En la llamada Tierra de la libertad, mantener la libertad es una frikada.

Esa pareciera ser la premisa en que se basa esta serie, que todos saben (o deberían saberlo), es un spin off de Archivos X.

 

 

El trío protagonista apareció en Archivos X como unos aliados incondicionales del agente Mulder, periodistas investigadores capaces de penetrar el maremagnum de información-entretenimiento que los poderes dominantes colocan al alcance del público para mantenerlo aborregado, encontrando los motivos oscultos, otorgando sentido a los datos, contextualizando las cifras para que no fueran estadísticas hueras con las que probar cualquier cosa, desfaziendo entuertos y hackeando como los grandes.

 

 

No sé si porque contextualizo con mi adolescencia, pero estos personajes me parecían excelentes, su humor de tres chiflados contrapesaba los guiones densos de Archivos X, el pensamiento lateral de Frohike, Langley y Byers unidos aderezaba la paranoia de Mulder y el escepticismo científico de Scully.

Sin embargo, ahora que he conseguido la serie completa, no sé si debido al paso del tiempo o a que la serie desde el principio estuvo mal diseñada, el humor de los protagonistas me parece hueco y predecible, gags típicos de comedia gringa, argumentos vanales con final feliz, nada de conspiraciones, nada de tramas enrevesadas y personajes poco profundos, de tal manera que hasta ahora no he podido pasar de unos cuantos capítulos.

Debo reconocer sin embargo, que el primer capítulo es genial, y según las leyendas urbanointernautas, premonitorio, al tratar del posible ataque contra las torres gemelas de New York utilizando un avión. Se pregunta uno si esta información no estaría dando vueltas por ahí desde mucho tiempo antes, y si toda la "tragedia" en torno al 11 de septiembre no fue más que un montaje de los gringos.

Creo que The Lone Gunmen es una serie entretenida pero nada más, y ni siquera de las más entretenidas que me haya visto en mucho tiempo.