capitalismo

Sólo existe una sociedad en este mundo: la sociedad capitalista, que es (y siempre ha sido) global. Observa la ropa que llevas puesta, los alimentos que consumes, el vehículo en que viajas, el artículo que estás leyendo en este momento. Todos estamos comprometidos en relaciones sociales que no conocen límites territoriales. El Estado que se declara soberano es, en realidad, uno entre muchos estados que sostienen unaúnica sociedad capitalista.

Cada Estado –lejos de ser soberano- es parte del conjunto de las relaciones sociales capitalistas.

(…)

El hecho de que el Estado se encuentre integrado en el moviendo global del capital no sólo limita externamente lo que este Estado puede hacer. Afecta a cada aspecto de su actividad y organización, de modo que podemos hablar del Estado como una forma del capitalismo o una forma de las relaciones sociales capitalistas.

El capital es un movimiento constante de separación. Sobre todo, separa lo hecho del proceso del hacer y del hacedor. En otras palabras, el capitalista se apropia del producto del proceso de trabajo, separándolo de este proceso y del trabajador. Esta apropiación es el centro de un movimiento de separación o fragmentación que se extiende a todos los aspectos de nuestra existencia. El Estado es parte de este proceso: separa a sus ciudadanos de los ciudadanos de otros estados (una separación que ha causado más muerte y destrucción en el último siglo que cualquier otra cosa), separa lo público de lo privado (y por lo tanto también lo serio de lo frívolo), a los políticos del resto de la sociedad, lo político de lo económico, etcétera.

Elecciones: A través de las elecciones, nuestra ira es canalizada en una forma que la hace inofensiva para el capitalismo.

Reconciliación: La reconciliación con el capitalismo no sólo equivale a la reconciliación con las cosas como son. Cada día queda claro que el capitalismo sólo puede ser entendido como una agresión continua y cada vez más violenta contra la humanidad. Reconciliarse con el capitalismo es formar parte de este ataque contra la humanidad.

Mundo mejor: No podemos crear un mundo mejor a través de las formas capitalistas. Estas son formas que han sido desarrolladas a lo largo de siglos y que son recreadas cada día como un medio de  reconciliación de la humanidad con su propia destrucción. ¿Entonces qué? Para construir un mundo diferente, necesitamos desarrollar nuestras propias formas de organización, formas basadas no en la separación y la individualización, sino orientadas hacia la construcción de nuestra subjetividad social, la construcción del Nosotros hacemos antes del Yo soy. (…) Olvidemos al Estado y construyamos nuestra propia sociedad.

Estado: Todo Estado y todo presidente ataca a la humanidad, nuestra tarea es construirla.

John Holloway.

Chávez, Lula, Kirchner.

Revista El Viejo Topo, 188, Enero de 2004.

 

No hay comentarios. Comentar. Más...

Causas Perdidas

Sólo de causas perdidas se puede ser partidario irrestricto.

N. Gómez Dávila.

No hay comentarios. Comentar. Más...

Aventura metafísica

Todo es trivial si el universo no está comprometido en una aventura metafísica.

N. Gómez Dávila.

No hay comentarios. Comentar. Más...

Amor

Las perfecciones de quien amamos no son ficciones del amor. Amor es , al contrario, el privilegio de advertir una perfeccion invisible a otros ojos.

Nicolas Gomez Dávila.

No hay comentarios. Comentar. Más...

Ser

El ser rezuma por todos los poros del mundo

Nicolás Gómez Dávila.

 

No hay comentarios. Comentar. Más...

Individuos

Para Dios no hay sino individuos.

Nicolás Gómez Dávila.

No hay comentarios. Comentar. Más...

Última esperanza

Nuestra última esperanza está en la injusticia de Dios.

Nicolás Gómez Dávila.

No hay comentarios. Comentar. Más...

El capitalismo y la màquina

El problema del socius siempre ha sido èste: codificar los flujos del deseo, inscribirlos, registrarlos, lograr que ningùn flujo fluya si no està canalizado, taponado, regulado. Cuando la màquina teritorial primitiva ya no bastò, la màquina despòtica instaurò una especie de  sobrecodificaciòn. Sin embargo, la maquina capitalista, en tanto se establece sobre las ruinas màs o menos lejanas de un Estado despòtico, se encuentra en una situaciòn por completo nueva: la decodificaciòn y la desterritorializaciòn de los flujos. El capitalismo no se enfrenta a esa situaciòn desde afuera, puesto que de ella vive y encuentra en ella a la vez su condiciòn y su materia, y la impone con toda su violencia. Su producciòn y su reperesiòn soberanas no pueden ejercerse màs que a este precio.

El Antiedipo

Gilles Delleuze y Felix Guattari.

No hay comentarios. Comentar. Más...

El artista

20081005185620-panamarenko.jpg

El artista es el señor de los objetos; integra en su arte objetos rotos, quemados, desarreglados para devolverlos al régimen de las máquinas deseantes en las que el desarreglo, el romperse, forma parte del propio funcionamiento; presenta máquinas  paranoicas, milagrosas, célibes, como otras tantas máquinas técnicas, libre para minar las máquinas tecnicas con máquinas deseantes. Además, la propia obra de arte es máquina deseante.

El Antiedipo.

Guattari-Delleuze

No hay comentarios. Comentar. Más...

Máquinas

Las máquinas deseantes, por el contrario, al funcionar no cesan de estropearse, no funcionan más que estropeadas: el producir siempre se injerta sobre el producto, y las piezas de la máquina también son el combustible.

El Antiedipo

Felix Guattari- Gilles Deleuze.

No hay comentarios. Comentar. Más...

Utopìa y desencanto

El desencanto corrige, efectivamente, la utopìa, templa su furia y refuerza su parte de esperanza porque la protege de sus aspectos màs dèbiles e inocentes.

Claudio Magris.

ABC Cultural, 24 de febrero, 2001, pàgina 8.

No hay comentarios. Comentar. Más...

Dejarse arrastrar

El hombre-masa no afirma el pie sobre la firmeza inconmovible de su sino; antes bien, vegeta suspendido ficticiamente en el espacio. De ahì que nunca como ahora estas vidas sin peso y sin raìz se dejen arrastrar por la màs ligera corriente. Es la època de las corrientes y del dejarse arrastrar.

Josè Ortega y Gasset.

No hay comentarios. Comentar. Más...

El automovil como fruto del àrbol edènico

El nuevo hombre desea el automovil y goza de èl; pero cree que es fruto espontàneo del àrbol edènico. En el fondo de su alma desconoce el caràcter artificial, casi inverosìmil, de la civilizaciòn, y no alargarà su entusiasmo por los aparatos hasta los principios que los hacen posibles.

Josè Ortega Y Gasset.

La rebeliòn de las masas.

Citado en La rebeliòn de Ortega. Revista Lateral 108, diciembre de 2003, pàg. 13.

No hay comentarios. Comentar. Más...

Izquierda y derecha

Ser de la izquierda es, como ser de la derecha, una de las infinitas maneras que el hombre puede elegir para ser imbècil.

Josè Ortega Y Gasset.

La rebeliòn de las masas.

No hay comentarios. Comentar. Más...

Robar

Desconozco la felicidad de quien recibe: con frecuencia he soñado que el robar debe ser más delaitoso que el aceptar.

Nietzsche.

No hay comentarios. Comentar. Más...

Insatisfecho

Hay en mí algo insatisfecho, algo insaciable, que quiere hablar. Hay en mí un ansía de amor, que habla asimismo el lenguaje del amor.

Frederik Niesztche.

No hay comentarios. Comentar. Más...

Ser y persona

Otro blog para leer y reflexionar...

No hay comentarios. Comentar. Más...

Neurosis total

Un blog para leer...

No hay comentarios. Comentar. Más...

Underground

20080714191303-underground.jpg

La Cultura Oficial sale a tu encuentro, pero al Underground tienes que ir tú.

Frank Zappa.

No hay comentarios. Comentar. Más...

Señales

En esto reconoceréis las señales de los tiempos...

No hay comentarios. Comentar. Más...

Tele sin Cabeza

20110918193440-sincabeza-contele-e799c.jpg

« Aprovechándose de la dificultad que el cerebro (y en especial el sistema emocional) tiene para distinguir entre la realidad y las imágenes virtuales, la televisión reduce y degrada las interacciones de las personas entre sí y con el territorio y las sustituye por la contemplación de un espacio virtual seleccionado intencionalmente al servicio de la comercialización a gran escala.

Esta escapada virtual está haciendo que muchas personas se desentiendan del fuerte deterioro que está sufriendo el territorio. Y también de lo que le ocurre a las personas “reales” más próximas como vecinos, compañeros o familiares. Las personas reales se sustituyen por virtuales, (esta puede ser una de las razones del auge de las teleseries y de la prensa rosa) y se dificulta con ello la articulación de relaciones colectivas tan necesarias para la supervivencia y el cuidado del territorio.

