Facebook Twitter Google +1     Admin

Batman Ninja

De acuerdo con sus mismos creadores, las primeras influencias para la creación de Batman fueron personajes del cómic y el cine estadounidense de la época: El Zorro, El Fantasma que Camina y, por supuesto y cuya influencia más se nota, La Sombra. Pero con el paso de los años, la figura de Batman, su pericia en la lucha, sus armas y su origen, se han definido más hacia el imaginario del Ninja japonés, un peleador táctico pero letal, silencioso pero aterrador.

Incluso en las revisiones del personaje más actuales, se hace hincapié en el entrenamiento en disciplinas orientales, desde Batman del Futuro hasta Batman Begins.

Pero donde más se interpoló esta asociación entre Batman y los ninjas fue en el corto Batman of Shanghai, donde se reimaginó todo el concepto de el Hombre Murcielago para hacerlo coincidir con la estética del cine de aventuras chino de los años 30.

Es por esto que Batman Ninja no toma por sorpresa al fan de Batman, y ya que Warner esta echando mano de todo el acervo del Caballero Oscuro, después de Gotham by Gaslight, la exploración de los Elsewords que involucran a Batman nos conduce a esta nueva entrega.

Hasta aquí lo que conecta con el Batman que conocemos, porque Warner parece darle carta blanca al equipo encargado para que realicen un anime utilizando los personajes de DC y ellos se desbandan en dicha libertad: el escritor Kazuki Nakashima, el diseñador de caracteres Takashi Okazaki , creador de otra mixtura entre Oriente y Occidente como es Afro Samurai, y el director Junpei Mizusaki.

La animación, el diseño de los personajes y los backgrounds son una muestra de lo mejor que conciben los japoneses el arte de la animación, siendo a mi modo de ver el punto fuerte de esta película.

Luego viene un guión que no me acaba de convencer por caer en los lugares comunes del anime: mechas sin gracia, enfrentamientos entre daimyos, mezcla entre el Japón feudal y el moderno hipertecnologizado, unido a un escaso desarrollo de personajes, ofreciendonos más de lo mismo, el enfrentamiento entre Batman y El Guasón sólo que en un ambiente exótico.

Las batallas, las armas y los trajes, además de algunos detalles de fanservice como acordarse que las chicas tiene senos, salvan esta película del desastre.

Se agradece la bocanada de aire fresco que supone la irrupción de otras formas de animación en la anquilosada visión de Warner y DC, pero para un personaje que hace de la lucha, la superación física y la rectitud moral sus valores, tan enraizados en la creencia que los occidentales tenemos de las artes marciales de oriente, como lo es Batman, creo que se desperdició una gran oportunidad de mostrarnos cómo funciona el código moral del Murciélago y cómo engarza esa concepción del bien y el mal con sus habilidades físicas y mentales.

No hay comentarios. Comentar. Más...

Galaxy of Horrors

Una colección de cortometrajes de ciencia ficción y terror, que no guardan relación estilística ni argumental entre sí, salvo quizás en el afán de impactar con historias límites.

Sin embargo, la mayoría más allá de la parte visual, resultan bastante convencionales en sus argumentos.

 

Edén: una sociedad futurista dividida en excluidos y residentes de una utopía tecnológica, que haría las delicias de Slavoj Zizek al demostrar que la lucha de clases sigue vigente, con horror gore infectocontagioso en espacios reducidos, elementos ya vistos en otras muchas películas.

Iris: Una aplicación telefónica conciente, más humana que sus usuarios, detiene a un asesino, nada del otro mundo, argumento flojo y actuaciones olvidables.

Phatos: visulamente impactante, un ser parecido a un hombre, anclado a una máquina por un cordón umbilical atado a su cabeza, debe comprar y consumir constantemente, en una angustia rídicula y confusa que el guión no alcanza a hacer creíble.

Eveless: Imaginería retro quirúrgica, en un guión sin interés, la recreación artificial de un ser humano no pasa de ser una mera anécdota sin desarrollo.

Flesh Computer: un homenaje a la Nueva Carne de David Cronemberg, actualizada a las nuevas tecnologías, pero no alcanza la mezcla de repulsión y fascinación que conseguía el canadiense en ExistenZ y Videodrome.

They will die in space: desde Alien el terror en el espacio exterior ha sido un elemento muy utilizado en la ficción, pero en este corto no presentan nada novedoso.

Entity: el corto que más impacto me causó en la parte visual, la influencia de 2001 Odisea en el Espacio se deja sentir desde el primer momento, los efectos visuales están muy bien realizados y el final abierto es inquietante, deja con ganas de más.

Kingz: Un corto que busca ser más de acción que de ciencia ficción, en la que un par de amigos se enfrentan a un ser extraterrestre a punta  de tiros y machetazos; aparte del diseño del antagonista, me pareció el más aburrido de todos.

No hay comentarios. Comentar. Más...



The Monkey King 3

Tercera entrega de la saga The Monkey King, empezada en 2014 con The Monkey King, protagonizada por Donnie Yeng y Chow Yun-fat.

Para The Monkey King 2, el reparto cambió y Aaron Kwok tomó el papel de Sun Wukong.

 

En esta tercera parte, el  monje Xuanzhang (Feng Shaofeng) continúa su viaje al Oeste en compañía de sus díscipulos, Sun Wukong, quien lo ha aceptado plenamente como maestro, el cerdo Bajie y el pez Wujing.

Pero es la voluntad de Buda que el monje conozca, además del amor al prójimo, el amor romántico, así que recala en La Tierra de las Mujeres, donde conoce a la Reina por quien experimentará el más sincero amor.

Si la primera parte de esta trilogía, se centraba más en las secuencias de acción de Donnie Yen, las secuelas han variado el tono con argumentos más contemplativos, sin renunciar a los espectaculares efectos especiales y la mezcla entre acción y comedia que ya se había visto en la segunda parte.

El trabajo actoral es aceptable, aunque el peso de la historia se desplaza desde Sun Wukong al Monje, la pareja central de actores demuestran empatía haciendo llevadera una historia que a mi pearecer es demasiado larga.

El guión  oscila entre la aventura familiar, la comedia naif tan cara a los orientales y la acción intrascendente.

Es en el diseño de producción, los efectos especiales, el diseño de vestuario y la producción en general donde brilla esta película, mostrándo una historia de fantasía llevada a buen término por su director Cheang Pou-soi, que sin embargo no logra emocionar más allá del mero entretenimiento.

Un cierre no demasiado satisfactorio para una trilogía que empezó endeble, logró remontar en su segunda entrega pero no alcanzó a moverme como espectador.

No hay comentarios. Comentar. Más...



Archivos

Enlaces

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris
Plantilla basada en el tema iDream de Templates Next