20150604042701-fkafka-obras-diarios.png

El escritor Franz Kafka murió un 3 de Junio de 1924. 

 
Nacido en Praga, el 3 de julio de 1883, Kafka es conocido por su novela La Metamorfosis, publicada en 1915, cumpliéndose así 100 años de su publicación. 

 
Leí La Metamorfosis en plena adolescencia y me identifiqué mucho con Gregorio Samsa su personaje principal, quien se ve inmerso en una transformación que no ha pedido y que lo aleja del mundo que hasta ahora ha considerado real, pero sin ofrecerle ningún creciemiento personal, sólo sufrimiento y soledad, lo que convierte a este personaje en una metafora absoluta del hombre moderno. Me explico. En la novela clásica, el héroe desciende al infierno, emprende un largo camino, supera una cantidad de pruebas, después de las cuales puede regresar a casa convertido en un adulto, en un hombre más sabio o en la herramienta que se necesita para vencer la adversidad. Pero en La Metamorfosis, el cambio que ocurre no le permite a Gregor descubrir nada de sí mismo, más que la angustia, la alienación absoluta respecto a su familia, la cual corta toda comunicación con él, convirtiéndolo en un paria, un desclasado, un enfermo, un excluido, y lo que es peor, un ser antieconómico, que no produce ni entra en la maquinaria de la producción, viendose todos los demás obligados a trabajar para suplir esa carencia, esa falta, esa verguenza que es el estado de Gregor.

 

Aunque me considero un seguidor de Kafka, La Metamorfosis es la obra que más frecuento de su bibliografía; de todas formas en este enlace se pueden encontrar los libros que aparecen en la imagen.