La televisión muestra y hace apetecible un modo de producción y consumo insostenible para el planeta. Destruye la enorme diversidad de producciones locales (que carecen de poder para influir en la televisión), en general menos agresivas para el medio ambiente y las sustituye por una producción masiva y homogénea controlada por un número muy reducido de grandes compañías. »

Extraído de "La televisión insostenible" Abril 2007. Ecologistas en Acción.

http://www.consumehastamorir.com/

No hay comentarios. Comentar. Más...

Estilos de vida

La producción de estilos de vida desde la globalización del consumo:

“A través de la generalización de los procesos recientes de globalización del consumo y las resistencias que, a su vez, estas generan, se obtiene una particular situación que ha sido identificada, siguiendo a García Canclini (1997), como de homogeneización fraccionaria. Se reproducen homogéneamente unas sociedades fragmentadas. Una homogeneización que produce nuevas fracciones, pues sólo en parte serían fragmentación de las sociedades anteriores, aún cuando se alimentan de éstas. Una fragmentación más poderosa. Tanto que lleva a la exclusión.

La fragmentación en la homogeneización parte de la sociedad existente para establecerse una sociedad de estilos de vida. El origen de la fragmentación se pierde para reducirse a cuestión de gustos o cuestión de estética. Es una fragmentación que, retomando el término tan bien utilizado por Marx, se basa en el fetichismo del estilo de vida: el origen del mismo, la posición en la estructura social, especialmente marcada por el lugar en la producción, se percibe como resultado de opciones, que son, en definitiva, opciones de gusto.” Javier Callejo.

(…)

Una producción global para un consumo global parece destinada también a producir lógicas de distinción (Bordeau, 1988) asimismo globales. En cuanto a los resultados, sobre todo se percibe cómo lo estético no es el núcleo de la cultura. Es lo nuestro, la comunidad simbólica, con sus contenidos de mensajes y mediaciones materiales, lo que contiene y condiciona la conciencia de las formas. Es a partir de tal conciencia colectiva como surgen las resistencias conscientes a las imposiciones estéticas de las empresas de consumo. Sólo entonces es cuando aparece la reflexividad estética (Lash, 1993; 1997). Sin el paso por tal conciencia colectiva –de un nosotros vinculado a la clase social, la edad, la localidad- que asume como propias comunidades estéticas arraigadas en comunidades simbólicas desarrolladas en el tiempo, se encuentra la carrera, vivida desde la individualidad, de ascripción a las propuestas estéticas de las marcas y las empresas.

(…)

Estilos de vida: Son prácticas rutinizadas en hábitos de vestir, comer, modos de actuar y entornos preferidos para encontrar a otros.

(…)

…Todo estilo de vida está condicionado por los hábitos, costumbres, modas y valores existentes y dominantes en una época determinada y en una comunidad; estos factores enumerados tienen como característica común que son aprendidos y por tanto modificables a lo largo de toda la vida.

(…)

Revolución: El mito de la Revolución, entendiendo por mito toda imagen-fuerza capaz de impulsar la acción política, es intrínseco a la modernidad, que surge como “revuelta” al mundo tradicional, al que relega a un momento de oscuridad en la marcha de la humanidad hacia la libertad, en un primer momento, y luego hacia la igualdad. Los sistemas políticos y económicos tienen en la revolución el hecho fundante (…) Recordemos que el capitalismo no se entiende sino como una revolución en las formas de producción, de acumulación de riquezas y de dominio del hombre sobre la naturaleza. Por su misma fuerza, el mito reaparece con frecuencia en el mundo occidental, cuestiona el orden establecido, lo impugna y desencadena fuerzas sociales de nuevo cuño, convirtiéndose en un mecanismo radical de la aceleración de las élites dirigentes, de imposición de nuevos valores, de empeños en la construcción de otros modelos sociales. El impacto del mito tiene relación directa con la crisis del régimen que pretende derribar, su agotamiento interno, la crisis de hegemonía habalndo en términos gramscianos, la pérdida de legitimidad en pocas palabras.

Leonardo Martínez.

Insurrectos, antiglobalizadores, revolucionarios.

El noticiero de las ideas, N° 10, Abril-Junio de 2002.

 

 

No hay comentarios. Comentar. Más...

Los Simpsons

20080429220713-simpsons.jpg

"En un mundo bajo guerra mediática donde el capitalismo negocia con su decadencia Los Simpson se volvieron bandera para esconder lo más odioso que padece un pueblo como el estadounidense también victimado permanentemente. “Las mayorías infantiles se siguen reflejando cada vez más en el modelo universalizado del yanqui superficial, estúpido, individualista y consumista contagiado como una plaga al mundo dependiente. Los Simpsons, hoy, constituyen una verdadera agencia de legitimación y mantenimiento de formas de relaciones humanas, de nociones arquetípicas sobre cómo entender y vivir la sexualidad, la política, la familia, la moda y, por cierto, la religión. Esta "inocente" caricatura, que reporta 2.500 millones de dólares en ganancias anuales para la cadena Fox y que cautiva a 60 millones de telespectadores en 66 países, es mucho más que una "inocente" serie animada de televisión, si se la examina "con lupa"."

 

Buen Abad Domínguez

Tomado de aquì...

Recuerdo que cuando empecè la lectura de Còmo leer al pato Donald denigrè de Walt Disney y sus criaturas. Gracias a Dios no terminè de leer el libro y pude disfrutar de Fantasìa.

No hay comentarios. Comentar. Más...

Marcas

20080425193043-marcas.jpg

Después de la Segunda Guerra Mundial las empresas se dieron cuenta de que podían producir más de lo que podían vender. Así surgieron las marcas, donde el objetivo es que la persona compre el objeto no por su funcionalidad sino por cómo le hace sentir: más sexy o más sofisticado, más joven o más elegante.

 

Neil Boorman.

Tomado de aquì...

No hay comentarios. Comentar. Más...

Locura

20080425191124-locura.jpg

La locura es la introducciòn de la esperanza en la lògica.

Cioràn.

No hay comentarios. Comentar. Más...

Dios

20080425185456-dios.jpg

Toda desesperanza es un ultimàtum a Dios.

Cuando no tienes con què compararte, te comparas con Dios. Todo exceso nos lo aproxima. Porque Èl no es sino nuestra incapacidad de detenernos en algùn lugar. Todo lo que no tiene lìmite, el amor, la ira, la locura , el odio, es de esencia religiosa.

¿No  serà Dios mi propio estado de la nada?

Cioràn.

No hay comentarios. Comentar. Más...

Tumbos

20080425183214-caida.jpg

Si diera rienda suelta a mis voces, ¿en què parajes nos encontraria el pensamiento? ¿Es què no ves, Señor, que, predestinados a ir dando tumbos, moriremos el uno del otro; porque ni tù ni yo hemos inventado un sostèn fuera de nosotros mismos?

¡He querido contar contigo y he caìdo; has querido contar conmigo y no has tenido donde caer!

Cioràn.

No hay comentarios. Comentar. Más...

Viejo impotente

20080425182156-viejo.jpg

¿Què preces encontrarè para tì, Viejo Impotente, y del fondo de què agotamiento lanzarè un alarido hacia tu indiferencia? ¿Pero quièn me dice que tambièn yo soy viejo, màs viejo que tù, que mi corazòn es màs canoso que tu barba?

Cioràn.

No hay comentarios. Comentar. Más...

Oraciòn

20080425181718-desierto.jpg

¡Dios mìo! Lìbrame de mì, porque de los aromas y miasmas del mundo hace mucho que me librè yo. Eleva mi alma hacia un arrepentimiento lleno de cànticos y no me dejes junto a mì; antes bien, extiende tus desiertos entre mi corazòn y mi pensamiento. ¿Acaso no ves tù el maligno espìritu de mi destino, predestinado a la maldiciòn y al llanto?

Cioràn.

No hay comentarios. Comentar. Más...

Dios

20080425181004-dios.jpg

En Dios sòlo hay que ver una terapèutica contra el hombre.

Cioràn.

No hay comentarios. Comentar. Más...

Mundo

20080119225120-mundo.jpg

25. ¿Còmo es posible alegrarse del mundo màs que cuando se huye de èl?

Franz Kafka.

No hay comentarios. Comentar. Más...

Tarea

22. Tù mismo eres la tarea. No hay ningùn dìscipulo ni a lo largo ni a lo ancho.

Franz Kafka

No hay comentarios. Comentar. Más...

Lucha

20080119224707-desnuda.jpg

8. Es como la lucha con las mujeres, que termina en la cama.

Franz Kafka

No hay comentarios. Comentar. Más...

Regreso

20080119224024-kafka.jpg

5. A partir de determinado punto ya no hay regreso. Es preciso alcanzar este punto.

Franz Kafka

No hay comentarios. Comentar. Más...

Pecados capitales

20080119223821-paraiso.jpg

3. Hay dos pecados capitales humanos de los que se derivan todos los otros:impaciencia y desisdia. A causa de la impaciencia han sido expulsados del paraìso, a causa de la desidia no vuelven a èl. Pero quizàs haya sòlo un pecado capital: la impaciencia. A causa de la impaciencia han sido expulsados, a causa de la impaciencia no vuelven.

