20150626191317-11117o1-500.jpg

Se cumple un aniversario más del nacimiento del gran visionario George Orwell (25 de junio de 1903-21 de enero de 1950), autor de dos grandes distopías sobre la sociedad del siglo XX, 1984 y Rebelión en la granja.
Orwell planteaba en sus distopías el control total por parte del estado facista sobre la población, a través del miedo, la coherción y la violencia, no sólo física sino también ideológica.
Una de las cosas que más me llama la atención en las obras de Orwell, es que plantea  el control sobre el arte y el ocio, como maneras de adquirir una individualidad que nos convierta en seres libres dentro de la sociedad, algo que ha demostrado ser absolutamente inocuo en la sociedad de hoy en día: a pesar de que tenemos todo el acceso posible al arte en todas sus formas, preferimos el entretenimiento más banal, como prefiguraron otras grandes distopías como Un mundo feliz y Fahrenheit 451, así que creo que ha sido una de las grandes derrotas de Orwell, pensar que los hombres lucharían por su libertad individual antes que caer en la masa aborregada y feliz. Considero que lo que nos está matando es precisamente nuestra tan querida libertad, esta libertad hedonista del neoliberalismo de mercado, en el que cada quien puede seguir sus impulsos infantiles de autosatisfacción, dejando las grandes cuestiones de la humanidad en manos de la  maquinaria capitalista, para no tener que preocuparnos de nada más que nuestro supuesto bienestar.

Comparto las dos obras más conocidas de este autor.