The Lair of the White Worm [1988] Ken Russell: Historia a medio tiempo entre lo psicodélico y el terror de serie B británico, narra el enfrentamiento entre un grupo de jóvenes y la superviviente de un antiguo culto ofiólatra, con toda la carga fálica y sexual que dichos cultos conllevan. La sopresa: la actriz que interpreta a la mujer-serpiente es la misma que da vida a la compañera de oficina de Jim Carrey en Mentiroso, mentiroso:"He tenido mejores!".
Aparte de los delirios psicotrónico-religiosos, nada del otro mundo, una película entretenida pero no muy buena.

The Devils. Siempre me han atraído las historias que implican la Inquisición, quizás por esa mezcla de política y religión, capaz de aplastar cualquier cosa que se interponga en su objetivo. Esta es una película excesiva, en su ambientación, en las pasiones de sus protagonistas, en el guión y las interpretaciones.
Russell nos muestra el cuerpo desnudo del fanatismo religioso, las entrañas malsanas de la ambición de poder y las evisceraciones de las que era capaz la Santa Inquisición, en un metraje pesadillesco en el que el protagonista más relevante es la naturaleza humana en su peor expresión.
Primer: No digo que el cine deba ser fácil, pero algunas películas enrollan tanto la trama que terminan haciendose ilegibles; Primer es una de esas. Lo que empieza como una historia sobre dos amigos ingenieros que logran crear una máquina del tiempo, termina enredandose en una paradoja de dobles que no tiene un final muy claro, o por lo menos, no para mí; urgidos por evitar una catastrofe entre sus amigos, los protagonistas se reemplazarán a sí mismos en una elipse temporal que no maneja el suspenso, transformándose en una historia plana que no acaba de cuajar.
The Master 2015: No acabo de entender esta película, el argumento se me escapa y la profusión de personajes me confunde;  me interesé por esta película creyendola un blockbuster de artes marciales pero me encontré  con una trama  dificil de seguir , aunque con duelos muy bien coreografiados que hacen ver hasta el final.
Liga de la Justicia Oscura: Después de la decepcionante serie de Costantine, ver al personaje tomándo su lugar en el universo DC es un alivio; aunque extrañamos al Constantine más pulp, esta versión es mejor que la presentada en la serie, vemos a Constantine más como líder, poniendo en juego todas sus habilidades para manejar el lado más sombrío de la magia, sin darse por vencido, pero sin abandonar esa ironía que tanto caracteriza al personaje. Pues si bien es Batman quien reune al equipo, formado por Zatana, Jason Blood y el Demonio Etrigan, Deadman y una aparición de La Cosa del Pantano, es Constantine quien consigue cohesionar al equipo, pasando por alto todas las diferencias que ha tenido con ellos en el pasado.
Dirigida por el experimentado Jay Oliva, director de  Batman: The Dark Knight Returns y Justice League: The Flashpoint Paradox, el guión es predecible pero no aburrido y la animación profesional sin excesos, Warner no corre riesgos a la hora de animar, con buen manejo de la dinamica de los personajes y la acción.
Zoom-2015: Una comedia totalmente intrascendente, ni siquiera el que combine animación y live action consigue que la historia sea interesante.

Transcendence (2014) La idea de trascender a través de la tecnología no es nueva, cada vez que el ser humano se ha enfrentado a nuevos retos tecnológicos ha supuesto una mejora en las condiciones de vida, dignidad y realización de sus semejantes, desde la Revolución Industrial hasta el Intenet de las Cosas. Pero, a riesgo de parecer apocalíptico, estos cambios no han alcanzado el nivel soñado, acaso si algo nos contentamos con fantasmas fugaces de utopías de consumo; si esta era la sociedad del dialógo, internet se convirtió en el medio del insulto anónimo, la opinión vanal y la manipulación de big data por parte de gobiernos y corporaciones; si pretendíamos hacer de la red la gran Biblioteca Universal borgiana, el acceso ilimitado a todos los niveles derivó en charlas insustanciales, hiperconectismo psicótico y entretenimiento intrascendente. Y es de este último lo que provee esta cinta, en la que Johnny Deep actúa como si se sintiera incómodo con el papel que interpreta,  sin lograr crear para nada suspenso, arrastrándose hasta un final lacrimógeno y sin sorpresa. Está bien que el director Wally Pfister haya sido director de fotografía de Christopher Nolan, pero no le aprendió nada en cuanto a llevar a buen término un guión ni a la dirección de actores.

Doctor strange 2016 Benedict Cumberbatch sorprendió en su encarnación de Sherlock Holmes en la reactualización del mito que hizo la BBC, pero los tips actorales que le sirvieron en Sherlock se notan demasiado usados en esta Doctor Strange; Mads Mikkelsen no es un actor por el que sienta gran predilección y la gran Tilda Swinton muestra sus horas bajas en la interpretación de una poderosa hechicera; creo que a nivel actoral lo único que se agradece a esta película es la presencia de Rachel McAdams.
En cuanto al guión, un mero pretexto para meter efectos CGI uno tras otro hasta finalizar con un antagonista tan inhumano que no da miedo, y al que matan de aburrimiento al igual que al espectador.