Franz Kafka

No hay comentarios. Comentar. Más...

El camino

20080119223247-camino.jpg

1. El verdadero camino va por una cuerda que no ha sido tendida en lo alto, sino apenas sobre el suelo. Parece destinada màs a hacer tropezar que a que se camine por ella.

Franz Kafka.

No hay comentarios. Comentar. Más...

Coacciòn social

20080107190208-a..jpg

Pues bien, a medida que avanzamos por el intrincado camino de la civilización se va definiendo un aparato de coacción que no solamente regula las relaciones entre los individuos sino que se instala en la conciencia de estos en forma de “autocoacción”: es el “super-yo”, que aparece como el código social del comportamiento inscrito en la propia individualidad

Josè Marìa Perez.

Tomado de www.evolucionando.wordpress.com

No hay comentarios. Comentar. Más...

Manipulaciòn social

20080107185607-control.jpg

reside en su carácter oculto o subrepticio por parte del agente y la inconsciencia por parte del sujeto (-objeto) paciente. La manipulación social se da allí donde se descarta toda consciencia crítica por parte del manipulado. El hombre no percibe el ataque. Los estímulos de la manipulación permanecen ocultos a la conciencia. Crean una falsa conciencia, a partir de la cual la víctima de las prácticas de manipulación cree que ha tomado una decisión racional y personal”

Josè Marìa Vigil.

Tomado de www.evolucionando.wordpress.com

No hay comentarios. Comentar. Más...

Desierto

20080107182020-jeannette-betancourt-extasis.jpg

Irse al desierto para, en el èxtasis de la soledad, convertirse en un grano de arena de la eternidad.

Peter Sloterdijk.

No hay comentarios. Comentar. Más...

Simulaciòn

20080107171144-surreal.jpg

Simular una cosa, ¿es otra cosa que pensarla? Y lo que es pensado, es una ola de sueños.

Louis Aragòn.

No hay comentarios. Comentar. Más...

Cultura alternativa

Las culturas alternativas surgen cuando los seres humanos tienen una diferencia insalvable con el mundo.

Peter Sloterdijk

No hay comentarios. Comentar. Más...

Contracultura

20100415004524-contra.gif

Tecnocracia
Por tecnocracia entiendo una forma social en la cual una sociedad industrial alcanza la cumbre de su integración organizativa. Es el ideal que los hombres suelen tener en mente cuando hablan de modernizar, poner al día, racionalizar o planificar. Para superar los desajustes y fisuras anacrónicos de la sociedad industrial, la tecnocracia opera a partir de imperativos incuestionables, tales como la necesidad de más eficacia, seguridad social, coordinación en gran escala de hombres y recursos, crecientes niveles de abundancia y manifestaciones del poder colectivo humano cada vez más formidables.
(...)
...Caracteriza a la tecnocracia el presentarse ideológicamente invisible. Sus concepciones sobre la realidad, sus valores, son tan sutilmente penetrantes como el aire que respiramos.
(...)
La tecnocracia se desarrolla sin resistencia incluso a pesar de sus crímenes y fracasos más escandalosos, en primer lugar porque la crítica que potencialmente pueda hacérsele se empecina en analizar esos fracasos con categorías anticuadas (...) pero izquierda, derecha y centro son lo mismo a este respecto; sin querellas se producen más tecnocrátas o entre facciones que suscriben los valores tecnocráticos de principio a fin.
(...)
El gran secreto de la tecnocracia reside, pues, en su capacidad para convencernos de tres premisas relacionadas entre sí, a saber:
1. Que las necesidades vitales del hombre (contrariamente a todo lo que han dicho todos los espíritus eminentes de la historia) son de naturaleza técnica.
2. Que este análisis formal (y altamente esotérico) de nuestras necesidades ha alcanzado ya un 99% de perfección. De forma que, a pesar de pequeños obstáculos e interrupciones debidos a los elementos irracionales de nuestro medio, han quedado satisfechos todos los requisitos previos de la plenitud humana. (...) Siempre que surja una fricción social en la tecnocracia, habrá de deberse a lo que se ha dado en llamar un "fallo en la comunicación" (...) Por tanto, sólo hay que sentarse y dialogar ¡y entonces todo se resolverá perfectamente!.
3. Que los expertos (...) resultan estar incluidos en las nóminas oficiales del estado y/o las sociedades privadas corporativas.
(...)
En su análisis de este "nuevo autoritarismo", Herbert Marcuse llama especialmente nuestra atención sobre el "absorbente poder" de la tecnocracia, su capacidad para "proveer satisfacción de manera que  es capaz de generar, a su vez, sumisión y que debilita la racionalidad de la protesta". Conforme se va madurando la tecnocracia parece  incluso capaz de integrar en el sistema cualquier forma de descontento
(...)
Como con la sexualidad, así en los demás aspectos de la vida. El negocio de inventary producir indignas parodias delibertad, goce y plenitud es bajo la tecnocracia una forma indispensable de control social.

Contracultura
Entendemos por tal una cultura tan radicalmente desafiliada, o desafecta a los principios y valores fundamentales de nuestra sociedad, que a muchos no les parece ni siquiera una cultura, sino que va adquiriendo la alarmante apariencia de una invasión bárbara.
(...)
...La contracultura es, como defiendo aquí, ese saludable instinto que rechaza, tanto a nivel personal como político, la violación sin entrañas de nuestra sensibilidad humana...
La contracultura no es  ni ucho menos un movimiento tan disciplinado
(...)
Lo que hace de esta desafiliación juvenil de nuestro tiempo un fenómeno cultural más que un simple movimiento político, es que trasciende el nivel de la ideología para llegar al nivel de la conciencia, buscándo  transformar el más íntimo sentido de nosotros mismos, los otros y todo lo que nos rodea.
(...)
La sociedad occidental ha incorporado, en los dos últimos siglos, un cierto número de minorías cuyo antagonismo hacia la visión científica del mundo parecía insuperable, y que además han rechazado durante mucho tiempo la fácil asimilación a que se habían plegado las congregaciones más importantes, deseosas de parecer progresistas. Teósofos y fundamentalistas, espiritistas ymaterialistas, ocultistas y satanistas... todos ellos muestran que la existencia de elementos antirracionales en nuestra sociedad no es un fenómeno nuevo. Pero lo nuevo --es-- que está surgiendo una radical negación de  los valores científicos y tecnológicos en el centro mismo de la sociedad actual, no en sus márgenes periféricos.
(...)
Lo dicho ahora pretende solamente sugerir la dificultad que tiene la contracultura  para determinar en forma clara sus ideas y proyectos. Se ha apartado tanto de nuestras tendencias culturales actuales que apenas puede decir una palabra en un mundo que entiende la sociedad como simple auxiliar adjunto cada día más subordinado a un gigantesco mecanismo tecnológico que exige constante e instantánea  coordinación del centro, cosas tales como "comunidad" y "democracia de participación" son totalmente impracticables. De esta manera vuelven a un estilo de relaciones humanas  característicos de la aldea y  la tribu, insistiéndo en que la única política de hoy es aquella que lleva a la confrontación profundamente personal con todas estas envejecidas formas sociales. ¿Y dónde encontrar el camino de acceso a la comprensión de ese ideal tan entrañable en un mundo dominado por enormes abstracciones políticas enmascaradas tras relucientes símbolos propagandísticos, eslóganes y mediciones estadísticas: nación, partido, corporación, área urbana, gran alianza, mercado común, sistema socioeconómico...? Falta en nuestra cultura la simple conciencia de  los hombres y las mujeres --tal como son--- en su vida cotidiana, que ha sido desplazada por esas gigantescas ficciones. Afirmar que la esencia de la sociabilidad humana es, sencillamente, la abierta comunicación de hombre a hombre y no la realización de prodigiosa hazañas técnicasy económicas,¿no es un puro absurdo?

Alienación
Para el intelectual radical, como para cualquier persona -afirma (Staughton) Lynd-, la verdad ha de tener un contexto biográfico y no sólo ideológico.
Este estilo "personalista" ha conducido a la Nueva Izquierda a ver en la alienación el problema político crucial de nuestros días. No la alienación, sin embargo, en el sentido estrictamente institucional, en la cual el capitalismo (o en este caso, cualquier economía individual avanzada) porpende a alienar al trabajador de los medios y d elos frutos de la producción, sino, más bien, alienación en tanto aniquilación que puede desarrollarse incluso en esos esfuerzos revolucionarios que aspiran, con la mejor intención y humanidad del mundo, a eliminar los síntomas externos de la alienación. Siempre que elementos no humanos -doctrinas revolucionarias o bienes materiales- adquieren una importancia mayor que la vida humana y el bienestar, tenemos alienación del hombre respecto de los demás hombres, abriéndose así el camino para una amni´pulación, supuestamanete bienintencionada en el mejor d elos casos, de los otros como meros objetos.

