En el cine hemos encontrado algunas adaptaciones especiales de la obra de Stephen King, aunque abundan más las malas.

En televisión, aparte de It y El resplandor, más por la nostalgia que ambas suscitan en mí, las adaptaciones de King han resultado bastante regulares, cuando no soporíferas en lo absoluto, como en Red Rose.

Nightmares And Dreamscapes. From the Stories of Stephen King:

Battleground: Un gigantesco William Hurt, se enfrenta a un comando de soldados de 
juguetes que han venido por una venganza; inusual capítulo en el que la carencia de 
dialógos no hace más que acrecentar la interpretación de Hurt. Realiza un cameo una 
actriz recordada por los que nos gusta la fantasía ochentera: Mía Sara, la princesa Lilly de Legenda de Ridley Scott.

Crouch End: Una incursión fallida en los terrenos cenagosos de los mitos de Cthulu, con los tópicos lovecraftianos de siempre, tentáculos, gatos y gramática del más allá. La diferencia entre King y Lovecraft es que, en el primero, el mundo cotidiano se ve transido por lo fantástico, mientras que en el segundo, el mundo real ha ocupado el puesto de lo horroroso y éste vuelve por lo que es suyo. Excelente protagonismo de Claire Forlani y nada más.

Umney’s Last Case: William H Macy es un gran actor, pero si la historia que interpreta es floja ninguna buena interpretación puede hacerla interesante. El punto de partida es bueno, un escritor que cambia de lugar con su creación para eludir lo amargo de la vida real, pero el desarrollo de la trama, el final abierto, deja mucho que desear.

The End of the Whole Mess: Después de Battleground, el capítulo que más me ha 
gustado, si bien no presenta actores demasiado conocidos, la historia y la manera cómo está planteada hacen este capítulo interesante por lo que plantea y entretenido por cómo lo cuenta, una cura para la violencia del mundo sólo es posible a través de la extinción total de la especie humana.

The Road Virus Heads North: Un escritor compra una pintura que viene con un fantasma sanguinario. En la novela de Joe Hill, hijo de Stephen King, titulada El traje del muerto, un viejo rockero con problemas para ligarse sentimentalmente compra el traje de un hombre muerto que viene con un fantasma consigo, y a partir de ahí debe huir para salvar su vida y la de aquellos a los que quiere, incluidos dos perros. Parece que el hijo retomó el guión del padre y lo llevó a mejor término.

The fifth quarter: Exconvictos, piratas y tesoros, el más aburrido de los episodios, y eso que King es muy bueno recreando historias penitenciarias y de patíbulo.

Autopsy room four: Sorpresa: el actor Richard Thomas, recordado por interpretar a Billy Denbrough adulto en It, la cosa, recuperado para los seguidores de las adaptaciones de Stephen King a la televisión.

You know they got a hell of a band: un "homenaje"? a las figuras muertas del rock n roll clásico, pero que como historia de suspenso o terror resulta de los capítulos más aburridos de esta serie.