Mr Robot temporada 1: Las historias de hackers siempre resultan fascinantes, de la misma manera que antes lo eran las historias de espías de la Guerra Fría, sólo que hoy el enemigo son los bancos, las megacorporaciones, los gobiernos-empresas privadas que utilizan nuestros datos para manipularnos, y llega el hacker como el último paladín de la libertad a usurparles aquello que, desgraciadamente, no ha sido robado sino que nosotros mismos hemos entregado, por ignorancia o por desidia, o quizás por la desesperación de sentirnos "conectados" que sólo nos induce a más depresión y resaca.

La trama de Mr Robot no es nueva, pero los personajes son frescos, sobre todos los personajes femeninos, y siempre resulta reconfortante recuperar a esos actores que te acompañaron en la juventud, caso de Christian Slater, aunque desde el principio se intuye que su personaje no es del todo real.

 

The Shield Temporadas 1 a la 7. Revisar las 7 temporadas de The Shield fue todo un descenso en picada emocional, desde las primeras temporadas brutales hasta las últimas, repetitivas y en ocasiones aburridas.

El trancurrir de una comisaria en un conflictivo barrio de Los Angeles, contaba con personajes poderosos: Vic Mackey y su equipo de asalto, con cuya corrupción el espectador es capaz de  identificarse, y los efectivos detectives Dutch y Claudette que no sólo resultaban interesantes por los casos que resolvían sino también por la interacción entre ellos. Pero a medida que avanzan las temporadas, las situaciones de Vic y los demás se tornan repetitivas, mientras que la separación de Dutch y Claudette, además de lo aburrido de los casos que ahora resuelven, conllevan a que la serie pierda atractivo, hasta desembocar en un final bastante decepcionante.

 

Rose Red: Miniserie de 2002 basada en una historia de Stephen King. Creo que lo único bueno de esta miniserie fue ver de nuevo a Julian Sands, quien me aterrorizó en la infancia con su interpretación en Warlock, 1989. Del resto, no me gustó nada, ni las interpretaciones ni la historia, tal vez la ambientación de la vieja casa embrujada, fuera de eso la trama no cautiva, no causa suspenso y mucho menos miedo y el final abierto es de lo más aburrido.

 

Game of Thrones Temporada 6: teniendo en cuenta el material original escaso en sucesos de los últimos libros de Canción de Hielo y fuego, es impresionante lo que los productores de esta serie han conseguido hacer en las últimas temporadas.

Sin embargo, Game of Thrones empieza a dar señales de desfallecimiento. El periplo de Daenerys para consolidar su ejército y regresar a los siete reinos ha durado demasiado, y  conseguir liderar a los dothraki después de seis temporadas ya no resulta tan sorprendente.

En cuanto a la revelación más esperada, el origen de Jon Nieve, era una teoría ya muy difundida en internet y no quedó muy clara en las visiones del Cuervo, de quien no se sabe todavía qué papel exacto cumple en la trama total de la historia y cuyo aprendizaje ha sido de lo más aburrido.

Ver a Tyrion otra vez como un cortesano experto en triquiñuelas diplomáticas, no me entusiasma, prefiero el Tyrion errante que va sobreviviendo a punta de ingenio.

El personaje que más me sorprendió fue Arya, que ha pasado de niña problemática a dolor de cabeza de todos los enemigos de los Stark.

Si la temporada 7 es la última, espero que no se den prisas en atar los cabos sueltos de cualquier manera, sino que todo encaje a la perfección, teniendo en cuenta la gran cantidad de personajes y subtramas que involucra esta serie.

 

 

Daredevil Temporada 2: Historias de superhéroes hoy en día hay demasiadas y teniendo en cuenta lo que han hecho en los últimos años, las últimas películas de los X Men y Spiderm     | .

an, por ejemplo, Marvel ha dejado de ser para mí la punta de lanza en cuanto a calidad se refiere; prefiero el universo animado de DC, puesto que Btaman Vs Superman tampoco me pareció gran cosa, larga y pretenciosa cinta que busca unir a todos los personajes de DC con una historia "adulta" totalmente hueca. Y odio a Ben Affleck desde que destruyó con su "actuación" a Daredevil en la película homónima de 2003.

Así que me acerqué a esta serie más por el hecho de ser de Netflix que por otra cosa, y me llevé la sorpresa con una primera temporada intensa, centrada en el inmenso Vincent D´Onofrio como el Kingpin, para ratificar en calidad en esta segunda temporada con la entrada en escena de un devastador Punisher, otro personaje maltratado por Hollywood.

No sé si por tratarse de una serie, pero los personajes son mejor desarrollados que en sus versiones cinematográficas y eso, como espectador, se agradece demasiado, mejores personajes, buenas coreografías, tramas más intensas y menos gasto en efectos especiales "espectaculares".

 

The Wire, Temporadas 1 y 2:Había escuchado que esta serie era una de las mejores de género negro y una de las primeras en imprimirle ese aspecto de calidad a las producciones de HBO, y me dejé llevar por la curiosidad, descubriendo una de las series mejor logradas, en cuanto a personajes y trama, del subgenero policíaco que haya visto en muchos años. La idea de reunir un montón de policías fracasados, que resultan ser mejores de lo que se suponía, más la dura intriga de lo que se teje en los barrios bajos, me pareció genial, los personajes son construidos con cuidado, incluso los secundarios resultan poderosos: el detective Lester, interpretado por Clarke Peters, al principio distante y entregado a su hobby que termina por ser un detective pulcro y concienzudo, y el personaje de Omar interpretado por Michael K Williams, que termina robándose todo el interés con su extraña cruzada.

Entre los personajes principales, descolla para mí Idris Elba en el papel de Stringer Bell y Dominic West como Jimmy McNulty.

 

La segunda temporada ya no me gustó tanto, repitió el mismo esquema con resultados más flojos, pero igual tuvo excelentes momentos como el de McNulty en el prostíbulo.

 

Luther Temporadas 1 y 2: Una vez vista The Wire, leí en internet que Idris Elba había realizado esta serie en su Inglaterra natal, así que me volqué a verla, obteniendo una vez más la satisfacción de encontrar una serie bien realizada, sin grandes alardes, pero con mucha calidad, con actores entregados a su trabajo y argumentos densos,  que ahondan en la sicología de personajes torturados y no me refiero sólo a los asesinos a los que se enfrenta el protagonista.

Luego, en la segunda temporada, la serie decae, tal vez por lo largo de los capítulos, mientras en la primera temporada se resolvía un caso por capítulo, en esta cada caso dura dos capítulos, perdiendose muchas veces el hilo y el interés entre un capítulo y otro.

La gran sorpresa, Ruth Wilson, actriz a quien no conocía y que se lleva, de mi parte, todos los aplausos en esta serie.

 

Terriers: Un expolicía y un exconvicto resuelven casos en las soleadas calles californianas. La premisa de la que parte esta serie es bastante conocida, pero son las actuaciones, más que los argumentos, los que hacen que esta serie sorprenda y enganche, lástima que no tuvo continuidad.

 

Aftermath: pequeña gran sorpresa de este año, el fin del mundo se acerca y una familia debe sobrevivir a toda clase de catástrofes y monstruos sobrenaturales; nada sobresaliente, ni en los guiones ni en las interpretaciones, pero aún así, es una serie entretenida.