Pornografía
Muchas de estas publicaciones obran al parecer sobre el supuesto de que hablar claramente sobre algo es hablar tan cruda y  salvajemente como sea posible. El erotismo supuestamente libertario de este estilo traiciona su más absoluto fracaso, pues pierde de vista que la pornografía profesional no desafía, sino que ceba la suciedad esencial de la sexualidad de clase media, que tiene un escondido interés en mantener que la noción de sexo es algo sucio.

Felicidad
La felicidad, según escribe Freud claramente y sin rodeos, todavía no tiene valor cultural. La "felicidad" por la que nos afanamos la mayoría d enosotros no es más que un alivio pasajero o una diversión exuberante emparedada entre atrocidades: una "pausa que refresca"antes de la siguiente catástrofe.

Contracultura
Lo que nos ofrece, por consiguiente, la contracultura es una notable deserción de la larga tradición d euna intelectualidad escéptica que ha servido de vector principal para trescientos años de  trabajo científico y técnico en Occidente.

Theodore Roszak.

El nacimiento de una contracultura.


No hay comentarios. Comentar. Más...

Lo Pop

20070321193454-cultura-pop.jpg

Lo 'pop' es, ante todo, una tendencia que se inscribe en la mercantilización extrema, en el consumo, en los dictados de la moda. Lo 'pop' son mercaderías para ser consumidas por el pueblo, mercaderías de signo cultural, pero que ya no guardan relación con la expresión artística. Parafraseando: ¿qué tiene de 'revolucionaria' la imagen del Che Guevara degradada a ícono de camiseta vendida hasta el hartazgo? Así, en esa línea: ¿qué tiene de arte, de premio a la inteligencia y la creatividad, el hoy llamado 'pop'?

Siendo mercaderías para vender, su principal productor -no podía ser de otra forma en un mundo capitalista, industrial, donde todo gira en torno al mer-cado- es Estados Unidos, la principal potencia capitalista.

Una de las mayores exportaciones de Estados Unidos, junto a las manufactu-ras, la agricultura, los productos farmacéuticos, las armas o la alta tecnología, la constituye justamente la cultura popular, entendida como mercaderías 'pop'. Para ejemplificarlo: alrededor del 85 % de las imágenes audiovisuales que circu-lan por el mundo vienen de este país. Más de dos tercios de las entradas que se venden en los cines de Europa son para ver películas de Hollywood (no precisamen-te cinearte). Las canciones de las estrellas pop, como Madonna y Michael Jack-son para citar los símbolos actuales -pronto ya vendrán otros-, son himnos obli-gados para los jóvenes de todo el mundo. Las hamburguesas y las bebidas gaseosas estadounidenses, consumidas hasta en los más recónditos rincones del orbe, han impuesto sus logotipos como íconos de una cultura pop moderna. Casi las tres cuartas partes de los programas de computación que se usan en el mundo obedecen instrucciones en idioma inglés, así como los videojuegos. El arte/industria mo-derno de la diversión tiene el sello del 'american dream' hasta los tuétanos, y por supuesto se desarrolla en in-glés.

En otros términos: la producción cultural masiva ha pasado a ser otra mer-cadería más que ofrece el libre mercado, pero que en realidad no es tan libre. No es libre porque el proceso de concentración ha llevado (hace ya décadas) a la monopolización de unos pocos gigantes multinacionales, cada vez menos, -la libre competencia es ya pieza de museo-, y por otro lado, los pueblos no tienen la más mínima incidencia sobre esa producción sino que se ven limitados a la función de consumidores de los productos terminados.

'El efecto político decisivo de la cultura popular estadounidense consiste en anestesiar, en despolitizar', afirma el crítico Charles Krauthammer. Dicho de otra manera: lo 'pop' es buen negocio para el poder en tanto 1) se vende -y mucho- y 2) juega como adecuado mecanismo de sujeción social.

Sin dudas el mundo capitalista provocó transformaciones espectaculares en la historia humana, transformaciones sin retorno. Gracias a la revolución indus-trial, las grandes masas de las sociedades agrarias, analfabetas y por siempre alejadas del ámbito cultural, pudieron comenzar a tener acceso a un mundo ante-riormente reservado a selectas élites. La llegada de los medios masivos de comu-nicación, desde la prensa en adelante, popularizó la cultura. Obviamente que bienvenido ese movimiento en la historia, en tanto un avance. Pero en vez de po-sibilitar la genuina expansión de una cultura popular -la televisión es, segura-mente, quien mejor lo ilustra- la masificación terminó siendo funcional a los poderes. Lo 'pop' -que de popular tiene sólo lo masivo- pasó a ser en vez de un instrumento de mejoramiento de las masas, una nueva ofensa a la inteligencia. Tal vez, en algún nivel, puedan divertir el Pato Donald, Superman o Britney Spears. ¿Pero por qué conformarse con tan poco?

¿Puede la cultura de masas ir más allá de esta 'anestesia', de esta diver-sión ramplona y banal a la que nos tiene acostumbrado Hollywood y toda la para-fernalia audiovisual actual? Sí, sin dudas. ¿Quién dijo que lo popular tiene que ser barato, sin gusto y chabacano?


Marcelo  Coloussi


Cultura pop ¿negocio? ¿ofensa a la inteligencia?


www.guìacultural.com/guìa_tematica/arte_y_cultura/cultura_pop.htm

No hay comentarios. Comentar. Más...

Naturaleza salvaje

20070321192837-davidmanzur.jpg

En nuestra proipia naturaleza salvaje es donde mejor nos resarcimos de nuestra no-naturaleza, de nuestra espiritualidad...

Nietszche.

No hay comentarios. Comentar. Más...

Sabidurìa

20070321191834-d-manzur.jpg

Muchas cosas, quede dicho de una vez por todas, quiero no saberlas.-La sabidurìa marca lìmites tambièn al conocimiento.

Nietszche.

No hay comentarios. Comentar. Más...

Mentira duplicada

"Toda verdad es simple" -¿No es esto una mentira duplicada?

Nietzsche.

No hay comentarios. Comentar. Más...

Lugar de la verdad

El grado y fortaleza de la valentìa de uno mismo son los que deciden sobre en què lugar uno se detiene o no se detiene todavìa, sobre en què lugar juzga "aquì està la verdad"; lo deciden màs, en todo caso, que cualquier sutilidad u obtuosidad de ojo o de espìritu.

Nietzsche.

No hay comentarios. Comentar. Más...

Ociosidad

La ociosidad es el comienzo de toda psicologìa. ¿Còmo?, ¿serìa la psicologìa un vicio?

Nietzsche.

No hay comentarios. Comentar. Más...

Nihilismo

Para un guerrero del conocimiento, que està siempre en lucha contra verdades feas, la creencia de que no  existe ninguna verdad es un gran baño y un relajamiento de los miembros...El nihilismo es nuestra especie de ociosidad....

Nietzsche.

No hay comentarios. Comentar. Más...

Contracultura

20070320183507-larclark.jpg

A finales de los años sesenta un pensamiensto que prolonga por herencia o  polèmica la reflexiòn de los de Frankfurt va a tomar como eje la crisis entendida como emergencia del acontecimiento, contacultura, implosiòn de lo social, muerrte del espacio pùblico o impasse en la legitimaciòn del capitalismo. Y màs allà de las ideologìas de la crisis -de los que no se verà libre nadie que lo aborde- en torno a ese concepto va a desarrollarse un esfuerzo importante por pensar el sentido de  los nuevos sujetos -actores sociales- desde los jòvenes y las mujeres a los ecologistas- y los nuevos espacios en los que, del barrio al hospital psiquiatrico,  estalla la cotidianidad, la heterogeneidad y conflictividad de lo cultural.

J M Barbero

De los medios a las mediaciones, Convenio Andrès Bello, Bogotà, 2003.

No hay comentarios. Comentar. Más...

Idolos

20070305220013-idolo.jpg

Hay màs idolos que realidades en este mundo.

Nietzsche.

No hay comentarios. Comentar. Más...

Guerra

20070305215741-guerra.jpg

Ante todo,la guerra. La guerra ha sido siempre la gran listeza de todos los espìritus que se han vuelto demasiado interiores, demasiado profundos;incluso en la herida continùa habiendo una fuerza curativa. Una sentencia cuyolugar de origen yo mantengo oculto a la curiosidad docta, viene siendo desde hace largo tiempo mi divisa:

increseunt animi, virescit volnere virtus (Se crecen los a`nimos, se fortalece la fuerza con la herida).

Nietzsche.

El crepùsculo de los ìdolos

No hay comentarios. Comentar. Más...

Transvaloraciòn de todos los valores

20070305215132-cigarro.jpg

Ninguna cosa en la que no intervenga la petulancia sale bien. Sòlo la demasìa de la fuerza es la prueba de la fuerza.-Una transvaloraciòn de todos los valores, ese signo de interrogaciòn tan negro, tan enorme, que arroja sombras sobre quièn lo coloca...

Nietzsche.

No hay comentarios. Comentar. Más...

