Me acabo de enterar del fallecimiento del historietista Bernie Wrightson, creador de La Cosa del Pantano, personaje muy cercano a mí por la serie televisiva y las películas que se hicieron en los ochenta, y por la revitalización que Alan Moore realizó del personaje, siendo de los pocos cómics físicos que poseo.

De Wrightson he leído su versión del Arma X, la abigarrada historia de la creación de Wolverine a partir del mutante Logan por parte del ejército.

Pero el trabajo suyo que más me ha impactado son las ilustraciones para el Frankenstein de Mary Shelley, que por momentos me hacen pensar en Doré, pero más melancólico y oscuro.