Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Mayo de 2017.

Midnight Special 2016

Las dos películas que he visto hasta ahora de Jeff Nicholls comparten, además del actor principal, Michael Shannon, el mismo punto de partida: un hombre, padre de familia, de extracción baja-obrera, que se ve enfrentado de repente a lo desconocido, a lo fantástico que irrumpe en su existencia trastocándo su psique y las relaciones que este hombre entabla con los que lo rodean.

 

En Take Shelter, Curtis arriesga su matrimonio, la salud de su hija y su estabilidad emocional, en busca de un refugio contra una catástrofe que es apenas desvelada mediante sueños y alucinaciones angustiosas, pasando de ser un padre de familia bastante contenido a un hombre furioso que le reclama a sus vecinos por su indiferencia.

En Midnight Special, Shannon lleva su papel más allá; ahora no sólo es el padre de familia que explota, es un hombre  capaz de llegar a la violencia física más extrema con tal de cumplir su propósito y salvar la vida de su hijo.

En ambas películas, lo fantástico entra en juego sin demasiadas explicaciones y los protagonistas se entregan a ello con la pasión del místico y la violencia del poeta. Una vez descubierto su destino, ambos hombres van en su cumplimiento, arrasándo convenciones sociales y lazos.

Y son estos lazos los que explora Nicholls en ambas películas; los protagonistas masculinos de estas dos cintas son hombres tan reprimidos a la hora de demostrar emociones, excelentemente caracterizados por Shannon, que juega a ser  parco sin llegar a aparecer frío o distante, que ven en sus acciones la mejor manera de demostrar la preocupación y la pasión que sienten por sus respectivas familias.

 

La razón, el por qué de lo fantástico no es explicado, ¿la catástrofe de Take Shelter es natural o provocada, quienes son los seres de luz de Midnight Special?, y para mí eso es un acierto, no entrar en lógicas redundantes en la ciencia ficción ni la fantasía, presentar lo maravilloso como parte intrínseca del universo, a lo que nos debemos entregar con la misma estoicidad y valentía que los personajes de Nicholls.

No hay comentarios. Comentar. Más...

The Batman

The Batman:

La primera crítica que como fan del Hombre Murcielago le hago a esta serie es el diseño de los personajes, obra del equipo creador de Las aventuras de Jackie Chan, en cabeza de Jeff Matsuda, diseñador de personajes, y el productor y escritor Duane Capizzi, aunque en todas las temporadas participa gente que estuvo en el mismo equipo creativo.

El estilo de Matsuda es el de estilizar la figura, hasta hacerla muy básica y, a medida que avanzan las temporadas, esto juega en contra de la expresividad de los personajes, siendo casi caricaturescos.

Este tipo de animación y de dibujo podía funcionar en una serie como la de Jackie, quizás debido al caracter cómico del personaje, pero no acaba de cuajar en Batman. Aunque en las escenas de acción logran mucho dinamismo y flexibilidad, debemos recordar que uno de los atractivos de Batman es el aura intensa del personaje, que se debe notar incluso cuando no se está moviendo y en esta serie pierde bastante en ese aspecto.

Personajes clásicos como El Pinguino sobreviven al rediseño, no así El Acertijo, el cual no obstante gana al ser presentado como un experto en informática y comunicaciones, ni Gatúbela con esas enormes orejas, y el que lleva la peor parte es el Guasón: en lugar de un payaso refinado en su crueldad, tenemos a un bufón de corte, de aspecto totalmente desaliñado, con surikens en forma de barajas y un estilo de pelea peculiar que no tiene nada que ver con el personaje, el estilo de pelea del Pinguino se justifica por sus años en Oriente, el de Gatúbela por su afinidad con felinos, pero este Guasón hace que los enfrentamientos con Batman sean más físicos lo que difiere mucho de mi versión ideal del personaje.

Los personajes nuevos, tanto villanos como aliados, me parece que no aportan demasiado al Batiuniverso, y en eso no contribuyen los guiones simplistas en los que Batman se enfrenta a un villano por capítulo, sin mayor continuidad ni profundización en la psicología o motivación de los personajes.

Y en este punto, creo que también falla  la serie: el telos, el propósito del héroe queda desdibujado en un chico rico que crea vistosos aparatos para detener a los golpes a villanos sin trascendencia.

 

Sin embargo, la serie logra su cometido de entretener a los fans. Lo que sucede es que después de Batman, la serie animada, de Bruce Timm y Paul Dinni, serie que mostraba a un Batman más clásico, más detectivesco, esta nueva representación del Hombre Murciélago no logra crear la nostalgia que producía levantarse muy temprano, para ver  por Warner Chanell dos capítulos seguidos de Batman y Batman del Futuro.

No hay comentarios. Comentar. Más...



The People That Time Forgot (1977)

The People That Time Forgot (1977):

Serie B en todo el sentido, esta película narra el enésimo viaje cinematográfico al mundo perdido, donde dinosaurios y cavernícolas todavía subsisten, con el ingrediente de situarla más allá del polo, en reminiscencia a esas teorías de la tierra hueca.Tiene todos los ingredientes ya conocidos: una expedición de occidentales que logran sobrevivir, conformada por el científico, el aventurero y la periodista, dinosaurios de cartón piedra y rígidos movimientos y la cavernícola de turno, una sexy prima hermana de Vilma Picapiedra con enorme escote incluido, interpretada por la también cantante Dana Gillespie. 