Revoluciòn

20070305210646-alainlequernec.jpg

...Mediante un proceso contrario en el que se simbolizò algo grandioso y total, el tèrmino revoluciòn tambièn fue vulgarizado, trivializado y alterado. Podìaser utilizado refiriendose a un producto nuevo (...), a cualquier cosa que uno desease presentar como moderna y avanzada(...)

Desde entonces la degeneraciòn y confusiòn en la idea de revoluciòn ha llegado tanlejos que hoy es inevitable habalr de la banalidad de la revoluciòn. En los ùltimos años se ha asistido a este fenòmeno en su màxima extensiòn ante la pervivencia de la revoluciòn como una moda en occidente, adoptada como una uniòn abigarrada de movimientos de individuos que buscan en ella el entretenimiento o el provecho. Como resultado, escuchar cualquier cosa descrita como revolucionaria es casi un sìntoma cierto de que a uno se le està ofreciendo un absurdo. Este estado de cosas ha sido descrito con grna fortuna por Jacques Ellul.Extraìda de la sociedad de consumo,tal como lo anpotado, la revoluciòn no exige precio, es un pasatiempo. Cualquiera hace su revoluciòn, desde el artista hasta el hombre de negocios: se trata de un aspecto màs del estilo de vida de cada cual, es el producto del aburrimiento.

Perez Zagorin.

Revueltas y revoluciones en la Edad Moderna.

Ediciones Càtedra S.A., Madrid, 1985.

No hay comentarios. Comentar. Más...

Diarrea de imàgenes

20070222165813-desvios1-blasi.gif

"la información representa intereses económicos"

"hay que comprender cómo mirar"

"somos víctimas del ojo"

"si el ojo hiciera la digestión de las imágenes viviríamos con diarrea"

"hay que comprometerse con la mirada"


"no existe equilibrio descifrable por la conciencia, la idea de que vivimos en un equilibrio ecológico o entre el bien y el mal es mentira, el bien lo quieren pocos, el mal es más seductor"


Daniel Melero


Tomado de www.aguastonicas.blogspot.com

No hay comentarios. Comentar. Más...

La revoluciòn, el opio del pueblo

20070222162342-maquna-blanda-n.-14-alejandro-blasi.gif

La revoluciòn bien puede ser el mito màs poderoso de nuestro tiempo, dado que ciertamente es el màs penetrante. En lugar de servir sin màs como el nombre o la descripciòn de cierto tipo de acontecimientos, es un sìmbolo de identificaciòn y de exigencia, una declaraciòn de preferencia normativa, una vaga composiciòn de imàgenes y sentimientos apropiados a la manipulaciòn y con distintos pòpòsitos, una moda, e incluso un opio (igual que la religiòn, la revoluciòn tambièn puede ser "el opio del pueblo")

Perez Zagorin.

No hay comentarios. Comentar. Más...

El mundo

20070222161549-alejandro-blasi.jpg

 El mundo es la totalidad de los hechos, no de las cosas.


Los hechos en el espacio lógico son el mundo.


El mundo se descompone en hechos.


Es manifiesto que por muy diferente del real que se piense un mundo ha de tener algo en común con él -una forma-.


Espacio, tiempo y color (cromaticidad) son formas de los objetos.


La realidad total es el mundo.

Ludwid Wittgenstein

Tomado de www.usuarios.iponet.es/ddt/tlf.htm


 

No hay comentarios. Comentar. Más...

Revoluciòn

20070222160019-revolucion.jpg

...La revoluciòn es una condiciòn indispensable para el perfecto conocimiento de la sociedad. Segùn còmo la definamos, la revoluciòn puede ser tìpica o atìpica, comùn o extraña. Màs en el caso de las sociedades, naciones y comunidades que han vivido alguna revoluciòn, no podemos intentar comprenderlos sin conocer sus revueltas. En un sentido profundo y por ello no tautològico, es cierto que cada pueblo consigue la revoluciòn que merece y es igualmente cierto que llega a las revoluciones de que es capaz.

Perez Zagorin.

Revueltas y revoluciones en la Edad Moderna. 

Ediciones Càtedra S.A., Madrid, 1985.

No hay comentarios. Comentar. Más...

Temperatura de la vida

20070202223603-grito-con-carro.jpg

¿Mi intimidad con las cosas que se extinguen? Yo me sobrevivo despuès de cada tristeza...

Sòlo cuando me duele el alma de infelicidad, mi corazòn se pone a latir. El suspiro es el marco ideal de la respiraciòn y la felicidad no es la temperatura de la vida.

Cioràn.

No hay comentarios. Comentar. Más...

Lucidez

20070202220818-giger.jpg

Toda lucidez es la consecuencia de una pèrdida.

Cioràn.

No hay comentarios. Comentar. Más...

Publicidad

La publicidad fracasa, las depresiones se multiplican, el desarraigo se acentúa; sin embargo, la publicidad sigue construyendo las infraestructuras de recepción de sus mensajes. Sigue perfeccionando medios de desplazamiento para seres que no tienen ningún sitio adonde ir porque no están cómodos en ninguna parte; sigue desarrollando medios de comunicación para seres que ya no tienen nada que decir; sigue facilitando las posibilidades de interacción entre seres que ya no tienen ganas de entablar relación con nadie."

 

Michel Houellebecq

 Tomado de www.hugovillalobos.blogspot.com 
No hay comentarios. Comentar. Más...

Palabra de Woody

El sexo entre dos personas es una cosa hermosa; entre cinco es fantástico.

 

Sólo se vive una vez, pero una vez es más que suficiente si se hace bien.

 

La única manera de ser feliz es que te guste sufrir.

 

Me gusta leer pornografía en Braille.

 

Para ti soy ateo. Para Dios, soy la fiel oposición

 Woody AllenTomado de Inmaculada Decepciòn.

hombre

el hombre es el camino màs corto entre la vida y la muerte.

Cioràn

No hay comentarios. Comentar. Más...

Shopping

« Aséptica y fría, la estética del shopping es funcional a la ideología contemporánea: orden y control, libre pero limitada elección -una metáfora de las democracias actuales-, borramiento de los límites entre ficción y realidad, e ilusión de diversidad. Vidrieras de un gusto único, uniforme, en las que lo distintivo no está precisamente en los objetos sino en las marcas comerciales. Los mismos productos se repiten indefinidamente: sólo cambian de nombre, de color, de etiqueta. » 

Gabriel Cocimano

Tomado de www.consumehastamorir.com.

Ojo a la imagen que acompaña al artìculo… 

No hay comentarios. Comentar. Más...

Dios

20061130002504-dios.jpg

Ya no hay grandes palabras. La gente, de vez en cuando, dice "Dios", simplemente para pronunciar una palabra que una vez fue grande.

 

Elias Canetti.

No hay comentarios. Comentar. Más...

Odiar

20061130002141-dormir.jpg

A quien hemos visto dormir, ya no le podremos odiar nunca.

Elias Canetti.

No hay comentarios. Comentar. Más...

Un solo hombre

No està en manos de Dios el poder salvar de la muerte a un solo hombre. Ahì està el caràcter uno y ùnico de Dios.

Elias Canetti.


Libro ùnico

Puesto que el hombre y la novela son isomorfos, lo normal serìa que èsta pudiera contener todo lo que tiene que ver con aquèl(...) En el fondo, todo deberìa poder transformarse en un libro ùnico, que uno escribirìa hasta poco antes de su muerte; esa manera de vivir me parece razonable, feliz, y quizàs hasta posible de llevar màs o menos a la pactica.

Michel Houellebecq.

El mundo como supermercado.

No hay comentarios. Comentar. Más...

Mil verdades

Hay mil verdades, el error es uno.

Nicolàs Gòmez Dàvila.

Escolios a un texto ìmplicito.

No hay comentarios. Comentar. Más...

Nietzsche: Humano, demasiado Humano.

