Las dos películas que he visto hasta ahora de Jeff Nicholls comparten, además del actor principal, Michael Shannon, el mismo punto de partida: un hombre, padre de familia, de extracción baja-obrera, que se ve enfrentado de repente a lo desconocido, a lo fantástico que irrumpe en su existencia trastocándo su psique y las relaciones que este hombre entabla con los que lo rodean.

 

En Take Shelter, Curtis arriesga su matrimonio, la salud de su hija y su estabilidad emocional, en busca de un refugio contra una catástrofe que es apenas desvelada mediante sueños y alucinaciones angustiosas, pasando de ser un padre de familia bastante contenido a un hombre furioso que le reclama a sus vecinos por su indiferencia.

En Midnight Special, Shannon lleva su papel más allá; ahora no sólo es el padre de familia que explota, es un hombre  capaz de llegar a la violencia física más extrema con tal de cumplir su propósito y salvar la vida de su hijo.

En ambas películas, lo fantástico entra en juego sin demasiadas explicaciones y los protagonistas se entregan a ello con la pasión del místico y la violencia del poeta. Una vez descubierto su destino, ambos hombres van en su cumplimiento, arrasándo convenciones sociales y lazos.

Y son estos lazos los que explora Nicholls en ambas películas; los protagonistas masculinos de estas dos cintas son hombres tan reprimidos a la hora de demostrar emociones, excelentemente caracterizados por Shannon, que juega a ser  parco sin llegar a aparecer frío o distante, que ven en sus acciones la mejor manera de demostrar la preocupación y la pasión que sienten por sus respectivas familias.

 

La razón, el por qué de lo fantástico no es explicado, ¿la catástrofe de Take Shelter es natural o provocada, quienes son los seres de luz de Midnight Special?, y para mí eso es un acierto, no entrar en lógicas redundantes en la ciencia ficción ni la fantasía, presentar lo maravilloso como parte intrínseca del universo, a lo que nos debemos entregar con la misma estoicidad y valentía que los personajes de Nicholls.