Como curiosidad, cuenta con la "actuación" de David Prowse, el mismísimo Darth Vader, como el verdugo encargado de inmolar a las doncellas al dios volcán, y que el único parlamento que recita es un grito ahogado cuando es derrotado por Doug McClure, uno de los actores en los que está basado el personaje Troy McClure de Los Simpsons.

También cuenta con la participación de uno de los rostros más reconocidos de la fantasía ochentera, la inglesa Sarah Douglas, a quien ví por primera vez en Superman y Superman II como la malvada Ursa, secuaz del General Zod; luego como la reina Taramis, antagonista de Conan en Conan El Destructor; más tarde interpretando a la hechicera Lyranna en The Beastmaster 2, cayendo por un portal temporal en Los Angeles contemporáneo y haciendole la vida imposible a Dar; y por último, como Sinclair, una sádica oficial del ejército en El regreso de los muertos vivientes 3, empeñada en atronillar carne zombie en armatostes metálicos en la más oscura de las tres películas de muertos vivientes que ví por entonces (sólo años más tarde supe de una cuarta entrega que nunca pasaron en televisión).

Fuera de estas apariciones casi que anecdóticas, la película no da para más que entretenimiento lineal en un cruce antropológico entre King Kong y El Planeta de los Simios.

No hay comentarios. Comentar. Más...

Miniserie The stand.

The stand.1994. 

 

El nombre de Mick Garris ha quedado relacionado, para los fanáticos del cine de terror, a la serie Master of Horror. Pero ya desde tiempo atrás, Garris nos sorprendía con su aproximación al universo de Stephen King, del cual parece ser muy adepto, a través de la recreación de El Resplandor.

Muchos años antes de conocer la adaptación fílmica de Kubrick, esta miniserie junto a It, Eso, fue mi primera aproximación a la obra del escritor de Maine.

Atreverse a recrear la historia, después de la majestuosa monstruosidad creada por Kubrick, era un reto del que Garris sale avante adhiriéndose más a la obra original.

Pero antes de El Resplandor, Garris había probado sus armas con la serie The Stand, basada en la novela homónima y protagonizada por ese buen actor, aunque de carrera algo errática, que es Gary Sinise, en compañía de una Molly Ringwald bastante regular en su interpretación, Rob Lowe que más tarde haría parte de Salem´s Lot, y Jamey Sheridan, el cap de Eames y Goren en La ley y el orden, intento criminal.

En cuanto al guión, es bastante fiel a la novela en términos generales, y ofrece los mismos vacíos que el libro. King es capaz de crear personajes creíbles, humanos, pero hace tan largo el periplo de sus protagonistas que diluye el destino que les tiene preparado, y al final cierra sus historias de manera bastante apresurada, de manera que los lectores siempre quedamos pensando que se nos debe algo, que esperabamos más pues la promesa había sido bastante alta y demasiado alargada.

 

En este caso, Randall Flagg, uno de los villanos más imponentes del universo de King, aparece como protagonista central, recordemos que en La Torre Oscura es uno más de los sirvientes del Rey Carmesí, y sin embargo uno siente que no se alcanza todo el potencial del personajes, y esta sensación es avivada en la saga de La Torre Oscura cuando Flagg por fin es derrotado. En la serie, el personaje es recreado de forma bastante fiel, las botas, los pines, ese aire de elegante malignidad, aunque a diferencia del libro, en la serie no se deja del todo claro si Flagg consigue escapar de Las Vegas.

Igual pasa con el resto de personajes y con la trama en general, si bien es fiel a la novela, no alcanza un punto máximo de suspenso, sino que se va encadenando con altibajos hasta un final sin emoción.

No hay comentarios. Comentar. Más...

Journey to the Center of the Earth 1959

Journey to the Center of the Earth 1959:

Al igual que muchos otros clásicos de la literatura, Alicia en el país de las maravillas, El mago de Oz, etc, mi primer acercamiento a Julio Verne fue a través del cine, o más exactamente, de la televisión.

Recuerdo haber visto esta película cuando era niño, pero no precisaba todos los detalles.

 

El guión contiene muchas variaciones en cuánto a la novela original, pero no demerita el tema central que es el viaje al centro del globo por parte de un geológo y su pupilo. Los personajes difieren en comparación con el libro de Verne, por ejemplo en el caracter del porfesor Lidenbrok, la relación entre éste y su joven alumno Alec, la inclusión de un antagonista, el egoísta Conde Saknussem y un interés romántico, la impresionante viuda Carla, interpretada por Arlene Dahl.

Pero en general, la interacción entre todos funciona, haciendo que la trama avance, más allá de un simple descenso a unas cavernas de cartón piedra.

Porque en este punto la película acierta del todo, la ambientación es espectacular, el paisaje obliga a los personajes a actuar, pero también ofrece un telón de fondo increíble contra el que se inscribe la historia que se nos narra.

 

Los efectos especiales son muy de la época: miniaturas que ofrecen dinamismo a las escenas de desatres naturales y lagartos e iguanas engrandecidos, que ofrecen más realismo que las animaciones stop-motion.

 

Más que por el sentimentalismo que pueda abrigar por esta cinta, considero que es un clásico total, imperecedero y de una frescura que permite disfrutarla con la misma emoción que hace tantos años.

No hay comentarios. Comentar. Más...



Archivos

Enlaces

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris
Plantilla basada en el tema iDream de Templates Next