El gran desasimiento:

Cabe presumir que un espíritu en el que el tipo “espíritu libre” ha un día de madurar y llegar a sazón hasta la perfección haya tenido su episodio decisivo en un gran desasimiento y que antes no haya sido más que un espíritu atado y que parecía encadenado para siempre a su rincón y a su columna. ¿Qué es lo que ata más firmemente? ¿Cuáles son las cuerdas casi irrompibles? Entre hombres de una clase elevada y selecta los deberes serán ese respeto propio de la juventud, ese recato y delicadeza ante todo lo de antiguo venerado y digno, esa gratitud hacia el suelo en que crecieron, hacia la mano que les guió, hacia el santuario en que aprendieron a orar; sus momentos supremos serán lo que más firmemente les ate; lo que mas duramente les obligue. Para los hombres de tal suerte encadenados, el gran desasimiento se opera súbitamente, como un terremoto: el alma joven es de repente sacudida, desprendida, arrancada, ella misma no entiende lo que sucede. Un impulso y embate la domina y se apodera de ella imperiosamente; se despiertan una voluntad y un ansia de irse; a cualquier parte, a toda costa; flamea y azoga en todos sus sentidos una vehemente y peligrosa curiosidad por un mundo ignoto. -Antes morir que vivir aquí, así resuenan la voz y la seducción perentorias: ¡y este “aquí”, este -“en casa”- es todo lo que hasta entonces había amado! Un repentino horror y recelo hacia lo que amaba, un relámpago de desprecio hacia lo que para ella significaba “deber”, un afán turbulento arbitrario, impetuoso como un volcán, de peregrinación, de exilio, de extrañamiento, de enfriamiento, de desintoxicación, de congelación, un odio hacia el amor, quizá un paso y una mirada sacrílegos hacia atrás, hacia donde hasta entonces oraba y amaba, quizá un rubor de vergüenza por lo que acaba de hacer, y al mismo tiempo un alborozo por haberlo hecho, un ebrio y exultante estremecimiento interior que delata una victoria -¿una victoria?, ¿sobre qué?, ¿sobre quien?-, una enigmática victoria erizada de interrogantes y problemática, pero la primera victoria al fin y al cabo: de semejantes males y dolores consta la historia del gran desasimiento. Es la mismo tiempo una enfermedad que puede destruir al hombre, esta primera erupción de fuerza y voluntad de autodeterminación, de autovaloración, esta voluntad de libre albedrío: ¡y cuanta enfermedad se expresa en las salvajes tentativas y extravagancias con que el liberado, el desasido, trata en delante de demostrase a sí mismo su dominio sobre las cosas! Vaga cruelmente con una avidez insatisfecha; lo que apresa debe expiar la peligrosa excitación de su orgullo; destruye lo que atrae. Con malévola risa da vuelta a lo que encentra oculto, tapado por cualquier pudor: trata de ver el aspecto de las cosas cuando se las invierte. Es por arbitrio y gusto por el arbitrio por lo que acaso dispensa entonces su favores a lo hasta tal momento desacreditado, por lo que, curioso e indagador, merodea alrededor de los más prohibido. En el trasfondo de su trajín y vagabundeo -pues está intranquilo y sin norte que le oriente, como en un desierto- está el interrogante de una curiosidad cada vez más peligrosa. “¿No es posible subvertir todos los valores?, ¿y es el bien acaso el mal?, ¿y Dios sólo una invención y sutileza del diablo? ¿Es todo acaso en definitiva falso? Y si somos engañados, ¿no somos precisamente por eso también engañadores?, ¿no nos es inevitable ser también engañadores?” Tales pensamientos le conducen y seducen cada vez más lejos, cada vez más extraviadamente. La soledad esa temible diosa y mater saeva cupidinum, le rodea y envuelve, cada vez más amenazadora, más asfixiante, más agobiante; pero ¿quién sabe hoy qué es la soledad

 

Nietzsche, Friedrich -  Humano demasiado humano

No hay comentarios. Comentar. Más...

Ideas estùpidas

Para inducirnos a que las adoptemos, las ideas estùpidas alegan el inmenso pùblico que las comparte.

Nicolàs Gòmez Dàvila.

No hay comentarios. Comentar. Más...

Verguenzas

20060820213536-cioran.jpg

Las fuentes de inspiraciòn de un escritor son sus verguenzas; quièn no los descubra en sì mismo o las eluda està condenado al plagio o a la crìtica.

Cioràn.

No hay comentarios. Comentar. Más...

El viajero y su sombra

Conversaciòn larga
En una conversaciòn un poco larga, el màs sabio dice al menos una locura y tres estupideces

Belleza en el rostro
Para que haya belleza en  el rostro, claridad en la palabra, bondad y  firmeza en el caràcter, la sombra es tan necesaria como la luz. No son enemigas; antes bien, se dan la mano amistosamente, y cuando la luz desaparece, la sombra va detràs de ella.

Frederich Nietzsche

El viajero y su sombra

Edicomunicaciones,S.A., Barcelona,1994.


Màxima cristiana

Amàos los unos a los otros, y odiad a todos los demàs.

Nicolàs Suescùn. 

De los cuadernos de N.

Revista Gaceta nùmero 14, septiembre-octubre de 1992. 

No hay comentarios. Comentar. Más...

Libertad

La libertad no es fin, sino medio. Quien la toma por fin no sabe què hacer cuando la obtiene.

Nicolàs Gòmez Dàvila. 

No hay comentarios. Comentar. Más...

Amor

El amor es el òrgano con que percibimos la inconfundible individualidad de los seres.

Nicolàs Gòmez Dàvila. 

No hay comentarios. Comentar. Más...

Estrechez del medio

Quienes gimen sobre la estrechez del medio en que viven pretenden que los acontecimientos,los vecinos, los paisajes, les den la sensibilidad y la inteligencia que la naturaleza les negò.

Nicolàs Gòmez Dàvila.

No hay comentarios. Comentar. Más...

Arbitro insobornable.

Limitar nuestro auditorio limita nuestras claudicaciones. La soledad es el ùnico àrbitro insobornable.

Nicolàs Gòmez Dàvila. 

No hay comentarios. Comentar. Más...

Disfraz

Los hombres cambian menos de ideas que las ideas de disfraz.

En el decurso de los siglos las mismas voces dialogan.

Nicolàs Gòmez Dàvila. 

No hay comentarios. Comentar. Más...

Dos filas de ahorcados

El pensamiento que quiere ser siempre justo se paraliza: Elpensamiento progresa cuando camina entre injusticias simètricas, como entre dos filas de ahorcados.

Nicolàs Gòmez Dàvila. 

No hay comentarios. Comentar. Más...

Texto breve

Un texto  breve no es un pronunciamiento pretencioso, sino un gesto que se disipa apenas esbozado.

Nicolàs Gòmez Dàvila .

Escolios a un texto implìcito .


Borrachos,santos, enamorados y poetas

La pasiòn por la santidad sustituye al alcohol en la misma medida que la mùsica. Al igual que el amor y la poesìa. Formas distintas del olvido,perfectamente sustituibles.Los borrachos, los santos, los enamorados y los poetas se encuentran inicialmente a la misma distancia del cielo, o mejor dicho, de la tierra. Sòlo las vìas difieren, aunque todos estàn en vìas de dejar de ser hombres. Asì se explica por què el placer de la inmanencia los condena de forma similar.

Cioràn.


Desconecten la màquina.

Cuando ustedes responden  a la màquina le suministran màs registros que haràn oìr a sus "enemigos" y eso mantiene en funcionamiento a toda la màquina de nova- El rasgo chino que representa al "enemigo" debe ser semejante o responder- No respondan a la màquina-Desconectènla.

William Burroughs.

No hay comentarios. Comentar. Más...

Sueño.

El ùnico pepel del sueño es el olvido del tiempo, del principio demonìaco que  vela en èl.

Cioràn.

No hay comentarios. Comentar. Más...

Sueño e insomnio

Las noches en blanco (las ùnicas negras) hacen de tì un verdadero buzo del tiempo.

Cioràn.

No hay comentarios. Comentar. Más...

Melancolìa

La melancolìa: halo vaporoso de la temporalidad.

Cioràn.

No hay comentarios. Comentar. Más...

Tiempo

Sensaciones etèreas del Tiempo en el que el vacìo se sonrìe a sì mismo...

Cioràn

No hay comentarios. Comentar. Más...

Tiempo

El tiempo es un sucedaneo metafìsico  del mar. Uno sòlo piensa en èl cuando quiere vencer la nostalgia marina.

Cioràn.

No hay comentarios. Comentar. Más...

Lugar a donde ir

El mundo no es màs que un Ninguna-parte universal. Poe eso nunca tenemos un lugar a donde ir.

Cioràn.

No hay comentarios. Comentar. Más...

Soledad

La soledad no te enseña a estar solo, sino a ser ùnico.

E. M. Cioràn.

No hay comentarios. Comentar. Más...

Sentido de la vida

20060524224419-cioran.jpg

Todo el secreto de la vida se reduce a esto: no tiene sentido; pero cada uno de nosotros le encontramos uno.

El ocaso del pensamiento.

E. M. Cioràn.

No hay comentarios. Comentar. Más...

Filosofìa.

Mi filosofìa es bien sencilla, contempla tu pene mientras duermes.

Elmo Valencia.

No hay comentarios. Comentar. Más...

Cuerpo mediàtico

Cuerpo mediàtico
CIBORGS, FORENSES Y LA AXILA DE SANEX. EL CUERPO EN LA SOCIEDAD MEDIÁTICA
María José Lucerga Pérez
(Universidad de Murcia)

¿Líneas de expresión...? Olvídate.

Alisa tu piel: ¡Rejuvenece!

Nuevo Smooth Result.

Está en ti. Está en Maybelline".