Atlantis the lost continent: Para mi, el nombre de George Pal está ligado a la ciencia ficción clásica, con ese impresionante título The time machine de 1960, película en la que la mano directora de Pal muestra un pulso firme a la hora de relatar una historia con economía de espacios (después de todo se trata de viajes en el tiempo, no en paisajes delirantes como en la fallida versión de 2002), en lo que se nota su faceta como productor, y la creación de los terribles Morlocks.
Sin embargo, en Atlantis no se nota nada de esto, es como si Pal hubiese quedado agotado después de La máquina del tiempo, ya que en esta película los monstruos apenas son anecdóticos, la historia es floja y los protagonistas centrales no muestran nada de carisma, excepto quizás Edward Platt como el sacerdote Azar.
Una decepción completa, teniendo en cuenta el nombre del director.

Shaolin Temple 3 - Martial Arts Of Shaolin: No creo que esta película sea de lo mejor de Jet Li, en esta etapa aún le falta pulir más su carácter actoral, lo que no quiere decir que no demuestre sus impresionantes dotes como artista marcial; el argumento es bastante blando y la película no descuella sobre otras producciones parecidas.

The Neon Demon (2016) Una película de supuesto suspenso psicológico. Lo más aburrido que me haya visto este año.

El aprendiz de Merlin: secuela sin alma de una miniserie que me gustó mucho por allá en los dos mil, un guión de pacotilla y unos personajes sin gancho.

Martial club La dupla Lau Kar Leung en la dirección y Gordon Liu como protagonista, que tan buen resultado ofreció en Las 36 cámaras del Shaolin de 1978, repite en esta Martial Club del 81, aunque no con igual resultado.
Para mí estas películas tienen un aroma especial: al estar filmadas en estudio, el espacio reducido no permite encuadres demasiado vistosos con los que pretender obnubilar al espectador, como en muchas cintas de acción occidentales que resultan mareantes, así que se centran en las coreografías, de manera que es imprescindible el buen rendimiento de los artistas marciales involucrados.
Esta cinta mezcla la comedia con la acción a partes iguales, con resultados bastante deficientes, pero en la parte de los enfrentamientos, Gordon Liu muestra su pericia y por qué es uno de los artistas marciales más reconocidos.

May 2002 Frikismo psicopático con toques gore. Entretenida, pero de ritmo irregular. Lo mejor, la interpretación de la nunca más vuelta a ver Angela Bettis, recordada por su papel de Carrie White en Carrie, 2002.

The Monkey King 1 y 2: No he leído la obra literaria en la que está basada, pero la historia del Rey Mono es suficientemente conocida para resultar interesante. Esta versión tenía además el atractivo de estar protagonizada por Donnie Yen, artista marcial de probada calidad, pero de escasa interpretación. Y es el trabajo de Yen el primer pero que le coloco a esta producción, Yen no consigue que el personaje sea interesante por sí mismo, sino por las grandes hazañas que realiza, convirtiéndolo en una especie de bufón suertudo, al que al final todo le sale bien y todo el mundo le perdona sus faltas. Además, los efectos CGI son tan pulidos, tan bien llevados, que acaban por resultar demasiado irreales.
En contraste, el Wu Kong interpretado por Aaron Kwok en la segunda parte resulta más concentrado e irascible, más creíble, mejor encarnado, además de rodeado por personajes más interesantes y envuelto en un guión más atrayente. Excelente antagonista, interpretada por la extraordinaria Gong Li.

Brave New World (1998) Adaptación desabrida del clásico de Aldous Huxley, con la participación de Leonard Nimoy. Una sociedad pletórica puede resultar tan asfixiante como la peor distopía.

Wu Dang  2012: Fantasía y artes marciales envueltas en un guión aburrido y predecible: una especie de Indiana Jones oriental en busca de antiguos artilugios de poder, une sus habiliades con una hermosa ladrona para buscar un místico tesoro con el cual poder salvar la vida de su hija, aquejada de una extraña enfermedad.

Butch Cassidy and the Sundance Kid 1969: epopeya occidental, sustentada por las actuaciones de Paul Newman y Robert Redford, con un final trepidante.

Tjuvheder.2015 Con una fotografía bastante "sucia", que en este caso ayuda a retratar la sordidez de los ambientes, esta dura historia de los bajos fondos suecos tiene su punto fuerte en las interpretaciones de los actores involucrados, en primer lugar Malin Levanon, la protagonista principal.No soy muy afín a la serie negra noreuropea, pero esta película me hizo recordar la dureza de los crímenes y personajes del desparecido Henning Mankell.

Pedicab Driver 1989 Sammo Hung dirige y protagoniza una película de artes marciales  con coreografías poderosas en contraste con un guión endeble.

Invincible Shaolin 1978: producción de la Shaw Brothers, dirigida por Chang Cheh y protagonizada por los Five Venom, un super grupo de artistas marciales de increíbles habilidades; el guión cuenta el enfrentamiento entre dos escuelas shaolin, engañadas por un general de milicias.
El viejo gancho de ver al héroe entrenar con un maestro, superarse a sí mismo hasta alcanzar la realización de su práctica, es la parte más interesante de esta cinta, además de las coreografías marciales.

Ghost in the shell 2017: Soy muy prejuicios con el cine gringo actual, y películas como ésta me dan la razón.
Los guionistas de Hollywood pareciera que  no leen los libros, cómic o mangas en los que basan su trabajo, quedándose sólo con el comentario superficial o con la fórmula ya conocida.
Esta película carece de todo: guión, interpretaciones (Scarlett Johansson no es una buena actriz y encima quieren ponerla como heroína de acción) ni secuencias de acción interesantes.
Un lamentable blanqueamiento a una de los mangas y animes de culto de los 90.

Children of Men (2006) La interpretación de Michael Caine es lo más interesante de esta película, una vez su personaje desaparece, nos quedamos ante un guión errático, que Clive Owen no sabe enderezar.