 

"¿Suerte? Tal vez. A él ya lo habían cableado y puesto a punto para el combate, y ya estaba acostumbrado al ergonómico asiento posterior del avión negro de fibra de vidrio A-230 General Dynamics. El A-230 volaba rozando el límite de una letal inestabilidad, y cada sensor de su fuselaje estaba monitorizado por su propio banco de microcomputadores, todos ellos conectados al "cerebro-serpiente" del copiloto mediante dos cables gemelos de miopreno que salían de ambos lados de su esófago..., y entonces él desaparecía, ¡oh, sí!, cuando los cables se enchufaban, cuando el fuselaje resonaba por sus nervios, con su cuerpo exultante por esta nueva identidad, por este nuevo poder".


(Tom Maddox, "Ojos de serpiente" en Mirroshades,

Una antología ciberpunk, Madrid, Siruela: 1998, pág. 45)

 

I.- BREVE RECORRIDO NOCTURNO POR ALGUNAS IMÁGENES CORPORALES
22.30 horas en cualquier cadena generalista de ámbito estatal. Un perfil de mujer envuelto en silencio asciende desde el margen inferior derecho de la pantalla en dirección a un varonil torso desnudo. A la altura de la axila se detiene y deposita un beso. Un simulacro de beso para sugerir a los ojos del que mira una simulada ausencia de sudor. Los cuerpos Sanex no huelen.


Quince minutos más tarde, un forense metafísico y solitario trabaja sobre un amasijo de vísceras y gusanos que alguna vez fueron cuerpo en una de las series más famosas de la temporada. Nada que no haya visto en portadas de periódicos, en las noticias o en La matanza de Texas.


Un tanto aburrida, inicio una vuelta por los canales internacionales hasta que la RAI1 atrapa mi atención. Plano medio de tres vientres femeninos y una mano que los utiliza a modo de lienzo para trazar líneas indicando la inexistente celulitis que habría que eliminar. Edad y flacidez son males evitables. Soy libre para conseguir el cuerpo que quiero siempre, por supuesto, que siga las directrices del diseñador de moda que acaba de entrar en escena. En caso contrario puedo parecer un bicho raro y desfasado el próximo otoño.


Decido que ya tengo demasiada dosis de corporalidad por esta noche. Apago el televisor y dudo entre sumergirme en una historia de híbridos ciberpunk o convertirme yo misma en ciborg conectándome al ordenador. Opto por lo segundo y entro en un chat donde todos los participantes son hobbits, enanos, hadas o elfos.


Para bien o para mal, vivo en un mundo en donde resulta difícil desembarazarse de las imágenes de los cuerpos.

 

II.- EL REGRESO DEL CUERPO
Durante bastantes siglos, el cuerpo ha sido una evidencia negada en Occidente. Presente por doquier en la vida cotidiana, metáfora recurrente en política, religión, arquitectura o arte, la corporeidad en sí misma fue sin embargo escamoteada como experiencia y como objeto de reflexión hasta que la ciencia la recuperó presentándola como “cosa dada”.


Pero si ya el cuerpo como cárcel del alma estaba lejos de ser un mero hecho natural, en la era de las prótesis de cadera, la silicona, las técnicas de reproducción asistida, la clonación y la realidad virtual, resulta casi risible defender la noción de un cuerpo biológico con límites definidos y ajeno a la cultura de que forma parte. Tal vez por eso, la obviedad de la afirmación “Somos cuerpo” con la que suelen comenzar la mayor parte de estudios sociales sobre el tema[1] deja de parecernos tal cuando se reformula como “Somos cuerpo culturalmente mediado”.


En el marco de la civilización occidental y en los albores del nuevo milenio, hablar de cultura implica como mínimo hablar de secularización[2], globalización, mercado, tecnología y medios de comunicación. Si además nos movemos en el territorio del "cuerpo recuperado", significa hablar de feminismo ya que a esa recuperación han contribuido de forma decisiva los estudios de género. Todos estos factores se reúnen bajo un paraguas conceptual -el de la postmodernidad- que utilizamos para intentar definir los tiempos que nos han tocado en suerte. Así pues, nuestros "cuerpos culturalmente mediados" son "cuerpos postmodernos", o lo que es lo mismo, cuerpos desacralizados (y resacralizados, como veremos más adelante), globalizados, mercantilizados, tecnológicos y sujetos a las construcciones de género. De igual modo, son cuerpos mediáticos en tanto en cuanto los medios de comunicación homogeneizan, difunden y naturalizan los aspectos anteriores fundiéndolos en un cuerpo modelo que se nos ofrece como guía para la elaboración de nuestra propia identidad corporal y que podemos reconstruir a partir de las pautas siguientes.


III.- SEÑAS DE IDENTIDAD DEL CUERPO POSTMODERNO

· Yo soy mi cuerpo: Hoy más que nunca, la identidad reside en la corporalidad. El cuerpo es mi primer contacto con el mundo, la base de mis experiencias, mi herramienta de presentación en la vida cotidiana (glosando a Ervin Goffman), mi mayor fuente de placer, la llave de mi fracaso o de mi éxito. El viejo adagio “Mens sana in corpore sano” resulta ser cierto. Si llevo una dieta equilibrada, hago deporte, duermo bien y cuido mi imagen mejoran mi estado de ánimo y mi rendimiento intelectual; me siento –y me sienten- más persona.

Los otros también son cuerpo. Cuerpo que miro, escucho, huelo y palpo. Que provoca en mí sensaciones y deseos. Que a veces considero objeto que puedo consumir, vender o comprar. Cuerpo que deshago como identidad en la tortura, la pornografía o la guerra.


· El fin del cuerpo discreto: En este contexto, lo discreto no tiene tanto que ver con el exhibicionismo (otra característica del cuerpo postmoderno) como con los límites. El cuerpo ha dejado de ser una entidad cerrada, con fronteras definidas y perfectamente reconocibles. No se trata sólo de que formemos parte de un entorno con el que evolucionamos de forma conjunta. Nuestros cuerpos son sistemas abiertos que se prolongan al exterior y que permiten la inclusión de elementos ajenos que los modifican. El cuchillo, el volante, el teléfono, el ordenador o las lentillas son extensiones de nosotros mismos. El marcapasos, el riñón trasplantado o la prótesis de titanio son tan nuestros como el hígado que nos acompaña desde el nacimiento. La simbiosis con la máquina hace cada vez más complicado discernir dónde empieza y dónde acaba nuestro cuerpo[3]. La cirugía y la tecnología comenzaron a derribar una barrera que la genética ha hecho saltar por los aires:


"La caracterización del complejo corporal como barrera frente a la injerencia de las circunstancias externas sufre un nuevo embate ante el desarrollo inusitado de las biotecnologías. La facilidad con que es posible diseñar y transformar el cuerpo, no sólo modificando sus hábitos o su presentación externa, sino también manipulando sus ritmos fisiológicos o sus determinaciones físicas, ha producido un nuevo impacto sobre las representaciones del cuerpo discreto. Su insuficiencia para hacer frente a la manipulación genética o cibernética señala el desmoronamiento de la imagen milenaria del cuerpo como "templo" o "fortaleza" y el ascenso de representaciones que lo presentan indefenso, frágil, permeable, penetrable". (Rodrigo Alonso, www.arteuna.com )


El cuerpo abierto, tan difícil de aprehender en sus contornos, es un cuerpo plenamente modificable, accesible a la intervención. Puedo cambiar el color de mi pelo, el tamaño de mis senos o la forma de mi nariz. Puedo eliminar arrugas en un intento de engañar al tiempo. Puedo incluso elegir el sexo de mis hijos. Nunca las "tecnologías del yo" de las que hablaba Foucault[4] se materializaron en tal abanico de posibilidades y nunca a la vez estuvo tan oculta su relación con las tecnologías de poder, ya que el reino de libertad que pregonan estos cuerpos a la carta es en muchos sentidos pura falacia.


· La falsa libertad de los cuerpos a medida: Parece que los avances científicos, médicos, cosméticos y tecnológicos nos han proporcionado por fin la oportunidad de ser quienes realmente queremos a través de nuestro cuerpo. Sin embargo, dos cuestiones ponen en tela de juicio este mito pretendidamente libertario. En primer lugar, la posibilidad de moldear un cuerpo a medida está lejos de ser algo al alcance de todos por razones de mera desigualdad económica y social. La cosmética, la moda o la cirugía suponen un gasto que no pueden permitirse todos los bolsillos y aunque el mercado intenta democratizar el consumo en estas áreas ofreciendo sucedáneos, incluso éstos están vedados a amplias capas de la población mundial. Cuando uno está muy cerca de ser no cuerpo debe representársele como un mal chiste lo del cuerpo a la carta. En segundo lugar, resulta cuanto menos inquietante que los instrumentos disponibles para ejercer esa libertad se utilicen de forma abrumadora para construir cuerpos que siguen los cánones estéticos predominantes. Hace algunos años, un buen porcentaje de los hombres que acudían al cirujano plástico pedían el trasero de Antonio Banderas; hoy, muchas chicas estarían dispuestas a todo para conseguir los labios de Angelina Jolie, la cinematográfica Lara Croft. Nos vestimos y cortamos el pelo buscando definir nuestra personalidad pero sin alejarnos un ápice de los consejos de las revistas y pasarelas de moda. Incluso en los espacios más subversivos y menos atados a lo físico como los juegos en red o los chats de Internet casi nadie elige ser bajito, gordo o feo. Como señala Elizabeth Reid en el artículo "Identity and the Cyborg Body" (1994), el ciberespacio[5] no libera a los navegantes de las ataduras del mito de la belleza; más bien les ayuda a redefinirse dentro de él. En definitiva, salvo algunas tendencias artísticas encuadradas dentro del body art que aprovechan las potencialidades del cuerpo autoconstruido para reflexionar sobre esta nueva corporeidad poniendo de manifiesto su lado oscuro, la mayor parte de los mortales oscilamos entre la dócil integración, el escapismo o la transgresión virtual, consolándonos con ser amantes fogosos o fuertes guerreros que ejercen su poderío dentro de la red.


· El cuerpo inacabado: El estatus de sistema abierto y el incremento de las posibilidades de intervención han hecho del cuerpo un proyecto sin final y nos han embarcado en un constante proceso de mejora y replanteamiento. Siempre se puede ser más delgado, más atractivo, más fuerte. Debajo de este anhelo de superación, que en casos como la anorexia degenera en tendencia autodestructiva, late una permanente insatisfacción que es alimentada por el mercado a través de la publicidad para seguir manteniendo la dinámica del consumo (Featherstone 1991). Cada nuevo producto que sale a la venta necesita crear de forma previa en nosotros la amarga conciencia de una imperfección (arruga, papada, ojera, michelín) que puede dejar de ser tal adquiriéndolo. Pero en el corazón de esta desenfrenada búsqueda hay algo más que conecta con una de nuestras más antiguas y profundas aspiraciones: la eternidad.


· El cuerpo resacralizado/desacralizado: Desaparecidas el alma y la creencia en la vida futura, el cuerpo surge como nuevo proyecto de salvación y trascendencia. Nuestra ansia de inmortalidad se canaliza en el aquí intentando transformar la vida en un estado de juventud permanente o detenerla hasta que pueda regenerarse con técnicas como la criogenización. El ejercicio, la dieta, la moda o la cirugía vienen así a sustituir al elixir de la eterna juventud o al seductor y peligroso pacto con el diablo de Dorian Gray. Los cuerpos del siglo XXI, sometidos a lo que Featherstone y Hepworth (1991) denominan un proceso de “desdiferenciación y desinstitucionalización del curso de la vida”, alejan de sí la imagen de la vejez como algo física y moralmente reprobable, extendiendo prácticas corporales y sociales propias de los jóvenes a todas las edades. En otras ocasiones, la indagación se traslada al ciberespacio donde ciborgs, dobles virtuales o avatares nacen como una promesa de pervivencia, como una "versión tecnohermética de la resurrección de la carne" (Alonso y Arzoz 2002).

Como reverso de este proceso se incrementan también las tendencias desacralizadoras que reducen el cuerpo a grosera charcutería en el gore o las snuff movies, que desvelan hasta el último de sus rincones y secretos en la pornografía, que hacen de él un mero soporte para la exhibición de la moda (Saulquin 2001) o que lo convierten en mercancía.


· El cuerpo mercantilizado: En una sociedad de mercado, el cuerpo no sólo es un recurso que se pone al servicio de la venta de los más variopintos productos[6]; él mismo ha devenido mercancía. Consumimos cuerpos en el cine, los anuncios y las retransmisiones deportivas. Sabemos que en él reside nuestro valor de cambio y consumimos moda, maquillajes o dietas para aumentar ese valor. Y lo curioso es que lo hacemos para convertirlo a su vez en un objeto para consumir. Por otra parte, como todas las mercancías, el cuerpo del nuevo capitalismo es un cuerpo seriado, un patrón producido y reproducido hasta la saciedad prácticamente sin alteraciones con la inestimable ayuda de la cosmética, la medicina, la ropa, la ingeniería genética y los medios.

 

IV.- CUERPOS MEDIADOS, CUERPOS MEDIÁTICOS
Hasta el momento he intentado articular un esbozo general del cuerpo postmoderno, un cuerpo que, como ya he señalado, los medios de comunicación contribuyen a solidificar y difundir como canon social. Sin embargo, en un mundo en el que cada vez más parcelas de la realidad son percibidas y experimentadas como fenómenos puramente mediáticos, las propias características estructurales de los medios dejan su impronta en nuestras concepciones corporales. Así, noticias, reality shows, publicidad, concursos, cine, revistas de salud y de moda, videojuegos y demás universos virtuales nos muestran estas otras facetas de la nueva corporeidad:


· Del cuerpo plenamente accesible al cuerpo descorporeizado: En su análisis sobre el discurso televisivo como fenómeno plenamente postmoderno, Jesús González Requena (1992) señala que el triunfo del modelo espectacular de la "escena fantasma" ha situado al espectador en una posición privilegiada en cierto modo cercana al narrador omnisciente de la literatura decimonónica[7]. El uso de varias cámaras, la grúa, el zoom o los planos detalle nos aseguran plena accesibilidad a todas las perspectivas y a los rincones más pequeños de los cuerpos que contemplamos. Gracias al desarrollo de las nanotecnologías podemos incluso navegar por el interior de faringes, úteros o intestinos. El cuerpo mediático se despoja así del último velo y lo hace para enfrentarnos a su más íntimo secreto: la ausencia de corporeidad. Los “cuerpos Sanex” no huelen; los “cuerpos Danone” son intocables. Como ellos, el resto de los cuerpos mediáticos nos escamotean lo esencial de la experiencia corporal, eso que nos hace necesitar de los cinco sentidos para aprehenderla y disfrutarla: el peso, los olores, los fluidos, la temperatura o los surcos de la edad que hacemos nuestros al deslizar la mano por la cara de un ser querido:


"...la asombrosa capacidad de la televisión para colmar la mirada del espectador tiene por contrapartida la descorporeización del espectáculo y, por tanto, descansa en una estructural sobresignificación de esa carencia esencial que anida en la relación espectacular.

El cuerpo, pues, se evapora, la mirada sólo encuentra unas huellas luminosas del cuerpo que desea y que sin embargo ha sido escamoteado. El instante del suceso irrepetible en que la hazaña de un cuerpo se encontrara con una mirada carece ya de sentido". (González Requena 1992, pág. 80)


No obstante, como sigue argumentando González Requena, la carnalidad negada reivindica su lugar en el universo de los medios irrumpiendo en ellos a través de lo siniestro. Fenómenos ya mencionados como el cine gore o el snuff, los programas de operaciones y autopsias en directo, los desfiles de freaks que pueblan nuestras sobremesas o la violencia real que nos llega de la mano de los informativos son la contrapartida de la evanescencia del cuerpo mediático oficial, poniendo de manifiesto ...


"Un universo desimbolizado, imaginario, especular, que tiende a resquebrajarse y a hacer emerger lo que tendía a tapar: lo real siniestro, lo real ausente de toda estructuración simbólica y toda configuración imaginaria- como agujero negro que rechaza todo sentido y todo deseo. (González Requena 1992, pág. 148)


· Fragmentos de corporalidad: Las modernas técnicas narrativas audiovisuales, utilizadas para potenciar la visibilidad, la cercanía y la creación de un efecto de simultaneidad nos someten a una visión fragmentada en la que el efecto estético se experimenta en muchas ocasiones unido a una extraña sensación de desasosiego ante la presentida inhumanidad de esa marea de cuerpos sin rostro y rostros sin cuerpo que pueblan los videoclips y los anuncios publicitarios. La inquietante boca del spot "¿Hablas Micra?", rodado por David Lynch para Nissan, puede ser un buen ejemplo. Pero no es el único. Sospechamos que las espectaculares piernas que luce la estrella de turno en el primer plano de la escena de cama no son suyas sino de una modelo que jamás saltará a la fama y que por supuesto no figurará en los títulos de crédito. Nos referimos a los presentadores de los informativos con el significativo nombre de "bustos parlantes". Nos enfrentamos a diario con el horror de los despojos resultado de atentados, asesinatos, hambrunas o guerras. En este proceso imparable, llega un momento en que los fragmentos, lejos de ayudarnos a intuir el cuerpo al que pertenecen, terminan convirtiéndose en objetos inertes, a veces terribles y a veces bellos. Dejan de ser persona porque también dejan de ser cuerpos. Una incapacidad para percibir el todo que cuadra bien con una época que ha renunciado hace tiempo a la complejidad y a las explicaciones globales.


· A la negación por el camino de la hipérbole: Al igual que la fragmentación, la exageración forma parte de los mecanismos constructivos de los cuerpos mediáticos. Las pantallas y las páginas de las revistas están plagadas de pechos imposibles y músculos inalcanzables, aunque también de figuras eternamente infantiles, sin curvas y sin un átomo de grasa. Exceso en la delgadez y exceso en la exuberancia. Y es que aunque Kate Moss y Pamela Anderson den vida a dos estereotipos femeninos diametralmente opuestos, amba